Taller de rastros y restos animales

Como ya sabéis, en el Centro el Campillo tenemos una programación de actividades gratuitas para los fines de semana. Entre otras, realizamos sendas, visitas a productores locales de la zona, y también talleres. Uno de los talleres es el de rastros y restos, en el que aprendemos a identificar los que dejan algunos de los animales que habitan en el  Parque Regional del Sureste de Madrid.

Comenzamos el taller con una explicación sobre qué son rastros y restos y los diferentes tipos que podemos encontrar, como por ejemplo: huellas, pelos, plumas, excrementos o madrigueras. A continuación analizamos qué características tenemos que tener para ser buenos detectives de la naturaleza y en qué tenemos que fijarnos (tipo de rastro, tamaño, lugar,…) para asociar el rastro o el resto a un animal.

Rastros aves

De izquierda a derecha, egagrópila, pluma de búho real, cráneo de búho real y nido de pájaro moscón.

Terminada la exposición y habiendo aprendido lo más básico sobre identificación, se muestran una serie de restos animales, todos ellos recogidos en los alrededores del Centro, explicando qué son y a quién pertenecen. Podemos ver mudas de serpientes, plumas de diferentes especies de aves, egagrópilas

Rastros reptiles

Arriba muda de culebra, izquierda caparazón de tortuga y lagartijas a la derecha

Una vez tenemos claro lo que es un rastro y un resto, cómo identificarlos y los diferentes tipos de animales del entorno, nos centramos en los mamíferos y  más concretamente en sus huellas. Para ello elaboraremos nuestra propia guía de identificación con algunos de los mamíferos que habitan el Parque. Lo que tenemos que hacer es, con la breve descripción que nos ofrece la guía, identificar al animal y su huella correspondiente e incluirla en la guía.

rastros2

Guía de huellas de mamíferos del Parque Regional del Sureste

Por último, y cuando ya tengamos nuestra guía terminada, saldremos al recinto, en el exterior del Centro, y trataremos de encontrar algún resto de animal en el campo aplicando todo lo que hemos aprendido en el taller.

rastros1

Participantes del taller en busca de algún rastro

Así, con esta actividad pretendemos dar a conocer las diversas especies de animales que habitan en el Parque Regional del Sureste de Madrid y aprender a identificar sus restos y rastros; poniéndolas en valor y fomentando el respeto y la conservación de sus hábitat.

Métodos de estudio de egagrópilas

Como ya hablamos en una entrada anterior en nuestro blog, las egagrópilas son un recurso muy útil e importante para el desarrollo de estudios  ornitológicos. Al ser restos de la alimentación de los animales nos ofrecen una valiosa información sobre la biología  y la ecología trófica de cada una de las especies. Es decir, nos informan de la presencia de una especie en una zona determinada y nos permiten saber que es lo qué come esa especie en esa zona y cómo va cambiando su alimentación a lo largo del año. A su vez, y de manera indirecta, nos dan información sobre la presencia de las especie que depreda y de su población relativa.

plantilla_foto_campillo vertical

Ejemplo de egagrópila de cernícalo vulgar diseccionada.

A la hora de estudiar una egagrópila, de manera general, existen dos métodos para su estudio y análisis.

 MÉTODO SECO. Este método se basa en desmenuzar la egagrópila separando los huesos, teniendo especial cuidado con cráneos y mandíbulas. Posteriormente se introducen los restos óseos encontrados en agua oxigenada durante dos horas. De esta manera conseguiremos blanquear los huesos y terminar de separar los pelos. Finalmente se puede usar un tamiz fino para poner los huesos bajo el grifo y conseguir una limpieza total.

plantilla_foto_campillo vertical.jpg 2

Ejemplo de ficha usada para el estudio de la egagrópila

MÉTODO HÚMEDO. Si decidimos utilizar este método lo primero que tenemos que hacer es introducir las egagrópilas en alcohol rebajado en agua (o agua oxigenada, también rebajada). Los pelos flotarán y los huesos permanecerán en el fondo. Con unas pinzas podremos extraer el material sin riesgo a dañarlo. Una vez extraído todo el material (huesos) de la egagrópila, puede introducirse en agua oxigenada con el fin de decolorarlo (quedarán mas blancos), terminar de eliminar el pelo que haya podido quedar y revisarlo. Este método es un poco engorroso porque hay que limpiar cada hueso de pelos mojados individualmente, pero en teoría es más rápido.

Una vez separados los restos óseos presentes en la egagrópila es conveniente realizar una separación del material extraído en grupos en función de sus similitudes (cráneos, fémures, costillas, vértebras, exoesqueleto de insectos…). A continuación, gracias a guías de identificación, puede llegarse a identificar la especie a la que pertenecen esos huesos.

ega

Muestra de restos encontrados en una egagrópila en los alrededores del Centro El Campillo

Si queréis conseguir mas información, en este caso in situ, podeís visitar nuestro Centro ya que en nuestra exposición tenemos varias egagrópilas de Buho (Bubo bubo). Además, desmenuzamos una a través del método húmedo, extrajimos los restos óseos que en ella se encontraban y las ordenamos para que lo pudierais ver.

BIBLIOGRAFÍA

Guía de Identificaciín Huellas y Señales de las Aves de España y de Europa; Roy Brown, John Ferguson, Michael Lawrence y David Lees.

BRINZAL; Centro de Recuperación de Rapaces Nocturnas.

http://ornitologiaynatura.blogspot.com.es/2014/12/analisis-de-egagropilas.html

http://egagropilas.unizar.es/queson.php

https://es.wikipedia.org