Procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa Schiff)

Seguramente hayas oído hablar de la tan “temida” procesionaria, de su “peligrosa” presencia en parques infantiles o de los “daños” provocados a mascotas y personas que han creado una fama demasiado alarmante. Lo hayas oído o no, seguramente nunca te has parado a pensar qué animal es.

La procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa Schiff) es un insecto del orden Lepidóptera (comúnmente conocidos como mariposas) que podemos encontrar en zonas donde abundan los pinares, como por ejemplo en la Dehesa El Carrascal del Parque Regional del Sureste en Arganda del Rey.

Procesión

Procesión que realizan cuando se van a enterrar. Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Centro de Sanidad Forestal de Calabazanos.

Este insecto realiza una metamorfosis completa, es decir, experimenta cuatro fases diferentes: puesta, oruga, crisálida y adulto. Vamos a empezar a describir la primera fase del proceso; la puesta la realiza la hembra envolviendo dos acículas de la misma vaina con unas escamas doradas que tiene en su abdomen. Los huevos son blanquecinos, esféricos y duros. Las orugas que salen de estos huevos experimentan 5 estadios larvarios y es en el tercero en el que desarrolla sus pelos urticantes, característica principal de esta especie. Estos pelos son desprendidos por las larvas cuando se sienten amenazadas pudiendo provocar irritaciones o urticaria. 

Presentan una coloración parda con pelos blanquecinos. Cuando la oruga se entierra a unos 15 centímetros de profundidad, crea un capullo de forma ovoide muy urticante. El insecto adulto es una mariposa, en el que la hembra es algo mayor que el macho. Sus alas son de color grisáceo y su tórax es piloso.

Macho y puesta de procesionaria

Adulto macho y típica puesta sobre las acículas. Fuente: Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Centro de Sanidad Forestal de Calabazanos.

La procesionaria generalmente realiza un ciclo anual, aunque puede alargarse debido a la diapausa (estado fisiológico de inactividad, gracias al cual se adapta a las temperaturas más frías). Su desarrollo está claramente condicionado a las temperaturas de la zona en la que se encuentre. Los adultos empiezan a aparecer a partir del mes de julio y pueden estar en vuelo aproximadamente dos meses. La puesta puede tardar en eclosionar de 30 a 40 días.

Defoliacion

Defoliaciones provocadas por la procesionaria. Fuente: Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Centro de Sanidad Forestal de Calabazanos.

Tal y como hemos empezado hablando, este insecto es famoso por los daños que causa al ser humano y a sus mascotas, pero en pocas ocasiones somos conscientes de que también puede suponer un problema en los árboles. Su presencia puede provocar defoliaciones (caída prematura de las hojas de los árboles), lo que en ocasiones conlleva a una disminución del crecimiento del árbol, por lo que afecta más a pinos jóvenes.

tRAMPApRO

Trampa de feromonas en la Dehesa El Carrascal.

Al caminar por zonas de pinares habrás visto colgado de los pinos una especie de “jaula” con una bolsa de plástico colgada y te habrás preguntado qué es y para qué sirve; pues bien, es una trampa con feromonas que se coloca para controlar los niveles de infestación, captura a los machos de la mariposa, evitando así que se reproduzcan y que se extienda. Además, con ella podemos conocer el número de adultos presentes en esa zona durante ese año y la cantidad de puestas que se van a realizar.

Ahora que ya conocemos su ciclo vital y las zonas zonas donde es más común (zonas de pinares), podemos adaptar nuestros hábitos para así reducir los riesgos, hacia las personas o hacia nuestras mascotas.

 

Bibliografía:

  • Documento divulgativo: https://www.benavente.es
  • Plagas y enfermedades de las masas forestales extremeñas. La procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa Den. Schiff) Junta de Extremadura. Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente. Manual para la evaluación de los niveles de infestación en rodales de seguimiento.
  • Thaumetopoea pityocampa. Consejería de Medio Ambiente. Junta de Andalucía.

Un sonido de la naturaleza muy veraniego.

Llevamos unas cuantas semanas escuchando un sonido que proviene de los árboles y que nos resulta muy familiar en verano (también puede resultar un poco molesto…) ¿se trata de un pájaro? No… ¡es un insecto! ¿Has utilizado alguna vez la expresión “me estoy achicharrando”? Pues hace referencia a la presencia de estos animales en los días más calurosos. ¿Ya sabes de qué hablamos? ¡Exacto! Las cigarras, o también conocidas como chicharras. A continuación te contamos algunas curiosidades para conocerlas mejor.

En general se caracterizan físicamente por sus cuerpos robustos, cabezas anchas, alas de membranas transparentes y grandes ojos compuestos. Además, tienen un poderoso aparato bucal que les permite alimentarse de savia de los árboles y otras plantas.

Cicada orni S Fern H M 29-VI-2017_José Ignacio López Colón

Cicada orni. Autor: José Ignacio López Colón

 

La cigarra común (Cicada orni), pertenece a la familia Cicadidae y es una de las especies que habita en la Península Ibérica. Es de gran tamaño (3-4 cm), sin embargo, pasan completamente desapercibidas gracias a su coloración críptica, que les proporciona un camuflaje perfecto.

Es común decir que las cigarras cantan, pero en realidad estridulan. Este chirrido lo emiten los machos con unos sacos de aire alojados en su abdomen que se inflan y desinflan a través de unas membranas llamadas timbales, es un método de producción de sonido único entre los insectosLo hacen en verano coincidiendo con la época de reproducción y aunque al oído humano parezca siempre el mismo sonido, la verdad es que emplean diferentes tonos. Lo utilizan como señal de alarma, para marcar territorio o para atraer a las hembras. Por razones anatómicas, la potencia del sonido aumenta según lo hacen las temperaturas. Y si un macho eleva el volumen, los que están alrededor harán lo mismo. Las hembras no estridulan, sin embargo están previstas de «tímpanos» mucho más sensibles con los que escuchan sus reclamos a más de un kilómetro de distancia.

Su ciclo de vida es uno de los más largos entre todos los insectos conocidos. El apareamiento y puesta se produce durante julio y agosto. La hembra pone los huevos en ramas o en pequeñas grietas de la corteza. Al poco nacen larvas que inmediatamente se dirigen hacia el suelo, donde excavan una galería con sus potentes patas delanteras adaptadas para esta misión, que es buscar protección.

Su etapa subterránea puede prolongarse durante varios años, durante los cuales se alimentan de las raíces del árbol y ya van sufriendo varios cambios. Al llegar la primavera salen de la tierra y realizan la última muda, resquebrajan su coraza mediante una hendidura en la parte superior central del tórax, justo detrás de su cabeza, y adoptan la forma del insecto adulto (aunque un poco blanquecino debido a que la quitina cornea del nuevo exoesqueleto aún está húmeda y ha de endurecerse). Este proceso se produce a finales de mayo, principios de junio.

Después, su tiempo de vida es breve: entre cuatro y seis semanas en las que tendrá que evadir a los depredadores (aves, arañas, reptiles o algunos mamíferos pequeños)  y alimentarse bien para entonces aparearse, que es su función principal. Las hembras ponen los huevos y al cabo de poco tiempo fallecen. Lo mismo sucede con el macho.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque hay muchas especies de cigarras en el mundo, se pueden dividir en: anuales, que aparecen siempre en verano; y periódicas, cuyo ciclo de vida se da cada 13 -17 años (especies de Estados Unidos). El motivo es aún un misterio, pero algunos entomólogos creen que las cigarras periódicas evolucionaron así para evitar sincronizarse con el auge de población de sus depredadores.

 

Fuentes: 

https://www.nationalgeographic.es/animales/cigarra

https://www.tiempo.com/noticias/divulgacion/la-cigarra-la-banda-sonora-del-verano.html

https://oclifescience.com/1466984-why-do-cicadas-sing-when-it39s-hot

https://www.vix.com/es/btg/curiosidades/7219/7-cosas-muy-curiosas-sobre-las-cigarras-que-te-haran-ver-a-estos-insectos-de-otra-manera

https://granadanatural.com/ficha_fauna.php?cod=150

https://www.encuentrosconlaciencia.es/?p=2679

Mariposa Macaón (Papilio machaon)

Con la llegada del buen tiempo, una de las especies de lepidóptero más espectacular que podemos ver en la Península Ibérica nos hipnotiza con su presencia. Es el Macaón (Papilio machaon). Su presencia es más habitual a partir de abril, pero con las elevadas temperaturas ya se le puede ver al salir a pasear por el Parque Regional del Sureste.

plantilla_foto_campillo horizontaleditada

Foto realizada en el Parque Regional del Sureste.

Este insecto tiene entre 32 y 80 mm de envergadura y se caracteriza por sus alas de color negro y amarillo crema. Las alas inferiores presentan ocelos en rojo y características colas. Es frecuente observarlos en prados floridos, áreas abiertas, márgenes de caminos y jardines, e incluso en nuestras huertas. Le gustan las flores de lilas, cardos, hinojo o zanahoria silvestre, entre otras.

plantilla_foto_campillo horizontal3

Foto realizada en el Parque Regional del Sureste.

Aparece con los primeros síntomas de calor, hasta agosto-septiembre, con dos o tres generaciones al año. Y como curiosidad, en su ciclo de vida, durante la fase de oruga, en sólo dos semanas, multiplica por mil su peso, hecho éste que, al parecer, ningún otro animal conocido puede lograr.

Cuando son molestadas sus orugas proyectan un órgano rojizo bifurcado que está situado detrás de la cabeza. Dicho órgano, llamado osmeterio, emite un olor acre, a ácido butírico, con el que se pretende asustar al posible depredador. Terminado el peligro el órgano se retrae.

Todo ello la convierte en una especie muy interesante pero en las últimas décadas, el Macaón ha sufrido un declive en su población y en muchos países está protegido por la ley. Su desaparición se debe a cambios en los métodos agrarios, el uso de fertilizantes, pesticidas, desbroce de caminos y cunetas donde están sus plantas nutricias … Así que de nuevo debemos recordar la importancia de mantener los ecosistemas en buen estado, ya que sin ellos nuestro entorno se vuelve más vulgar e indefenso.

plantilla_foto_campillo horizontal5

Foto realizada en el Parque Regional del Sureste.

Fuentes:

https://www.curiosfera.com/macaon-papilio-machaon/

https://www.asturnatura.com/especie/papilio-machaon.html