Plantas medicinales en el Huerto Caracol

Bienvenidos a la quinta edición acerca de las plantas medicinales de la huerta Caracol en nuestro blog. En artículos anteriores hemos hablado de la hierba callera, gayuba, tanaceto, culantrillo del pozo, uva de gato, romero, abrótano hembra y tagete. En esta ocasión haremos mención de dos plantas muy conocidas, pero cuyas características curativas puede que os resulten sorprendentes: el orégano y la salvia.

bancal de aromáticas

Bancal de aromáticas de la huerta Caracol en el mes de febrero.

 

Salvia (Salvia officinalis): Esta planta es un arbusto de la familia de las labiadas, de aproximadamente medio metro de altura, cuyas hojas color turquesa grisáceo tienen la superficie lanceolada y aterciopelada, sobre todo en el envés, gracias a la presencia de pelos en las mismas. Sus flores, bilabiadas,  son azules o violetas y se agrupan en el extremo del tallo.

salvia caracol

Ilustración de Salvia officinalis.

 

La salvia, también conocida como savia, selima o salima fina, es una planta tremendamente aromática con olor ligeramente alcanforado y sabor amargo variable dependiendo de la variedad. Su nombre proviene del latín salvare que significa curar o salvar. Esto se debe a que ya en la época romana se consideraba como una hierba sagrada muy beneficiosa para la salud. Esta creencia se ha extendido en el tiempo, hasta el punto de que en el siglo XIII una sentencia de la Escuela de Salerno dictaminó: Cur moriartur homo cui salviacrescit in horto? Contra vim mortis non est medicamen in hortis. Es decir: ¿De qué podría morir el hombre que tenía salvia en el huerto? Contra el poder de la muerte no hay planta que valga. Incluso a día de hoy ha perdurado una variante de dicha sentencia en el saber popular: Tiene salvia en el huerto…¡Y el niño muerto!.

En la actualidad, aún se sigue considerando una importante hierba curativa, ya que goza de innumerables propiedades entre las que se incluyen: estimulante, tónica, digestiva, diurética, antiespasmódica, febrífuga, antiséptica, antisudoral, hipoglucemiante, emenagoga, resolutiva y vulneraria.

Orégano (Origanum vulgare): Esta aromática es una planta herbácea, perenne y rastrera que se alza en tallos verticales durante su floración. Sus hojas romboides y pilosas nacen por pares enfrentados desde el mismo nudo, dando aspecto de rosetón visto desde el ápice. Sus flores, que surgen en época estival, se presentan en un ramillete y son rosas y envainadas por hojas rojas.

También se conoce como mejorana silvestre o díctamo, y se creía adelgazante y digestiva, pero se decía que en el huerto asociaba muy mal con la berza.

 

 

Se puede recolectar durante su floración y se conserva seco. En la actualidad, se conocen sus cualidades estimulantes, digestivas y diuréticas. Su aceite esencial se utiliza para afecciones respiratorias. También tiene propiedades antisépticas para tratar quemaduras y otras lesiones. Además se usa como condimento, en perfumería y en la elaboración de algunos licores.

 

Bibliografía y recursos:

-“El huerto ecológico en macetas. Manual de horticultores urbanos.” Hortensia Lemaître y José T. Gállego (Integral).

-“El huerto urbano: Plantas aromáticas. Manual de cultivo de plantas medicinales y aromáticas en balcones y terrazas” Josep Mª Vallés (Ediciones de Serbal).

-“El ABC del huerto” Rosem Le Page y Gerard Meudec (Susaeta).

-“Plantas Medicinales. El Dioscórides renovado.” Pío Font Quer (Península).

http://www.enciclonet.com

https://www.botanical-online.com

Anuncios

Plantas medicinales en el Huerto Caracol (IV)

Son tantas las plantas medicinales que podemos encontrar en la naturaleza  que, aunque ya hayamos hablado de algunas de ellas en nuestro blog, volvemos para referirnos a otras dos especies de este grupo de plantas que puedes encontrar en nuestro huerto caracol: el abrótano hembra y del tagete.

Abrótano hembra (Santolina chamaecyparissus): Es una planta arbustiva perenne de un característico color turquesa nival otorgado por su pilosidad, perteneciente a la familia asteraceae (compuestas). Puede alcanzar hasta los 60 cm de altura y tiene hojas carnosas y algodonosas. Su inflorescencia amarilla está compuesta de flores idénticas tubulares.

Esta aromática, también conocida como guardarropa, hierba lombriguera hembra, hierba piojera, ciprés bajo, cipresillo o manzanillera, desprende un intenso hedor que recuerda a la manzanilla y se dice que su olor agrada a las mujeres y desagrada a los hombres.

Las cabezuelas florales de dicho vegetal son empleadas a modo de tónico estomacal y/o digestivo, al igual que la manzanilla. Además es una planta vulneraria, antiespasmódica, emenagoga y vermífuga. También es usado para repeler polillas y otros insectos.

Tagete (Tagetes erecta): Esta planta, originaria de meso y centroamérica, también es arbustiva y perenne y pertenece a la familia de las flores compuestas (asteraceae). Su característica inflorescencia color amarillo o naranja chillón recuerda al clavel, por lo que en jardines puede emplearse como planta ornamental. Suele medir unos 30 cm de altura y tiene hojas opuestas divididas en segmentos dentados y ciliados.

Su nombre proviene del dios Tages de la mitología etrusca y también se le conoce como clavel de moro, clavelón africano, clavelón de la India, claveles de las Indias, rosa de la India, clavel chino, damasquino, damasquina, clavel de China, clavel turco.

Ilustración de tajete de la Huerta Caracol.

Los tagetes tienen multitud de propiedades y usos tanto en etnobotánica como industriales. Se utilizan como carminativo, antihelmíntico, y para paliar padecimientos como diarreas, cólicos, empachos, vómitos, indigestión y afecciones hepáticas. Además, los carotenoides  presentes entre los compuestos de dicho vegetal se consideran útiles para prevenir enfermedades oculares como las cataratas y degeneración macular, y recientes estudios sugieren que estos pigmentos son útiles para el tratamiento de enfermedades como arterias coronarias, infartos, respuesta inmune, vejez e incluso cáncer.

Por último, y como curiosidad acerca de esta planta, decir que los tagetes se usan en la industria alimentaria como colorante alimenticio y en agricultura para repeler nematodos.

Con este dato nos despedimos hasta la siguiente edición de Plantas medicinales en el Huerto Caracol y os animamos a plantar todas estas especies tan beneficiosas en vuestros jardines.

Bibliografía y recursos: