¿Aquí había un lago gigante?

Pues sí, hace 15 millones de años, en una época o periodo geológico denominado Mioceno, los ríos que hay en la actulidad en la Comunidad de Madrid no existían como los conocemos ahora. En su lugar había un gran lago o mar interior, también conocido como zona o cuenca endorreica, es decir, el agua que lo formaba no tenía salida ni al mar ni a ningún río por lo que todo el agua procedente de la lluvia se quedaba en ese mar interior.

 

geologia_terciario

Madrid en la Era Terciaria. Fuente: http://www.elsoto.org

 

La forma que tenía este mar era triangular y estaba delimitado por las cadenas montañosas formadas durante la Orogenia Alpina: el Sistema Central al noroeste, los montes de Toledo al sur, y la sierra de Altomira y Sistema Ibérico al este.

 

geologico

Esquemas paleogeomorfológicos de la cuenca sedimentaria de Madrid en el Mioceno. A: Hace 17 M.a. B: Hace 14 M.a. Extraído de http://www.rutasgeologicas.blogspot.com.es

 

La evidencia científica que indica que este enorme lago existió la encontramos en los cortados yesíferos. ¿Por qué? Estos cortados están formados por yeso, unas rocas minerales evaporíticas. Este tipo de rocas se forman a medida que se evapora el agua. Para que se formen los yesos el agua debe tener disuelto altas cantidades de sulfato de calcio, el cual se va depositando en el fondo cuando ésta se evapora. Es un fenómeno parecido al que sudece si disuelves sal en un vaso de agua caliente y lo dejas al sol: el agua se va evaporando y la sal disuelta va sedimentándose y cayendo al fondo del vaso formando cristales. Y eso es lo que pasó en aquel mar: en un clima más calido que el actual, el agua de ese mar de poca profundidad y rica en sulfato de calcio se fue evaporando provocando el depósito de las sales durante millones de años hasta formar una gran capa de sedimentos en el fondo (hasta 100 metros de profundidad).

 

IMG_20170128_104216.jpg

Cortados yesíferos en los alrededores de la Laguna de El Campillo.

 

Durante el período de tiempo que ese lago estuvo presente, el clima era muy cálido y eso hizo que hubiese en la Comunida de Madrid una vegetación tipo sabana donde vivían animales como mastodontes, rinocerontes sin cuerno, antecesores de los caballos, antecesores de ciervos… de los que se han encontrado fósiles. ¡Podríamos decir que esto era un auténtico Serengueti lleno de animales moviéndose alrededor del gran lago! En nuestra exposición permanente “Los valores del Parque Reginal del Sureste” podéis ver la reconstrucción de este paisaje miocénico y réplicas de algunos de los fósiles encontrados de aquellos animales. Sin embargo, si queréis ver los auténticos huesos tendréis que ir al Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares.

 

reconstruccicion

Imágenes que reconstruyen los paisajes miocénicos en el sureste de la Comunidad de Madrid presentes en nuestra exposición.

Bibliografía:

 

 

 

Cortados Yesíferos

lotoño

Cortados desde la laguna Campillo

Desde nuestro Centro podemos apreciar una vista excelente de los cortados yesíferos del río Jarama. Contrastan con la planicie de las llanuras por las que discurre el río e incluso pueden evocarnos ambientes desérticos. Se trata de uno de los parajes más emblemáticos y vulnerables del sureste de la Comunidad de Madrid. Son zonas de calizas y yesos con un alto interés científico, paleontológico y arqueológico, con el más alto nivel de protección dentro del Parque Regional del Sureste (PRS), puesto que están sometidas a importantes amenazas como la actividad extractiva, la inadecuada protección de sus recursos y una serie de factores derivados de su carácter periurbano.

Estos cortados yesíferos se crearon gracias a la evaporación de grandes masas de agua salinas que cubrían los fondos de las depresiones durante el Mioceno y la sedimentación posterior de dichos yesos. Debido al clima mediterráneo y a la erosión de los materiales, se ha dado lugar a un paisaje desértico que podemos encontrar en la Comunidad de Madrid. Dentro del PRS constituyen uno de los rasgos más característicos y llamativos del paisaje, los podemos encontrar a lo largo y ancho de su territorio normalmente cerca de los cursos de los 4 ríos que podemos encontrar en el Parque (Jarama, Manzanares, Henares y Tajuña).

Diapositiva8

Cortados junto al río Jarama

Como resultado del origen de los cortados y el clima seco propio del mediterráneo, obtenemos un suelo bastante pobre y poco desarrollado con alto contenido en sales. Por lo tanto, en este ecosistema podemos encontrar una vegetación muy especializada y adaptada a estas dificultades en la que es fácil encontrar endemismos, que se conoce como vegetación gipsófila. Hay que destacar la predominancia en este ecosistema del jabunal (Gypsofila struthium) como matorral leñoso abundante en la zona que se utilizaba antiguamente por sus propiedades jabonosas, acompañada comúnmente de tomillos (Thymus sp.) y jarillas (Heliantemum sqamatum), entre otras plantas. A parte, podemos encontrar también, en la base de los cerros y depresiones la ontina (Artemisa herba-alba) un arbusto nitrófilo de medio metro de alto. Junto a él aparecen el sisallo (Salsola vermiculata), hármaga (Peganum harmala), efedra (Efhedra fragilis) etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por último, en cuanto a vegetación, es obligatorio hablar de los espartales, en los que son característicos el esparto (Stipa tenacissima) y el albardín (Lygeum spartum). Se trata de gramíneas fácilmente identificables por su significativo “plumero” en las laderas soleadas de los cortados, estos plumeros son las agrupaciones de flores de dichas plantas. Los espartales contribuyen a la formación de humus y protegen el suelo de la erosión.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En lo relativo a la fauna, también muy representativa de este ecosistema, podemos destacar a las aves como el grupo mejor representado con el permiso de los invertebrados. Están presentes entre otras el búho real (Bubo bubo), el halcón peregrino (Falco peregrinus), la chova piquirroja (Pyrrhocorax phyrrhocorax) y los abejarucos (Merops apiaster) como representante estival.  Otro grupo que está bien representado en los cortados es el de los reptiles, pudiendo encontrar fácilmente culebras de escalera (Rhinechis scalaris) y lagartos ocelados (Timon lepidus). En cuanto a los mamíferos podemos destacar a la gineta (Genetta genetta) o al tejón (Meles meles). Por último mencionar también al singular escarabajo avispa (Plagionotus marcorum), endémico de los yesales del centro de la península que está ligado a una única planta de la cual se nutre, la malva (Lavatera triloba).

Desiertos en Madrid

El Parque Regional en torno a los ejes de los cursos bajos de los ríos Manzanares y Jarama, más conocido como Parque Regional del Sureste, contiene notables valores naturales y culturales que le hacen merecedor de su protección (Ley 6/1994, de 28 de junio, sobre el Parque y modificada por la Ley 7/2003, de 20 de marzo).

Todo el conjunto se incluye en el denominado Piso climático mesomediterraneo, lo que supone largos veranos, inviernos fríos y escasas precipitaciones. La evapotranspitación potencial media a lo largo del año, supera el agua de lluvia, por lo tanto, la zona se localiza en un clima en que la degradación de las tierras seria calificable como proceso de “desertificación”.

Diapositiva3
Hace miles de años en las tierras del sureste madrileño dominaban el paisaje vegetal grandes extensiones del encinar manchego, interrumpido por las vegas de los ríos, humedales y zonas salinas. El paisaje del presente ha sido modelado por el clima, los procesos geológicos y la actividad humana.
En toda su extensión de norte a sur a lo largo del Jarama, nos encontramos diferentes ecosistemas como son las llanuras cerealistas, las vegas y cursos fluviales a los que se asocian los numerosos humedales y lagunas, y por ultimo merecen destacarse los cortados y cantiles yesíferos. Y es en estos últimos donde centraremos nuestra atención. Estos cantiles constituyen un elemento único y muy característico del territorio, considerado de alto valor paisajístico.

Diapositiva1
El valor ambiental de estos ecosistemas radica en su singularidad. En la Comunidad de Madrid son estos unos paisajes que calificamos como áreas casi desérticas por la alta xericidad que presentan.
Cuando el espectador observa los cortados de yeso, es un paisaje que puede parecer yermo y que se asemeja a la soledad desértica. No es fácil vivir sobre un suelo cargado de sales y bajo condiciones tan adversas sin embargo, nos encontramos especies arbustivas y arbóreas de gran valor, capaces de vivir asociadas a sustratos yesiferos.

Diapositiva2

Es un entorno con condiciones extremas, lo que favorece la presencia de especies exclusivas o de distribución muy restringida: aquí prosperan algunas de las comunidades vegetales más interesantes desde el punto de vista biogeográfico de la Comunidad de Madrid.
Diapositiva5
Los yesos -de un color grisáceo-, le confieren un colorido particular al entorno. Estos yesos provienen de los sedimentos originados tras la evaporación de enormes masas de agua rica en sales que cubrían el centro de la Península durante el Mioceno. Posteriormente se sedimentaron capas de caliza cubriendo los yesos. Estas diferencias en los sustratos implican la presencia de comunidades vegetales muy diferentes.
Diapositiva4
Especial relevancia tiene también la comunidad de líquenes que habitan en los claros, arbustos y rocas de los cortados, ya que son especies que cumplen un papel decisivo en la protección y mejora del suelo.
Además del valor estético, paisajístico y botánico ya descrito, los cortados tienen un interés alto como lugar de cría para numerosas especies de aves (aves rupícolas), reptiles, anfibios y murciélagos.
Precisamente, toda esta relevancia ambiental de este ecosistema único, queda reflejada en las siguientes figuras de protección de la Red Natura 2000:

– Zona ZEPA – ES0000142: “Cortados y Cantiles de los ríos Jarama y
de protección Manzanares”
– LIC – ES 3110006 “Vegas, Cuestas y Páramos del Sureste de Madrid”
Más recientemente y en cumplimento de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, por Decreto 104/2014 de 3 de Septiembre se declara la zona Zona Especial de Conservación el Lugar de Importancia Comunitaria “Vegas, Cuestas y Páramos del Sureste de Madrid” y se aprueba su Plan de Gestión y el de las Zonas de Especial Protección para las Aves “Cortados y Cantiles de los ríos Jarama y Manzanares”. Esto significa que se toman medidas apropiadas para su gestión.

Cabe destacar que la mayor amenaza para este paisaje singular es la erosión. La erosión es una presión importante en cuanto a la pérdida de suelo, la cual se hace más patente en aquellos tipos de hábitats que se desarrollan sobre laderas, cortados y cantiles. Se produce de forma natural por acción del agua y el viento o debido a la acción humana (recreativa, urbanística, construcción de infraestructuras, etc.)

Diapositiva8

Fuentes:
-Parque Regional del Sureste de la Comunidad de Madrid. Amigos de la Tierra. 1998.

-El Parque Regional del Sureste de la Comunidad de Madrid. Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Regional.1999. B.O.C.M

-Decreto 104/2014 de 3 de Septiembre, del Consejo de Gobierno, por el que se declara Zona Especial de Conservación el Lugar de Importancia Comunitaria “Vegas, Cuestas y Páramos del Sureste de Madrid” y se aprueba su Plan de Gestión y el de las Zonas de Especial Protección para las Aves “Carrizales y Sotos de Aranjuez” y “Cortados y Cantiles de los ríos Jarama y Manzanares”