Las sendas como recurso en la educación ambiental

En esta nueva entrada del blog, queremos hace hincapié en la importancia que tienen las sendas guiadas como recurso didáctico dentro en la educación ambiental.

El Centro el Campillo cuenta con una oferta variada de actividades que se van programando sucesivamente para el disfrute de todos los interesados. Entre nuestras actividades es recurrente hacer sendas guiadas por el Parque Regional del Sureste, la zona protegida donde se ubica el Centro. Nosotros realizamos sendas guiadas tanto en inglés como en castellano y también se ofertan algunas en bicicleta.

Diapositiva1

Senda a los cortados del Piul

Las sendas guiadas son instrumentos de los que se sirve la educación ambiental para informar y comunicar.

¿Qué es la educación ambiental?

La educación ambiental definida en el Congreso Internacional de Educación y Formación sobre el Medio Ambiente de Moscú (Naciones Unidas, 1978) se define como:  “un  proceso permanente en el cual los individuos y las comunidades adquieren conciencia de su medio y aprenden los conocimientos, los valores, las destrezas, la experiencia y también la determinación que les capacite para actuar, individual y colectivamente en la resolución de los problemas ambientales presentas y futuros” y por otro lado según el Libro Blanco de la Educación Ambiental: “La educación ambiental es una corriente internacional de pensamiento y acción. Su meta es procurar cambios individuales y sociales que provoquen la mejora ambiental y un desarrollo sostenible”.

Pensemos entonces: ¿Qué nos aporta la realización de programas de educación ambiental?

Las motivaciones son variadas:

-Divertirse

-Llenar el tiempo libre

-Aprender

-Conocer otras personas y hacer amistades

-Intentar mejorar la situación ambiental en un caso concreto o de forma general

-Como medio de vida

Entre los efectos beneficiosos pueden ser:

-Crear un ambiente agradable y distendido

-Favorecer las relaciones entre las diferentes personas del grupo

-Fomentar el intercambio de ideas y el diálogo constructivo

-Organizar los esfuerzos en torno a un planteamiento común

Diapositiva1

Observando nidos de carpintero en el recinto de El Campillo

Desde un punto de vista educativo, la implantación de la educación ambiental en el sistema demandaba la existencia de unos centros especializados, como aulas y centros orientados al estudio de temas específicos relacionados con el medio natural, y es aquí donde se realizan programas de sendas y visitas.

Las sendas son aquellas actividades que se basan en un recorrido, ya sea por un entorno rural o un entorno natural más o menos humanizado, parques o jardines o por el interior de ciudades, que se caracterizan por trabajar contenidos de educación  ambiental y que aúnan el conocimiento del mundo natural con los componentes históricos, sociales, culturales, políticos y económicos que determinan la situación de ese entorno. Por ello, las sendas pueden estar complementadas en su recorrido con alguna visita al centro de educación ambiental, lugar de interés histórico o monumental que ponga de manifiesto este componente social.

Con las sendas se pretende lograr un objetivo básico: la valoración del entorno madrileño y su consiguiente conservación.

Diapositiva2

En el observatorio

Ahora bien, para valorar nuestro entorno, es necesario conocerlo y estudiarlo pero sin dejar de lado un aspecto afectivo: el disfrute del medio natural. Combinados estos tres aspectos llevan a su valoración por parte del participante y por consiguiente a su conservación.

Esta es la “fórmula” que expresa el planteamiento general de la experiencia. La labor de los profesionales de los centros  consiste en crear el ambiente favorable, proporcionar los medios necesarios y facilitar las técnicas adecuadas para que la fórmula se cumpla, persiguiendo estos objetivos específicos:

-Facilitar el conocimiento de algunos espacios naturales de la Comunidad de Madrid y fomentar su conservación

-Potenciar la observación sistemática de la naturaleza, favoreciendo el acercamiento afectivo al entorno.

-Favorecer el estudio comparativo de los diversos ecosistemas

-Favorecer el desarrollo de procedimientos aplicados al estudio del entorno

-Desarrollar actitudes de comprensión y respeto hacia nuestro entorno y su diversidad cultural, y adquirir nuevas pautas de comportamiento.

-Detectar y analizar los problemas medioambientales más acuciantes del entorno madrileño

-Determinar la incidencia de la actividad humana en el medio natural y valorar sus efectos sobre éste

-Crear cauces de actuación positiva. Colectiva e individualmente sobre el medio ambiente

Diapositiva3

Recorrido guiado por el entorno del PR Sureste

Las sendas como experiencia curricular

El recurso de las sendas es aplicable al curriculum escolar y por eso muchos colegios visitan nuestro Centro El Campillo durante el curso escolar.

Diapositiva5

Con un colegio celebrando la Red Natura 2000

Lo ideal es desarrollar las siguientes fases:

  • Jornada de preparación

En primer lugar  es necesario establecer turnos de visita  para evitar coincidencias de varios colegios en la senda. A continuación sería conveniente que los profesores previamente conocieran la zona. Durante el recorrido se interpreta el paisaje, la vegetación la fauna, se reconoce la actuación humana sobre el paisaje, se utilizan planos, mapas, brújulas, prismáticos…

  • Actividades previas

Por lo general el profesorado programa las actividades previas  a la realización de la senda una vez que conoce el lugar y determina los objetivos y contenidos que quiere trabajar en ella. La profundidad con la que se quiera trabajar el tema, la metodología aplicada habitualmente en el aula y el tiempo disponible determinará  la forma de enfocar el tipo de actividades previas y posteriores: desde programar toda una unidad didáctica en torno a la senda hasta un mínimo de un tiempo antes y después de la salida.

  • Recorrido por la senda

Con anterioridad al día de la visita se debe haber creado el clima adecuado para fomentar el interés por la salida. También se habrá acordado la forma de agrupar a los alumnos y estará preparado el material a utilizar. La idea que nos debe guiar durante la jornada es combinar la diversión con el estudio y el disfrute de la naturaleza con el trabajo sobre ella. El alumnado puede llevar un cuaderno pequeño y manejable para tomar breves notas o apuntes, a los que posteriormente se dará forma en clase o también pueden llevar fichas de trabajo ya preparadas.

No olvidemos que los juegos son muy importantes siempre que sean adecuados a la edad del alumnado. A través de ellos  se puede conseguir los mismos objetivos que a través de un estudio exhaustivo del lugar.

El planteamiento medioambiental debe presidir e impregnar todo el proceso de enseñanza aprendizaje: observar los problemas ambientales del lugar, buscar sus causas y proponer soluciones.

Diapositiva6

Juegos en la senda guiada

  • Actividades posteriores

A la vuelta, en el aula, es el momento de trabajar los elementos o notas que se han recogido, ampliar los conceptos trabajados y reforzar las actitudes que se han marcado como objetivos.

Diapositiva4

Senda en bici

Fuentes:

-Guía para la elaboración de programas de educación ambiental. Guadalupe Lecumberri Beloqui. Javier Arbuniés Erce. Centro Unesco de Navarra. 2001

-Sendas. Material de apoyo para el profesorado. Educación Ambiental. Comunidad de Madrid. Consejería de Educación. 2001.

Carrascal de Arganda

Si bien el Parque Regional del Sureste es conocido por sus grandes lagunas, sus cortados yesíferos y el bosque de ribera que flanquea los ríos, en las más de 31 mil hectáreas que componen el parque podemos encontrar otros ecosistemas. Uno de ellos es el bosque mediterráneo.

Aunque de manera muy relicta, pero con gran importancia ecológica y paisajística, podemos encontrar este ecosistema en algunos rincones del PRSE. Sin embargo, en su día, este paisaje debió dominar grandes extensiones. La búsqueda de terrenos de cultivo y de pastos y el uso de la masa forestal como madera por parte del hombre hicieron reducir bruscamente su distribución.

dewdwd

Vista panorámica. En primer término, el Carrascal. En segundo, el valle del Jarama. Al fondo la ciudad de Madrid y la sierra de Guadarrama.

Uno de los rincones más importantes de bosque mediterráneo en el PRS es el del Carrascal de Arganda, situado en el término municipal de Arganda del Rey. El nombre de carrascal tiene su origen en el árbol más representativo de este paisaje: la encina, también llamada carrasca.

Al tratarse este bosque de un encinar manchego, propio de suelos básicos, junto con las encinas nos encontraremos otras especies del género Quercus como la coscoja (Quercus coccifera) o el quejigo (Quercus faginea), fácilmente identificables por la diferencia de sus hojas, sus portes y, en el caso del quejigo, por la marcescencia de sus hojas. 

Diapositiva3

Las tres especies originales de el Carrascal presentes en gran parte de su superficie. 1. Coscoja 2.Quejigo 3.Encina

También, y debido a una reforestación en los años 40, nos encontramos con una importante población de pino carrasco (Pinus halepensis) que sirve de cobertura para la recolonización natural de plantas propias de este bosque.

Diapositiva1

Vista general de la zona reforestada donde empiezan a aparecer de manera natural las plantas típicas del bosque mediterráneo.

Acompañando a estas, y variando según las condiciones del suelo, nos encontraremos con un gran surtido de jaras y tomillos, romeros, esparragueras, madreselvas, lavandas y alguna curiosidad botánica como la gayuba (Arctostaphylus uva-ursi).

Diapositiva2

Algunas de las plantas que podemos encontrarnos durante nuestra visita. 1.Hierba pincel 2.Espino negro 3.Madreselva

Entre los animales que podemos encontrar, difíciles de ver por la cobertura arbórea, se encuentran el zorro, el erizo, el conejo, el lirón careto, el jabalí, el alcaudón, el carbonero, el pájaro carpintero, el petirrojo, varias especies de lagartijas y la víbora hocicuda. Sin embargo, lo que si podremos encontrarnos serán los restos y los rastros de alguno de ellos.

Diapositiva5

Piñas comidas por ardillas y roedores fáciles de encontrar en el suelo del Carrascal.

Son muchos los caminos que recorren las mas de 130 hectáreas de este encinar. Os invitamos a visitarlo con nosotros o a perderos por sus senderos en cualquier época del año para descubrir sus secretos.

Ademo, Aspadir y Manantial en el Centro “El Campillo”

El Centro El Campillo lleva a cabo actividades con asociaciones cuya misión es la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias, así como las que tienen como función la atención integral de las personas con trastorno mental grave.

Es el caso de las asociaciones Aspadir, Fundación Ademo y Fundación Manantial, que han venido a nuestras instalaciones para realizar una visita guiada al Centro y un taller de reutilización de residuos, con el objetivo de que los participantes tomen conciencia de su medio y adquieran los conocimientos y la voluntad que los haga capaces de actuar en la resolución de los problemas ambientales, en este caso la generación y gestión de los residuos.

En primer lugar, se da la bienvenida al grupo de participantes, y comenzamos con una introducción sobre los valores naturales, culturales y paisajísticos del Parque Regional del Sureste (PRS).

Introducción a los valores del PRS

Posteriormente, se realiza una visita guiada al Centro El Campillo, recorriendo todas sus instalaciones.

Reconocimento de las plantas aromáticas y medicinales

Más tarde nos dirigimos con el grupo a las aulas del centro, donde se va a llevar a cabo el taller de reciclaje.  En primer lugar, se realiza una presentación sobre los distintos tipos de residuos y donde se debe depositar cada uno, y su gestión posterior. Se incide en nuestra responsabilidad en el cumplimento de la regla de las 3 R (reducir, reutilizar y reciclar). Posteriormente, se dan diversas ideas sobre cómo se pueden reutilizar los residuos para fabricar nuevos objetos para la casa, decoración, juguetes, el huerto, etc.

Presentación sobre los residuos y su gestión

Por último, los participantes se ponen manos a la obra.  A partir de bricks de leche usados, fabrican sus propios monederos.

Los participantes, muy concentrados en su labor

Los asistentes fabrican su monedero a partir de un brick de leche

Los grupos asistentes han mostrado motivación y entusiasmo durante la actividad, participando en todo momento.  además, ¡se han llevado un recuerdo fabricado por ellos mismos a casa!

Foto de grupo y despedida del Centro El Campillo