Aplicaciones sobre Medio Ambiente y Naturaleza

Ya nadie duda que, hoy en día, la tecnología y sobre todo los móviles son parte de nuestro día a día: nos sirven para comunicarnos, para escuchar música, ver vídeos, mantenernos informados con las noticias del mundo o incluso nos ayudan a orientarnos si nos perdemos. No es de extrañar que la naturaleza y el medio ambiente también lleguen hasta nuestros dispositivos electrónicos. ¿Cómo? en forma de aplicaciones que nos ayudan a reciclar, ser más sostenibles o incluso a identificar especies en el campo. Os traemos una selección de algunas de ellas para ir empezando.

A.I.R-E Asistente Inteligente de Reciclaje.

aire-bot-reciclaje

Este asistente virtual o “Chatbot” desarrollado por TheCircularLab, el centro de innovación de economía circular de Ecoembes y Accenture, resuelve de forma interactiva las posibles dudas que puedan surgir a la hora de reciclar los residuos correctamente. El asistente responde las 24h del día, mediante texto o voz y además incorpora un novedoso sistema en el que, mediante fotografías, identifica el tipo de residuo y responde con el contenedor correspondiente en el que debes depositarlo. Descubre más sobre la aplicación y cómo descargarla aquí.

ARBOLAPP

arbolapp

Creada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Real Jardín Botánico, con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt), arbolapp es una clave interactiva que te ayuda a identificar árboles de tu entorno o a buscar uno en concreto. Además, en su página web tienes mucha información sobre los árboles de España, su importancia y diversidad. ¡Perfecta para los amantes de la naturaleza!

BIRDNET

Bird Net

¿Alguna vez has paseado por el campo, oído sonidos de pájaros, pero no has podido identificarlos? Con esta aplicación las personas aficionadas a la ornitología podrán grabar sonidos de aves en la naturaleza y pulsando el botón de “Analizar” la aplicación, usando nuestra ubicación, hará una selección de las especies más probables para finalmente decirnos exactamente de qué pájaro se trata. Descubre más sobre BirdNet y descarga la app para android aquí. 

iHUERTING, cómo cuidar tu propio huerto urbano.

Huerto

Si tienes un huerto urbano o un huerto en tu terraza o jardín, esta es tu aplicación. Solo tendrás que especificar las plantas que tienes en tu huerto y la interfaz calculará cuándo hay que regar, fertilizar o aplicar tratamientos de prevención de plagas a las plantas y te enviará un aviso en forma de notificación. Además la aplicación incorpora sistemas de identificación de plantas, fichas informativas, consejos para plantar según la época del año en la que nos encontremos e incluso un sistema de diagnóstico de plagas o enfermedades que puedan sufrir nuestros cultivos. Puedes descargarla en este enlace.

JOULEBUG

Joulebug

¡Proponte salvar el planeta completando fáciles retos! Pequeños gestos como apagar las luces cuando salgas de una habitación o reciclar, son las acciones que la aplicación te propondrá realizar, gestos sencillos que te harán ganar puntos una vez los hayas realizado. Además en cada reto completado podrás saber cómo y de qué manera estás contribuyendo al planeta con tu acción, por ejemplo ¿Sabías que poner la lavadora a carga completa ayuda a evitar que 159kg de CO2 se liberen a la atmósfera? ¡Empieza tu desafío para cuidar al medio ambiente descargando la app!

PLUME LAB.

Plume lab

Plume lab es una aplicación que indica el nivel de contaminación en tu ciudad o entorno urbano, para así conocer la calidad del aire en el momento que lo necesites, por ejemplo para salir a hacer deporte o ir al trabajo en bici. Además la aplicación te indica también los niveles de contaminación de las próximas 72 horas, lo que nos permite planificar nuestras rutinas para respirar un aire mejor. La descarga esta disponible tanto para android como para dispositivos apple. 

¡Esperamos que os gusten estas aplicaciones y os sean de utilidad! Y no olvidéis dejarnos un comentario en el blog o en nuestras redes sociales si las probáis o si conocéis alguna app más, sobre medio ambiente, que sea interesante.

 

 

 

 

La huerta en Invierno II

Bienvenidos de nuevo a nuestra huerta de invierno. Ya hablamos en otra entrada del blog (La huerta en Invierno I) sobre distintas técnicas propias de la agricultura ecológica para combatir los estragos que las heladas pueden causar en los cultivos en esta época del año. En esta segunda parte nos referiremos a las especies de hortalizas más representativas del invierno y sus características principales.

huerta.invierno.campillo.2018

Nuestra huerta un día de lluvia en invierno: habas, remolachas y manta térmica.

 

Ajo (Allium sativum): Los ajos pertenecen a la familia de las liliáceas (del latín liliaceus que significa “propio del lirio”). Las hortalizas de esta familia taxonómica tiene las hojas alargadas y paralelinervas (con los nervios en paralelo en vez de ramificados como en la mayoría de angiospermas) y son poco exigentes en nitrógeno (excepto el puerro). El ajo prefiere los climas cálidos y secos, aunque soporta bien el frío. Se siembran los dientes directamente en el suelo (reproducción vegetativa) entre los meses de diciembre y enero (en el sureste madrileño). Necesitan un marco de plantación de unos  20 x 10 cm y sus raíces son superficiales (no requieren suelos muy profundos). Asocian bien con la mayoría de hortalizas (menos con las leguminosas), ya que son repelentes de insectos y ratones y previenen de enfermedades causadas por hongos y bacterias . Tambien tiene multitud de propiedades beneficiosas para el organismo humano ya que con su consumo mejora la circulación, es antihelmíntico (previene las lombrices), antibiótico, para diarrea, y corrige la hipertensión y la artioesclerosis.

ajo-blog

Ilustración de ajos trenzados.

 

Remolacha (Beta vulgaris conditiva): La remolacha pertenece a la familia taxonómica de las quenopodiáceas. El nombre significa pata de ganso, aludiendo a la forma de las hojas de alguna de sus especies. Las hortalizas de esta familia son ricas en nitratos y ácido oxálico (poco digestivo) y a este grupo pertenecen también las espinacas y las acelgas. La remolacha prefiere los climas húmedos y soporta mejor el frío y la lluvia que las sequías largas. Se puede plantar en semillero protegido desde enero, se trasplanta cuando tenga 4 ó 5 hojitas y se cosecha de dos a cinco meses más tarde. Tiene una exigencia media de nutrientes y necesita bastante riego. Asocia muy bien con las coles y el pepino.

Remolacha

Remolacha a punto de ser recoelctada. Fuente: http://huertasostenible.blogspot.com.es

 

Coles (Brassica oleraciea):  A esta sección de hortalizas pertenecen el repollo, la lombarda, la berza, el brócoli, las coles de bruselas y los colirrábanos. Son de la familia taxonómica de las crucíferas, nombradas de esta manera debido a sus flores en forma de cruz. Se pueden sembrar en otoño o primavera, pero en el primer caso se cosecharán pasado más tiempo. Soportan bien las heladas y necesitan mucho riego. Son una de las verduras más antiguas de las que se tiene constancia y se les atribuye propiedades anticancerígenas.

 

El compost

Una palabra cada vez más conocida, ¿os suena? El término deriva del latín compositus, que significa “poner junto”, ya que se trata de juntar los restos orgánicos para crear el compost. Posteriormente, se usa como abono en jardinería, paisajismo y agricultura.

compostando2

Echando los restos orgánicos de la comida en la compostera.

El proceso de compostaje consiste en la descomposición biológica, en condiciones aerobias y termófilas, de residuos orgánicos para su transformación en humus. Es decir, es imitar el proceso que la naturaleza realiza con los materiales orgánicos, pero acelerándolo. Al amontonarlo, la temperatura y la humedad se mantienen mejor que si estuviera esparcido por el suelo de manera natural.

restos2

Restos orgánicos en proceso de descomposición en la compostera.

Pero no cualquier resto orgánico vale para elaborar compost, no podemos echar a la pila de compost comida cocinada, ni aceites, por ejemplo, pero sí mondas de frutas y verduras, restos de poda, pelo… Es importante hacer una buena mezcla que mantenga un pH y humedad adecuados, por lo que no vale cualquier proporción de materia y se debe estar atento de humedecer y airear la pila. En la tabla siguiente podéis ver algunas recomendaciones para el compost aunque, como en todo, cada maestrillo tiene su librillo y tendréis que ir haciendo pruebas con vuestro compostaje hasta encontrar el óptimo.

En la pila de material en compostaje, se dan procesos de fermentación en determinadas etapas y bajo ciertas condiciones, pero lo óptimo es que dominen los metabolismos respiratorios de tipo aerobio, minimizando los procesos fermentativos y las respiraciones anaerobias, ya que los productos finales de este tipo de metabolismo no son adecuados para su aplicación agronómica y conducen a la pérdida de nutrientes, sobretodo nitrógeno, en forma amoniacal.

larvacompostera

Larva habitante de nuestra compostera.

Este montón de restos en descomposición son una granja microbiológica en la que habrá que controlar el volumen, el grado de trituración, nutrientes, humedad, pH, oxígeno, temperatura, fitotoxicidad, olor y color. En el proceso están implicados diversos organismos como: bacterias, actinomicetos, hongos, tijeretas, ácaros, escarabajos, hormigas, ciempiés, protozoos y rotíferos que se suceden en el tiempo, cumpliendo cada uno su función.

compostera

Una de las composteras del Centro El Campillo.

Hay, además, muchos tipos de composteras, se puede comprar o fabricar, como las que tenemos en el Centro El Campillo, hechas de madera reutilizada principalmente. Una vez terminado el proceso de compostaje, se criba la mezcla y estará lista para abonar nuestro huerto, macetas o jardín. ¡Os animamos a probarlo!

Bibliografía:

  • Conocimientos, técnicas y productos para la agricultura y la ganadería ecológica. José Luis Reyes Pablos et al. Ed. Juana Labrador – Sociedad Española de Agricultura. 2004.

Jornada Puertas Abiertas “Caserío de Henares” 2017

El pasado domingo 24 de septiembre nuestr@s compañer@s del Centro de Educación Ambiental Caserío de Henares, también situado dentro del Parque Regional del Sureste, celebraron su tradicional jornada de puertas abiertas tras las vacaciones de verano. Tuvimos la suerte de acudir como invitados junto a los compañeros del Centro de Educación Ambiental El Águila y del Arboreto Luis Ceballos.

jornada.puertas.abiertas.caserio

Cartel promocional de la jornada de puertas abiertas en el Caserío de Henares.

La jornada comenzó a las 11 de la mañana y estuvo llena de actividades. Los anfitriones realizaron visitas guiadas a los huertos presentes en sus instalaciones; Arturo Morales Muñiz, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid,  ofreció un taller sobre arqueozoología; y María Vega, de la Fundación Amigos de las Abejas, dio una charla para conocer algunos de los secretos y curiosidades de las abejas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por su parte, Almudena, compañera del Centro de Educación Ambiental El Águila en Chapinería realizó un taller de chapas; nuestros compañeros del Arboreto Luis Ceballos nos enseñaron a elaborar y manejar una guía botánica y nosotros acudimos a la cita con nuestros hornos solares para mostrar cómo se puede cocinar sin electricidad con la tan sólo la ayuda del sol y con nuestro fotosol que utilizaron muchas de las familias. Además, paralelamente a las actividades, se desarrolló un campeonato de petanca, otro de tiro a la rana y una exposición de productos de las huertas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Disfrutamos mucho de esta jornada en familia colaborando con nuestro amig@s del  Centro Caserío de Henares y compartiendo actividad con el Centro de Educación Ambiental El Águila y del Arboreto Luis Ceballos. Esperamos veros allí el año que viene. Y si no os lo queréis perder estaros atentos a la programación de actividades de actividades para fin de semana del  Centro de Educación Ambiental Caserío de Henares.

Centro de Educación Ambiental Huerto del Retiro

Muchas veces es difícil imaginar que pueda existir un centro de educación ambiental en pleno centro de una gran ciudad, pero por suerte Madrid es una de las capitales más verdes de Europa y cuenta con numerosos parques y jardines entre sus calles más emblemáticas. Uno de los más valorados por su extensión, belleza y potencial botánico es, sin duda, el Parque del Retiro.

 

Captura

Parque de El Retiro

 

Situado entre las calles Alcalá, Alfonso XII, O’Donell y Menéndez Pelayo, cuenta con aproximadamente 118 hectáreas en las que se reparten multitud de enclaves de interés. Uno de ellos, sin duda, es el Centro de Información y Educación Ambiental ‘El Huerto del Retiro’. Se llama así precisamente porque es un huerto que pertenece a la Red Municipal de Huertos Escolares, además de ser el apoyo principal de la iniciativa municipal de la Red de Huertos Urbanos de Madrid.

Entre sus instalaciones se cuentan: un edificio de techo acristalado que hace las veces de recepción al público, espacio de taller y sala para exposiciones temporales, un salón de actos, y por supuesto, una considerable extensión exterior en la que se trabajan varios tipos de plantaciones.

 

Cuentan con un espacio para realizar actividades para niños, otro destinado al empleo de la horticultura como terapia para personas con problemas de adicción, otro más para la realización de cursos de jardinería anuales, además de muchos ejemplos de cultivos en recipientes para que los visitantes pueda aprender múltiples formas de aprovechar el espacio para plantar en casa.

 

A nivel de sostenibilidad y gestión de residuos, cuentan también con algunas soluciones muy didácticas. A parte de la vermicompostera, utilizan también un sistema de compostaje tradicional en colaboración con la red de mantenimiento de Parques y Jardines de Madrid. Los desechos de poda y las hojas secas que se recogen del Retiro se acondicionan en una planta de tratamiento de residuos vegetales y son devueltos al parque para que puedan ser aprovechados en el huerto. Además, mediante un acuerdo con el cuerpo de Policía Nacional, aprovechan también los excrementos de las caballerizas que se sitúan justo detrás del huerto.

IMG_20170629_133401

Compostaje tradicional

 

Sin embargo, las estrellas de la gestión de residuos del centro, sin duda son las gallinas. Los ejemplares de gallina negra castellana que viven en el huerto tienen acceso a las pilas de compost y con sus picos airean el material y aceleran su descomposición, además de abonar ellas mismas con sus propios excrementos. A parte, se alimentan de los excedentes del huerto, por lo que sus huevos son completamente ecológicos y ayudan a gestionar los residuos sobrantes. Además, a los más peques les encantan.

IMG_20170701_125835[1]

Ejemplares de gallina negra castellana

Pero si no os llama la atención el mundo de la jardinería, siempre tendréis otras muchas actividades a las que apuntaros en este centro. Cada semana se organizan itinerarios guiados por el Parque en los que aprenderéis muchas cosas sobre la historia, la fauna, y la flora del Retiro, además de talleres de reciclaje y economía doméstica sostenible.

Plantas medicinales en el Huerto Caracol (III)

 

Volvemos con la tercera parte de la plantas medicinales que podemos encontrar en el Huerto Caracol. Ya hablamos, en anteriores entradas, del tanaceto, el culantrillo de pozo, la hierba callera y la gayuba, así que hoy nos centraremos en una nueva pareja.

  • Uva de gato (Sedum album)

Esta discreta planta pertenece a la familia de las crasuláceas, que se llaman así por la crasitud de sus hojas, es por ello que sus hojas constituyen reservas de agua y les permiten resistir periodos prolongados de sequía en suelo y aire. Es una planta perenne que florece desde junio hasta bien entrado el verano, dando unas flores blancas o rosáceas, en ocasiones con toques púrpuras. Se suele encontrar en suelos secos, sobre las rocas, aunque no es raro verla también en muros o tejados a pleno sol, desde el nivel del mar hasta los lejanos 2400 metros. Se da en zonas soleadas con temperaturas moderadas, aunque soporta bien las fuertes variaciones de temperatura. Se expande por toda la Península Ibérica, además de por Europa y algunas zonas de Asia.

La uva de gato tiene propiedades astringentes y refrescantes que se aprovechan al beber su zumo con agua con azúcar ( por su sabor). También se considera detersoria porque limpia y ayuda a cicatrizar las llagas y úlceras, aplicando externamente un cataplasma.

No confundir con la conocida como uña de gato (Uncaria tomentosa), también con propiedades medicinales, es una planta trepadora procedente de Perú.

Sedum

Uva de gato en el Huerto Caracol

  • Romero (Rosmarinus officinalis)

Seguro que esta planta no es ninguna novedad ni para vuestros ojos, ni para vuestro olfato, ni seguramente, para vuestro tacto y gusto. El romero, por todo el mundo conocido, es un arbusto aromático, perenne que florece durante casi todo el año, con unas flores de tonalidades azuladas. Crece en las laderas y collados bajos, en terrenos calcáreos, generalmente acompañando a la encina y en los matorrales subsiguientes a su destrucción; desde el nivel del mar hasta 1500 metros. Muy extendida por toda la Península Ibérica, escasea en las regiones del norte y noroeste, sin embargo se encuentra también en las Islas Baleares.

Varios son los refranes que hablan de esta extendida planta, entre ellos el dicho catalán: “De flors de romaní i noies per casar, tot l’any y n’hi ha” que viene a decir que “flores de romero y chicas para casarse hay todo el año” o el conocido refrán: “De las virtudes del romero se puede escribir un libro entero“, y es que a esta la planta se le atribuyen propiedades estimulantes, antiespasmódicas, diuréticas y como colagogo. Externamente se usa como vulneraria, contra dolores articulares, y para tonificar el cuerpo tras esfuerzos físicos, con la elaboración del famosos también alcohol de romero. A parte, se usa para lavar llagas y heridas. También se ha usado en el tratamiento de la ictericia.

El romero tiene varios componentes, pero el más importante, a parte de una pequeña cantidad de resina, es la esencia de romero, que se obtiene de las hojas y extremos floridos en cantidades variables según las localidades en que se cría y la época del año en que se recolecta.

Por supuesto, el romero cuenta con otros variados usos gracias a sus propiedades aromáticas, pero esos los dejamos para otro momento.

romero

Romero en el Huerto Caracol

Bibliografía

Plantas medicinales en el Huerto Caracol (II)

Seguimos hablando de algunas de las plantas medicinales que encontramos en el Huerto didáctico Caracol del Centro El Campillo. En otra entrada, del 31 de octubre, ya os presentamos la hierba callera y la gayuba, así que hoy seguimos con dos nuevas:

  • Tanaceto (Tanacetum vulgare)
Tanaceto

Tanaceto en el Huerto Caracol

El tanaceto es una planta perenne, de las familia de las compuestas. Florece en verano, mostrando sus pequeñas flores amarillas agrupadas en corimbos aplanados. Normalmente se encuentra en riberas y otros lugares húmedos o frescos, en los valles pirenaicos y del norte del país, cada vez más rara a medida que avanzamos hacia el sur. En la Península Ibérica está aclimatada, alguna vez cultivada. En muchas ocasiones se usa como planta ornamental.

Su uso más destacado es como antihelmíntico, para combatir las lombrices intestinales (de ahí, otro de sus nombres: hierba lombricera) gracias a la acción de la esencia de tanaceto, sustancia que ingerida en cantidades superiores a 2 ó 3 gramos es tóxica. A parte de esta utilidad, se le atribuían o atribuyen otras facultades curativas y ha sido empleada como tónica estomacal y digestiva, carminativa, diurética, etc. Debido a todas estas virtudes, en el noroeste de la Península Ibérica la llaman triaca y aún se puede oír sobre ella:

Al lado derecho de mi casaca, para contraveneno llevo triaca“.

En pequeñas cantidades sus hojas pueden, incluso, tomarse en ensalada; no obstante, en la actualidad sus usos están casi olvidados y su venta prohibida.

  • Culantrillo de pozo (Adiantum capillus-Veneris)

CulantrilloPozo

Culantrillo de pozo en el Huerto Caracol

El culantrillo de pozo, también conocido como cabello de Venus por su parecido con una bonita cabellera, es un tipo de helecho con hojas que se asemejan al contorno de un abanico, en sus bordes maduran los esporangios a partir de mayo. Crece en las paredes de los pozos (de ahí su nombre), junto a las fuentes, en cuevas con goteras… por toda la Península Ibérica, aunque prefiere los suelos calcáreos.

Antiguamente, se usaba para conservar el cabello y acrecentar su salida y robustez, según la antigua tradición de que las plantas eran medicinalmente buenas para las afecciones del órgano al que se asemejan. Más comúnmente, se usa para combatir la tos y los catarros. Todos sus componentes son inocuos.

Como afirma Laguna y queda escrito en el libro Plantas medicinales: “[…]la llamaron adianto los griegos, porque aunque llueva sobre ella y se zahundan mil veces dentro del agua jamás se le pega una gota, sino siempre se muestra seca y enjuta […]. Dígolo porque el culantro de pozo, no pudiendo vivir sino por las fuentes y albercas, no admite jamás las aguas en sí, de las cuales es muy  sediento.“(Hecho apreciable en la foto superior).

Y recordad… ¡continuará!

Bibliografía:

Plantas medicinales en el Huerto Caracol (I)

En el Centro El Campillo podéis visitar un montón de cosas, entre ellas, nuestro Huerto didáctico Caracol, ¿lo conocéis? En él hay árboles frutales, plantas aromáticas, plantas medicinales… Y hoy os queremos hablar de algunas de esas plantas medicinales, que quizá conocéis, o al menos habréis visto alguna vez:

  • Hierba callera (Sedum telephium)
HierbaCallera

Hierba callera en el Huerto Caracol

La hierba callera es una planta perenne, suculenta, perteneciente  a la familia de las crasuláceas. Como las demás plantas de su género,  almacena agua en sus hojas, lo que le ayuda a sobrevivir a las sequía. Florece en pleno verano, mostrando unas inflorescencias de color púrpura, tintada a veces con tonalidades blancas o rosa pálido. Se encuentra en zonas montañosas de Europa central y meridional, en bosques, setos y áreas umbrías.

Se usa en la preparación de ensaladas, sopas y purés; pero su principal virtud es la vulneraria, ayudando a activar la cicatrización y encoramiento; para usarla se retira la fina capa que cubre la cara superior de sus hojas y la molla se aplica sobre las llagas, quemaduras, cortes… Aunque su nombre viene de su uso para ablandar los callos.

Los antiguos conocieron diversas hierbas llamadas telephion, pero no es fácil identificarlas. Según Andrés Laguna, una de ellas se llama telephium, “porque sana las llagas malignas y desahuciadas, como aquellas que consumieron a Télefo, rey de la Misia, las cuales también se llaman, por esta razón, telefias“.

  • Gayuba (Arctostaphylos uva-ursi)
Gayuba

Gayuba en el Huerto Caracol

La gayuba, también conocida como uva de oso, es un arbusto perenne, que pertenece a la familia de las ericáceas. Florece -mostrando unas flores rosadas o blanquecinas con 5 sépalos pequeños y redondeados- desde marzo hasta julio, según la localidad, y sus frutos -redondos, carnosos, pequeños y rojos- maduran a final de verano o en otoño. Se encuentra en la mayor parte de Europa, Asia y América boreal, en suelos silíceos y calizos, y tiene preferencia por collados y laderas pedregosas algo frescas de las montañas.

Es famosa por su uso para las dolencias del aparato urinario por su contenido en arbutina y metilarbutina, ambas sustancias inocuas que se mantienen como tales hasta que llegan a los riñones y entran en contacto con la orina, también sirve para el tratamiento de cálculos renales (como bactericida) y es buen diurético.

El uso de la gayuba como planta medicinal se remonta a lejanos tiempos en los países nórdicos, aparece como tal en el  siglo XIII en algún libro de plantas medicinales. El famoso viajero botánico Charles de l’Écluse la describe en 1576 y le parece que coincide por la descrita por Galeno como uva-ursi muchos siglos antes

Esto es sólo una parte de todo lo que podéis encontrar en nuestro huerto, así que… ¡continuará!