Decálogos de buenas practicas en el hogar.

Durante los meses de confinamiento, donde nos vimos obligados a pasar mucho tiempo en casa, desde la Red de Centros de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid compartimos una serie de decálogos de buenas prácticas para hacer nuestra estancia en los hogares más sostenible y aportar así nuestro granito de arena al cuidado del medio ambiente.

1.PresentaciónDecálogo de buenas prácticas en nuestro hogar

Los centros de educación ambiental (CEAs) fuimos publicando poco a poco, en nuestras redes sociales (facebook y twitter), los diferentes decálogos con información, consejos y recomendaciones sobre varios temas: reciclaje, ahorro energético en casa, cuidado de mascotas, etc. A continuación os dejamos las tarjetas de presentación y las recomendaciones a seguir para ser más ecológicos en nuestro día a día en diferentes aspectos de nuestra vida.

ALIMENTACIÓN

CONSUMO DE AGUA

ENERGÍA

RECICLAJE DE RESIDUOS

VARIOS

¡Ahora es tu turno de transformar tu casa en un hogar más ecológico con estos sencillos consejos! busca los que mejor se adapten a tu rutina y comienza a ser más sostenible.

Aprovechamiento de la energía solar

Dentro de las energías renovables (aquellas que se encuentran en la naturaleza de forma ilimitada) se encuentran, entre otras, la eólica, la hidráulica, la geotérmica, la maremotriz, la biomasa y  la energía solarEsta última es la energía que aprovecha la radiación solar electromagnética, es decir, la energía obtenida mediante la captación de la luz y el calor emitidos por el sol.

placas

Placas solares del Centro El Campillo.

La energía solar se puede aprovechar de dos formas, de manera activa y de manera pasiva, con mediación de elementos mecánicos o sin mediación de elementos mecánicos respectivamente. Las formas de aprovechamiento activo son por ejemplo la energía fotovoltaica, que consiste en la transformación directa de la energía luminosa en energía eléctrica, a través de placas solares con células fotovoltaicas. O la conversión térmica de alta temperatura transformando la energía solar en energía térmica almacenada en un fluido que se calienta en colectores. Mientras que el aprovechamiento pasivo se trata de luz y el calor que genera el sol sin ningún tipo de mecanismo de conversión de dicha energía.

termosifon

Termosifón para calentar el agua del Centro.

Dentro del aprovechamiento pasivo de la energía solar, se encuentra el uso de cocinas y hornos solares, que ya se utilizaban en el siglo XVIII, y podemos distinguir tres tipos principales:

  • De concentración. Se basa en la concentración de los rayos del sol en un punto, a través de un reflector con forma parabólica, donde se encuentra la olla para cocinar los alimentos.
  • De acumulación. Se trata de un recipiente aislado que atrapa la energía solar y mantiene el calor provocando efecto invernadero. Con este tipo de horno solar se transforma la energía del sol en energía térmica.
  • De embudo o mixta. Se trata de una combinación de las dos anteriores, más segura, barata y fácil de construir.
puertas.abiertas.caserio (9)

A la izquierda hornos de acumulación y a la derecha de concentración.

Si bien algunos de estos aprovechamientos son mas complejos y costosos otros son sencillo y asumibles economicamente así que… ¿a qué esperas para hacer con uno de ellos y empezar a ahorrar energía utilizando la energía solar?

IV Edición del concurso “Renueva tu energía”

Un año más, y ya van cuatro, hemos celebrado en el Centro El Campillo el concurso “Renueva tu energía” cuyo principal objetivo es promover el uso de energías renovables entre el alumnado y concienciar sobre la importancia de hacer un consumo energético responsable, haciendo hincapié en los beneficios para un desarrollo sostenible.

Folleto2016

Cartel del concurso con el programa de actividades y distribución de las mismas.

Tras apuntarse los centros participantes antes de Semana Santa, y habiendo trabajado en el horno desde entonces, la gran final del concurso tuvo lugar el pasado 3 de junio de 2016 . En ella participaron 150 alumnas y alumnos de secundaria de los centros educativos Colegio Malvar (Arganda del Rey), SIES Anselmo Lorenzo (Morata de Tajuña), IES Nuestra Señora de La Almudena (Madrid) y el IES Miguel Catalán (Coslada). En total se presentaron a concurso 10 hornos solares diseñados y fabricados por el propio alumnado siguiendo las bases del concurso.

Los institutos participantes fueron citados a las 9:30 de la mañana y, según iban llegando, se iban dividiendo en grupos, acreditados y colocando su horno en la zona de concursoMientras los hornos estaban “ganando” temperatura los participantes realizaron actividades, todas ellas relacionadas con el sol y el consumo energético responsable. Estas actividades fueron dinamizadas por el alumnado y profesores del Vivero Escuela Río Guadarrama. Aunque algunas de las actividades fueron las mismas que en la tercera edición del concurso, tuvimos una novedad: la actividad “Ahorra jugando”. Esta nueva actividad comenzaba con una pequeña charla sobre el consumo energético cuya información iba a ser crucial para los juegos que se desarrollaban a continuación. Por ello los alumnos tenían que estar muy pendientes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como en años anteriores, mientras los hornos estaban al sol, eran minuciosamente evaluados por un jurado, cada vez mas crítico, que anotó los datos de temperatura de los hornos cada 10 minutos y evaluó los materiales utilizados para la construcción de los mismos y los presupuestos de cada uno de ellos. Todos estos factores fueron los que determinaron el horno ganador.
zonaconcurso
Tras una jornada llena de conocimiento, diversión y trabajo en equipo, el momento más esperado llegó: la entrega de premios. Los minutos previos dejaban ver los nervios de los participantes para conocer el resultado final. Este año contamos con la colaboración como patrocinadores del concurso con el Museo Nacional de Ciencias Naturales, a empresa  de hornos solares Booix, Fundación Terra, el Zoo Aquarium de Madrid y Faunia,  cuyas donaciones (entradas, descuentos, libros y hornos solares) fueron entregados como premios a los ganadores y obsequios a los participantes. El podio de la edición de este año quedó de la siguiente manera:

PRIMER PREMIO: La clase 1º ESO A del Colegio Malvar (Arganda del Rey).

SEGUNDO PREMIO: La clase 1º ESO C del Colegio Malvar (Arganda del Rey).

TERCER PREMIO: La clase 4º ESO del IES Nuestra Señora de La Almudena (Madrid).

entrega premios

Durante el desarrollo del concurso, nosotros también pusimos en marcha los hornos solares del Centro El Campillo, preparando un suculento aperitivo al sol, para que todos los participantes pudieran ver cómo funciona.

Eso si, como el mayor premio es aprender y apostar por las energías renovables, todos los centros participantes recibieron una selección bibliográfica de medio ambiente de la Comunidad de Madrid, que contaba con el mapa del Parque Regional del Sureste y el Atlas Básico del Parque Regional del Sureste madrileño. Además, durante la entrega de premios, también hubo momento para agradecer y poner en valor el trabajo desarrollado por los alumnos y profesores del Vivero Escuela Río Guadarrama. ¡Sin su ayuda el concurso no hubiese podido salir adelante!

equipoguadarrama

Aprovechamos también esta entrada del blog para agradecer a todas las personas que colaboraron de una u otra manera en el concurso: miembros de la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio; compañeros de los centros de la Red de Centros de Educación Ambiental de la CAM el Arboreto Luis Ceballos y  Centro El Águila; nuestro incondicional apoyo de Alberto y sus conocimiento de cocina solar, y técnicos de la oficina del Parque Regional del Sureste

¡Muchas gracias a tod@s! Y nos vemos el año que viene😉