Agentes forestales en la Comunidad de Madrid

Desde hace mucho tiempo existe un conjunto de profesionales que ha protegido la naturaleza y que en función de las etapas de nuestro país ha ido cambiando su denominación (Guardas de Campo y Monte, Guardería Rural, Capataces de Cultivo…). Pero no es hasta 1971 cuando se crea el ICONA (Instituto Nacional para la Conservación de la Naturaleza), este organismo autónomo crea su propia guardería, la Guardería Forestal del Estado, donde se integran los agentes forestales. Es a partir del 1978 cuando pasan a llamarse Agentes Forestales.

Desde hace más de 140 años estos profesionales están al servicio de los ciudadanos para servir y proteger la naturaleza. La mayoría de sus actuaciones son en el medio natural aunque en ocasiones también dan servicio en pueblos y ciudades de la región. En Madrid disponemos de 17 oficinas comarcales, de las cuales la número 8, ubicada en San Martín de la Vega es la encargada de dar servicio en el Espacio Natural Protegido el Parque Regional del Sureste.

El Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid se creó el 27 de marzo de 2002 a través de la Ley 1/2002. En esta ley se atribuye a los agentes las funciones de policía, custodia y vigilancia de la flora, fauna, patrimonio artístico, arqueológico… En definitiva, son los encargados de proteger y hacer que se proteja el medio natural, nuestra naturaleza. De las cuatro estaciones, la primavera es la que suele dar más trabajo. En el mes de mayo de 2021 el 70% de sus avisos fueron para atender a animales heridos o que estaban fuera de su hábitat

Entre todas las funciones arribas ya comentadas, también se encuentra la de divulgación y Educación Ambiental donde el Centro El Campillo ha tenido la oportunidad de compartir diferentes actividades con los Agentes Forestales. El 1 de junio de 2019 nos acompañaron en nuestra Feria por el Día Mundial del Medio Ambiente mostrándonos los aparejos que utilizan contra las especies exóticas invasoras. En octubre del 2019 estuvieron presentes en el V Encuentro de Equipamientos de Educación Ambiental, donde hicieron un teatro-foro en el que representaron los conflictos ambientales y sociales a los que se enfrentan y la manera de mediarlos.

En definitiva, los Agentes Forestales están para prestar atención a la ciudadanía en materia de medio ambiente. Aunque disponga de diferentes oficinas comarcales podrás contactar con ellos a través del 1-1-2 (ellos ya se encargarán de pasar el aviso) y si tu cuestión es referente al Parque Regional del Sureste puedes contactar con ellos a través del teléfono 91 895 82 73 o en el correo electrónico 008sureste@madrid.org.

Fuentes consultadas:
– Facebook Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112
– Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales
https://www.comunidad.madrid/servicios/seguridad-emergencias/cuerpo-agentes-forestales

Gordolobo (Verbascum pulverulentum)

Entre la vegetación que está presente en el Parque Regional del Sureste podemos encontrar el gordolobo, también conocido popularmente como, verbasco, candelaria, hierba de paño, friegaplatos, matapeces u orejas de lobo.

Godolobo (Verbascum pulverulentum)

Originaria de Asia y Europa y distribuida por los romanos, se encuentra creciendo ampliamente por Europa, incluyendo la Península Ibérica. La podemos hallar en multitud de suelos aunque es fácil verla en terraplenes, barbechos, suelos pedregosos, baldíos, bosques y praderas. Esta especie vegetal prefiere suelos bien drenados y amplia exposición al sol.

Es una planta de crecimiento bianual. En su primer año forma una roseta basal, y en su segundo año la planta desarrolla su tallo erecto, florece entre junio y septiembre y forma una inflorescencia de flores amarillas. La polinización se realiza por insectos y es una planta melífera.

Tiene las hojas alternas, simples y pecioladas, con el borde ligeramente dentado. Esta alternancia de las hojas permite que las superiores recojan el agua canalizándola hacia las inferiores y dirigiendo el agua a las raíces.

El término Verbascum proviene del latín Barbascum que significa barba, haciendo alusión a la pilosidad de sus hojas. y es que toda la planta está recubierta por una capa pilosa que le ayuda a retener agua y a defenderse de los depredadores.

Debido a la presencia de múltiples principios activos, esta planta es utilizada medicinalmente desde la antigüedad: Es expectorante, sirve para tratar asma y bronquitis; Sirve de tónico exterior para las afecciones de la piel; Combate las lombrices, afecciones bucales, estreñimiento, dolores y hemorroides. Además, de sus nombres vernáculos (mencionados en el primer párrafo de esta entrada) podemos inferir algunos de sus usos tradicionales. También se han usado, las hojas del gordolobo, como aislante térmico en la suela de los zapatos y debido a su pilosidad, históricamente, se le conoce como papel higiénico silvestre.

En la antigüedad, las mujeres lo empleaban en cosmética porque sus flores producen un pigmento que proporciona reflejos dorados al cabello. Los romanos utilizaban los principios activos de la planta para pescar, ya que producía una ligera intoxicación en los peces que hacían que fueran más fáciles de atrapar. Sus hojas y tallos untados con cera o aceite se utilizaban como mechas o antorchas. En la edad media se pensaba que tenia propiedades mágicas (se creía capaz de repeler encantamientos) y los magos usaban sus tallos encendidos para realizar magia.

En el Parque Regional del Sureste es fácil de observar pero ahora que ya la conoces seguro que recuerdas haberla visto en muchos más lugares. No olvides respetarla y no destruirla.

Fuentes:

https://www.comunidad.madrid/servicios/urbanismo-medio-ambiente/anuario-biodiversidad-espacios-naturales-protegidos-sur-comunidad-madrid

www.botanical-online.com

Real Jardín Botánico

Sierra do Xistral. Lugo

La “Serra do Xistral” es un macizo montañoso situado al norte de la provincia de Lugo que separa la Terra Cha del mar Cantábrico. Alcanza su cota máxima en O Cadramón a 1056 metros de altura.

Esta sierra es un Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) perteneciente a la Red Natura 2000 y está declarada Espacio Natural Protegido. Es la zona de Galicia que menos sol recibe y la frecuente nubosidad que se da en ella deja constantes precipitaciones a lo largo del año. Además, la presencia habitual de viento, el conocido como xistra, un viento húmedo y gélido que roza las cumbres, convierte a esta zona en un lugar propicio para el aprovechamiento eólico. En 2002 este lugar se incluyó en la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera Terras do Miño.

La gran extensión de los hábitats de brezales húmedos y de turberas en la Serra do Xistral, ha motivado que el territorio incluido en esta ZEC Serra do Xistral  haya sido calificado como el conjunto turberas y brezales húmedos de mayor valor para la conservación de la biodiversidad del noroeste ibérico. Concretamente, las turberas de cobertor presentes en la sierra no tienen comparación en el sudoeste europeo.

Distintas imágenes de la sierra

Pero en esta sierra también existe el gran problema con el que nos encontramos en las zonas rurales como es el progresivo abandono de los usos tradicionales, principalmente el pastoreo, lo que da lugar a alteraciones en la composición y configuración del paisaje, la degradación de los hábitats ligados a la actividad humana, el cambio climático y las difíciles condiciones de las áreas de montaña que conllevan una pérdida paulatina de la población.

La Serra do Xistral se caracteriza por la presencia de ganadería extensiva en convivencia con caballos salvajes, conocidos comúnmente con el nombre de “bestas”. La continuidad del aprovechamiento tradicional de estos animales favorecerá la conservación de los hábitats y, a la vez, la preservación de una población de caballos endémica del noroeste peninsular.

Los caballos (Equus ferus sp.) y los lobos (Canis lupus signatus) conviven desde hace siglos y forman junto con los brezales un trinomio difícil de separar, demostrando que las prácticas agrarias de bajo impacto se tornan necesarias para los ecosistemas de estas tierras.

Habitan mamíferos como el gato montés (Felis sylvestris), el zorro común (Vulpes vulpes) y la nutria europea (Lutra lutra), aves como el buitre leonado (Gyps fulvus), el alcaudón real (Lanius meridionalis) y la curruca rabilarga (Sylvia undata), aunque difíciles de ver si nos paseamos por estas sierras, lo que encontramos son sus rastros.

Entre la vegetación destacar especies autóctonas propias de los bosques gallegos como acebos (Ilex aquafolium), robles (Quercus robur) y grandes brezales húmedos con distintas especies (Erika mackayana, Calluna vulgaris), cabe destacar la presencia de algodón de los pantanos (Eriophorum angustifolium) presente en las turberas.

Vídeo YouTube mamíferos de la Serra do Xistral (Proyecto Rebinxe)

Fuentes:

https://www.lifeincommonland.eu/serra-do-xistral

https://www.fundacionendesa.org/es/premios-innovacion-educativa/a201907-proxecto-rebinxe

Flores de invierno

Aunque desde siempre nos han enseñado que la primavera es la estación de las flores (y no deja de ser verdad), si nos fijamos bien, durante el invierno también podemos ver algunas. Pero… ¿qué plantas producen sus flores en esta estación del año? La respuesta es bien fácil: los árboles que forman el bosque de ribera (al menos en el entorno de la laguna de El Campillo). Puede que no sean flores muy llamativas ya que son de pequeño tamaño y casi ni parecen una flor, pero sí que son abundantes. Los árboles de los que hablamos son el álamo blanco (Populus alba), álamo negro (Populus nigra), sauce (Salix alba), fresno (Fraxinus angustifolia) y olmo (Ulmus minor). Vamos a ver las flores de cada uno de ellos.

Amentos de chopo en el suelo del camino al C.E.A El Campillo.

En el caso de los álamos (también llamados chopos) y el sauce, las flores tienen muchas cosas en común. En las tres especies las flores crecen en racimos colgantes llamados amentos y tienen por un lado árboles con flores masculinas y por el otro árboles con flores femeninas ya que son especies dioicas. Los amentos de flores femeninas, que comienzan a aparecer unos días después de las masculinas, son muy fáciles de identificar debido a la presencia de un pistilo de color verde que ocupa prácticamente toda la flor (como unas “bolas verdes”).

Por su parte, para distinguir los amentos masculinos hay que buscar “unos gusanos” de colores colgando de los árboles. Para distinguir las flores masculinas entre las especies hay que fijarse en el color y en el tamaño de los amentos. Los amentos del álamo blanco son robustos, anchos y con flores de color rosáceo rojizo cuando acaban de abrirse, y más amarillas cuando van perdiendo partes de la flor. Por su parte, los del álamo negro son más finos y alargados y de color más rojizo. Por último, los del sauce presentan flores amarillas. De estas tres especies; los primeros que empiezan a florecer son los álamos blancos macho, seguidos de las hembras de esta misma especie.

Las flores del fresno y del olmo también son minúsculas y crecen en inflorescencias pero en este caso formando glomérulos. Además, al ser especies monoicas, todos estos árboles presentan flores hermafroditas, es decir, que contienen estambres y pistilos. Las flores de los fresnos carecen de sépalos y pétalos y se disponen formando ramilletes opuestos. Por su parte, las flores del olmo forman glomérulos globosos alternos de color verdoso o pardo-rojizo con un número variable de sépalos. Los fresnos junto a olmos y álamos blancos machos son los primeros que florecen empezando a finales de enero o principios de febrero.

Otras de las flores que pueden verse en nuestro camino en esta época del año, son las flores de los almendros, hermafroditas y monoicas, de un tamaño de unos 3-5 centímetros y con 5 pétalos de color entre blanco y rosáceo, crecen de manera solitaria o agrupadas hasta de 4 en 4.

Si es la primera vez que intentas identificar a los árboles por su flores seguro que no te resulta fácil. Pero no ceses en tu empeño…¡tómatelo como un juego! Aquí te dejamos una pequeña guía de identificación.

flores.de.invierno
Ilustraciones de los diferentes amentos e inflorescencias del álamo blanco, álamo negro, sauce blanco, fresno y olmo. Fuente: Guía de flora del Parque Regional del Sureste.

Todo es cuestión de práctica y el camino que lleva a nuestro centro es la mejor clase para aprender a diferenciarlas ya que, en un kilómetro de distancia puedes verlas todas. ¡Anímate a venir a descubrirlas! Y si tienes dudas… ¡pregúntanos!

Árbol singular: Chopo de Don Sergio

Entre los elementos naturales que podemos encontrar dentro de la superficie del Parque Regional del Sureste encontramos uno de los árboles singulares de la Comunidad de Madrid: el Chopo de Don Sergio.

Fotografía del Chopo de Don Sergio.

Como su nombre bien indica, es un chopo, más concretamente un álamo negro (Populus nigra), especie típica del bosque de ribera en esta zona de la Comunidad de Madrid. Este ejemplar de 26 metros de altura y un perímetro de casi 5 metros, con una edad aproximada de 100 años de edad, se encuentra en el Soto de las Juntas, a orillas del río Manzanares.

El ser vivo más grande y longevo de todo el espacio natural, rinde homenaje a Sergio Gracia, encargado del Servicio de Gestión y Conservación del área protegida, en la cual lleva trabajando más de 20 años.

Cartel informativo junto al árbol.

Si vas a visitarlo, para proteger a este ejemplar singular que queda de chopo autóctono en la Comunidad de Madrid, te pedimos que no te subas a sus ramas, no dañes su corteza y evita pisar sus raíces.

Orzaga (Atriplex halimus)

Una planta fácil de encontrar en el Parque Regional del Sureste debido a la abundancia de afloramientos de terrenos salinos es la orzaga (Atriplex halimus), una especie halófita resistente a la gran salinidad que se da en esos espacios. Por eso, los cortados yesíferos son el hábitat ideal para esta planta. También, debido a estas características, en la Península Ibérica es fácil de encontrar en terrenos costeros, y en zonas áridas y esteparias del interior.

Planta muy común de la familia Quenopodiaceae de porte arbustivo, perenne y que puede medir hasta 3 metros de manera muy ramificada. El sistema radicular puede desarrollarse fuertemente pudiendo alcanzar los 10 metros dependiendo del terreno. Las hojas son ovaladas y alternas, tienen pelos glandulosos, tricomas que acumulan y expulsan jugos salinos, dándole un aspecto de costra y ese color grisáceo-blanquecino tan característico.

Las flores se presentan en inflorescencias de color amarillento, y la misma planta presenta flores femeninas y masculinas. Su floración empieza a principios de verano y puede durar hasta diciembre. La polinización es anemófila, es decir, por el viento.

En otros tiempos sus tallos tiernos se consumían escabechados y en el Sahara Occidental y Argelia se come como verdura, mientras que en Europa se prepara en salmuera. En la antigüedad también fue utilizada como planta barrillera, es decir, se quemaba para usar sus cenizas para fabricar jabón, debido a la alta concentración en sales de la planta. También se ha usado como planta forrajera, al aguantar bien la falta de lluvias, es usada en tiempos de sequía, es una fuente de proteínas e hidratos de carbono para el ganado.

Además, esta salinidad hace que sean plantas que arden mal, y por tanto sería interesante introducirlas en zonas de alto riesgo de incendio. Por sus características resistentes y porte muy ramificado es muy usada en jardinería para formar setos; en jardinería costera, o de bajo consumo hídrico.

 

Si paseas por la laguna de El Campillo podrás observarla a ambos lados. Y si vienes entre junio y octubre podrás verla en floración. ¡No te la pierdas!

 

FUENTES:

Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares. Autor: Ginés López

https://sites.google.com/site/arbabajojarama/herbario/familias/generos/Especies/atriplex-halimus

https://www.researchgate.net/figure/Figura-3-Distribucion-de-Atriplex_fig3_275522591

https://www.researchgate.net/publication/275522591_Atriplex_halimus_L

https://www.lifeder.com/atriplex-halimus/

Aplicaciones sobre Medio Ambiente y Naturaleza

Ya nadie duda que, hoy en día, la tecnología y sobre todo los móviles son parte de nuestro día a día: nos sirven para comunicarnos, para escuchar música, ver vídeos, mantenernos informados con las noticias del mundo o incluso nos ayudan a orientarnos si nos perdemos. No es de extrañar que la naturaleza y el medio ambiente también lleguen hasta nuestros dispositivos electrónicos. ¿Cómo? en forma de aplicaciones que nos ayudan a reciclar, ser más sostenibles o incluso a identificar especies en el campo. Os traemos una selección de algunas de ellas para ir empezando.

A.I.R-E Asistente Inteligente de Reciclaje.

aire-bot-reciclaje

Este asistente virtual o “Chatbot” desarrollado por TheCircularLab, el centro de innovación de economía circular de Ecoembes y Accenture, resuelve de forma interactiva las posibles dudas que puedan surgir a la hora de reciclar los residuos correctamente. El asistente responde las 24h del día, mediante texto o voz y además incorpora un novedoso sistema en el que, mediante fotografías, identifica el tipo de residuo y responde con el contenedor correspondiente en el que debes depositarlo. Descubre más sobre la aplicación y cómo descargarla aquí.

ARBOLAPP

arbolapp

Creada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Real Jardín Botánico, con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt), arbolapp es una clave interactiva que te ayuda a identificar árboles de tu entorno o a buscar uno en concreto. Además, en su página web tienes mucha información sobre los árboles de España, su importancia y diversidad. ¡Perfecta para los amantes de la naturaleza!

BIRDNET

Bird Net

¿Alguna vez has paseado por el campo, oído sonidos de pájaros, pero no has podido identificarlos? Con esta aplicación las personas aficionadas a la ornitología podrán grabar sonidos de aves en la naturaleza y pulsando el botón de “Analizar” la aplicación, usando nuestra ubicación, hará una selección de las especies más probables para finalmente decirnos exactamente de qué pájaro se trata. Descubre más sobre BirdNet y descarga la app para android aquí. 

iHUERTING, cómo cuidar tu propio huerto urbano.

Huerto

Si tienes un huerto urbano o un huerto en tu terraza o jardín, esta es tu aplicación. Solo tendrás que especificar las plantas que tienes en tu huerto y la interfaz calculará cuándo hay que regar, fertilizar o aplicar tratamientos de prevención de plagas a las plantas y te enviará un aviso en forma de notificación. Además la aplicación incorpora sistemas de identificación de plantas, fichas informativas, consejos para plantar según la época del año en la que nos encontremos e incluso un sistema de diagnóstico de plagas o enfermedades que puedan sufrir nuestros cultivos. Puedes descargarla en este enlace.

JOULEBUG

Joulebug

¡Proponte salvar el planeta completando fáciles retos! Pequeños gestos como apagar las luces cuando salgas de una habitación o reciclar, son las acciones que la aplicación te propondrá realizar, gestos sencillos que te harán ganar puntos una vez los hayas realizado. Además en cada reto completado podrás saber cómo y de qué manera estás contribuyendo al planeta con tu acción, por ejemplo ¿Sabías que poner la lavadora a carga completa ayuda a evitar que 159kg de CO2 se liberen a la atmósfera? ¡Empieza tu desafío para cuidar al medio ambiente descargando la app!

PLUME LAB.

Plume lab

Plume lab es una aplicación que indica el nivel de contaminación en tu ciudad o entorno urbano, para así conocer la calidad del aire en el momento que lo necesites, por ejemplo para salir a hacer deporte o ir al trabajo en bici. Además la aplicación te indica también los niveles de contaminación de las próximas 72 horas, lo que nos permite planificar nuestras rutinas para respirar un aire mejor. La descarga esta disponible tanto para android como para dispositivos apple. 

¡Esperamos que os gusten estas aplicaciones y os sean de utilidad! Y no olvidéis dejarnos un comentario en el blog o en nuestras redes sociales si las probáis o si conocéis alguna app más, sobre medio ambiente, que sea interesante.

 

 

 

 

Plantas Silvestres Comestibles

Probablemente no hayas escuchado la palabra “yuyo”, pero sí la palabra “yuyu”. Una película de miedo nos puede dar “yuyu” o quizás nos puede dar un “yuyu” si nos encontramos de frente con un oso pardo. En realidad, la palabra “yuyo” proviene del quechua “yuyu” que significa hortaliza. Si consultamos el diccionario, la primera connotación de la palabra “yuyo” es mala hierba, sin embargo en Perú se aplica a las hierbas tiernas y comestibles. En Colombia y Argentina son hierbas que sirven de condimento, incluso hierbas medicinales en Uruguay.

Yuyo.PNG I

Publicación de Ricardo Ledesma y Cecilia Nava.              https://inta.gob.ar/sites/default/files/script-tmp-yuyos_bien_comidos.pdf

Pero, ¿qué es una mala hierba? Según la RAE, una mala hierba es una planta herbácea que crece espontáneamente dificultando el buen desarrollo de los cultivos. Pero no necesariamente tiene por qué ir asociado a una connotación negativa. Son muchas las especies cultivadas que, en algún momento y lugar, fueron malezas (o viceversa). Por ejemplo se sabe que la avena fue originariamente una maleza de los trigales. Según el doctor Eduardo Rapoport, investigador de la Universidad del Comahue y del Conicet (Argentina) “en lugar de malezas tendrían que llamarse <<buenezas>> ya que muchas de ellas son tanto o más nutritivas y apetitosas que las 15 o 20 que compramos en las verdulerías”.

Recordemos que en un principio la sociedad fue recolectora, y no se contaba con grandes campos de maíz o trigo sino que se buscaban los frutos y las plantas comestibles de mejor calidad, teniendo un buen conocimiento de los recursos que ofrecía la naturaleza. Actualmente son los botánicos (etnobotánicos) los que se esfuerzan en recuperarlo. Gracias a sus estudios, han registrado más de 17.000 especies comestibles a nivel mundial aunque se sospecha que realmente existan más de 60.000. !Y sólo utilizamos unas 150 especies! Es decir, menos del 1% de lo que nos ofrece la naturaleza.

Alimentos silvestres de Madrid

Guía de plantas y setas de uso alimentario tradicional en la Comunidad de Madrid. http://digital.csic.es/bitstream/10261/69843/1/269AlimentossilvestresMadrid.pdf

Algunas de estas plantas silvestres se encuentran en el Parque Regional del Sureste como Lamium amplexicaule (ortiga mansa o zapatitos), Sonchus arvensis (cerraja o cardincha), Taraxacum officinale (diente de león), Plantago lanceolata (Llantén menor), Urtica urens (ortiga),  Nasturtium officinale (berro), Capsella bursa-pastoris (bolsa de pastor) o Scirpus holoschoenus (junco churrero). En la mayoría de ellas, las hojas tiernas sirven para ensaladas crudas ya que son muy sabrosas aunque también se pueden agregar en sopas, salsas o en distintas preparaciones con verduras cocidas. Las raíces también se pueden comer hervidas y en caso del “diente de león”, se pueden secar, tostar y moler, para obtener “café de diente de león”, similar al café tradicional. Para utilizar la ortiga en la cocina tenemos que lavar y hervir durante poco tiempo, así se pierde su poder urticante. Es muy digestiva y su sabor es agradable por lo que se puede agregar en ensaladas, sopas, guisos, puré, rellenos y toda clase de recetas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La identificación de las plantas silvestres es una habilidad que necesita ser practicada para realizarla con seguridad. Si dudamos en su identificación, es preferible no recogerlo ya que pueden ser especies tóxicas. Tenemos que elegir plantas sanas y sin defectos, evitando los lugares cercanos a caminos o industrias, al igual que zonas protegidas y sólo debemos coger lo que vayamos a consumir. Además, recuerda que nos encontramos en un espacio natural protegido y que la recolecta de cualquier elemento de la naturaleza no está permitido.

Bibliografía:

https://www.lanacion.com.ar/ciencia/describen-237-malezas-comestibles-nid1294133

https://vdocuments.site/rapoport-malezascomestiblesdelconosur.html

https://huerta.ojodeltiempo.com/malezas-con-nutrientes/?fbclid=IwAR2OsUqSEeJ982Wsy_zOuB4s_gEsTcEIi-uu_UA14D-hkMC2FFL5Ol8BU5c

https://www.miteco.gob.es/es/biodiversidad/temas/inventarios-nacionales/inventario-espanol-de-los-conocimientos-tradicionales/inventario_esp_conocimientos_tradicionales.aspx

Haz clic para acceder a 269AlimentossilvestresMadrid.pdf

 Malva trilobada (Lavatera triloba)

El Parque Regional del Sureste se caracteriza por una geología derivada de cuencas endorreicas que se evaporaron durante el mioceno. Lo cual dota a los terrenos de unas concentraciones salinas favorables para el crecimiento de una de las especies más llamativas que podemos encontrar en los caminos que recorren el Parque Regional del Sureste. Es la malvácea Lavatera triloba.

lavatera trilova

Foto realizada en el barranco del Picote, Titulcia.

Se trata de una herbácea perenne y anual, robusta, subarbustiva, que puede alcanzar los dos metros de altura. Sus hojas recuerdan a los geranios. Florece durante el mes de mayo hasta julio. Presentan epicáliz (envuelta foliar situada bajo los sépalos de apariencia similar a éstos); formado por tres piezas ovoideas, anchas, soldadas entre sí por la base. Los pétalos son grandes y de tonos purpúreos. Los frutos secos, denominados esquizocarpos, quedan parcialmente envueltos por el cáliz una vez formados y maduros.

Su hábitat más frecuente son medios antropizados como caminos, terrenos baldíos, removidos o herbazales nitrófilos.

lavatera trilova3

Foto realizada en el barranco del Picote, Titulcia.

Ligado a esto la cultura popular la ha repudiado por ser encontrada frecuentemente en las tapias de cementerios. De ahí deriva la frase “está criando malvas”, se identificó como símbolo de mal agüero y fue arrancada sistemáticamente.

Sin embargo, sus componentes le otorgan propiedades medicinales. Se ha utilizado como emoliente (que disminuyen la inflamación si se aplica externamente). También se utilizaban como producto mucilaginoso: su mucilago es una sustancia gomosa-viscosa que le aporta el nombre popular de malvavisco loco. Se extraía a partir de los tallos cercanos a las raíces, que por decocción dejaban una buena cantidad de malvavisco, convirtiéndose en un caramelo utilizado para los problemas de tos, además de usarse como base para las populares esponjitas de algodón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otra de las características que le otorgan valor ecológico es el mutualismo que tiene lugar entre la Lavatera triloba y el escarabajo avispa Neoplagionotus marcae, escarabajo de la familia de los cerambicidos, considerado un endemismo ibérico, cuyas larvas se alimentan exclusivamente de sus flores, y los adultos se alimentan de ellas, polinizándolas.

Neoplagionotus marcae

Un tesoro que tenemos la suerte de ver en el sureste madrileño, y que esperamos que no deje de proliferar.

Fuentes:

https://cadenaser.com/emisora/2018/01/10/ser_ciudad_real/1515579117_176436.html

http://enelecotono.blogspot.com/2011/05/lavatera-triloba.html

https://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=a,0,c,365,m,1309&r=ReP-27538-DETALLE_REPORTAJES

Guia de la naturaleza en el Parque Regional del Sureste. Grupo Naumanni.

Plantas medicinales en el Huerto Caracol

Bienvenidos a la quinta edición acerca de las plantas medicinales de la huerta Caracol en nuestro blog. En artículos anteriores hemos hablado de la hierba callera, gayuba, tanaceto, culantrillo del pozo, uva de gato, romero, abrótano hembra y tagete. En esta ocasión haremos mención de dos plantas muy conocidas, pero cuyas características curativas puede que os resulten sorprendentes: el orégano y la salvia.

bancal de aromáticas

Bancal de aromáticas de la huerta Caracol en el mes de febrero.

 

Salvia (Salvia officinalis): Esta planta es un arbusto de la familia de las labiadas, de aproximadamente medio metro de altura, cuyas hojas color turquesa grisáceo tienen la superficie lanceolada y aterciopelada, sobre todo en el envés, gracias a la presencia de pelos en las mismas. Sus flores, bilabiadas,  son azules o violetas y se agrupan en el extremo del tallo.

salvia caracol

Ilustración de Salvia officinalis.

 

La salvia, también conocida como savia, selima o salima fina, es una planta tremendamente aromática con olor ligeramente alcanforado y sabor amargo variable dependiendo de la variedad. Su nombre proviene del latín salvare que significa curar o salvar. Esto se debe a que ya en la época romana se consideraba como una hierba sagrada muy beneficiosa para la salud. Esta creencia se ha extendido en el tiempo, hasta el punto de que en el siglo XIII una sentencia de la Escuela de Salerno dictaminó: Cur moriartur homo cui salviacrescit in horto? Contra vim mortis non est medicamen in hortis. Es decir: ¿De qué podría morir el hombre que tenía salvia en el huerto? Contra el poder de la muerte no hay planta que valga. Incluso a día de hoy ha perdurado una variante de dicha sentencia en el saber popular: Tiene salvia en el huerto…¡Y el niño muerto!.

En la actualidad, aún se sigue considerando una importante hierba curativa, ya que goza de innumerables propiedades entre las que se incluyen: estimulante, tónica, digestiva, diurética, antiespasmódica, febrífuga, antiséptica, antisudoral, hipoglucemiante, emenagoga, resolutiva y vulneraria.

Orégano (Origanum vulgare): Esta aromática es una planta herbácea, perenne y rastrera que se alza en tallos verticales durante su floración. Sus hojas romboides y pilosas nacen por pares enfrentados desde el mismo nudo, dando aspecto de rosetón visto desde el ápice. Sus flores, que surgen en época estival, se presentan en un ramillete y son rosas y envainadas por hojas rojas.

También se conoce como mejorana silvestre o díctamo, y se creía adelgazante y digestiva, pero se decía que en el huerto asociaba muy mal con la berza.

 

 

Se puede recolectar durante su floración y se conserva seco. En la actualidad, se conocen sus cualidades estimulantes, digestivas y diuréticas. Su aceite esencial se utiliza para afecciones respiratorias. También tiene propiedades antisépticas para tratar quemaduras y otras lesiones. Además se usa como condimento, en perfumería y en la elaboración de algunos licores.

 

Bibliografía y recursos:

-“El huerto ecológico en macetas. Manual de horticultores urbanos.” Hortensia Lemaître y José T. Gállego (Integral).

-“El huerto urbano: Plantas aromáticas. Manual de cultivo de plantas medicinales y aromáticas en balcones y terrazas” Josep Mª Vallés (Ediciones de Serbal).

-“El ABC del huerto” Rosem Le Page y Gerard Meudec (Susaeta).

-“Plantas Medicinales. El Dioscórides renovado.” Pío Font Quer (Península).

http://www.enciclonet.com

https://www.botanical-online.com