La Casa del Oso: Centro de Educación Ambiental del Oso Pardo en Asturias

La Fundación del Oso de Asturias (FOA), es una asociación cultural privada sin ánimo de lucro, formada en 1992, cuya sede es la Casa del Oso, centro de educación ambiental consagrado en particular al oso pardo cantábrico como especie. En este centro se llevan a cabo una numerosa serie de actividades enfocadas al cumplimiento del objetivo principal de esta ONG: la concienciación sobre la importancia de la conservación del oso pardo y su hábitat.

Casa del Oso

Casa del Oso, Proaza, Asturias. Fuente: Google Maps

 

Para ello, dicho centro cuenta con unas magníficas instalaciones situadas en el término municipal de Proaza, entre las que se incluye: un aparato expositivo permanente con fines divulgativos y didácticos, un equipo de audiovisuales y una sala polivalente para actividades varias. También cuenta con un rincón infantil anexo a la Casa en el que los más pequeños de la podrán aprender sobre esta magnífica especie a la vez que se divierten jugando.

Cercados Oseros

Recintos oseros junto a la Senda del Oso. Fuente: Google Maps

 

Pero sin duda, la estrella de las instalaciones que pertenecen a la FOA son los cercados oseros, situados al otro lado del Trubia, junto a la Senda del Oso. Estos recintos fueron habilitados con la intención de acoger a ejemplares que, por sus circunstancias particulares, no podrían sobrevivir en estado salvaje.

13882161_1309675559072726_6006086361128647986_n

La Senda del Oso a su paso por el puente romano de Villanueva, Asturias. Fuente: Margarita Cruz Boren

13900261_1309675512406064_716191180589422959_n

Una de las muchas infraestructuras mineras reconvertidas en Vías Verdes por las que discurre la Senda del Oso. Fuente: Margarita Cruz Boren

 

Paca y Tola fueron rescatadas por las fuerzas de seguridad del Estado cuando, en 1989, fueron incautadas al cazador furtivo que había matado a su madre. Furaco, en cambio, fue introducido en 2008 desde Cabárceno con el objetivo de implementar un programa de cría en cautividad que al final resultó fallido. Moli, que fue la última en llegar, fue encontrada en 2013 en un estado de salud lamentable cuando, a la edad de 8 meses, se despeñó por unos cortados situados en el Parque Natural de las Fuentes del Narcea. Se intentó su reinserción en la naturaleza, pero su apego por los seres humanos hizo imposible la misión. De hecho, ahora no es extraño verla merodeando por los límites del recinto de varias hectáreas del que dispone solo para ella, atraída por la curiosidad que le provocan los seres humanos.

13925143_1309675849072697_4172559165741438209_n

La osezna Moli, acercándose a los límites de su recinto a curiosear. Fuente: Margarita Cruz Boren

 

Hoy en día el centro se ha convertido en el símbolo de la conciencia medioambiental de Proaza, los locales se sienten enormemente orgullosos de él, están considerablemente implicados con la labor que lleva a cabo, e incluso consideran a Paca y Tola, por su ya prolongada presencia en el centro, como las hijas predilectas del pueblo.

Anuncios

Centro de Educación Ambiental de Polvoranca

Hoy os llevamos de excursión virtual para que conozcáis otro de los 11 centros que componen la Red de Centros de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid. Como sabréis, estos centros tienen como objetivo acercar la naturaleza a los habitantes, tratando de inculcarles valores basados en el respeto, la conservación y la sostenibilidad en el medio ambiente. En el CEA del Parque de Polvoranca, situado en Leganés, al sur de la capital, quieren vincular a los ciudadanos con el medio para que éstos participen en su conservación.

Diapositiva1

Panel informativo del Parque Forestal de Polvoranca

El Centro de Polvoranca está formado por un edificio en dónde se  puede encontrar un punto de información, y  una sala de exposiciones temporales. Durante esta primavera, ha acogido la exposición “1000 grullas para la paz”, compuesta por origami, acuarelas, pinturas y fotografías, entre otros, con las grullas como protagonistas, la cuál estuvo en el Centro El Campillo y que sigue volando por diferentes sitios. Además, el huerto del CEA es uno de sus puntos fuertes. Un huerto “ecológico, educativo y colectivo” en el que se llevan a cabo talleres de horticultura, se aprende sobre el ciclo de las cosechas y se potencia la socialización.

centro

Centro de Educación Ambiental de Polvoranca

Como en el resto de centros, en Polvoranca proponen distintas actividades según el tipo de público. Entre semana, colegios e institutos visitan el centro y el parque, realizando distintas actividades adaptadas a la edad de los exploradores. Los niños, reciben una carta del centro antes de la visita, y después, realizan un trabajo sobre la excursión. De esta manera, el aprendizaje es más ameno. Estas excursiones pueden ser por el Jardín de Rocas, el Parque Botánico o el Estanque de Maripascala.

jardín

Rosales variados al lado del Centro

Por otro lado, los fines de semana se realizan talleres y actividades de los que se puede disfrutar en familia. Entre otras actividades se realizan sendas con las que apreciar las aves del Parque, rutas fotográficas, talleres de cajas nido y rutas en bicicleta. ¡Apuntaos a su Club de Amigos para ver las actividades que proponen cada trimestre!

grullas

Exposición 1000 grullas por la paz

¡No dejéis de ir a visitar el Parque de Polvoranca, allí estarán encantados de atenderos!

 

Bosque de Ribera

En el Parque Regional del Sureste podemos encontrar 4 ríos: el Jarama, el Manzanares, el Henares y el Tajuña, siendo el río Jarama el eje principal de todo el Parque Regional por el que discurre de norte a sur. A lo largo de ambos lados de los ríos se desarrolla el ecosistema que conocemos con el nombre de soto o bosque de ribera, a parte de este ecosistema podemos encontrar 4 ecosistemas más en el Parque: el bosque mediterráneo, los cortados yesíferos, las estepas cerealistas y los humedales.

Bosqueriberajarama

Bosque de ribera del río Jarama

Este ecosistema está formado principalmente por arbustos y árboles de hoja caduca que se disponen en bandas paralelas al cauce en función de sus necesidades hídricas y la capacidad que tienen de soportar avenidas o crecidas del río. En la banda más cercana al cauce podemos encontrar al sauce (Salix alba), seguido de los chopos o álamos (Populus alba y P. nigra), fresnos (Fraxinus angustifolia) y en la zona más alejada con menos humedad en el suelo encontramos a los olmos (Ulmus minor). En cuanto a los arbustos abundan los tarays (Tamarix gllica), los majuelos (Crataegus monogyna), escaramujos (Rosa sp.), zarzamoras (Rubus sp.), etc.

chopo otoño

Álamo blanco (Populus alba) en la ribera del río Jarama

Con respecto a la fauna en el ecosistema del bosque de ribera podemos encontrar como mamíferos más representativos el jabalí (Sus scrofa), la nutria (Lutra lutra), o el zorro (Vulpes vulpes); dentro de las aves podemos ver petirrojos, carboneros herrerillos, pájaro moscón, martín pescador, garzas, o diferentes pájaros carpinteros, entre otros.  También podemos encontrar algunas especies de peces, anfibios y reptiles así como multitud de insectos esenciales para el funcionamiento básico de toda la cadena trófica.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los bosques de ribera han sufrido multitud de impactos y cambios a lo largo del tiempo por la presencia humana. El terreno donde se asienta el bosque de ribera es muy fértil por lo que el ser humano ha ocupado desde hace siglos esos espacios para la agricultura. Esto provoca que se de una alta probabilidad de contaminación por vertidos, plaguicidas y fertilizantes. Además de sufrir canalizaciones y encajonamientos de los ríos.

bosque ribera otoño

Vegetación de ribera del Jarama a su paso por el Puente de Arganda

En los bosques de ribera se desarrolla un microclima particular, con un ambiente fresco y umbrío en su interior que atenúa y suaviza el clima de sus alrededores. Estos ecosistemas tienen una gran relevancia ecológica, puesto que nos aportan una serie de servicios ecosistémicos, funciones de gran importancia, estabilizando márgenes y orillas, mitigando los efectos de las crecidas y actuando a la vez como refugio y corredor natural para la fauna. Si a todo lo anterior sumamos su alto valor paisajístico, comprenderemos la necesidad de conservar y cuidar estos ecosistemas en el Parque Regional del Sureste.

Reservas de la Biosfera

Ya hemos hablado en otras ocasiones de espacios protegidos como los Parques Nacionales, los Espacios Red Natura 2000 y, por supuesto, el Parque Regional del Sureste. Pero, como imaginaréis, estas no son las únicas figuras de protección que existen. De hecho, teniendo en cuenta las denominaciones de las Comunidades Autónomas, se dan alrededor de 40 figuras de protección en el territorio español.

prados-6

Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón. Fuente: http://www.sierradelrincon.org

Dentro de los tres grandes grupos de espacios protegidos que comprende la ley 42/2007 del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, (espacios naturales protegidos, espacios red Natura 2000 y áreas protegidas por instrumentos internacionales), encontramos las Reservas de la Biosfera, dentro de las áreas protegidas por instrumentos internacionales.

maparb

Mapa mundial de Reservas de la Biosfera. Fuente: UNESCO

Esta figura fue creada dentro del Programa MaB (Hombre y Biosfera) de la UNESCO en 1971, con el objetivo de trabajar hacia un desarrollo sostenible. Es una red a nivel mundial, que cuenta con más de 650 espacios de 120 países en los que sociedad y medio ambiente se integran en busca del equilibro adecuado. Para ello, cada reserva cuenta con 3 zonas diferenciadas:

  • Una zona núcleo, cuyo objetivo principal es la conservación del medio.
  • Una zona tampón, a continuación de la zona núcleo, en la que se realizan actividades compatibles con la conservación de la zona anterior.
  • Una zona de transición, en la que se fomenta el desarrollo económico y social sostenible.
zonacion-rb

Esquema de zonificación de las Reservas de la Biosfera. Fuente: http://www.aad-proyecto-sierrarincon.org.es

En España, se han declarado hasta el momento 48 Reservas de la Biosfera (la última en 2016) repartidas por el territorio peninsular e insular, 4 de ellas transfronterizas. Las primeras reservas fueron declaradas en 1976, entre las que figuraban 2 españolas: Grazalema y Viñamala.

maparerb

Mapa de Reservas de la Biosfera de España. Fuente: http://www.rerb.oapn.es

Como se aprecia en el mapa, destacan las Reservas de la Biosfera en el cuadrante noroeste de la Península Ibérica y en las Islas Canarias, donde cada isla cuenta con una de estas figuras. En la Comunidad de Madrid, encontramos 2 Reservas: la Cuenca Alta del Río Manzanares y la Sierra del Rincón.

vinamala

Reserva de la Biosfera de Ordesa y Viñamala. Fuente: http://www.reservabiosferaordesavinamala.com

Esto es solo un pequeño entrante para abrir boca y que os animéis a empezar la “ruta de la biosfera” visitando todas las reservas y disfrutando de sus maravillas.

Bosque Mediterráneo

En el Parque Regional del Sureste podemos encontrar cinco tipos de ecosistemas diferentes: los humedales, las llanuras cerealistas, los cortados yesíferos, el bosque de ribera y el bosque mediterráneo. En esta entrada hablaremos sobre este último.

carrascal

Vista del encinar en la Dehesa del Carrascal de Arganda.

El bosque mediterráneo es uno de los ecosistemas más importante y característico, no sólo del Parque Regional, sino de todo nuestro país. Aunque antiguamente nuestro territorio estaba poblado por amplias zonas de encinares, la búsqueda de terrenos para cultivar o alimentar al ganado ha ido desplazando a estos bosques hasta sólo quedar áreas relictas difíciles de encontrar. Este es el caso de la Dehesa del Carrascal de Arganda, uno de los pocos ejemplos de bosque mediterráneo que podemos encontrar en el Parque. Un aprovechamiento típico que hacemos de este ecosistema son las dehesas, se trata de una explotación en equilibrio de los recursos del bosque: madera, frutos, setas, ganadería, etc.

encinas

Vegetación de bosque mediterráneo en el Parque Regional del Sureste con encinas y jaras.

Este bosque se desarrolla en clima mediterráneo, que está caracterizado por una marcada estacionalidad de inviernos templados y veranos secos con escasa precipitación y primaveras y otoños muy lluviosos, en muchos casos torrenciales. Esto hace que este ecosistema esté caracterizado por plantas muy especializadas y adaptadas a este tipo de clima. Un papel muy importante en la adaptación de la vegetación en este entorno, lo juega el fuego, que suele ser muy frecuente en los periodos secos, lo que hace que las plantas se hayan tenido que adaptar también a él.

flora

Vegetación típica de bosque mediterráneo.

La masa principal de vegetación  la constituyen la encina (Quercus rotundifolia), el quejigo (Quercus faginea) y la coscoja (Quercus coccifera) como especies dominantes propias de suelos calizos y yesíferos. Suelen estar acompañadas de madreselvas, esparragueras, espino negro, romeros, tomillos, etc. También podemos encontrar repoblaciones de pino carrasco (Pinus halepensis) con el objetivo de regenerar el suelo degradado y favorecer el restablecimiento de especies originarias del encinar.

animales

Alguno de los mamíferos que podemos encontrar en el bosque mediterráneo.

En cuanto a la fauna que podemos encontrar, mamíferos como el jabalí, zorros, conejos, ratones de campo… Entre las aves destacan la paloma torcaz, la urraca, carboneros, y alcaudones entre ellos. El bosque mediterráneo es el hábitat idóneo del lince ibérico y el águila imperial, ambas especies emblemáticas de nuestro territorio. Aunque por el momento no las podemos disfrutar en el Parque Regional del Sureste.

Día de las Aves 2016

Un año más se ha celebrado el Día de las Aves. Organizado por BirdLife International a escala mundial y coordinado en España por SEO/BirdLife, se celebró los días 1 y 2 de octubre con el objetivo de acercar a los ciudadanos el fascinante mundo de las aves. Son muchas asociaciones, centros de educación ambiental y colectivos los que organizaron actividades en pueblos, ciudades, parques, áreas protegidas… para dar a conocer las aves con las que convivimos.

Como viene siendo habitual, el Centro El Campillo se sumó a la celebración. Este año desarrollamos un fin de semana monográfico en el que realizamos una senda ornitológica por el Soto de Bayona, en el municipio de Titulcia, y un taller en las instalaciones de nuestro Centro. Además, inauguramos la exposición temporal “1.000 grullas para la paz”, la cual se podrá visitar hasta diciembre y por la cual se realizará un cuentacuentos junto a un taller de origami el próximo 13 de Noviembre.

cortados

Panorámica de los cortados de Titulcia acompañados por el río Jarama.

En nuestro recorrido por el Soto de Bayona descubrimos este rincón del Parque Regional del Sureste, los ecosistemas que ven durante la senda y, por supuesto, dedicamos gran parte del tiempo a la observación de las aves. Aprendimos qué factores son importantes en la identificación ornitológica, cuáles son las especies más comunes en esta zona y tuvimos la suerte de observar, entre otras especies, cernícalo común, gorriones (ave del año 2016), fochas, gallinetas, ánade real, alondra, aguilucho lagunero y garza real.

img-20160929-wa0002

Cartel promocional de la exposición “1000 grullas para la paz”

En el taller “Tus primeros pasos en el conocimiento de las aves” descubrimos también cuáles son las principales características en las que nos tenemos que fijar para identificar una especie de ave y aprendimos a reconocer las especies más comunes en los alrededores de nuestra laguna: fochas, gallinetas, cormoranes, martines pescadores, abejarucos,… Además, hicimos varios juegos de reconocimiento: uno con las siluetas y otro con los sonidos y acabamos el taller con una manualidad. Los más “peques” diseñaron un búho con el cartón del rollo de papel higiénico y trozos de fieltro; y los más mayores hicieron grullas de papel, mediante la técnica de origami.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fue un placer formar parte del Día Mundial de las Aves 2016 y compartirlo junto a todos los participantes que vinieron. ¡Os esperamos el año que viene!

98 años de Parques Nacionales en España

Hoy dedicamos el espacio de nuestro blog a recordar la declaración de los primeros Parques Nacionales en España, hace 98 años. Con la aprobación de la primera Ley de Parques Nacionales de 1916 ,¡100 años atrás!, España se colocó entre los países pioneros en protección y conservación de la naturaleza del continente europeo y dos años más tarde, en 1918, se declaraban los primeros Parques Nacionales: el Parque Nacional Montaña de Covadonga, que en 1995 pasó a ser el Parque Nacional de Picos de Europa y el Parque Nacional de Ordesa.

lago covadonga

Lagos de Covadonga (Parque Nacional de Picos de Europa). Fuente: Voluntariado en Parques Nacionales.

Desde este primer empujón en 1918 hasta 36 años después no se declaró ningún otro Parque, pero a partir de 1954 se dio un empujón al proceso y en la actualidad contamos con 15 Parques Nacionales en territorio español:

  • Ordesa y Monte Perdido (provincia de Huesca) – 1918
  • Picos de Europa (provincias de Asturias, Cantabria y León) – 1918 (Montaña de Covadonga),  1995
  • Teide (isla de Tenerife, Santa Cruz de Tenerife) – 1954
  • Caldera de Taburiente (isla de La Palma, Santa Cruz de Tenerife) – 1954
  • Aigüestortes i Estany de Sant Maurici (provincia de Lleida) – 1955
  • Doñana (provincias de Huelva y Sevilla) – 1969
  • Tablas de Daimiel (provincia de Ciudad Real) – 1973
  • Timanfaya (isla de Lanzarote, Las Palmas) – 1974
  • Garajonay (isla de La Gomera, Santa Cruz de Tenerife) – 1981
  • Archipiélago de Cabrera (Islas Baleares) – 1991
  • Cabañeros (provincias de Ciudad Real y Toledo) – 1995
  • Sierra Nevada ( provincias de Granada y Almería) – 1999
  • Islas Atlánticas de Galicia (provincias de Pontevedra y A Coruña) – 2002
  • Monfragüe (provincia de Cáceres) – 2007
  • Sierra de Guadarrama (provincias de Madrid y Segovia) – 2013
portada_02_cast_tcm7-272153

Mapa de localización de los 15 Parques Nacionales del territorio español. Fuente: MAGRAMA

Estos 15 espacios protegidos cubren una superficie de más de 380.000 hectáreas, lo que supone algo menos de 1% del territorio nacional (excluyendo las áreas marinas). Y todos ellos están incluidos en la Red de Parques Nacionales, bajo la coordinación del Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN)

Tras la citada Ley de 1916, otras han regulado estos espacios naturales, modificando el concepto y enfoque de las figuras de protección, hasta la última aprobación de la Ley 30/2014 de Parques Nacionales, actualmente vigente. Ésta define los Parques Nacionales como: espacios naturales, de alto valor ecológico y cultural, poco transformados por la explotación o actividad humana que, en razón de la belleza de sus paisajes, la representatividad de sus ecosistemas o la singularidad de su flora, de su fauna, de su geología o de sus formaciones geomorfológicas, poseen unos valores ecológicos, estéticos, culturales, educativos y científicos destacados cuya conservación merece una atención preferente y se declara de interés general del Estado. Así que todos estos requisitos cumplen los 15 espacios declarados en España hasta la fecha, que contienen uno o más sistemas naturales españoles enumerados en el Anexo de la misma ley 30/2014. Y es por todo ello necesaria su protección y conservación, a través de una adecuada gestión y uso de estos espacios y sus componentes.

valle ordesa

Valle de Ordesa (Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido). Fuente: MAGRAMA

Cada Parque Nacional es un pequeño mundo por descubrir y, por eso, os los iremos presentando poco a poco en este blog, para si, aún no habéis tenido la oportunidad de visitarlos, animaros a planificar un viaje próximo a estos enclaves representativos de los ecosistemas españoles, repletos de biodiversidad.

Fuentes consultadas: