Garza imperial (Ardea purpurea)

De entre las más de 120 especies de aves presentes en el Parque Regional del Sureste, una de las más llamativas por su tamaño, sus colores y su majestuosidad es, sin duda alguna, la garza imperial. Esta especie pertenece a la familia Ardeidae en la cual hay incluidas más de 70 especies. No solo otras especies de garzas (garza real, garza azulada,…) sino también sus parientes: garcetas, garcillas, martinetes y avetorillos. Todos ellos se caracterizan por ser aves zancudas de patas, picos y cuellos largos en relación a su cuerpo y por vivir cerca de núcleos de agua ya sea dulce o salada.

garza.en.el.agua

Individuo de garza imperial recorriendo las zonas menos profundas de nuestra laguna.

 

La garza imperial mide unos 70-90 cm de longitud y tiene una envergadura de 110-145 cm llegando a pesar hasta 1,2 kg. Sin casi dimorfismo sexual (la única diferencia es que las hembras son un poco más pequeñas) viste colores grises y púrpuras en su espalda, oscuros en el píleo de su cabeza de la que salen un par de plumas oscuras y largas, castaños con bandas blancas y negras en el cuello y vientre oscuro. Cazadora al acecho, aunque a veces lo hace de forma mas activa, se alimenta  principalmente de peces que complementa con anfibios, insectos y micromamíferos. Aunque caza en solitario, nidifica en colonias en el carrizal poniendo entre 4 y 5 huevos color azul verdoso por puesta.

garza.con.lagarto.en.pico

Garza imperial con un lagarto recién capturado.

 

Las especies con las que puede confundirse en el Campillo son: la cigüeña y la garza real. Para diferenciarla de la primera, hay que fijarse en su cuello mientras vuela ya que,  como el resto de ardeidas, vuela con el cuello encogido en forma de S. Para no confundirla con la segunda hay que fijarse en los colores ya que la garza imperial es más oscura que la garza real (y un poco más pequeña, aunque eso es más difícil de observar). Además, si vienes en invierno, a la que verás es a la garza real ya que la garza imperial es una especie estival, es decir, solo pasa con nosotros la primavera y el verano.

comparacion.garza.real.e.imperial

Diferencias morfológicas entre la garza imperial (izquierda) y la garza real (derecha).

 

Se estima que en España hay una población de unas 2.000 parejas, viviendo más de la mitad de ellas en las marismas del Guadalquivir y en el delta del Ebro, de las que tan solo unas 26-28 en el Parque Regional del Sureste. Incluida en la categoría de “Preocupación menor” en el Libro Rojo de las Aves de España y en la “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, sus principales amenazas son: la alteración de su hábitat, las sequías y el uso indiscriminado de plaguicidas.

Bibliografía:

SEO Birdlife

Guía de la Naturaleza en el Parque Regional del Sureste. Grupo NAUMANNI. 2005

 

 

 

 

Anuncios

Punto de Información Turística San Pablo de los Montes

Hoy nos vamos a trasladar al sur de nuestro PRS, hasta los Montes de Toledo, donde encontramos gran riqueza paisajística, florística y faunística dentro de uno de los ecosistemas también presente en el PRS: el Bosque Mediterráneo. En concreto hablamos de San Pablo de los Montes, un pueblo en plena naturaleza cuyo eslogan lo dice todo: “Paraíso Natural”. Lo primero que te recomendamos que hagas al llegar al pueblo es visitar el Punto de Información Turística que encontrarás tomando la primera calle a la derecha pasada la rotonda de entrada a la localidad. Este centro, inaugurado en 2013, fue creado por un grupo de empresarios del pueblo en colaboración con el ayuntamiento para promocionar el turimo y dinamizar la zona a través de este punto de información. En el centro puedes informarte sobre todo lo que este lugar ofrece además de contemplar una maqueta realizada y donada por uno de los vecinos del pueblo en la que podrás divisar los lugares a visitar.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En esta maqueta también puede descubrirse la geología de esta zona que nos remonta a tiempos pasados, ya que representa unas de las montañas más antiguas de España. ¿Conoces los Apalaches? Bueno, a lo mejor no has viajado hasta allí, pero seguro que te suena el nombre; y es que los Montes de Toledo corresponden a un relieve llamado de tipo apalachense porque allí, en los Montes Apalaches (EEUU) fue donde se estudió por primera vez este tipo de relieve. Está formado por una sucesión se sierras de semejante altitud formadas por rocas duras (cuarcitas) separadas por depresiones o valles tallados en rocas blandas (pizarras y calizas). Es el relieve de un plegamiento antiguo (Paleozoico 300ma) que fue cubierto de sedimentos y tras la orogenia alpina (Cenozoico 50 ma) volvió a salir a la luz. Además hay otro elemento paisajístico destacable en estos montes: los canchales o pedrizas, que son acumulaciones de rocas en las laderas, constancia de la antigua presencia de los glaciares que las formaron. También encontramos fósiles de origen marino, ya que estas cordilleras estuvieron sumergidas bajo el mar.

maqueta.san.pablo.de.los.montes

Maqueta presente en el PIT.

En lo que a vegetación se refiere podemos observar en zonas de vertiente norte o umbría frondosos bosques de roble melojo o rebollo junto con arces, espinos, ruscos, retamas o helechos y una flor de origen asiático muy singular de estos montes como es la peonía. Mientras que en la vertiente sur o solana predominan las jaras y encinas junto con brezos, romeros y aulagas. Estos frondosos bosques proporcionan alimento y refugio a multitud de especies animales, entre las que destacamos el águila imperial ibérica, águila real, buitre negro, búho real y lince ibérico.

San Pablo de los Montes

Vista panorámica desde el Puerto del Robledillo.

Y que mejor manera de descubrir toda esta naturaleza que realizando alguna de las rutas de senderismo señalizadas que discurren por los lugares más emblemáticos de San Pablo como son: el Convento de los Padres Agustinos (cuyas ruinas datan del siglo XV), el Pozo de la Nieve (pozo de 12m de diámetro revestido de piedra para almacenar el hielo y la nieve), las Minas romanas de hierro (que datan del siglo II a.C., cuyo tránsito abrió una importante vía de comunicación dando origen a la hoy conocida como “Cañada Real Segoviana”) o la torre defensiva del siglo XIII (que hoy es parte del campanario de la iglesia parroquial). Y para reponer fuerzas después de la senda no puedes dejar de degustar los productos artesanos de la zona.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Fuentes: 

 

 

 

Culebra de escalera

Seguramente la especie de ofidio más común en los alrededores de nuestro centro, y dentro del Parque Regional del Sureste, sea la culebra de escalera (Rinechis scalaris). Aunque en el otoño y el invierno es muy difícil de ver debido a las bajas temperatura, en verano es muy común cruzarse con ella en el camino que rodea la laguna de El Campillo.

culebra.escalera.adulto

Ejemplar adulto atravesando la senda que recorre la laguna de El Campillo.

 

Esta culebra debe su nombre a la presencia de un dibujo en forma de escalera en la parte dorsal de los individuos juveniles que los caracteriza y diferencia. Esta escalera se pierde cuando el individuos crece quedando en el individuo adulto dos franjas dorsolaterales que recorren el cuerpo del animal longitudinalmente.

culebra.escalera.juveneil

Indiviuo juvenil en el que se observa el dibujo de la escalera.

De pupilas redondas es una especie ovípara ocurriendo las cópulas al comienzo de la primavera. La puesta, de unos 4 a 14 huevos, se realiza en julio produciéndose la eclosión en el mes de octubre. Sus colores pardos, marrones o amarillos le permiten confundirse bien entre los terrenos que habita (cortados yesíferos,  encinares y bosque de ribera) en donde busca sus presas al atardecer y primeras horas de la noche (pequeños animales, mamíferos en su mayoría) a las cuales mata abrazándolas o engulléndolas ya que, como el resto de culebras que habitan en el Parque Regional del Sureste, carece de veneno. Al ser buena trepadora también puede predar algún nido.

escamas.culebra.escalera.juveneil

Detalle de las escamas que recubren el cuerpo de la culebra.

Es una especie bastante común que habita toda la Península Ibérica salvo la región cantábrica. Catalogada en por la UICN bajo la categoría de preocupación menor sus principales amenazas son: la tala de sotos y los atropellos en carretera.

lengua.culebra.escalera.juveneil

Juvenil de culebra de escalera.

Bibliografía:

www.vertebradosibericos.com

Atlas y Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles de España

UICN

Guía de la Naturaleza en el Parque Regional del Sureste. Grupo NAUMANNI

 

 

Visón americano (Mustela (Neovison) vison)

El visón americano (Mustela (Neovison) vison) es un pequeño mustélido original de Norteamérica. Esta especie ha llegado a España debido a que se empezó a criar en cautividad en granjas para la industria peletera a finales de los años 50. Se ha convertido en una especie exótica invasora tras la liberación de los ejemplares de forma intencionada de las granjas peleteras.

Visón americano

Visón americano. Fte: MAPAMA.

Es un carnívoro semiacuático habituado tanto al medio acuícola dulce como marino. Se trata de un depredador generalista y oportunista. Tiene la cabeza ancha, orejas muy cortas y pelaje de color pardo uniforme, con una raya más oscura en el dorso y una mancha blanca en el mentón, lo que le diferencia del visón europeo puesto que ambas partes del labio las tiene blancas. Sus patas son cortas con pies anchos. Sigue una dieta muy variada: cangrejos de río, peces, micromamíferos, anfibios, reptiles y aves. Su hábitat preferido es, como ya hemos mencionado, el medio acuático como lagos, ríos, marismas, y cualquier hábitat ribereño.

Distribución visón americano

Distribución del visón americano. Fte: MAPAMA.

En el Parque Regional del Sureste (PRS) podemos encontrar ejemplares de visón americano. Su expansión ha sido rápidamente debido a su gran capacidad de adaptación y a su alimentación generalista, instalándose en todo tipo de ecosistemas por lo que puede causar grandes impactos en aquéllos que coloniza. Se trata de un factor de amenaza de primer orden para el visón europeo, ya que se ha constatado que compite activamente con él y es su principal causa de extinción. También se pueden ver afectados otros pequeños carnívoros que compartan su mismo nicho ecológico, en nuestro caso en el PRS podría competir potencialmente con la nutria (Lutra lutra), gineta (Genetta genetta), turón (Mustela putorius) o garduña (Martes foina).

ce_eei_vison_americano

Visón americano. Fte: MAPAMA

En cuanto a su marco legal, a nivel nacional, el visón americano se encuentra dentro del Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto por el que se regula el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, lo que implica la prohibición de comerciar, poseer o soltar en la naturaleza ejemplares de esta especie. Además, cuenta con una Estrategia de Gestión, Control y Erradicación de la especie.

Murciélagos en el Parque Regional del Sureste

Dentro de la amplia biodiversidad animal que podemos encontrar en el Parque Regional del Sureste, unos de los grandes desconocidos son los murciélagos. A pesar de que no tratarse de un animal muy bien valorado por la sociedad, los murciélagos son mamíferos que juegan un papel muy importante en el equilibro de los ecosistemas y la conservación de la biodiversidad.

murcis1blog

Nueve de las 18 especies de murciélagos presentes en el Parque Regional del Sureste. Imágenes del Atlas y Libro Rojo de mamíferos terrestres de España – MAPAMA.

 

De las 18 especies de quirópteros que tenemos en el Parque Regional del Sureste 8 especies están registradas como de interés comunitario: murciélago mediano de herradura (Rhinolophus mehelyi), pequeño de herradura (Rhinolophus hipposideros), grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum), mediterráneo de herradura (Rhinolophus euryale), ratonero mediano (Myotis blythii), de cueva (Miniopterus schreibersii), de oreja partida (Myotis emarginatus) y ratonero grande (Myotis myotis).

murcis2blog

Las otras nueves especies de murciélagos presentes en el Parque Regional del Sureste. Imágenes del Atlas y Libro Rojo de mamíferos terrestres de España – MAPAMA.

La información de la que disponemos sobre los murciélagos es bastante escasa. Muchas de las especies con mayores problemas de conservación utilizan refugios naturales (como árboles, cavidades en rocas, cultivos, etc.) o construcciones humanas durante las fases más críticas de su ciclo biológico (reproducción e hibernación), lo que las hace más vulnerables a las perturbaciones. En lo relativo a su dieta, lo primero que nos suele venir a la cabeza es sangre, pero realmente sólo 3 especies americanas de murciélagos se alimentan de sangre (de ganado normalmente). El resto, en su mayoría, se alimentan de insectos y frutas.

Murci

Murciélago  común (Pipistrellus pipistrellus).

Como hemos dicho anteriormente, los murciélagos juegan un papel fundamental en el equilibrio de los ecosistemas y nos aportan innumerables beneficios. Esto es debido a que cumplen multitud de funciones: son polinizadores de muchas plantas; unos excelentes plaguicidas naturales, puesto que se alimentan de insectos y así se evita usar químicos; y además su excremento, el guano, es muy rico en nitrógeno y fósforo y es utilizado como fertilizante natural.

Taller de rastros y restos animales

Como ya sabéis, en el Centro el Campillo tenemos una programación de actividades gratuitas para los fines de semana. Entre otras, realizamos sendas, visitas a productores locales de la zona, y también talleres. Uno de los talleres es el de rastros y restos, en el que aprendemos a identificar los que dejan algunos de los animales que habitan en el  Parque Regional del Sureste de Madrid.

Comenzamos el taller con una explicación sobre qué son rastros y restos y los diferentes tipos que podemos encontrar, como por ejemplo: huellas, pelos, plumas, excrementos o madrigueras. A continuación analizamos qué características tenemos que tener para ser buenos detectives de la naturaleza y en qué tenemos que fijarnos (tipo de rastro, tamaño, lugar,…) para asociar el rastro o el resto a un animal.

Rastros aves

De izquierda a derecha, egagrópila, pluma de búho real, cráneo de búho real y nido de pájaro moscón.

Terminada la exposición y habiendo aprendido lo más básico sobre identificación, se muestran una serie de restos animales, todos ellos recogidos en los alrededores del Centro, explicando qué son y a quién pertenecen. Podemos ver mudas de serpientes, plumas de diferentes especies de aves, egagrópilas

Rastros reptiles

Arriba muda de culebra, izquierda caparazón de tortuga y lagartijas a la derecha

Una vez tenemos claro lo que es un rastro y un resto, cómo identificarlos y los diferentes tipos de animales del entorno, nos centramos en los mamíferos y  más concretamente en sus huellas. Para ello elaboraremos nuestra propia guía de identificación con algunos de los mamíferos que habitan el Parque. Lo que tenemos que hacer es, con la breve descripción que nos ofrece la guía, identificar al animal y su huella correspondiente e incluirla en la guía.

rastros2

Guía de huellas de mamíferos del Parque Regional del Sureste

Por último, y cuando ya tengamos nuestra guía terminada, saldremos al recinto, en el exterior del Centro, y trataremos de encontrar algún resto de animal en el campo aplicando todo lo que hemos aprendido en el taller.

rastros1

Participantes del taller en busca de algún rastro

Así, con esta actividad pretendemos dar a conocer las diversas especies de animales que habitan en el Parque Regional del Sureste de Madrid y aprender a identificar sus restos y rastros; poniéndolas en valor y fomentando el respeto y la conservación de sus hábitat.

Como observar fauna de una manera responsable

Son muchas las personas amantes de la naturaleza en general, y de los animales en particular, que pasan horas y horas en el campo para intentar observar esa especie de pájaro que se nos resiste, buscando entre todos los árboles algún nido o esperando pacientemente en un observatorio. Sin embargo, en esas largas jornadas de campo, no vale todo. Por muchas ganas que tengamos de ver al animal, observar su comportamiento y hacerle una fotografía, no podemos hacer todo lo imposible por conseguirlo. Hay una serie de normas y comportamientos que debemos seguir para hacer de nuestras jornadas de campo, unas jornadas de naturaleza responsable.

senda.miralrio

Observando aves en la laguna de Miralrío en las zonas destinadas a esta actividad.

Ante la creciente afición y desarrollo del turismo de observación de naturaleza, y el aumento de la posibilidad de ver ciertos animales, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente publicó hace unos meses el libro “Buenas prácticas para la observación de oso, lobo y lince en España” que se suman al “Código ético del observador” de aves de SEO/Birdlife. Si bien en muchas partes de España no existe la posibilidad de ver a osos, lobos y linces por su distribución, el decálogo puede ser aplicado en la observación de todas las especies de fauna.

manualoso

Portada del libro “Buenas prácticas para la observación de oso, lobo y lince en España” publicado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Algunas de estas normas son de sentido común e incluyen el cumplimiento de la legislación vigente, el respeto a los animales y a los ecosistemas, siendo el bienestar de éstos lo primero; el comportamiento cordial con el resto de usuarios  y los propietarios del medio natural, y pasar desapercibidos ante los animales sin interferir en su comportamiento natural. Por su parte, en caso de elegir un punto de observación, éste debe elegirse con prudencia, sin atraer ni perturbar a los animales deliberadamente y sin realizar observaciones de crías de corta edad, madrigueras o refugios o ir acompañados de perros. Además, si se localiza algún nido/madriguera de alguna especie, no debe de compartirse públicamente su localización (sólo con personal técnico especializado) y siempre debe de ponerse en conocimiento de las autoridades pertinentes el encuentro con algún animal herido y los comportamientos inadecuados que supongan riesgo para las personas o perturben a los animales.

mirador

Grupo de escolares dentro del observatorio de aves situado en el interior del recinto de nuestro Centro.

Aunque a veces el ímpetu de conseguir nuestro objetivo nos haga pensar en infligir alguna de estas normas, debemos ser conscientes de lo que estamos haciendo y ser responsables de nuestros actos. Por mucho que pensemos que “nosotros somos amantes de la naturaleza, que lo haremos con cuidado y que si lo hacemos sólo nosotros no va a afectar al animal” tenemos que ser conscientes de que estamos haciéndolo mal. Es por esto que debe prevalecer el bienestar del animal por encima de nuestra satisfacción personal siendo parte del disfrute de la jornada de campo no sólo la observación del animal, sino la interpretación del medio natural, el patrimonio de la zona,…

fauna

Fauna observada desde los distintos puntos de observación presentes en el recinto del Centro El Campillo. De izquierda a derecha y de arriba abajo: martín pescador, pareja de patos cucharas (macho y hembra) y galápago de Florida.

Fuente:

Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

SEO Birdlife