Autillo Europeo (Otus scops)

Si eres visitante habitual de nuestro centro, seguramente recuerdes que hace aproximadamente un año tuvimos en nuestro mirador la exposición temporal “El Maravilloso Mundo de las Rapaces Nocturnas” en colaboración con el Centro de Recuperación de Rapaces Nocturnas BRINZAL. En ella pudiste observar, entre otras recreaciones, la de un ave rapaz de apenas 20 cm de longitud y 50 cm de envergadura, dimensiones que la convierten en el ave rapaz más pequeña de España: el autillo.

Expo Brinzal

Reconstrucción de un autillo, parte de la exposición de Brinzal.

Este pequeño búho se caracteriza por su plumaje en tonos grises y pardos que, junto a sus patrones de líneas y franjas, les permite pasar totalmente inadvertidos sobre las ramas de los árboles. Sin embargo su potente camuflaje no les sirve de mucho cuando los machos emiten su reclamo, que suena como una flauta, y que repiten de forma regular en intervalos de 2 segundos. Como la mayoría de rapaces, el autillo presenta unos grandes ojos de color amarillo brillante como adaptación a la vida nocturna. Además presenta unos penachos de plumas de color marrón grisáceo en la cabeza a modo de “falsa oreja” muy representativos.

Habitan principalmente en zonas abiertas donde puedan cazar con facilidad y zonas arboladas no muy densas, tales como sotos fluviales, jardines y parques, olivares y también en bosques de fronda, cercanos a las poblaciones, con árboles de troncos huecos. En la Península Ibérica y Baleares los ejemplares pertenecen a la subespecie mallorcae, la mayoría de los cuales migran hacia zonas africanas en invierno y vuelven sobre marzo para criar.

Insectívoros de hábitos nocturnos, suelen cazar desde posaderos capturando a sus presas en el suelo. Su alimento principal son invertebrados grandes (grillos, saltamontes, polillas, etc.) aunque en ocasiones pueden cazar pequeños roedores, pájaros, reptiles y anfibios, lo que le convierte en un gran aliado para el control de plagas en campos de cultivo.  

Los autillos se emparejan de por vida y anidan en agujeros de árboles. Las puestas son de 3 a 6 huevos, e incluso a veces pueden hacer varias. La hembra es la que incuba los huevos y los protege durante 24 días. Cuando nacen, los autillos presentan un plumaje que se denomina primer plumón de color blanco, según van creciendo van cambiando al plumaje definitivo, que se renueva anualmente, pasando por el plumaje lanoso de transición.

Suelta brinzal3

Ejemplar de Autillo europeo liberado en colaboración con BRINZAL

Es una especie muy sensible a la transformación del paisaje donde reside, siendo la pérdida de hábitat y de presas las principales amenazas para esta especie. Además, la destrucción de sus nidos o los atropellos afectan a las poblaciones, de ahí que aunque la especie no está amenazada, sí está incluido en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Es por eso que cuidar y restaurar los paisajes y las zonas de bosque degradadas donde suelen habitar estos pájaros es fundamental para proteger a este curioso y escurridizo ave. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otra manera que tenemos de cuidar del autillo es colaborar con alguna entidad que trabaje directamente en su conservación. Nosotros nos enamoramos del autillo durante  una actividad de liberación de tres individuos que realizamos en los alrededores de nuestro centro junto con Brinzal y durante la cual descubrimos la posibilidad de apadrinar individuos (de autillo u otras especies de rapaces nocturnas) que recuperan en su centro para poder liberarlas posteriormente. Y eso es lo que hemos hecho: ¡hemos apadrinado un autillo! Tras su recuperación, como madrina o padrino, serás el encargado de liberar el individuo de la especie elegida. En nuestro caso, hemos decidido apadrinar un individuo irrecuperable os presentamos a…

¡¡Capitán Scops!!

20200131_110238

Os Centro de Educación Ambiental (1)_page-0004

Y tú, ¿te animas a apadrinar un autillo para ayudar a la especie? 

 

Fuentes:

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo)

1Muchas de las personas que vienen al Parque Regional del Sureste en invierno se sorprenden al ver a esta ave marina sobrevolando alguna de las lagunas en pleno centro de la península. Estas grandes aves pescadoras poseen un plumaje oscuro y puede recordar a un pato grande. Son excelentes nadadoras y buceadoras, y cuando se las ve posadas suelen estar con las alas abiertas para secar sus plumas. Su vuelo es pesado con el cuello ligeramente encogido.

4

De adultos su plumaje es negro con destellos metálicos y azules. En primavera, durante la época reproductora, la garganta se torna blanca y también le aparecen manchas blancas por el cuerpo y la cabeza. Su pico es grueso y termina en forma de gancho, con una mancha amarilla alrededor que le llega hasta el ojo. Los juveniles suelen ser pardos y con las partes ventrales blancas.

3

El cormorán se alimenta de peces que captura bajo el agua sumergiéndose e impulsándose con sus poderosas patas. La pesca suele ser cooperativa y la suelen realizar entre varios ejemplares. Por eso es muy común verlo nadando en las lagunas durante el invierno y cuando sale del agua se posa en árboles o rocas. Suele anidar en los árboles, aunque también anida en acantilados. Habita tanto embalses como grandes ríos,  lagunas, estuarios, deltas, albuferas… En el parque forma grandes dormideros o posaderos en árboles cerca del agua.

2.jpg

Durante la época de cría, de abril a mayo, crea voluminosos nidos hechos con ramas en los que deposita entre 3 y 4 huevos. Los cormoranes que invernan en el parque migran hacia la costa antes de la temporada reproductora, aunque ya hemos podido comprobar que algunos individuos se quedan a pasar todo el año. Los que no se quedan, regresan en verano a zonas del norte de Europa, como las islas Británicas, Países Bajos o Dinamarca.

Otra ave marina muy similar es el cormorán moñudo, más pequeña y esbelta que se distingue fácilmente del cormorán grande porque que en la época de cortejo desarrolla una pequeña cresta en la frente. Además, la distribución del moñudo se reduce a la costa y no se encuentra en el interior como el grande. Así que al venir a pasear por el parque no hay duda, al que vas a encontrar es al cormorán grande.

cormoran

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Guia de la naturaleza en el Parque Regional del Sureste. Grupo Naumanni.
  • Guía de aves de SEO/Birdlife.

Jornada de anillamiento científico con ENARA

El pasado domingo 31 de marzo, dentro de nuestra programación de actividades gratuitas de fin de semana, contamos con el grupo ENARA para realizar en nuestro centro una jornada de anillamiento científico en la que pudimos conocer no sólo más acerca de esta técnica sino también sobre la biología de las aves en general y sobre las especies que anillamos en particular.

poniendo.las.redes

Instalando las redes de niebla.

Lo primero que hicieron fue instalar las redes de niebla, que es como se llama a las redes que utilizaron. Se instalaron bien temprano, antes de la llegada de los asistentes. Lo ideal es ponerlo 20 minutos antes del amanecer para que estén puestas antes de las aves comiencen su actividad.

recibiendo.al.grupo

Miriam, junto al resto de sus compañero (David, Borja y Patri) durante la explicación.

Nada más llegar los asistentes lo primero que hizo Miriam, una de la anilladoras de ENARA, fue presentarse y contar en qué consiste y cómo se hace el anillamiento científico. Nos enseñó los diferentes tipos de anillas que existen en función del tamaño del animal y del objetivo de la anilla. Tras esta explicación solo nos quedaba cruzar los dedos y esperar a que cayera en las redes algún pájaro en las revisiones que cada hora se hacían.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Y mucha suerte tuvimos! Porque durante la mañana cayeron individuos de las siguientes especies: jilguero, mito, gorrión molinero, curruca capirotada y agateador común. En total 10 individuos. A cada uno de ellos, a parte de ponerle la anilla, se le tomaron diferentes medidas alares así como el peso. También aprovechamos para conocer más sobre su biología, pudimos verles, hacerles fotos y disfrutar de ellos a una cortísima distancia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esperamos poder realizar un nuevo anillamiento en el futuro en nuestra programación de actividades de fin de semana para seguir disfrutando, conociendo y aprendiendo de las aves campilleras más pequeñas.

Pájaro moscón (Remiz pendulinus)

Durante el invierno,  los árboles de las riberas de los ríos y lagunas del Parque Regional del Sureste, se encuentran desprovistos de sus hojas, y con ello quedan al descubierto unas curiosas estructuras, los nidos de pájaro moscón (Remiz pendulinus).

Pajaro-moscon

Este diminuto y discreto pajarillo se reconoce fácilmente por la llamativa máscara facial negra, algo menos patente en la hembra y grisácea en los juveniles, que resalta vivamente sobre la coloración blanco-grisácea de la cabeza y se prolonga desde la zona baja de la frente hasta la región auricular. Su dorso es castaño, aunque las partes inferiores, tanto de las alas como de la cola son ocres.

Vive con preferencia durante la época de la cría en riberas arboladas, en especial donde abunden los álamos blancos, Populus alba, que parece ser su árbol favorito para la nidificación. Se le puede ver durante todo el año aunque con más facilidad durante la época de cría, primavera y verano. Esta ave se alimenta de insectos, arañas y en ocasiones de semillas.

PMosconSEONido

Macho de pájaro moscón en el nido. Fuente: SEO/Birdlife.

Lo más característico de este ave es su nido, utiliza el “algodón” de los chopos principalmente y de otras plantas junto con otras fibras vegetales para construir su nido. Se trata de uno de los nidos más complejos de nuestras aves ibéricas. Tiene forma de globo que pende de las ramas de los árboles, posee una abertura en forma de tubo por la que se accede al interior del nido.

Si quieres conocerlo puedes venirte con tus prismáticos para intentar verlo en los alrededores de nuestra laguna y jugar a localizar sus nidos 😀 ¡Te esperamos!

Garza imperial (Ardea purpurea)

De entre las más de 120 especies de aves presentes en el Parque Regional del Sureste, una de las más llamativas por su tamaño, sus colores y su majestuosidad es, sin duda alguna, la garza imperial. Esta especie pertenece a la familia Ardeidae en la cual hay incluidas más de 70 especies. No solo otras especies de garzas (garza real, garza azulada,…) sino también sus parientes: garcetas, garcillas, martinetes y avetorillos. Todos ellos se caracterizan por ser aves zancudas de patas, picos y cuellos largos en relación a su cuerpo y por vivir cerca de núcleos de agua ya sea dulce o salada.

garza.en.el.agua

Individuo de garza imperial recorriendo las zonas menos profundas de nuestra laguna.

La garza imperial mide unos 70-90 cm de longitud y tiene una envergadura de 110-145 cm llegando a pesar hasta 1,2 kg. Sin casi dimorfismo sexual (la única diferencia es que las hembras son un poco más pequeñas) viste colores grises y púrpuras en su espalda, oscuros en el píleo de su cabeza de la que salen un par de plumas oscuras y largas, castaños con bandas blancas y negras en el cuello y vientre oscuro. Cazadora al acecho, aunque a veces lo hace de forma mas activa, se alimenta  principalmente de peces que complementa con anfibios, insectos y micromamíferos. Aunque caza en solitario, nidifica en colonias en el carrizal poniendo entre 4 y 5 huevos color azul verdoso por puesta.

garza.con.lagarto.en.pico

Garza imperial con un lagarto recién capturado.

Las especies con las que puede confundirse en el Campillo son: la cigüeña y la garza real. Para diferenciarla de la primera, hay que fijarse en su cuello mientras vuela ya que,  como el resto de ardeidas, vuela con el cuello encogido en forma de S. Para no confundirla con la segunda hay que fijarse en los colores ya que la garza imperial es más oscura que la garza real (y un poco más pequeña, aunque eso es más difícil de observar). Además, si vienes en invierno, a la que verás es a la garza real ya que la garza imperial es una especie estival, es decir, solo pasa con nosotros la primavera y el verano.

comparacion.garza.real.e.imperial

Diferencias morfológicas entre la garza imperial (izquierda) y la garza real (derecha).

Se estima que en España hay una población de unas 2.000 parejas, viviendo más de la mitad de ellas en las marismas del Guadalquivir y en el delta del Ebro, de las que tan solo unas 26-28 en el Parque Regional del Sureste. Incluida en la categoría de “Preocupación menor” en el Libro Rojo de las Aves de España y en la “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, sus principales amenazas son: la alteración de su hábitat, las sequías y el uso indiscriminado de plaguicidas.

Bibliografía:

SEO Birdlife

Guía de la Naturaleza en el Parque Regional del Sureste. Grupo NAUMANNI. 2005

Grulla común (Grus grus)

Hace unos días os habréis dado cuenta de un canto que nos acompañaba en nuestro día a día, se trata de las grullas (Grus grus) que en su largo viaje no paran de deleitarnos con su ruidoso trompeteo y su característica formación en forma de V. En la última semana de octubre y primeros de noviembre las grullas atraviesan Europa llegando a España y Norte de África donde permanecen hasta marzo, fecha en la que emprenden el camino de vuelta hacia sus zonas de cría.

Imagen1

Bandada de grullas en formación

Es un ave grande y esbelta, con una envergadura de 180 a 222 cm; de patas y cuello largos y de coloración general gris ceniza. La cabeza y el cuello son negros, destacando una mancha de color rojo en el píleo (parte superior de la cabeza) y una franja blanquecina a ambos lados. El pico, bastante largo y apuntado, tiene una tonalidad gris verdosa. Los jóvenes presentan un color parduzco y carecen del diseño característico de la cabeza.

Grulla dibujo SEO

Dibujo de una grulla donde se aprecia el patrón de coloración de un ejemplar adulto.    Fuente: http://www.seo.org

Se alimenta principalmente de raíces, tubérculos, frutos, hojas y semillas, dieta que se ve complementada con insectos, arácnidos o lombrices sobre todo durante el desarrollo de los pollos. Cada año, a principios de primavera las grullas comienzan su ritual de cortejo (vídeo realizado por Carlos de Hita) que consiste en una serie de movimientos, saltos y danzas que realizan ambos sexos.

 

Finalizado el cortejo, la pareja busca un lugar adecuado entre la vegetación palustre para emplazar su nido. La puesta, en el mes de mayo, suele ser de dos huevos incubados por ambos progenitores durante un mes. A los 70 días, los pollos comienzan a practicar sus primeros vuelos y toda la familia permanecerá unida durante la migración y todo el invierno, hasta la nueva época de cría.

pasilloyarbol2

Exposición itinerante “1000 grullas para la paz” en el Centro El Campillo.

Este ave majestuosa tiene gran simbolismo y significado en muchas culturas. En la cultura japonesa, la grulla es símbolo de honor y lealtad. A lo largo de todo el Lejano Oriente es considerada un pájaro de buen augurio y su figura con la técnica de “origami” representa la paz y la esperanza.

 

Fuentes: 

 

Golondrina daúrica

Con el fin del verano y la llegada del otoño, el Parque Regional del Sureste no sólo cambia de colores, sino también de especies de aves. Una de las especies de aves que podemos ver volando en los alrededores del campillo desde marzo hasta octubre, procedente de sus zonas de invernada en África, es la golondrina daúrica (Cecropis daurica), que en estas fechas comienza su camino hacia el sur. Con una longitud de 17 cm y una envergadura de 33 cm, esta especie de la  familia Hirundinidae, nativa de África y Asia (en donde aún existen poblaciones sedentarias), empezó a venir a España a principios del siglo XX.

Golondrina.daurica.posada

Ejemplar de golondrina daúrica posada en una de las vallas de nuestro centro.

Muy parecida a la golondrina común, su diferencia más llamativa con esta especie es la ausencia de babero rojo. Su pecho es de color blanco y el dorso y el píleo azules. Sus alas, largas y puntiagudas, y su cola, larga y ahorquillada, son negras al igual que sus cortas patas. Por su parte, la nuca es naranja y el obispillo presenta una franja blanca y otra naranja. No presenta dimorfismo sexual, por lo que el macho y la hembra son iguales.

lucha.entre.individuos.golondrina.daurica

Dos machos luchando por el territorio de nidificación.

Su dieta se basa en el consumo de pequeños insectos como moscas, mosquitos, hormigas voladoras, avispas, chinches y escarabajos que captura gracias a su pico ancho y corto mediante vuelos acrobáticos de persecución. Cuando se le ve cazar es común verla hacerlo junto a otras especies similiares como aviones, vencejos y la golondrina común.

golondrina.sobrevolando.campillo

Ejemplar de golondrina daúrica sobrevolando los alrededores de nuestro centro.

Su nido es bastante característico y fácil de identificar debido a su forma de cuenco con un túnel de entrada. Construido con barro por ambos miembros de la pareja, suelen ser reparados y reutilizados durante varios años al ser fieles a sus lugares de cría. Aunque nidifica en enclaves naturales también suele hacerlo bajo puentes o edificios. El periodo de cría se inicia a mediados de abril y finaliza en septiembre llegando a poner entre 3 y 5 huevos de color crema y con pintas rojizas que son incubados por ambos sexos durante unos 15 días. Los pollos dejan el nido cuando tienen alrededor de 27 días. Se estima que en España puede haber unas 100.000 parejas, número que parece ir en aumento.

nido.golondrina

Nido de golondrina daúrica en nuestro centro.

Como otros años, en nuestro centro ha anidando una pareja de golondrinas daúricas. Anímate a venir a verlo in situ y, con un poco de suerte, podrás verlas volar a tu alrededor si vienes en primavera o en verano.

Fuentes:

Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)

Una de las especies ornitológicas más fáciles de ver durante el invierno en el camino de nuestra laguna es el petirrojo (Erithacus rubecula). Este pájaro, del tamaño de un gorrión, es una especie residente del Parque Regional del Sureste pero su población aumenta durante el invierno con individuos procedentes del norte de Europa. Este incremento poblacional, sumado a la desnudez de los árboles y a su comportamiento de búsqueda de alimento en el suelo junto al camino, hacen del petirrojo una de las especies observadas más comunes durante el invierno.

petirrojo-ser

Dibujo de un petirrojo donde se puede apreciar muy bien su patrón de coloración. Fuente: http://www.seo.org

Con tan solo 20 gramos de peso, cuerpo rechoncho (sobre todo en invierno), pico fino y ojos grandes y oscuros, el petirrojo es fácilmente identificable. Su dorso de color gris oliváceo, vientre claro y su inconfundible mancha roja anaranjada que cubre su cara, su garganta y su pecho, le convierten en un ave de fácil identificación. Aunque no se le vea, también puede notarse su presencia a través de su reclamo característico que suena como un tac repetido con frecuencia y de manera irregular (tac-tac o tac-tac-tac).

petirrojo-2

Petirrojo posado en la rama de un árbol de los alrededores de la laguna de El Campillo.

Al petirrojo le gusta habitar todo tipo de ambientes aunque prefiere el bosque de ribera, el encinar y los jardines. Ocupa la parte baja de estos ecosistemas y suele verse posado en alguna rama o en el suelo dando pequeños saltos buscando insectos de los que alimentarse. En invierno, ante la escasez de estos, se alimenta también de pequeños frutos. Al ser una especie territorial también pueden observarse persecuciones y disputas por los posaderos. El tamaño medio de su puesta es de entre 4 a 6 huevos, de color blanco.

petirrojo-1

Petirrojo buscando alimento en el suelo en los alrededores del Centro El Campillo.

Bibliografía

  • “Guía de la naturaleza en el Parque Regional del Sureste”. Grupo Naumanni
  • “Aves de España” Eduardo de Juana, Juan M. Varela. Editorial Lynx.
  • www.seo.org

Día de las Aves 2016

Un año más se ha celebrado el Día de las Aves. Organizado por BirdLife International a escala mundial y coordinado en España por SEO/BirdLife, se celebró los días 1 y 2 de octubre con el objetivo de acercar a los ciudadanos el fascinante mundo de las aves. Son muchas asociaciones, centros de educación ambiental y colectivos los que organizaron actividades en pueblos, ciudades, parques, áreas protegidas… para dar a conocer las aves con las que convivimos.

Como viene siendo habitual, el Centro El Campillo se sumó a la celebración. Este año desarrollamos un fin de semana monográfico en el que realizamos una senda ornitológica por el Soto de Bayona, en el municipio de Titulcia, y un taller en las instalaciones de nuestro Centro. Además, inauguramos la exposición temporal “1.000 grullas para la paz”, la cual se podrá visitar hasta diciembre y por la cual se realizará un cuentacuentos junto a un taller de origami el próximo 13 de Noviembre.

cortados

Panorámica de los cortados de Titulcia acompañados por el río Jarama.

En nuestro recorrido por el Soto de Bayona descubrimos este rincón del Parque Regional del Sureste, los ecosistemas que ven durante la senda y, por supuesto, dedicamos gran parte del tiempo a la observación de las aves. Aprendimos qué factores son importantes en la identificación ornitológica, cuáles son las especies más comunes en esta zona y tuvimos la suerte de observar, entre otras especies, cernícalo común, gorriones (ave del año 2016), fochas, gallinetas, ánade real, alondra, aguilucho lagunero y garza real.

img-20160929-wa0002

Cartel promocional de la exposición “1000 grullas para la paz”

En el taller “Tus primeros pasos en el conocimiento de las aves” descubrimos también cuáles son las principales características en las que nos tenemos que fijar para identificar una especie de ave y aprendimos a reconocer las especies más comunes en los alrededores de nuestra laguna: fochas, gallinetas, cormoranes, martines pescadores, abejarucos,… Además, hicimos varios juegos de reconocimiento: uno con las siluetas y otro con los sonidos y acabamos el taller con una manualidad. Los más “peques” diseñaron un búho con el cartón del rollo de papel higiénico y trozos de fieltro; y los más mayores hicieron grullas de papel, mediante la técnica de origami.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fue un placer formar parte del Día Mundial de las Aves 2016 y compartirlo junto a todos los participantes que vinieron. ¡Os esperamos el año que viene!

Métodos de estudio de egagrópilas

Como ya hablamos en una entrada anterior en nuestro blog, las egagrópilas son un recurso muy útil e importante para el desarrollo de estudios  ornitológicos. Al ser restos de la alimentación de los animales nos ofrecen una valiosa información sobre la biología  y la ecología trófica de cada una de las especies. Es decir, nos informan de la presencia de una especie en una zona determinada y nos permiten saber que es lo qué come esa especie en esa zona y cómo va cambiando su alimentación a lo largo del año. A su vez, y de manera indirecta, nos dan información sobre la presencia de las especie que depreda y de su población relativa.

plantilla_foto_campillo vertical

Ejemplo de egagrópila de cernícalo vulgar diseccionada.

A la hora de estudiar una egagrópila, de manera general, existen dos métodos para su estudio y análisis.

 MÉTODO SECO. Este método se basa en desmenuzar la egagrópila separando los huesos, teniendo especial cuidado con cráneos y mandíbulas. Posteriormente se introducen los restos óseos encontrados en agua oxigenada durante dos horas. De esta manera conseguiremos blanquear los huesos y terminar de separar los pelos. Finalmente se puede usar un tamiz fino para poner los huesos bajo el grifo y conseguir una limpieza total.

plantilla_foto_campillo vertical.jpg 2

Ejemplo de ficha usada para el estudio de la egagrópila

MÉTODO HÚMEDO. Si decidimos utilizar este método lo primero que tenemos que hacer es introducir las egagrópilas en alcohol rebajado en agua (o agua oxigenada, también rebajada). Los pelos flotarán y los huesos permanecerán en el fondo. Con unas pinzas podremos extraer el material sin riesgo a dañarlo. Una vez extraído todo el material (huesos) de la egagrópila, puede introducirse en agua oxigenada con el fin de decolorarlo (quedarán mas blancos), terminar de eliminar el pelo que haya podido quedar y revisarlo. Este método es un poco engorroso porque hay que limpiar cada hueso de pelos mojados individualmente, pero en teoría es más rápido.

Una vez separados los restos óseos presentes en la egagrópila es conveniente realizar una separación del material extraído en grupos en función de sus similitudes (cráneos, fémures, costillas, vértebras, exoesqueleto de insectos…). A continuación, gracias a guías de identificación, puede llegarse a identificar la especie a la que pertenecen esos huesos.

ega

Muestra de restos encontrados en una egagrópila en los alrededores del Centro El Campillo

Si queréis conseguir mas información, en este caso in situ, podeís visitar nuestro Centro ya que en nuestra exposición tenemos varias egagrópilas de Buho (Bubo bubo). Además, desmenuzamos una a través del método húmedo, extrajimos los restos óseos que en ella se encontraban y las ordenamos para que lo pudierais ver.

BIBLIOGRAFÍA

Guía de Identificaciín Huellas y Señales de las Aves de España y de Europa; Roy Brown, John Ferguson, Michael Lawrence y David Lees.

BRINZAL; Centro de Recuperación de Rapaces Nocturnas.

http://ornitologiaynatura.blogspot.com.es/2014/12/analisis-de-egagropilas.html

http://egagropilas.unizar.es/queson.php

https://es.wikipedia.org