Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares

En el municipio de Alcalá de Henares se encuentra el Museo Arqueológico Regional, situado en la Plaza de las Bernardas en un edificio histórico monumental. Su visita es muy recomendable para conocer nuestro pasado más remoto y más reciente, es de acceso gratuito.

Museo_Arqueológico_Regional_CAM

Entrada el museo. Fuente: wikipedia.

El museo, de dos plantas, está organizado en salas situadas cronológicamente. En la primera sala, a la derecha, encontramos las evidencias de cómo era Madrid antes de que los humanos o sus ancestros merodeasen por aquí. Podemos ver fósiles del Mioceno (23-5 millones de años), periodo durante el cual había un paisaje sabanoide, con grandes mastodontes y rinocerontes sin cuerno, entre muchos otros.

 

En esta misma sala podemos ver enormes fósiles de animales, alguno de los cuales presentan marcas realizadas con las herramientas rudimentarias usadas por los primeros homínidos hace 500.000-400.000 años. Estos homínidos eran los Homo heidelbergensis antecesores de los neandertales, y se puede apreciar una muestra de bifaces, que incluso se pueden tocar, y descubrir cómo evolucionaron los sistemas Achelenses a sistemas más sofisticados y eficaces de los posteriores colonizadores Homo sapiens.

 

Prosiguiendo en el museo, avanzamos en el tiempo hasta el calcolítico y edad de bronce. Se pueden admirar preciosas vasijas, curiosas queseras y multitud de abalorios y broches de los Carpetanos. Y unos interesantes vídeos nos muestran cómo fundían el metal para realizar todos estos objetos.

 

Después encontramos los espectaculares restos de Complutum y otras villas y domus de la época romana. Los ejemplos más impresionantes son los mosaicos representando mitología y arte de este periodo. Y para finalizar, múltiples vitrinas con curiosos restos de la época visigoda, andalusí y feudal.

IMG_20170110_130414.jpg

Mosaico de Aquiles  (s.IV d.C.)

Al finalizar no os podéis perder la tienda del Museo, donde venden puntas de flecha talladas por ellos mismos y organizan interesantes talleres de arqueología desde Arqueo didat. Por supuesto es muy recomendable pasear por Alcalá, y también os recomendamos el paraje natural de Los Cerros, con bandadas de jilgueros y espectaculares paisajes dejados por la incesante energía fluvial del Henares y sus afluentes Sorbe, Bornova, Badiel, Cañamares, Salado y Dulce.

IMG_20170110_150937.jpg

Foto desde Ecco Homo (punto más alto de la localidad) en el paraje natural de Los Cerros.

Bibliografía:

Cut marks on the Middle Pleistocene elephant carcass of Áridos 2 (Madrid, Spain). Journal of Archaeological ScienceVolume 37, Issue 10, October 2010, Pages 2469–2476.

Anuncios

Equinoccio de otoño

Ya nos adentramos anteriormente en nuestro blog en la explicación y celebración de los solsticios, hoy os cotamos un poco más sobre los equinoccios. La palabra equinoccio viene del latín aequinoctium que significa “noche igual“, ya que son los momentos del año en los que el Sol está sobre el ecuador y la duración del día y la noche es la misma en toda la Tierra, lo cuál sucede dos veces al año, entre el 20 y 21 de marzo y entre el 22 y 23 de septiembre.

equinoccios

Posiciones del Sol y la Tierra en solsticios y equinoccios. Fuente: cienciaexplicada.com

En estos momentos, el Sol sale exactamente por el este y se pone exactamente por el oeste. Visto desde el Ecuador (latitud 0º), el Sol sigue aparentemente una trayectoria vertical, alcanzando al mediodía el cenit. Sin embargo, observado desde los polos, el Sol describe un círculo rasante.

otoño

Poema otoñal.

Este año 2017, el día es el 22, así que esta noche, a las 22:02 (hora peninsular), comienza el otoño en el hemisferio norte y la primavera en el hemisferio sur. Para el hemisferio norte el comienzo de esta estación supone que los días serán cada vez más cortos (aunque ya se venían acortando, se “acelera” el proceso, y se hace más notable). Además, es la estación en la que hacemos, de nuevo, el cambio horario, que este año coincide con el último fin de semana de octubre (lo noche del sábado 28 al domingo 29).

atardeceCampillo.jpg

Atardecer otoñal desde el Centro El Campillo, 2016.

 

Como es de esperar, también los equinoccios tienen sus celebraciones. Diversas culturas, entre ellas los Celtas, festejaban en esta fecha la cosecha, la fertilidad y el equilibrio y armonía del Universo, en este momento exacto de equilibro entre luz y sombra, luna y sol.

garcillas

Garcillas bueyeras vistas desde el Centro El Campillo, 2016.

En el Centro El Campillo esperamos con ganas la llegada del otoño, momento en el que vuelven a visitarnos diversas aves como los patos cuchara, las gaviotas, los cormoranes o las garcillas bueyeras, aunque nos despedimos de los fugaces pasos de los lagartos ocelados y otros reptiles que se refugian hasta la llegada de la siguiente primavera. Y los árboles caducifolios, dominantes en nuestros alrededores, van perdiendo las hojas que cubrirán los caminos de colores otoñales.

Fuentes:

¡No es un mamut, es un elefante!

Muchos visitantes del Centro El Campillo se sienten impresionados cuando ven la réplica a tamaño real de un gran paquidermo del pasado que se encuentra en nuestro recinto, y se oye muy frecuentemente: ¡Mira! ¡Un mamut! Pero no se trata de un mamut, sino de una hembra de elefante antiguo (Palaeoloxodon antiquus).

elefante

Reconstrucción de hembra y cría de Palaeoloxodon antiquus en el recinto de nuestro centro.

¿Y en qué se diferencia entonces esta especie de elefante de un mamut?

  • En primer lugar, el clima en el que vivió cada uno de ellos. Palaeoloxodon antiquus, al igual que los elefantes  actuales, vivió en zonas cálidas; mientras que los mamuts lo hicieron en zonas frías (de ahí la presencia de una gran capa de pelo en los mamuts para protegerse de las bajas temperaturas frente a los elefantes que han perdido ese pelo como adaptación a climas cálidos).
  • En segundo lugar, porque Palaeoloxodon antiquus es una especie más antigua que los últimos mamuts (Mammuthus sp.). Mientras que Palaeoloxodon antiquus vivió entre hace 800.000 y 100.000 años (aunque se han encontrado ejemplares en Portugal de 30.000 años), los mamuts vivieron durante la última glaciación, que finalizó hace 10.000 años cuando se instauró el clima cálido del que disfrutamos ahora, típico de periodos interglaciares.
diagrama glaciaciones mamut elefante.png

Gráfico en el que se observan los períodos glaciares (azules) e interglaciares (amarillos) junto a dos de las especies de proboscídeos que habitaron el centro Peninsular. Fuente: gráfica wikipedia. Imágenes: prehistoric-fauna.com y Hooper museum.

Otra de las especies de proboscídeos con los que se suele confundir a los elefantes prehistóricos, son los famosos mastodontes, con colmillos en ambos maxilares,(Familia Mammutidae, antiguamente llamada Mastodontidae). Estos mamíferos habitaron el centro de la Península Ibérica hace 15 millones de años, durante el Mioceno, periodo en el cual había un clima más cálido y constante con un paisaje sabanoide (análogo al actual Serengueti).

reconstrucción

Imagen de la exposición permanente del Centro El Campillo sobre los valores del Parque Regional del Sureste.

Nuestra réplica de elefante corresponde a una hembra de elefante antiguo de unos 35 años que vivió hace 500.000 años aproximadamente (periodo cálido interglacial). Los fósiles de esta elefante se encontraron en Arganda del Rey, muy cerca de la confluencia del río Jarama y Manzanares, en el yacimiento de Áridos I (podéis ver una reconstrucción del yacimiento en el Centro El Campillo y en el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares). Esta reconstrucción a tamaño real se pudo realizar gracias a la excelente preservación del cráneo, molares, colmillos, 12 vértebras, 10 costillas, 2 escápulas y la pelvis. En base a estos restos se ha deducido que medía 4,60 m de altura. El animal terrestre más grande del mundo actual, el elefante africano (Laxodonta africana), mide entre 2,70 y 3,80 m, ¡más de un metro de diferencia!

IMG_20170110_121210.jpg

Reconstrucción del yacimiento Áridos en el Museo Arqueológio Regional.

Bibliografía:

  • Blain, H.A, Santonja, M., Pérez-González, A., Panera, J., Rubio-Jara, S. , 2014, Climate and environments during Marine Isotope Stage 11 in the central Iberian Peninsula: the herpetofaunal assemblage from the Acheulean site of Aridos-1, Madrid, Quatemary Science Reviews 94, 7-21.
  • Exploradores de los valles. Volumen 2 de Madrid, una historia para todos.  ISBN/ISSN: 978-84-451-3380-4.
  • Pérez-González A. El marco geográfico, geológico y geomorfológico de los yacimientos de Áridos en la cuenca del Tajo. In: Santonja M, López N, Pérez- González A (Eds.). Ocupaciones achelenses en el valle del Jarama (Arganda, Madrid). Arqueología y Paleoecología, I, Diputación Provincial de Madrid; 1980. pp. 15–28.

Yacimiento carpetano de Miralrío

Unos de los restos arqueológicos más importantes que pueden encontrarse dentro de la superficie del Parque Regional del Sureste son los pertenecientes al pueblo carpetano. Algunos de ellos pueden verse en el Centro de Interpretación Arqueológico de Titulcia pero otros, como el yacimiento carpetano de Miralrío en Rivas Vaciamadrid, puede verse in situ, visitándolo, ya que se encuentra dentro del Plan de Yacimientos Visitables de la Comunida de Madrid.

miralrio1

Entrada al yacimiento.

Inaugurado en 2009, fue descubierto en 1996 mientras se desarrollaban obras para la urbanización del municipio. Los trabajos arqueológicos desarrollados en el yacimiento permitieron descubrir dos asentamientos diferentes. Uno de ellos, el más antiguo y de menor importancia, de la Edad de Bronce (en torno a 1.500-1.000 años a.C.), corresponde a tres fosas excavadas que serían usadas para almacenar alimentos.

miralrio3

Interior del yacimiento en donde se aprecian los restos de la vivienda.

La parte más importante del yacimiento corresponde a una vivienda carpetana datada con una antigüedad de entre 2.500 y 2.200 años (siglos IV y II a.C.). Los trabajos arqueológicos pertenecen a un poblado de la Segunda Edad de Hierro y es uno de los pocos vestigios del pueblo carpetano en la Comunidad de Madrid. El resto que ha quedado de aquella edificación es el zócalo de piedras sobre el que se levantaban los muros de adobe sobre los que se construía un techo de vegetación con arcilla y tierra.

miralrio4

Uno de los paneles informativos instalados en el yacimiento.

El recinto cuenta también con una reconstrucción de la casa la cual contaba con dos zonas bien diferenciadas: una destinada a vivienda y otra a almacenaje. Durante la visita a esta instalación pueden verse las dos estancias de la casa, las fosas empleadas como almacenes y las herramientas relacionadas con las labores (molienda, cestería, textil) además de un vídeo que se proyecta sobre el pueblo carpetano.

miralrio2

Reconstrucción del interior de la vivienda carpetana.

¿Por qué decidió instalarse este grupo carpetano en esta zona? Pues debido a su situación estratégica ya que, al igual que en la actualidad, se encontraba próximo a los valles de los ríos Manzanares y Jarama lo que permitía un acceso fácil a los recursos que estos les brindaban y la posibilidad del desarrollo de la ganadería y la agricultura. Además, al estar ubicado a cierta altura, les permitía controlar visualmente gran parte de la superficie de alrededor.

Webgrafía:

Solsticio de invierno

Ya de lleno en diciembre, con adornos de Navidad por todos lados, turrones en las casas esperando a ser abiertos, abrigos de los que no nos separamos… huele a invierno, ¿no? ¡Claro! es que está a punto de llegar. La semana que viene, el miércoles 21 antes de las 12 del mediodía, podremos decir que estamos en invierno.

inviernoobservatorio

Invierno en el reciento del Centro El Campillo.

Y, como sabréis, el comienzo del invierno en el hemisferio norte se da con el solsticio hiemal, que suele ser alrededor del 21 de diciembre. Los solsticios no ocurren exactamente a la misma hora ni el mismo día cada año, debido a la inexactitud del periodo de traslación de la Tierra, que en realidad tarda un poco más de 365 días en dar una vuelta alrededor del sol ( y por ello existen los años bisiestos cada 4 años).

gaviotas

Gaviotas alzando el vuelo en la Laguna El Campillo

La palabra solsticio viene del latín solstitium, que significa sol quieto, estático, situación que se da dos veces al año y coinciden con los dos momentos en los que sol alcanza su mayor o menor altura respecto de la Tierra. Y se dice que el sol está inmóvil porque durante algunos días su altura máxima al mediodía no cambia.

En el caso del solsticio de invierno en el hemisferio norte, es el momento en que alcanza su menor altura y coincide, por tanto, con la noche más larga del año y el día más corto. En este momento el sol se encuentra sobre el trópico de Capricornio. Esta noche llega a durar más de 14 horas en España y 24 horas en el polo norte.

solsticio.jpg

Movimiento de traslación de la Tierra. Fuente: Saber curioso

Además de la explicación científica y astronómica, los solsticios han estado ligados a diversas celebraciones desde tiempos históricos. Festividades como la romana Saturnalia, que duraba una semana, el Festival de Juul en Escandinavia, la Ceremonia de Hopi Soyal en América del Norte, y otras muchas en ambos hemisferios. En el hemisferio sur muchas de estas festividades celebran la “llegada” del sol, que “gana” a la noche para alargar los días y permitir la productividad de la tierra.

chopoinvernal.jpg

Árbol y hoja de álamo blanco (Populus alba)  en invierno en el recinto del Centro El Campillo

Aquí, en el Centro El Campillo, esperamos impacientes que llegue la noche del 21 de diciembre para poco a poco volver a disfrutar de la ampliación de los minutos, y después de las horas, de luz del día con todo lo que ello conlleva: más horas de observación de la naturaleza, disfrutar del amanecer y todo su movimiento en la laguna… y, sobretodo, ¡el ahorro energético!

Fuentes

Junco churrero (Scirpus holoschoenus)

Cuando paseamos por los alrededores de la laguna El Campillo es frecuente encontrar una planta conocida por sus usos tradicionales: el junco churrero. Que no se encuentra sólo en esta zona sino  también en otras zonas del Parque Regional del Sureste.

juncoYchurros

Churros engarzados en tallo de junco churrero

El junco churrero es una planta vivaz con tallo de sección circular,  sin hojas; éstas se han reducido a unas vainas situadas en la base, que al envejecer dejan un retículo fibroso. Sus flores carecen de pétalos o sépalos, pero los estambres y los estilos, que se encuentran separados en la mayoría de las especies, están rodeados de una escama pequeña llamada gluma, importante para la identificación.

Los juncos se encuentran en zonas que pueden encharcarse estacionalmente o en suelos próximos a los cursos de agua o lagunas, fuentes, acequias, abrevaderos, charcas o cauces de curso lento, pero también toleran la desecación superficial del suelo en la época estival.

Diapositiva1

Junco churrero cerca del Centro El Campillo (Scirpus holoschoenus)

Los juncales están ampliamente extendidos por toda la Península Ibérica, desde el nivel del mar hasta los 2000 m de altitud. Se suelen encontrar asociados junto a otras plantas de la siguiente manera: junto al esparto basto o atocha  (Stipa tenacísima) en las laderas inferiores y en las terrazas. En las lomas de los yesos y extendido hacia las campiñas de suelos salinos, se encuentra asociado junto al esparto fino o albardín (Lygeum spartum), la grama (Cynodon dactylon) y el lastón (Brachypodium phoenicoides).

UTILIDADES DE LA PLANTA

Se le conoce como junco churrero porque se utilizaba y aún se hace en algunos lugares, para transportar o engarzar los churros o buñuelos. Al igual que el esparto, sus tallos también han sido empleados para hacer asientos de sillas, cestas, etc. Históricamente en Castilla-La Mancha el junco, el carrizo (Phragmites australis) y el albardín (Lygeum spartum) se han empleado como materia prima para diversas artesanías vegetales como trabajos de cestería.  De hecho los pastores hacían chozas y cobertizos con los tallos de carrizo.

 

churros

Churros insertados  (Fuente: http://www.ajuarportatil.com)

Según la medicina popular de Castilla-La Mancha, de esta planta se ha utilizado prácticamente todo (raíz, tallo y flor) para combatir varias enfermedades como diarreas, dolores de barriga, dolor de hígado, infección de orina, resfriados, tensión alta, reuma o verrugas.

En Ciudad Real, por ejemplo, la raíz cocida se tomaba como infusión para contrarrestar los dolores de barriga; mientras que en Cuenca se usaba el tallo para eliminar las verrugas a través de un curioso método que consiste en arrancar un junco, frotar la base (“lo blanco”) en la verruga y volverlo a plantar al revés, tras lo que después hay que irse sin mirar atrás. También se recolecta la flor del junco churrero para preparar una cocción junto con la flor del cardillo (Scolymus hispanicus) y se toma para cortar diarreas; esta infusión incluso se le suministraba a los animales domésticos con el mismo propósito.

sillon-de-junco-blanco-de-fibra-natural-y-pie-de-forja

Sillón de junco (Fuente: http://www.moai.es)

Fue una de las plantas mas ámpliamente utilizada para techar chozas en la provincia de Córdoba. Igualmente, la presencia de esta especie en el paisaje, es un indicativo de humedad freática bajo el subsuelo, circunstancia que ha servido para realizar pequeños pozos y manantiales, con los que abastecerse de agua.

Diapositiva2

Junco churrero en los alrededores de la laguna de El Campillo

 

Fuentes:

Restos de la historia en el Parque Regional del Sureste

El Parque Regional del Sureste es una zona protegida por la Comunidad de Madrid. Entre los valores que inspiraron su protección allá por el año 1994 (Ley 6/1994, de 28 de junio, sobre el Parque Regional en torno a los ejes de los cursos bajos de los Ríos Manzanares y Jarama), están la preservación de aquellos valores históricos y arqueológicos que se encuentran en el Parque.

Durante la Guerra Civil lo que hoy constituye el Parque Regional se convierte en escenario de una de las principales batallas, la del Jarama. Durante el mes de febrero de 1937 se libran duros combates que cruzan el valle del Jarama de oeste a este, estabilizándose la línea del frente a principios de marzo en el límite este del Parque.

En la actualidad aún quedan numerosos vestigios de la contienda: búnkeres, fortificaciones, puestos y líneas de trincheras. Por este motivo, para todos los senderistas que paseen por zonas de nuestro Parque, además de observar el paisaje, la flora, fauna etc, recomendamos que pongan atención a los restos de la historia.

Cuando hacemos sendas por zonas muy cercanas a nuestro Centro El Campillo, como el Soto de las Juntas, podemos observar los búnkeres hundidos en el curso del río Jarama.

Diapositiva3

 La guerra civil marcó esta comarca. El frente del Jarama es lugar de mucha historia y de mucha muerte.

Diapositiva1

Este valioso patrimonio arqueológico permanece abandonado, poco a poco desapareciendo, olvidándose.

En nuestra senda por los alrededores de la laguna de El Campillo es parada obligatoria desviarnos a ver el Puente de Arganda, del que ya hablamos en esta pasada entrada del blog.

Del igual manera que los búnkeres y trincheras, el puente también debe su fama a su protagonismo en la ya nombrada la Batalla del Jarama. Por este puente transcurría la carretera de Valencia que era la principal vía de abastecimiento de la República, tanto de suministro de armas por lo puertos del Levante como de alimentos. A comienzos de febrero las tropas nacionales intentaron cortar las comunicaciones hacía Levante llegando a estar a 3 km de la carretera y a disparar sobre el puente pero no consiguieron cortar las comunicaciones. El Puente de Arganda sobrevivió a la guerra, aunque tuvo que ser parcialmente reconstruido y conserva cicatrices en forma de impactos de bala.

puentedecerca
En los alrededores del pueblo de Titulcia, recorremos la zona del Soto de Bayona. Allí nos podemos encontrar trincheras y refugios, vestigios de una línea fortificada republicana, que se extendía desde los cantiles cercanos a la Laguna de San Juan hasta las inmediaciones de Aranjuez. Allí estuvo asentada en la zona una  División del 3er Cuerpo del Ejército.
Diapositiva2
Aquí podéis ver un video sobre las tricheras y refugios en Titulcia:
Para conocer más sobre la Batalla del Jarama, os recomedamos que visiteis el Museo de la Batalla del Jarama, situado en Morata de Tajuña.
Fuentes: