Huerta de otoño

 

Os damos la bienvenida de nuevo a nuestra Huerta Caracol. En esta ocasión nos vamos a referir a las tareas hortícolas correspondientes a la época otoñal. El clima otoñal del sureste madrileño suele caracterizarse por un descenso de temperaturas medias que oscila aproximadamente entre 19ºC en Septiembre y 6ºC en Diciembre, llegando a helar sólo en contadas ocasiones y al final de la estación; Y también está caracterizado por producirse un aumento de la precipitación media (oscilando desde 18mm hasta 26mm).Debido a las condiciones descritas anteriormente el huerto experimenta algunos cambios, y por tanto surgen nuevos requerimientos para sacarlo adelante, como la retirada del riego por goteo al final de la estación, la retirada de los cultivos de verano, la preparación de la tierra y el comienzo de uso de técnicas para paliar las consecuencias de las heladas.

climograma

Climograma de temperaturas y precipitación media anuales en el Parque Regional del Sureste. Fuente: Atlas Básico Parque Regional del Sureste (Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid)

El principio del otoño es uno de los momentos más prolíficos de la huerta y se pueden cosechar tomates, pimientos, berenjenas, calabazas, calabacines, maíz, girasol, melón, sandía, pepino, etc. Además es conveniente que aprovechemos el crecimiento de algunos de estos frutos para sacar semilla de aquellos ejemplares que más nos hayan gustado o que mejor se nos hayan dado esta temporada. De esta manera podemos ir conformando nuestro propio banco de semillas y así preservar aquellas especies que mejor crezcan en nuestro suelo y nuestro clima, y sean más sabrosas y resistentes a las plagas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la mayoría de casos, sacar la semilla de las hortalizas es un proceso bastante sencillo. En primer lugar seleccionamos los especímenes con mejores atributos, si pueden ser, los primeros frutos producidos por la planta (en el caso de las hortalizas de fruto), esperamos a que éste alcance gran tamaño y/o madure, y procedemos a su extracción. En el caso de los frutos, al abrirlos, debemos hacerlo con cuidado para evitar dañar la semilla. Y en general, nos bastará con limpiarlos un poco con agua, y posteriormente dejarlos secar en un papel secante sin que le de la luz del sol. En los casos de semillas sin fruto carnoso, como puede ser el puerro, simplemente esperamos a que las semillas se sequen sin dejar que lleguen a caerse por sí mismas, de forma que se extraigan con facilidad pero no las perdamos en el suelo, y las almacenamos preferiblemente en papel o cartón y en un sitio seco y oscuro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero existen excepciones, hay especies en las que, al sacar la semilla, se ha de variar un poco el proceso. Este es el caso del tomate, cuyas semillas están recubiertas con una capa gelatinosa que las protege y evita su germinación. Por esto, debemos dejar fermentar las semillas junto con este compuesto gelatinoso durante un par de días para que cambie la naturaleza del mismo, y podamos deshacernos de esta protección simplemente con lavarlas con agua. Después dejamos secar las semillas en un papel secante, y por último las guardamos siguiendo el mismo proceso que con los puerros.

 

Anuncios

Pino Carrasco (Pinus halepensis Mill)

Uno de los muchos árboles que podemos encontrarnos en el Parque Regional del Sureste es el Pinus halepensis o más conocido como pino Carrasco o pino de Alepo (su nombre científico está relacionado con la ciudad Siria de Alepo).

Lo podemos encontrar en laderas secas y soleadas y su distribución según la altitud abarca desde el nivel del mar hasta los 1000 metros, pudiendo alcanzar los 1200 metros. Es de crecimiento rápido y puede alcanzar los 20 metros de altura. Su corteza es algo blanquecina y con el paso de los años se resquebraja. La copa, generalmente tiene forma irregular y suele dar poca sombra.

Presentación2

Pino carrasco en la Dehesa El Carrascal de Arganda del Rey.

A sus hojas se las conoce como acículas, son muy finas, largas y flexibles, son de color verde claro y están agrupadas de dos en dos. Sus piñas son alargadas, de tonos rojizos y están sujetas a la rama por un pedúnculo, el pedúnculo a comparación con el de otros pinos es largo, grueso y está algo curvado. Cuando las piñas están cerradas tienen forma cónica y alargada y cuando están abiertas tienen un aspecto globoso. La época de floración es entre Marzo y Mayo, sus flores masculinas forman espigas amarillentas y las femeninas dan lugar al fruto llamado piña, pudiendo encontrar en el mismo árbol flores masculinas y femeninas. Una característica con la que podemos diferenciar al pino carrasco de los demás pinos, es que en este, podemos observar las piñas secas procedentes de años anteriores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es muy resistente a las sequías y muy sensible a las heladas. Tiene una gran adaptación a suelos muy pobres y soporta muy bien suelos áridos y degradados, por ello se ha utilizado a lo largo de los años en repoblaciones forestales por toda la península. Soporta muy bien suelos calizos o yesíferos, por lo que podemos encontrarlos a lo largo de todo el parque, como por ejemplo en los cortados yesíferos o en el bosque mediterráneo, donde es muy abundante debido a repoblaciones llevadas a cabo en los años 50.

Es de crecimiento rápido y no suele superar los 200 años de edad. Su madera es de baja calidad, dura y muy resinosa. Esta resina se puede utilizar para la obtención de trementina (aguarrás). Debido a que la madera es de baja calidad, su uso en el Parque Regional del Sureste es de recreo, paisajístico y protector entre otros.

DEHESA

Pinos en repoblación.

 

Te invitamos a conocer el Pino Carrasco y todas sus características en el lugar más representativo dentro del Parque Regional del Sureste como es la Dehesa El Carrascal, pasea y adéntrate en su bosque, te sorprenderá.

 

Fuentes:

Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares. Ginés López.

http://www.arbolapp.es/especies/ficha/pinus-halepensis/

Manual de aprovechamientos forestales.

 

Enea o Espadaña (Typha domingensis)

Entre la flora del ecosistema del humedal encontramos a la Enea (Typha domingensis), muy abundante en el Parque Regional del Sureste. Se trata de una planta acostumbrada a suelos húmedos durante todo el año. La podemos encontrar al borde de lagunas, pantanos y riberas con una altura de hasta 2 metros junto con otras especies palustres como son el carrizo (Phragmites australis) o el junco churrero  (Scirpus holoschoenus). Es la especie de Typha más común y está adaptada a ecosistemas degradados y aguas eutrofizadas gracias a su elevada tasa anual vegetativa por medio de rizomas y su tolerancia a la salinidad.

enea

Ilustración de la enea desde la Laguna El Campillo.

Esta planta posee rizomas subterráneos que le permiten extenderse ámpliamente y construir poblaciones monoespecíficas o mixtas con otras especies. Sus hojas son alargadas, anchas y planas de color verde. Florece a principios de verano durando toda la estación. Sus flores son pequeñas y numerosas, estando agrupadas en una inflorescencia con forma cilíndrica o de “puro o salchicha”. Al final de los tallos es donde se sitúan las inflorescencias que constan de dos partes. Primero, en la parte inferior estaría ese gran “puro” que contiene las flores femeninas; a continuación en la parte superior, la inflorescencia se estrecha con un color más claro es donde se encuentran las flores masculinas.

enea2

Ilustración de la inflorescencia con forma de “puro o salchicha”.

En cuanto a los usos tradicionales, sus hojas trenzadas son utilizadas en cestería, con ellas se fabrican esteras para cubrir canastos y asientos de sillas; los tallos se empleaban para hacer persianas y cortinas; y los “pelos” de los frutos como relleno de cojines y almohadas. Además, las inflorescencias se han utilizado como elemento decorativo u ornamental. Esta planta también posee numerosas propiedades medicinales, entre otras, sus rizomas son astringentes, diuréticos y sirven para cortar hemorragias. Sus rizomas son apreciados por los animales, además, estas formaciones vegetales también les sirven como refugio. Entre ellos los jabalíes, animal muy común en el Parque, que escarban para desenterrarlos y comérselos.

 

cesta.moras

Ilustración de una cesta fabricada con enea.

Ven a disfrutar de un día de campo al Parque Regional del Sureste e intenta localizar a la enea. Pero recuerda, no está permitido arrancar nada. Localízala, disfruta de ella y como recuerdo llévate una foto 😉

Fresno (Fraxinus angustifolia)

Esta entrada va dedicada a uno de los árboles que crecen en el bosque de ribera, uno de los 5 ecosistemas que encontramos en el Parque Regional del Sureste, debido a su necesidad de suelos húmedos cercanos a alguna fuente de agua. Se trata del fresno (Fraxinus angustifolia), un árbol de tamaño medio que puede llegar a medir 25 metros de altura.

Fresno

Detalle de las hojas, flores y fruto del fresno editado por la Comunidad de Madrid.

 

Sus hojas, compuestas e imparipinnadas, se pueden identificar fácilmente por la forma lanceolada de sus hojuelas que están dispuestas unas frente a las otras. Además sus bordes son aserrados y terminan en punta. Su tronco es ancho y corto, con la corteza gris y rugosa, y su copa suele tener forma ovalada con ramas erguidas y robustas.

Hoja-fresno

Ejemplo de hoja de fresno en el Centro El Campillo.

 

Los fresnos florecen al principio de la primavera y sus flores son pequeñas y rosáceas pero poco vistosas careciendo de sépalos y pétalos. Sus frutos, conocidos por el nombre de sámara, son aplastados y alargados con un ala que les permite “volar” para que, gracias al viento, la semilla pueda desplazarse largas distancias. Después de la floración echa las hojas nuevas, madurando los frutos al final del verano.

Diapositiva1

Detalle de las flores del fresno.

 

Su madera es muy resistente y elástica, por lo que es común en la ebanistería. Proporciona una leña excelente, además de su carbón. Hoy en día es frecuente usar la madera del fresno para fabricar tacos de billar, bates, remos, etc. Además este tipo de árbol también es utilizado frecuentemente como especie ornamental. En el Parque Regional del Sureste, su uso se asocia a la ganadería de toro bravo, puesto que las ramas y hojas se podaban para el ramoneo del ganado; y como soporte tradicional de los nidos de cigüeña. Tradicionalmente el fresno ha sido empleado por sus usos medicinales, sus hojas combaten la artritis, la gota y tienen propiedades diuréticas y antireumáticas.

Diapositiva10

Fresno (Fraxinus angustifolia)

 

Anímate y ven a pasear alrededor de la laguna de El Campillo y verás lo fácil que es identificarlos desde finales de febrero hasta el otoño, que es cuando pierden la hoja.

 

Bibliografía:

  • Guía de la naturaleza en el Parque Regional del Sureste. Grupo Naumani
  • Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares. Ginés López.

 

Cortados Yesíferos

lotoño

Cortados desde la laguna Campillo

Desde nuestro Centro podemos apreciar una vista excelente de los cortados yesíferos del río Jarama. Contrastan con la planicie de las llanuras por las que discurre el río e incluso pueden evocarnos ambientes desérticos. Se trata de uno de los parajes más emblemáticos y vulnerables del sureste de la Comunidad de Madrid. Son zonas de calizas y yesos con un alto interés científico, paleontológico y arqueológico, con el más alto nivel de protección dentro del Parque Regional del Sureste (PRS), puesto que están sometidas a importantes amenazas como la actividad extractiva, la inadecuada protección de sus recursos y una serie de factores derivados de su carácter periurbano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estos cortados yesíferos se crearon gracias a la evaporación de grandes masas de agua salinas que cubrían los fondos de las depresiones durante el Mioceno y la sedimentación posterior de dichos yesos. Debido al clima mediterráneo y a la erosión de los materiales, se ha dado lugar a un paisaje desértico que podemos encontrar en la Comunidad de Madrid. Dentro del PRS constituyen uno de los rasgos más característicos y llamativos del paisaje, los podemos encontrar a lo largo y ancho de su territorio normalmente cerca de los cursos de los 4 ríos que podemos encontrar en el Parque (Jarama, Manzanares, Henares y Tajuña).

Diapositiva8

Cortados junto al río Jarama

Como resultado del origen de los cortados y el clima seco propio del mediterráneo, obtenemos un suelo bastante pobre y poco desarrollado con alto contenido en sales. Por lo tanto, en este ecosistema podemos encontrar una vegetación muy especializada y adaptada a estas dificultades en la que es fácil encontrar endemismos, que se conoce como vegetación gipsófila. Hay que destacar la predominancia en este ecosistema del jabunal (Gypsofila struthium) como matorral leñoso abundante en la zona que se utilizaba antiguamente por sus propiedades jabonosas, acompañada comúnmente de tomillos (Thymus sp.) y jarillas (Heliantemum sqamatum), entre otras plantas. A parte, podemos encontrar también, en la base de los cerros y depresiones la ontina (Artemisa herba-alba) un arbusto nitrófilo de medio metro de alto. Junto a él aparecen el sisallo (Salsola vermiculata), hármaga (Peganum harmala), efedra (Efhedra fragilis) etc.

Por último, en cuanto a vegetación, es obligatorio hablar de los espartales, en los que son característicos el esparto (Stipa tenacissima) y el albardín (Lygeum spartum). Se trata de gramíneas fácilmente identificables por su significativo “plumero” en las laderas soleadas de los cortados, estos plumeros son las agrupaciones de flores de dichas plantas. Los espartales contribuyen a la formación de humus y protegen el suelo de la erosión.

En lo relativo a la fauna, también muy representativa de este ecosistema, podemos destacar a las aves como el grupo mejor representado con el permiso de los invertebrados. Están presentes entre otras el búho real (Bubo bubo), el halcón peregrino (Falco peregrinus), la chova piquirroja (Pyrrhocorax phyrrhocorax) y los abejarucos (Merops apiaster) como representante estival.  Otro grupo que está bien representado en los cortados es el de los reptiles, pudiendo encontrar fácilmente culebras de escalera (Rhinechis scalaris) y lagartos ocelados (Timon lepidus). En cuanto a los mamíferos podemos destacar a la gineta (Genetta genetta) o al tejón (Meles meles). Por último mencionar también al singular escarabajo avispa (Plagionotus marcorum), endémico de los yesales del centro de la península que está ligado a una única planta de la cual se nutre, la malva (Lavatera triloba).

 

El majuelo (Crataegus monogyna)

El majuelo (Crataegus monogyna) o espino albar es otra de las especies que podéis encontrar en el Parque Regional del Sureste. Si os fijáis, de camino a nuestro centro El Campillo, veréis un magnífico ejemplar.

majuelo2 con logo

Majuelo en flor

 

El majuelo espino albar es un arbusto o arbolillo de hasta 8 ó 10  metros de altura, aunque no solemos verlo más alto de 3 ó 4. Forma parte de la vegetación típica del bosque de ribera, uno de los ecosistemas del Parque Regional del Sureste.

majuelo espina con logo

Detalle de las espinas del tronco del majuelo

 

Su tronco suele ser de color grisáceo, mientras que sus ramas pueden ser más claras. Éstas suelen acabar en fuertes espinas, que encontramos también en el tronco. Las hojas son de color verde, anchas y divididas en tres, cinco o hasta 7 gajos y las pierde en invierno. En cuanto a sus flores, suelen ser de color blanco y crecer en forma de ramillete. Desprenden un olor agradable y son muy llamativas, lo que justifica el uso de esta planta en ornamentación. Florece en marzo, abril o mayo.

majuelo hoja con logo

Detalle de las hojas del majuelo.

 

A parte de ser apreciado por sus bonitas flores, el majuelo es fácilmente reconocible gracias a sus frutos, que aparecen a finales de verano y principios de otoño. Éstos son de color rojo intenso y redondos, de tamaño similar a un guisante.

majuelo con logo 1

Detalle de las flores del majuelo

 

A parte de su uso como planta ornamental, el majuelo se puede aprovechar de distintas formas. Por ejemplo, su madera es dura y resistente, y se utiliza en tornería y como combustible para fabricar carbón. Por otro lado, sus flores, una vez recogidas y desecadas, se usan para preparar un tónico contra las dolencias cardíacas. También se puede consumir en forma de tisana.

Fruto majuelo

Detalle de los frutos del majuelo sin madurar

 

Fuentes:

  • FONT QUER, Pío (2003): Plantas medicinales, El Dioscórides renovado. Ediciones Península, Barcelona, España
  • LÓPEZ, Ginés (2010): Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares, Ediciones Mundi-Prensa, Madrid, España

Rosal silvestre (Rosa canina)

A lo largo de la senda que rodea la laguna de El Campillo, así como en otras zonas del Parque Regional del Sureste, podemos encontrarnos con un arbusto espinoso de no más de 3 metros de altura de hojas compuestas imparipinnadas con borde aserrado (de febrero a noviembre), flores de color blanco o rosado (de mayo a junio) y frutos ovoides de color rojo (a finales de verano). Se trata del rosal silvestre (Rosa canina), también conocido como escaramujo. Su nombre científico proviene del latín y significa “rosa de perros”, que hace alusión a la forma de sus espinas que se parecen a los colmillos de los perros o porque se creía que era eficaz contra la rabia.

illustration_rosa_canina1

Ficha dibujo de la especie en donde podemos apreciar sus hojas compuestas, los frutos (escaramujos) así como las flores y las espinas. Fuente: wikipedia.

Propio de lindes de bosques y caminos, crece en todo tipo de suelos llegando hasta los 2.000 metros de altitud. Se cultiva también como planta ornamental, lo que hace que podamos verla en parques y jardines. Es un arbusto muy común en toda la Península Ibérica, se distribuye por toda Europa, oeste y centro de Asia, norte de África, en las islas Azores y Canarias, pero no se da en Baleares.

rosalsilvestre

Detalle de la flor y las hojas del rosal silvestre.

A lo largo de la historia, esta planta ha sido utilizada tradicionalmente con fines terapéuticos. Su alto contenido en taninos ha hecho que haya sido usada como astringente, de ahí que popularmente se la conozca también como “tapaculos”. Con los pétalos se preparaba la conocido como agua de rosas con propiedades oftalmológicas; con sus frutos, ricos en vitamina C y diuréticos, se preparaban mermeladas; y las raíces y las hojas se cocían por sus efectos antidiarreicos.

rosalsilvestrehojasfrutos

Escaramujos presentes en el camino de la laguna de El Campillo.

Recuerda que todas las plantas del Parque Regional del Sureste están protegidas y, por lo tanto, está prohibida la recolección total o parcial de cualquiera de ellas. Disfruta de sus colores, de sus olores, … pero déjalas como están. ¡Muchas gracias!