Exposición “La Colina de los Tigres Dientes de Sable”

Hace tiempo os presentamos en nuestro blog el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid que se encuentra en el municipio de Alcalá de Henares, en el antiguo convento de la Madre de Dios. Pues bien, hoy venimos a hablaros sobre la exposición temporal que alberga ahora “La colina de los Tigres Dientes de Sable” y que tanto está dando de qué hablar. Esta exposición trata sobre uno de los yacimientos más importantes del Mioceno Superior no solo de España, si no de Europa, debido a los fósiles tan completos y tan bien conservados hallados en él: el yacimiento del Cerro de los Batallones.

Entrada.exposición

Entrada a la exposición con el cráneo gigante  de “dientes de sable”.

La exposición, situada en el patio central del edificio, está estructurada en cinco grandes partes y da la bienvenida al visitante con una impresionante reconstrucción de un cráneo de un dientes de sable. La primera de ellas (Introducción) nos introduce en el yacimiento: su descubrimiento, su historia, su localización, su antigüedad… A continuación, en la segunda zona (Contexto geológico), el visitante descubre la historia geológica de la cuenca de Madrid y como fue posible la formación del yacimiento. En la tercera zona (El origen y formación de Batallones) se explica en detalle la estructura del yacimiento, cómo los animales llegaron allí y la excepcionalidad del yacimiento.

 

Tras recorrer estas primeras zonas llegamos seguramente a la sala más impresionante de la exposición: la sala de la Fauna del Cerro. En ella descubriremos las especies halladas en el yacimiento y disfrutaremos tanto de los fósiles encontrados como de reconstrucciones, vídeo y dibujos que nos harán conocer y comprender la biología y anatomía de muchas de las especies. Jirafas, rinocerontes, mastodontes, dientes de sable, osos panda rojo, ranas,… ¡Todo un abanico de fauna vertebrada!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La última parte de la exposición (Mas allá de los fósiles) va más allá de las especies encontradas. En ella se explica las nuevas técnicas utilizadas por los investigadores, como la Paleontología isotópica,  y los datos y conclusiones sacadas a través de ellas (evolución de las especies, relaciones ecológicas entre los carnívoros y herbívoros, cambios ambientales).

 

En definitiva, una exposición muy completa, interesante y visual de entrada gratuita. ¡No te la puedes perder! Estará expuesta en el Museo hasta noviembre de este 2018.

Origen de los cortados yesíferos

Como ya hablamos en nuestro blog, hace 15 millones de años, en un periodo conocido como Mioceno, el sureste de la Comunidad de Madrid estaba totalmente cubierto por un mar interior. Y fue en ese momento cuando los cortados empezaron a formarse.

geologia_terciario

Madrid en la Era Terciaria. Fuente: http://www.elsoto.org

¿Por qué? Porque los yesos que forman los cortados fueron depositándose en el fondo de ese mar interior. ¿Cómo? El agua que formaba ese mar era rica en sulfato de calcio, el cual fue precipitando formando el yeso, a medida que se evaporaba el agua debido a las altas temperatura de la época. De esta manera, se fueron depositando los yesos durante millones de años formando una gran capa de sedimentos de hasta 100 metros de profundidad.

cortados.jarama.titulcia

Cortados en el valle del Jarama en el municipio de Titulcia.

Pero… si los yesos se depositaron en el fondo del mar ¿cómo llegaron a formar los cortados que existen en la actualidad? Pues bien, hace 2 millones de años ese mar interior de la Cuenca de Madrid encontró salida hacia el mar. Fue entonces cuando todo ese agua almacenada (y la que llovió desde entonces) encontró camino hacia el Atlántico (cuenca exorreica) produciéndose un proceso geológico que se denomina “Acción remontante de los ríos”. Al vaciarse, todos los sedimentos del fondo de ese lago (yesos, margas, arcillas, sílex, calizas y abanicos aluviales) quedaron al descubierto a merced de los agentes meteorológicos que han ido conformando el paisaje que hoy podemos contemplar. Uno de ellos, el agua, en su camino al océano Atlántico, fue erosionando los materiales mas débiles formando los valles, pero no pudo con los materiales más duros que resistieron formando cerros (Cerro de los Ángeles, Cerro Almodóvar, Cerro de las Coberteras, La Marañosa, Cerro del Telégrafo). Y es por eso que, cuando subimos a los cortados, estamos pisando el fondo de aquel mar miocénico de hace 15 m.a. que ocupaba gran parte de la Comunidad de Madrid.

lago evolucion.png

Evolución del paisaje de Madrid desde la Era Terciaria hasta la actualidad. Fuente: http://www.elsoto.org

Otros factores que han influido en el modelado de los cortados han sido el viento y el agua de la lluvia, los cuales han hecho que en los cortados aparezcan diferentes formas tales como las chimeneas de hadas y los conos de deyección. Las chimeneas de hadas son columnas que se forman debido a corrientes de agua de lluvia y a las reacciones químicas entre las rocas y el agua o a la fuerza del viento. Los conos de deyección o abanicos aluviales (llamados así por su forma cónica o abanico) aparecen en la parte baja de los cortados y son originados por el desprendimiento de materiales debido a la acción del agua.

formas.geologicas

Torres de yesos en los cortados de El Piul con la laguna de El Campillo al fondo.

Así que cuando vengas a pasear por la laguna El Campillo no te olvides de fijarte en las curiosas formas de los cortados yesíferos para ver las chimeneas de hadas y los conos de deyección.

 

¿Aquí había un lago gigante?

Pues sí, hace 15 millones de años, en una época o periodo geológico denominado Mioceno, los ríos que hay en la actulidad en la Comunidad de Madrid no existían como los conocemos ahora. En su lugar había un gran lago o mar interior, también conocido como zona o cuenca endorreica, es decir, el agua que lo formaba no tenía salida ni al mar ni a ningún río por lo que todo el agua procedente de la lluvia se quedaba en ese mar interior.

 

geologia_terciario

Madrid en la Era Terciaria. Fuente: http://www.elsoto.org

 

La forma que tenía este mar era triangular y estaba delimitado por las cadenas montañosas formadas durante la Orogenia Alpina: el Sistema Central al noroeste, los montes de Toledo al sur, y la sierra de Altomira y Sistema Ibérico al este.

 

geologico

Esquemas paleogeomorfológicos de la cuenca sedimentaria de Madrid en el Mioceno. A: Hace 17 M.a. B: Hace 14 M.a. Extraído de http://www.rutasgeologicas.blogspot.com.es

 

La evidencia científica que indica que este enorme lago existió la encontramos en los cortados yesíferos. ¿Por qué? Estos cortados están formados por yeso, unas rocas minerales evaporíticas. Este tipo de rocas se forman a medida que se evapora el agua. Para que se formen los yesos el agua debe tener disuelto altas cantidades de sulfato de calcio, el cual se va depositando en el fondo cuando ésta se evapora. Es un fenómeno parecido al que sudece si disuelves sal en un vaso de agua caliente y lo dejas al sol: el agua se va evaporando y la sal disuelta va sedimentándose y cayendo al fondo del vaso formando cristales. Y eso es lo que pasó en aquel mar: en un clima más calido que el actual, el agua de ese mar de poca profundidad y rica en sulfato de calcio se fue evaporando provocando el depósito de las sales durante millones de años hasta formar una gran capa de sedimentos en el fondo (hasta 100 metros de profundidad).

 

IMG_20170128_104216.jpg

Cortados yesíferos en los alrededores de la Laguna de El Campillo.

 

Durante el período de tiempo que ese lago estuvo presente, el clima era muy cálido y eso hizo que hubiese en la Comunida de Madrid una vegetación tipo sabana donde vivían animales como mastodontes, rinocerontes sin cuerno, antecesores de los caballos, antecesores de ciervos… de los que se han encontrado fósiles. ¡Podríamos decir que esto era un auténtico Serengueti lleno de animales moviéndose alrededor del gran lago! En nuestra exposición permanente “Los valores del Parque Reginal del Sureste” podéis ver la reconstrucción de este paisaje miocénico y réplicas de algunos de los fósiles encontrados de aquellos animales. Sin embargo, si queréis ver los auténticos huesos tendréis que ir al Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares.

 

reconstruccicion

Imágenes que reconstruyen los paisajes miocénicos en el sureste de la Comunidad de Madrid presentes en nuestra exposición.

Bibliografía: