2020 en El Campillo

Si algo marcó todos los aspectos de nuestra vida durante el 2020 fue el coronavirus, ya que desde mediados de marzo, con la llegada del confinamiento, tuvimos que quedarnos en casa y adaptarnos a la nueva situación. Sin embargo, los primeros meses del año pudimos vivirlos con normalidad y, tras unas semanas de reformas, pudimos inaugurar nuestra “Huerta Calamón” con una jornada de puertas abiertas.

Disfrutando de las jornadas.

Más tarde, durante los meses de confinamiento (marzo a mayo), nosotras también nos quedamos en casa y reconvertimos nuestro trabajo completamente al mundo virtual para poder llegar a todos los hogares. A lo largo de esas semanas, junto con el resto de centros de educación ambiental de la Comunidad de Madrid, propusimos multitud de actividades dentro del programa “Los CEAs en tu casa” y publicamos decálogos de buenas prácticas en el hogar. Entre otras actividades realizamos talleres de reutilización, mini talleres de rastros de animales y talleres de huerta en casa.

En junio, con la llegada del desconfinamiento, pudimos reabrir al público (aunque solo abrimos el recinto exterior). Para adaptarnos a la “nueva normalidad” señalizamos un recorrido unidireccional para evitar el cruce entre visitantes, restringimos el aforo e hicimos obligatoria la reserva previa y el seguimiento de unas normas básicas de prevención (distancia de 2 metros, mascarilla, …). La reapertura fue todo un éxito ya que en los fines de semana de ese mes vinieron a visitarnos 1300 personas.

Visitantes avistando aves desde el observatorio.

Ese mismo mes, retomamos muy poco a poco el desarrollo de actividades y comenzamos a realizar algunos talleres de huerto. En julio, ampliamos los talleres y comenzamos con las sendas guiadas (siempre cumpliendo las normas básicas de prevención y con los aforos permitidos en cada momento). En septiembre, pudimos realizar la inauguración, que inicialmente estaba programada para el mes de marzo pero que tuvimos que retrasar obligatoriamente por el confinamiento, de nuestra exposición fotográfica “El Campillo a través de las estaciones”, con las fotografías realizadas a través del proyecto que lanzamos en 2019 con el mismo nombre. En primer lugar lo hicimos con los fotógrafos participantes y, a lo largo de los meses siguientes, realizamos visitas guiadas al centro en grupos reducidos para poder verla.

A pesar de todo, tenemos la suerte de dar las gracias a las 12082 personas que visitaron nuestras instalaciones a lo largo de 2020 y a las 793 que participaron en nuestras actividades. Aunque hemos tenido muchos más visitantes que en años anteriores, hemos tenido muchos menos participantes en las actividades. Ha sido debido a los aforos establecidos para las actividades que tras el confinamiento han sido de 6 o 10 personas. Por ese motivo las listas de espera para las actividades han incrementando hasta sumar 456 personas.

El dato que también tenemos que tener en cuenta este año es el alcance de las actividades propuestas a través de nuestras redes sociales durante el confinamiento. En total, y solamente teniendo en cuenta Facebook y Twitter, esas actividades tuvieron un alcance de 61.762 personas (37.555 en Facebook y 24.207 en Twitter).

Este 2020 para nosotros también ha sido un año de renovación. No solo hemos remodelado completamente nuestro huerto sino que también hemos restaurado los elefantes, adaptado el observatorio a todas las movilidades, construido una nueva cabaña y restaurado la que ya teníamos. Además, hemos realizado podas de mantenimiento en todo el recinto para evitar accidentes por las caídas de ramas secas.

También aprovechamos la ocasión para agradecer el trabajo y colaboración de los productores que un año más nos han abierto sus puertas para dar a conocer otro de los valores del Parque Regional del Sureste: sus productos. Hablamos de Ramón, Raúl y Alfonso de la Bodega Viña Bayona; de Jacob e Isabel de Cervezas Villa de Madrid; de Cipri y Cristina de Vinos y Aceites de Arganda: de Sole, Luis y Jesús de Fructum, y a los productores del mercado agroecológico de Rivas Vaciamadrid en especial a Ecodebio.

Por otro lado, queremos mencionar a la Asociación IAIA gracias a la cuál pudimos tener la exposición “Tejiendo mares de solidaridad” durante los primeros meses del año; a los fotógrafos que participaron en el proyecto “El Campillo a través de la estaciones” y, por supuesto, al personal de la oficina técnica del Parque Regional del Sureste porque nuestro trabajo no sería completo sin su ayuda y colaboración.

Esperamos que poco a poco el 2021 nos traiga esa vieja normalidad que tanto echamos de menos y podamos volver a abrir las puertas del interior de nuestro centro, realizar actividades con mayores aforos y desarrollar todas las sorpresas que tenemos preparadas para el año que entra.

Salinas de Espartinas. Parte II

Continuamos con la incesante historia de las Salinas de Espartinas. Desde hace unos siglos el método de explotación es más industrial y conocido: el agua salobre se acumulaba en balsas expuestas al sol y posteriormente se obtendría la sal por evaporación y precipitación en las eras.

La sal se cosechaba durante el verano principalmente, el resto de meses se dedicaban a reparar los daños ocasionados por las lluvias y los corrimientos de tierras en las balsas, las eras y las canalizaciones.

Balsa_logo

Estado actual de una de las balsas de Salinas Espartinas.

El siglo XVI representa la etapa de esplendor de la historia de estas salinas. Su localización en el centro de la Península era una ventaja frente a la sal marina cuyo precio, inicialmente más barato, encarecía los elevados costes del transporte terrestre. Además, se encontraba en una posición intermedia entre Toledo y Madrid, potentes mercados urbanos en expansión con una densa red de caminos y cañadas. Por otra parte, se llevó a cabo una importante mejora de las instalaciones durante el reinado de Carlos V, lo que supuso un aumento notable de la producción de sal.

Felipe II, obligado por las dificultades que padecía la Real Hacienda, estableció el llamado Estanco de la Sal: ordenaba incorporar al patrimonio de la Corona todas las salinas de los particulares, excepto las de Andalucía, regularizando su producción y beneficios (el Desestanco se decretaría en 1869 por las Cortes).

Al comenzar el siglo XIX, Espartinas producía un 50% menos que en el siglo XVI. Además, la construcción del ferrocarril a mediados de ese siglo acercó la sal marina a los consumidores madrileños. Por ello, Espartinas empezó a diversificar la producción minera; y así, en invierno se captaban los sulfatos sódicos (Glauberita y Thenardita) que eran sales aptas para la producción de vidrio, papel, jabón y blanqueantes.

Salinas1926

Visita a las Salinas de Espartinas con motivo del XIV Congreso Geológico Internacional, 1926. (Foto IGME)

Tras la Guerra Civil la producción fue dejando de ser rentable y a finales de los años sesenta, tras varios milenios de explotación, cesó la actividad salinera.

A la sombra de esta explotación minera, encontramos un conjunto rupestre formado por cuarenta cuevas. No se conoce el momento en que estas viviendas comenzaron a construirse, pero el hecho de estar en una zona donde, desde la Prehistoria tenemos constancia de la existencia de aguas salinas y de su aprovechamiento para la obtención de sal, hace pensar que fueron realizadas en función de esta actividad.

Conjunto rupestre_logo

Conjunto rupestre en Salinas de Espartinas.

Como el ser humano ha paseado, vivido y trabajado por este terreno del Parque Regional del Sureste desde los tiempos más remotos, en los alrededores de las salinas se han encontrado piezas líticas de sílex: cuchillos, lascas, etc. También ha ido perdiendo monedas que van desde el mundo romano hasta la época actual. Y durante la Guerra Civil, el frente se estabilizó en las Salinas de Espartinas, por ello han quedado algunos materiales de ese momento, como balas o restos de metralla.

Fuentes:

Programación Otoño 2020

Imprescindible reserva previa. En caso de residir en algunas de las zonas afectadas por las restricciones de movilidad establecidas por las autoridades competentes, se le advertirá sobre la imposibilidad de realizar la reserva.

Curso escolar 2019-2020

Desde hace varios años el Centro El Campillo cierra sus puertas la primera quincena de agosto y en nuestro blog hacemos coincidir este descanso vacacional con el balance del curso académico que se va y marcándonos objetivos para el curso siguiente. Desgraciadamente, este año no ha sido normal porque ha estado marcado por la pandemia del COVID-19 y sus consecuencias, pero no queríamos que esto afectara para contaros qué es lo que hemos hecho (y dejado de hacer) durante este curso 2019-2020.

Twitter antonio fontan

Publicación en Twitter del Colegio Antonio Fontán de su visita al centro durante la semana de la ciencia 2019.

 

Durante el tiempo que los centros educativos tuvieron clases presenciales tuvimos la suerte de recibir la visita de 4318 alumnas y alumnos  de todos los niveles educativos (desde Educación Infantil a estudios universitarios) acompañados por 223 responsables (profesores/as, personal en prácticas, profesores/as de apoyo o padres y madres).

numero.de.alumnos.quenos.visitaron.de.octubre.a.marzo

Número de estudiantes por mes que vinieron a nuestras instalaciones de octubre a marzo.

 

De todos ellos, un total de 3160 alumnos realizaron alguna actividad con nosotras (73 %) mientras que el resto, 1158 alumnas/os (27 %), llegaron a nuestro centro a través de la senda de la laguna del Campillo y lo visitaron por libre (viendo en muchos casos el vídeo sobre los ecosistemas y la fauna del Parque Regional del Sureste).

visitantes.por.nivel.educativo.octubre.marzo

Número de estudiantes por mes que vinieron a visitarnos con actividad o mediante visita libre según el nivel educativo cursado.

 

Entre todos los ejes ofertados en nuestro Programa para Público Escolar, los que más realizamos fueron los de “Campillo Actúa” (sobre todo las actividades “Bosquecole” y “El mundo de los residuos”), seguido por nuestro eje de inglés “Campillo´s Friends” y después “Descubriendo el Parque Regional del Sureste”. Interesante señalar la entrada del nuevo eje ofertado “Mójate en el Campillo” que pudiendo participar solo estudiantes de Educación Primaria, representa casi un 10%.

Porcentaje.de.actividades.realizadas.octubre.marzo

Porcentaje de actividades realizadas por eje educativo entre octubre y marzo.

 

Además, gracias a los participantes en nuestras actividades hemos conseguido, entre otras cosas, continuar dando forma a nuestro “Bosque Cole”, liberar el entorno de la laguna de 19,6 kilos de basura,  dar a conocer el Parque Regional del Sureste a través del programa “Ecos del Sureste” con los alumnos/as del colegio “Benito Pérez Galdós ” de Arganda del Rey y reforestar el Parque Adolfo Suárez del municipio de Valdemoro con especies autóctonas con la ayuda de los alumnos de secundaria del Colegio Hélicon.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sabemos que no es hora de mirar atrás, pero nos hubiera gustado que hubieran venido a visitarnos todos los centros educativos que, con sus reservas a principio de curso, llenaron nuestro calendario. En caso de haber sido así, nos hubieran visitado un total de 6785 alumnos, de los cuales 5627 tenían reservada alguna de nuestras actividades. Esto hubiera supuesto un incremento de casi un 9% (más de 450 alumnos en relación al año pasado).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin embargo, a pesar de no poder recibir a los centros educativos en nuestra laguna y nuestras instalaciones, durante todo el confinamiento hemos propuesto y proporcionado todos los días actividades de educación ambiental en nuestras redes sociales a través del programa “Los CEAs en tu casa. Con estas actividades (juegos, pasatiempos, vídeos, canciones, talleres en directo,…) hemos intentado llevar la educación ambiental a casa y han podido ser usadas por el profesorado, las madres, los padres, los abuelos,… que hayan querido.

Por todo esto, este año no queremos dar solo las gracias a los centros educativos que han venido a visitarnos o a participar en alguna de nuestras actividades, sino que también queremos daros las gracias a todos por seguirnos virtualmente desde casa. Ahora es momento de disfrutar de las vacaciones pero prometemos que volveremos con más fuerzas, más ganas y las alternativas suficientes para adaptarnos a la nueva normalidad que nos toque vivir. ¡NOS VEMOS EL CURSO QUE VIENE!

 

Jornada de puertas abiertas por la inauguración de nuestra Huerta Calamón

Tras varios meses cerrado por reformas, el pasado sábado 29 de febrero, realizamos en nuestro centro unas Jornadas de Puertas Abiertas para inaugurar nuestra Huerta Calamón. Fue a las 11:00 de la mañana cuando la Huerta Calamón abrió sus puertas, permitiendo a los visitantes disfrutar de sus nuevas instalaciones y la renovación completa de las existentes.

Nada más entrar pudieron admirar los nuevos pasillos de acceso adaptados a personas con movilidad reducida, acompañados del aroma del romero rastrero y la presencia de los antiguos frutales, que han crecido con El Campillo desde sus orígenes, así como de unos bancales nuevos, elaborados con madera reutilizada, que gozaron de protagonismo durante las tareas participativas a lo largo de la jornada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para comenzar la jornada a los visitantes les esperaba una sorpresa: una gymkana para l@s campiller@s más jóvenes y sus familias, que les hizo recorrer toda la instalación, dando así a conocer sus rincones de una forma divertida y activa.

Además, la etapa final de esta aventura, obtenida tras hablar con varios de nuestros animalitos del huerto, llevaba a los más peques a descubrir un sobre de semillas que iba a guiarles hacia su primera tarea como hortelan@s: los semilleros y la siembra directa.

Participantes de todas las edades colaboraron con el arranque de nuestro huerto semillando distintas variedades de tomate y berenjena, y sembrando directamente en nuestro nuevo bancal habas y rúcula. Y, para que también en sus casas pudieran emprender un pequeño huerto, los colaboradores campilleros pudieron llevarse consigo un semillero reutilizado de distintas variedades de acelga y/o tagetes. Y como estábamos trabajando en torno a la semilla, también incluimos un juego de pistas llamado “¿Cuál es cuál?” orientado a un público más avanzado, que permitía al visitante conocer los distintos tipos de semillas presentes en el mundo hortelano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después, para ilustrar al público infantil acerca del ciclo de las hortalizas, trasplantamos plantel de lechuga, cebolla, puerro y caléndula. Acompañamos la actividad con otra auto-guiada muy educativa y visual, orientada otra vez a los menores, acerca de las distintas partes de la planta que nos comemos en cada tipo de hortaliza. Su nombre es: “¿Qué parte nos comemos?”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para finalizar, los más peques pasaron un gran rato regando y plantando y los más mayores pudieron disfrutar de nuestro nuevo juego permanente auto-guiado, que podréis realizar siempre que vengáis al Centro El Campillo: “¿A qué huele nuestra huerta?” y que consiste en intentar identificar los distintos olores de las aromáticas de las bolsitas de tela, que coinciden con las que están presentes en nuestra Huerta Calamón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Muchísimas gracias a tod@s los visitantes por venir y ayudarnos a emprender nuestro huerto. Animamos a los que no lo conozcáis aún a daros un paseíto por el mismo y a descubrir las maravillas culinarias y aromáticas que os esperan aquí.

Nuevos hogares para las aves del CEA El Campillo

Por segundo año consecutivo, en el Centro de Educación Ambiental El Campillo hemos realizado un taller de cajas nido dentro de nuestra Programación de fin de semana. Lo que pretendemos con este taller, es dar a conocer la importancia que tiene hoy en día proporcionar a las aves nuevos lugares para la cría y refugio.

Hay muchas razones por las que colocar una caja nido. La principal es la falta de sitios adecuados para construir el nido en las zonas más humanizadas o afectadas por las actividades humanas como en parques y jardines; en las nuevas construcciones cada vez con menos huecos que las tradicionales; en repoblaciones y explotaciones forestales con árboles muy jóvenes o donde se eliminan los ejemplares viejos y con huecos; en áreas incendiadas y pastizales abandonados, etc.

Herrerillo

Otra de las finalidades del taller es aprender a construir en familia las cajas nido para después colocarlas en el recinto del centro y hacer un seguimiento de las mismas. La fecha escogida para realizarlo no es aleatoria, en ambas ocasiones ha sido entre enero y febrero, ya que en general, lo ideal es tener instaladas las cajas nido antes de que comience la época de cría en primavera, siendo buen momento para colocarlas al final del invierno, febrero-marzo.

Cajas nido

Cajas nido construidas por nuestros participantes al último taller.

Existen diferentes maneras de proceder y distintos diseños dependiendo de la especie, ya que cada una necesita unas características y unas dimensiones específicas. En nuestro caso, hemos elegido cajas nido para ayudar a las pequeñas aves del Parque Regional del Sureste, como los herrerillos, carboneros, mitos o mosquiteros.

El taller comienza con una pequeña explicación sobre las pautas a tener en cuenta a la hora de construir una caja nido, los materiales recomendados, los pasos a seguir durante el montaje, dónde y cómo colocarlas, la mejor forma de hacer una observación respetuosa, y consejos de seguimiento y mantenimiento de las mismas.

En el taller del año pasado construimos 6 cajas, ¡y en todas tuvimos inquilinos!. Las colocamos a finales de febrero y las recogimos a principios de octubre para realizar la limpieza y mantenimiento correspondiente, fue entonces cuando salimos de dudas y comprobamos que en todas habían construido un nido.

Si te animas a colocar una en tu jardín, puedes convertirte en arquitecto, ingeniero y carpintero por un día y hacerla desde el principio a partir de un único listón de madera. Otra opción (esta más sencilla) es adquirir una caja nido preparada ya con las piezas cortadas, con los agujeros hechos para los clavos o tornillos y con instrucciones para montarla fácilmente.

Nidos

¡No te desanimes si en la primera época de cría no han anidado, seguro que con un poco de paciencia lo harán! También puedes colocar comederos y bebederos cerca para facilitarles alimento, en nuestro taller de comederos tienes algunos ejemplos para hacerlos tú  mismo.

Terminamos dando de nuevo las gracias a todos los participantes, y os recordamos que todo el que venga a visitarnos podrá buscar las cajas nido que ya están colgadas por el recinto del centro. Además, te iremos informando de las novedades en nuestras redes sociales, ¡síguenos!.

2019 en el Campillo

Comienza un nuevo año y para celebrarlo, como viene siendo habitual, lo hacemos analizando el año que recientemente ha acabado, el 2019.  Y en este balance, lo primero que queremos hacer es agradecer a todas las personas que han venido a visitarnos durante el 2019 que fueron 8923, siendo los meses de marzo (1928 visitantes), febrero (1234 visitantes) y octubre (1168) los de mayor afluencia. Los de menor fueron los meses de julio y agosto que, por motivos de mantenimiento en el recinto de nuestro centro, estuvimos cerrados aunque estuvimos dando servicio vía telefónica y a través de nuestro correo electrónico y redes sociales. Además, de todos los peques que nos visitaron, fueron 1309 los que realizaron nuestro juego autoguiado de “Detective de huellas”. Muchos de ellos ya lo conocían y repitieron.

Número.de.visitantes.por.mes.durante.2019

Número de visitantes a nuestro centro por mes durante el 2019.

En lo que a las actividades de fin de semana se refiere, fueron 4115 personas (entre adultos y menores) las que participaron en ellas. Como viene siendo habitual estos últimos años, las actividades con mayor presencia de personas son las ferias ambientales, dado que la dinámica de las mismas permite la afluencia y participación de muchas personas durante varias horas. El mes que mas participantes tuvimos, y con mucha diferencia, fue Mayo (1619 participantes), mes que coincidió con varias de las ferias en las que colaboramos, seguido del mes de junio (con 615 personas) en el que realizamos nuestra feria por el día mundial del medio ambiente. También gracias por dedicar unos minutos a rellenar las evaluaciones que pasamos al finalizar las actividades ya que, sumadas a los comentarios que nos hacéis en persona, nos ayudan a conocer vuestros gustos e intereses y trabajar sobre ellos para mejorar nuestro servicio.

Número.de.participantes.de.nuestras.actividades.por.mes.durante.2019.

Número de participantes en nuestras actividades por mes durante el 2019.

Aprovechamos la ocasión para agradecer el trabajo y colaboración de los productores que un año más nos han abierto sus puertas para dar a conocer otro de los valores del Parque Regional del Sureste: sus productos. Hablamos de Ramón, Raúl y Alfonso de la Bodega Viña Bayona; de Jacob e Isabel de Cervezas Villa de Madrid; de Cipri y Cristina de Vinos y Aceites de Arganda: de Sole, Luis y Jesús de Fructum, y a los productores del mercado agroecológico de Rivas Vaciamadrid en especial a Ecodebio.

También queremos agradecer a las entidades (Museo Nacional de Ciencias Naturales, proyecto Ciudad Ciencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y a BRINZAL), al fotógrafo Adrián Arteche y a la vecina ripense Mari Carmen, con los cuales hemos colaborado para traeros las exposiciones temporales que hemos tenido este año. Y, por supuesto, a todas las asociaciones, profesionales, particulares, centros y demás con los que hemos colaborado durante el 2019: Centro de Educación Ambiental Caserio de Henares; Real Jardín Botánico de Madrid; Tren de Arganda; Programa Bosque Vivo; Arboreto Luis Ceballos; CEA El ÁguilaBrinzal; SEO; Estudio Foto Escuela F; ENARA; corro espartero “Caracitanas de Charly”; Asociación IAIA; Jorge Ortiz; Javier Martínez de Orueta; Instituto de Ciencias del Patrimonio-CSIC; y al IES Las Lagunas por organizar la III Feria de la Ciencia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este 2019 ha sido especial para nosotras no sólo porque hemos celebrado la primera edición de nuestra “Feria por el Día Mundial del Medio Ambiente” que fue todo un éxito, sino también por la buena acogida que ha tenido nuestro proyecto fotográfico “El Campillo a través de las estaciones” en el cuál han participado 14 campilleros y campilleras y del que tendréis más noticias en los próximos meses.

elcampilloatravesdelasestaciones

Por supuesto, nuestro trabajo no sería completo sin la ayuda y colaboración del personal de la oficina técnica del Parque Regional del Sureste que siempre están a nuestro lado ayudándonos, colaborando en todo lo que les pedimos y cuidando este área protegida haciendo que el día a día en el Campillo sea mejor.

Diapositiva11

Miembros de la oficina del PRS en nuestra Feria por el Día Mundial del Medio Ambiente.

Como es habitual en estas fechas, no queremos acabar esta entrada sin proponernos nuevos retos y objetivos para este año 2020. Nosotros nos proponemos seguir trabajando para dar a conocer el Parque Regional del Sureste, buscar nuevos productores y desarrollar nuevos talleres para ampliar nuestra oferta de actividades y también, hacer un poco más sostenible nuestro día a día. Esperamos veros de nuevo por nuestro centro o en alguna de nuestras actividades 😀 ¡FELIZ 2020 CAMPILLEROS y CAMPILLERAS! 

Taller de Esparto con la Asociación Espartera Las Caracitanas de Charlie

El pasado mes de septiembre tuvimos la suerte de contar en nuestro centro con la Asociación Las Caracitanas de Charlie que realizó un taller de esparto. Como venía siendo habitual con nuestro taller de cestería, en este caso de mimbre, el taller de esparto no iba a ser menos y tuvimos un lleno absoluto quedándose gente en lista de espera.

Equipo.espartero

Miembros del corro espartero “Caracitanas de Charlie” que nos enseñaron a trenzar el esparto. De izquierda a derecha José Luis, Alfonso, Josefa, Josefina y Julia.

Tras una breve introducción a los participantes sobre nuestro Centro y el Parque Regional del Sureste, dimos paso a Julia y sus compañeras Josefa, Josefina, Alfonso y Jose Luis. En primer lugar nos presentaron su asociación y nos contaron su historia.  A continuación, nos hablaron más acerca del esparto: qué planta es, dónde vive, por qué es importante a nivel ecológico, cómo se ha utilizado históricamente y cómo se está empezando a utilizar ahora mirando hacia el futuro.

Y como a lo que vinieron los asistentes fue a aprender a trenzar el esparto, rápidamente se pusieron manos a la obra con ayuda de los miembros del corro espartero y sus explicaciones. La idea principal era la de trenzar tallos de esparto y, después, moldearla para darle forma.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al final de la mañana todos los participantes se fueron felices a su casa con un elementos fabricados con esparto y con la sabiduría para poder hacerlos en casa y enseñárselo a más gente para que esta práctica tradicional no se pierda.

Muestra.final.comun

Muestra de los elementos fabricados con esparto por los participantes.