El Sauce (Salix alba)

En los bosques de ribera del Parque Regional del Sureste encontramos una especie arbórea-arbustiva conocida como sauce blanco (Salix alba). Este árbol crece en zonas asociadas a cursos o masa de agua,  en terrenos arenosos y areno-arcillosos; por lo que se encuentra muy presente en las orillas de la Laguna del Campillo. Además, como soporta temperaturas muy bajas, lo podemos observar hasta los 1.900 metros de altitud.

ilustracion sauce

Detalles del Sauce blanco.

 

El sauce blanco puede alcanzar los 25 metros de altura, aunque es muy frecuente encontrarlo en porte arbustivo. Presenta un tronco erguido y corteza grisácea. Sus hojas son caducas, simples, alternas, lanceoladas u oblongo-lanceoladas, de margen aserrado y punta alargada, brillantes por el haz y de aspecto blanquecino y sedoso por el envés. Las flores nacen en primavera en largos filamentos llamados amentos. Los frutos son cápsulas que se abren al madurar y liberan las semillas envueltas en un tejido algodonoso que favorece su dispersión por el viento.

Sauce ribera

Sauces blancos en la ribera del río. Fuente: arbolapp

 

Su madera, que es muy ligera, ha sido empleada para tejados, vigas, tornería, en molinos, toneles, para hacer arcos, aros, mangos de rastrillos, cerillas, palillos, esculturas, zuecos y piezas de ortopedia. Varias especies del género Salix, también conocido como mimbre, son utilizadas en cestería, la más utilizada es el Salix triandra, debido a su fácil cultivo y mejor calidad. Las ramas jóvenes de Salix alba, también son utilizadas en cestería aunque en trabajos más bastos.

Sauce

Sauce blanco Fuente: arbolapp

 

Al ser un árbol de crecimiento rápido y que produce un denso entramado de raíces fibrosas, se utiliza en restauración de riberas para la protección de los cauces de los ríos. Todas las especies de sauces contienen salicina, un compuesto precursor del ácido salicílico y por tanto del ácido acetil-salicílico o aspirina (nombre comercial), en la actualidad este compuesto se sintetiza químicamente, antes se utilizaban su corteza como febrífugos, tónicos, sedantes y antirreumáticos.

Anuncios

Bosque de Ribera

En el Parque Regional del Sureste podemos encontrar 4 ríos: el Jarama, el Manzanares, el Henares y el Tajuña, siendo el río Jarama el eje principal de todo el Parque Regional por el que discurre de norte a sur. A lo largo de ambos lados de los ríos se desarrolla el ecosistema que conocemos con el nombre de soto o bosque de ribera, a parte de este ecosistema podemos encontrar 4 ecosistemas más en el Parque: el bosque mediterráneo, los cortados yesíferos, las estepas cerealistas y los humedales.

Bosqueriberajarama

Bosque de ribera del río Jarama

Este ecosistema está formado principalmente por arbustos y árboles de hoja caduca que se disponen en bandas paralelas al cauce en función de sus necesidades hídricas y la capacidad que tienen de soportar avenidas o crecidas del río. En la banda más cercana al cauce podemos encontrar al sauce (Salix alba), seguido de los chopos o álamos (Populus alba y P. nigra), fresnos (Fraxinus angustifolia) y en la zona más alejada con menos humedad en el suelo encontramos a los olmos (Ulmus minor). En cuanto a los arbustos abundan los tarays (Tamarix gllica), los majuelos (Crataegus monogyna), escaramujos (Rosa sp.), zarzamoras (Rubus sp.), etc.

chopo otoño

Álamo blanco (Populus alba) en la ribera del río Jarama

Con respecto a la fauna en el ecosistema del bosque de ribera podemos encontrar como mamíferos más representativos el jabalí (Sus scrofa), la nutria (Lutra lutra), o el zorro (Vulpes vulpes); dentro de las aves podemos ver petirrojos, carboneros herrerillos, pájaro moscón, martín pescador, garzas, o diferentes pájaros carpinteros, entre otros.  También podemos encontrar algunas especies de peces, anfibios y reptiles así como multitud de insectos esenciales para el funcionamiento básico de toda la cadena trófica.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los bosques de ribera han sufrido multitud de impactos y cambios a lo largo del tiempo por la presencia humana. El terreno donde se asienta el bosque de ribera es muy fértil por lo que el ser humano ha ocupado desde hace siglos esos espacios para la agricultura. Esto provoca que se de una alta probabilidad de contaminación por vertidos, plaguicidas y fertilizantes. Además de sufrir canalizaciones y encajonamientos de los ríos.

bosque ribera otoño

Vegetación de ribera del Jarama a su paso por el Puente de Arganda

En los bosques de ribera se desarrolla un microclima particular, con un ambiente fresco y umbrío en su interior que atenúa y suaviza el clima de sus alrededores. Estos ecosistemas tienen una gran relevancia ecológica, puesto que nos aportan una serie de servicios ecosistémicos, funciones de gran importancia, estabilizando márgenes y orillas, mitigando los efectos de las crecidas y actuando a la vez como refugio y corredor natural para la fauna. Si a todo lo anterior sumamos su alto valor paisajístico, comprenderemos la necesidad de conservar y cuidar estos ecosistemas en el Parque Regional del Sureste.