Servicios ecosistémicos de los humedales

Ya hemos hablado en este blog anteriormente de los humedales y de su gran riqueza biológica, así como de la situación a la que vienen enfrentándose desde los años 60 de continua destrucción y degradación. Sin embargo, actualmente está cambiando la tendencia y cada vez mas se están poniendo en valor todos los beneficios que nos aportan y su gran riqueza. Esos beneficios, son los denominados servicios ecosistémicos, los beneficios que las personas obtenemos de la naturaleza, en este caso de los humedales. Existen diferentes tipos de servicios ecosistémicos, como  de abastecimiento (materiales), de regulación (procesos), de apoyo (producción) y culturales (inmateriales).

raso

Lagunas de Velilla de San Antonio.

Entre los servicios ecosistémicos que prestan los humedales podemos destacar:

1. Control de inundaciones.

2. Recarga de aguas subterráneas.

3. Estabilización de costas y protección contra tormentas.

4. Retención y exportación de sedimentos y nutrientes.

5. Depuración de aguas.

6. Reservas de biodiversidad.

7. Productos de los humedales.

8. Valores culturales.

9. Recreación y turismo.

10. Mitigación del cambio climático y adaptación a él.

 

Diapositiva1

Laguna de los veneno en el Soto de las Juntas.

 

Sin todos estos servicios que nos ofrecen los humedales tendríamos que enfrentarnos a numerosos problemas. Al no retener la escorrentía habría muchas más avenidas y torrentes, todas las infraestructuras ubicadas en la llanura de inundación se verían afectadas, así como todos las cosechas y cultivos; de igual modo pasaría con las infraestructuras cerca de la costa, puesto que los humedales costeros también sirven de amortiguación de las mareas y el oleaje. En épocas de sequía no contaríamos con esa gran disponibilidad de agua que aportan tanto para seres humanos como para animales. Las aguas estarían mucho más contaminadas por la ausencia de depuración del agua que realizan los humedales y la biodiversidad se vería drásticamente reducida puesto que son uno de los ecosistemas más biodiversos del planeta. Por último añadir que la sociedad se vería perjudicada por la reducción de conversión del dióxido de carbono atmosférico, uno de los principales gases de efecto invernadero, en biomasa vegetal.

 

gaviotas

Gaviotas en vuelo en la laguna de El Campillo.

Como hemos visto con esta entrada los ecosistemas de humedales forman parte de nuestra riqueza natural. A escala mundial, nos proporcionan cada año servicios ecosistémicos por valor de billones de dólares, de forma completamente gratuita, contribuyendo de forma fundamental a la salud y el bienestar humano. Teniendo en cuenta, según previsiones, que la población mundial llegará a nueve mil millones de personas en 2050, y de que cada vez son mayores las presiones sobre los recursos hídricos y las amenazas que se ciernen a causa del cambio climático, nunca ha sido más necesario ni más urgente maximizar esos beneficios. Más aun en un país como España en el que el agua es uno de nuestros recursos más escasos, incrementando los graves problemas de sequía y desertificación.

foto.laguna

Laguna de El Campillo.

 

Anuncios

Huerta de otoño

 

Os damos la bienvenida de nuevo a nuestra Huerta Caracol. En esta ocasión nos vamos a referir a las tareas hortícolas correspondientes a la época otoñal. El clima otoñal del sureste madrileño suele caracterizarse por un descenso de temperaturas medias que oscila aproximadamente entre 19ºC en Septiembre y 6ºC en Diciembre, llegando a helar sólo en contadas ocasiones y al final de la estación; Y también está caracterizado por producirse un aumento de la precipitación media (oscilando desde 18mm hasta 26mm).Debido a las condiciones descritas anteriormente el huerto experimenta algunos cambios, y por tanto surgen nuevos requerimientos para sacarlo adelante, como la retirada del riego por goteo al final de la estación, la retirada de los cultivos de verano, la preparación de la tierra y el comienzo de uso de técnicas para paliar las consecuencias de las heladas.

climograma

Climograma de temperaturas y precipitación media anuales en el Parque Regional del Sureste. Fuente: Atlas Básico Parque Regional del Sureste (Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid)

El principio del otoño es uno de los momentos más prolíficos de la huerta y se pueden cosechar tomates, pimientos, berenjenas, calabazas, calabacines, maíz, girasol, melón, sandía, pepino, etc. Además es conveniente que aprovechemos el crecimiento de algunos de estos frutos para sacar semilla de aquellos ejemplares que más nos hayan gustado o que mejor se nos hayan dado esta temporada. De esta manera podemos ir conformando nuestro propio banco de semillas y así preservar aquellas especies que mejor crezcan en nuestro suelo y nuestro clima, y sean más sabrosas y resistentes a las plagas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la mayoría de casos, sacar la semilla de las hortalizas es un proceso bastante sencillo. En primer lugar seleccionamos los especímenes con mejores atributos, si pueden ser, los primeros frutos producidos por la planta (en el caso de las hortalizas de fruto), esperamos a que éste alcance gran tamaño y/o madure, y procedemos a su extracción. En el caso de los frutos, al abrirlos, debemos hacerlo con cuidado para evitar dañar la semilla. Y en general, nos bastará con limpiarlos un poco con agua, y posteriormente dejarlos secar en un papel secante sin que le de la luz del sol. En los casos de semillas sin fruto carnoso, como puede ser el puerro, simplemente esperamos a que las semillas se sequen sin dejar que lleguen a caerse por sí mismas, de forma que se extraigan con facilidad pero no las perdamos en el suelo, y las almacenamos preferiblemente en papel o cartón y en un sitio seco y oscuro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero existen excepciones, hay especies en las que, al sacar la semilla, se ha de variar un poco el proceso. Este es el caso del tomate, cuyas semillas están recubiertas con una capa gelatinosa que las protege y evita su germinación. Por esto, debemos dejar fermentar las semillas junto con este compuesto gelatinoso durante un par de días para que cambie la naturaleza del mismo, y podamos deshacernos de esta protección simplemente con lavarlas con agua. Después dejamos secar las semillas en un papel secante, y por último las guardamos siguiendo el mismo proceso que con los puerros.

 

Semana Europea de la Movilidad

Cada año, desde 2002, se celebra entre el 16 y el 22 de septiembre, la Semana Europea de la Movilidad. Su objetivo es promover una mejora de la salud pública y la calidad de vida de los ciudadanos a través de la promoción de una movilidad menos contaminante y un transporte urbano sostenible. Se trata de concienciar a todos los sectores de la sociedad sobre los beneficios de medios de transporte más sostenibles (bicicleta, transporte público, viajes a pie) y las consecuencias negativas del excesivo uso del coche. La Semana finaliza coincidiendo con el Día Mundial sin Coches.

Movilidad

Cartel publicitario de la Semana Europea de la Movilidad de este año 2018

 

Como es habitual en este tipo de celebraciones, la campaña se centra cada año en una temática específica. Así, en 2016 se celebró bajo el lema “Movilidad inteligente, economía fuerte” siendo la temática “Movilidad inteligente y sostenible, una inversión para Europa”. En esta ocasión la Semana hizo hincapié en los beneficios económicos que tiene para los ciudadanos y el sector privado el desarrollo y uso de una movilidad inteligente y sostenible. Por su parte, en 2017 la temática elegida fue “Movilidad limpia, compartida e inteligente” celebrándose bajo el lema “Compartir te lleva más lejos” y centrándose en el fomento de soluciones para una movilidad compartida tanto por la ciudad como en desplazamientos entre pueblos, ciudades y áreas suburbanas. Otros lemas elegidos han sido: “Mejora el clima de tu ciudad” y “Muévete por un aire limpio”.

actividades.semana.movilidad.madrid.2015

Programa de actividades del Ayuntamiento de Madrid para la Semana Europea de Movilidad de 2015

 

Este año la Semana se celebra bajo el lema “Combina y muévete”. Se anima a que la población se una a la “multimodalidad”. Es decir, que combine y pruebe diferentes métodos de transporte en sus desplazamientos, eligiendo el más adecuado para cada ocasión. ¿Por qué no ir en bici al gimnasio y así sirve de calentamiento? ¿Por qué no ir en autobús a comprar y luego dar un paseo? ¿Qué mejor que usar la bici y el tren para evitar así los atascos? De esta manera, no solo se reduce nuestra huella ecológica introduciendo en nuestros desplazamientos un método de transporte sostenible, sino que también mejoramos nuestra salud.

En España, la Semana Europea de la Movilidad es coordinada por el Ministerio para la Transición Ecológica y en ella pueden participar todas las ciudades que así lo deseen. Para ello han de rellenar un formulario en la página web oficial. Además de las actividades realizadas durante esa Semana, el proyecto también anima a las empresas, ONGs, centros educativos y otras partes interesadas a realizar acciones de movilidad a lo largo de todo el año y a compartirlas a través de la web para crear entre todos un plan de acción conjunta. Y tú… ¿te animas a reducir tu huella ecológica en tus desplazamientos?