Carrizo (Phragmites australis)

Entre la vegetación palustre de los humedales destaca una planta característica, el carrizo (Phragmites australis)La podemos encontrar tanto en las orillas de pantanos, lagunas como en ríos y canales de riego. Es un planta que necesita humedad y calor moderado y requiere suelos ricos en nutrientes, por lo que es un buen indicador de riqueza de nutrientes en suelo. Dentro del Parque Regional del Sureste esta ampliamente distribuida en los cuatro ríos que integran el parque y en las 123 lagunas catalogadas.

dsc04344

Se trata de una planta perenne que se reproduce por rizomas y que en la época estival tiene color verde y durante el invierno se torna pardo rojizo. Puede alcanzar los 6 metros de altura cuyos tallos son delgados, flexibles y rectos en forma de caña hueca. Sus hojas son lanceoladas (con forma de lanza) y alargadas. En la parte superior de los tallos es donde aparecen las flores en verano u otoño. La inflorescencia es como una espiga en la punta del tallo de color pardo amarillento, compuesta de muchas flores pequeñas comprimidas lateralmente.

Inflorescencia carrizo

Tradicionalmente se ha utilizado el carrizo en la cestería para elaborar esteras, jergones y cestas, incluso como tutores de plantas tiernas. Sus hojas y brotes tiernos son comestibles, además, sirven como tintes de ropa de colores verdes o amarillos. En la construcción ha sido utilizado como techado para chozas y cobertizos.

carrizos

El carrizo cumple con una función esencial en el ecosistema, puesto que entre estas plantas habitan y hacen sus nidos multitud de aves acuáticas. Hoy en día, el carrizo  puede ser una planta interesante tanto desde el punto de vista ornamental como medioambiental. Desde el punto de vista ornamental es considerada una de las plantas acuáticas que se utilizan para decorar estanques artificiales. Y por otro lado, medioambientalmente es utilizado en la restauración de zonas húmedas (costeras y de interior) para la recuperación de los mismos y la estabilización de ecosistemas naturales.

Anuncios

Senda Humedales Miralrío

“Campiller@s” aquí os dejamos otra ruta que podéis hacer en el Parque Regional del Sureste. Muy cerca del municipio de Velilla de San Antonio se encuentra el Humedal Miralrío bordeado por el Río Jarama. Es un lugar muy interesante de visitar por su proceso de naturalización en el que todavía podemos encontrar recuerdos de las antiguas graveras que dieron origen a este paisaje.

6

Laguna de Miralrío

Pese a la cercanía de un polígono industrial y una carretera, este humedal posee un gran valor paisajístico y ecológico. En él podemos encontrar los 5 tipos diferentes de ecosistemas representativos del Parque, además de una gran variedad de fauna.

1

Estación EDAR de Velilla de San Antonio

Comenzamos nuestro recorrido en el descampado de arena que hay junto a la depuradora de Velilla de San Antonio. Continuamos por el camino que se ve al fondo y cruzamos un puente rojo llegando así a una zona de merenderos. Aquí podremos observar como los nidos de Cotorra (Myiopsitta monachus) se han establecido justo debajo de los nidos de las Cigüeñas (Ciconia ciconia). Pegados a la carretera y a lo largo del recorrido encontramos también Ailanto (Ailanthus altissima). Esta especie arbórea junto con la Cotorra son especies invasoras abundantes en el Parque Regional del Sureste.

3

Vegetación de ribera en el Jarama

En este punto podemos optar por dos caminos diferentes, uno que sigue a la izquierda, paralelo a la carretera que nos lleva a La Poveda, en el que veremos el Río Jarama desde lo alto, y el otro camino de bajada a la derecha, este camino va paralelo al río. Al borde del río, encontraremos repoblaciones de Retama (Retama sphaerocarpa) y Taray (Tamarix gallica). A continuación, veremos las ruinas pertenecientes a la antigua gravera.  Os recomendamos subir a lo alto de la ruina para ver desde allí, una bonita vista del Humedal Miralrío y de los Cortados Yesíferos al fondo.

5

Ruinas recuerdo de las graveras anteriores al Parque

Dejando la laguna a la derecha, bajamos una cuesta en dirección a la carretera y seguimos por el camino paralelos a ella. En esta zona encontraremos sobre todo vegetación propia del bosque mediterráneo, como el Pino Carrasco (Pinus halepensis).

A pocos metros de dejar la gasolinera a la izquierda el camino se bifurcará en dos, continuaremos por el camino de la derecha rodeando la laguna. Un poco más adelante de ese camino,  aparece el río Jarama a nuestra izquierda y los Humedales de Miralrío a la derecha. Aquí la vegetación varía considerablemente, siendo más abundante la palustre Juncos (Scirpus holoschoenus), Carrizos (Phragmites australis) y Eneas (Typha domingensis), y de ribera Sauces (Salix alba), Álamos (Populus alba, Populus nigra), Fresnos (Fraxinus angustifolia) y Olmos (Ulmus minor).

4

Río Jarama

Continuando por el camino, alcanzaremos las ruinas de la gravera de nuevo y sólo habrá que recorrer el camino de vuelta hasta el descampado de la depuradora para finalizar la senda.

Entre las especies de aves más abundantes de la zona se observan: Focha común (Fulica altra), Gallineta común (Gallinula chloropus), Somormujo lavanco (Podiceps cristatus), Garza real (Ardea cinerea) y Milano negro (Milvus nigrans) entre otras muchas.

2

Vista de las Lagunas de Miralrío desde las ruinas de la gravera

FICHA DE LA SENDA

Distancia: 4,5 kilómetros.

Duración: 2 horas (con paradas).

Dificultad: baja.

Ecosistemas: bosque de ribera, bosque mediterráneo, estepas cerealístas, humedal y panorámica de los cortados yesíferos.

Cómo llegar: Para acceder en transporte público hay que coger el autobús 341 desde Conde Casal, o el autobús 284 desde Avenida de América, ambos hasta la última parada de Velilla de San Antonio. Para llegar en coche el punto de partida es la c/Venezuela cerca de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Velilla.