Gallineta común (Gallinula chloropus)

Hoy hablamos de un ave un poco más tímida que la focha y que podemos encontrar fácilmente durante todo el año por las orillas de las lagunas del Parque Regional del Sureste, aunque se ve más en invierno, cuando se alimenta en zonas abiertas, picoteando en las orillas como una gallina.

La gallineta común (Gallinula chloropus), también conocida como polla de agua, es uno de los rálidos más abundantes y extendidos de Europa. Al igual que sucede en la Península Ibérica, en la Comunidad de Madrid tiene una distribución muy amplia, siempre que haya agua la podemos encontrar en lagunas, graveras, embalses, ríos e incluso en estanques.

Gallineta común (Gallinula chloropus)

Es un ave mayoritariamente sedentaria. En invierno ocupa hábitats similares a los ocupados durante la época de cría, existen además ejemplares procedentes del centro y norte de Europa que utilizan nuestros humedales como zona de paso e invernada. No son grandes voladoras, aún así tienen mucha capacidad de colonización y una facilidad especial para adaptarse a los ambientes transformados por el ser humano.

Tienen preferencia por las graveras, donde utilizan lugares poco profundos o encharcados con zonas de abundante vegetación palustre como el carrizo y la enea o espadaña que constituyen un medio muy cerrado perfecto para utilizarlo como refugio. En los ríos es frecuente encontrarla entre la vegetación de sus orillas y en las islas formadas en su cauce.

Gallineta nadando en la laguna de El Campillo.

En su alimentación omnívora, prefiere el alimento vegetal, por ejemplo la inflorescencia del carrizo es una parte importante en su dieta invernal, a veces incluyen algún pequeño vertebrado, carroña e incluso, puede ingerir ciertas cantidades de basura.

Tonos parduzcos de las alas y plumas blancas en la cola y costados.

Como comentamos al principio, su aspecto nos recuerda al de una gallina. Pero en este caso, el adulto es negro grisáceo de alas parduzcas con el pico rojo de punta amarilla y placa frontal roja en la cabeza. Tiene algunas plumas blancas cerca de la cola y en los costados. Mantiene la cola alta y la sacude al andar y al nadar. Las patas son verdosas y en ocasiones se aprecia una franja roja. Tiene los dedos de las patas muy largos para caminar sobre el barro húmedo o la vegetación flotante. A pesar de que éstos no tienen lóbulos entre ellos, son buenas nadadoras.

En las gallinetas jóvenes, al contrario que los adultos, dominan los tonos marrones con tintes verdosos; además, carecen de escudete frontal. Los pollos tienen espolones en las alas para ayudarse a subir al nido o agarrase a la vegetación.

Familia de gallinetas en el nido construido entre la vegetación palustre.

Aunque en principio no sufren grandes amenazas, pueden tener problemas como consecuencia de la pérdida de humedales o la depredación por parte de especies introducidas.

Fuentes:

  • Guía de fauna del Parque Regional del Sureste. Red de Centros de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid.
  • Atlas de las Aves Invernantes de Madrid 1999 -2001. SEO-Monticola y Comunidad de Madrid.
  • Guía de las aves de España SEO/BirdLife: https://www.seo.org/ave/gallineta-comun/

Calamón (Porphyrio porphyrio)

De entre todas las aves que habitan el Parque Regional del Sureste puede que una de las más llamativas y curiosas sea el calamón. No solo por su coloración y su comportamiento, sino también porque si quieres ver esta especie en la Comunidad de Madrid tendrás que venir a los humedales de los ríos Jarama, Manzanares y Henares para poder observarlo.

calamon

Ejemplar de calamón en los alrededores de nuestro centro capturado con fototrampeo.

En nuestra Comunidad es una especie dificil de ver debido a su escasa población, no así en otras zonas como el Delta del Ebro o Doñana, pero es fácil de distinguir. Se trata de un ave de cuerpo azul metálico y culo blanco con patas, pico y frente rojos. Es de mediano-gran tamaño (45-50 longitud, 90-100 envergadura, 750-1000 gramos) con forma de gallina. De hecho su nombre en inglés, swamphen, singinfica literalalmente la gallina del pantano (swamp= pantano; hen=gallina).

calamon.dibujo.seo

Dibujo de un calamón en el que se observan muy bien sus colores y forma. Fuente: SEO

Si tratas de avistarlo en nuestro Parque, búscalo entre la vegetación palustre de los humedales y ríos (juncos, carrizo, enea) entre la cual anida, se esconde y de cuyos tallos y brotes se alimenta de una cuiriosa manera. Lo que hace el calamón es usar sus largas patas y largos dedos para comerse el tallo de la enea. Para ello lo agarra con los dedos de sus patas y se lo acerca a la boca para comerlo. Algo parecido a lo que hacemos nosotros cuando nos comemos un muslito de pollo con la mano. También se alimenta, aunque en menor medida, de pequeños invertebrados (lombrices, sanguijuelas, caracoles, escarabajos acuáticos, larvas) y algunos vertebrados (peces, anfibios, culebras, pollos de otras aves acuáticas).

Es una especie con distribución bastante extensa y que en la Penísula Ibérica se puede encontrar en la cuenca del Guadalquivir, en las marismas de Doñana,  en diferentes enclaves de la costa mediterránea y en muchos humedales del interior como Cáceres, Madrid, Toledo y Ciudad Real. Su población se ha recuperado despues de haber estado al borde de la extinción concentrándose el 90% de la población europea en nuestro territorio (en torno a 7.000 parejas). En el parque se estima que hay unas 50 parejas. Sin embargo, algunas de sus amenazas contínuan estando en la naturaleza como la destrucción o alteración de su hábitat y las sequías.

Bibligrafía:

Seo Birdlife

Guía de la naturaleza en el Parque Regional del Sureste. Grupo Naumani

Enciclopedia virtual de los vertebrados españoles

Embalses y humedales protegidos en la Comunidad de Madrid

En esta ocasión, queremos hablaros un poco más de la laguna de El Campillo desde el punto de vista de la legislación ambiental.  Nuestra laguna, está incluida en el Catálogo de Embalses y Humedales de la Comunidad de Madrid.

dsc04344

En nuestra región, tenemos abundantes lugares vinculados al medio acuático. En su conjunto, constituyen ecosistemas muy valiosos y de singular belleza paisajística con una riqueza natural que supone un refugio de biodiversidad, albergando valiosas representaciones de flora y fauna.  Además, algunas de estas zonas húmedas son vitales para abastecer los núcleos urbanos.

Sin embargo, la alta presión demográfica de la Comunidad de Madrid repercute sobre el mantenimiento de la calidad de las aguas embalsadas y los ecosistemas asociados. Por ello, se aprobó una ley que protege este patrimonio natural  (Ley 7/1990, de 28 de junio de Protección de Embalses y Zonas Húmedas), que sentó las bases y criterios para su conservación y a su vez, creó un Catálogo de embalses y zonas húmedas. La Comunidad de Madrid cuenta con 14 embalses y 23 humedales protegidos incluidos en este Catálogo.

dsc02268

A efectos de la Ley 7/1990 un embalse  <<es toda balsa artificial donde se acopian las aguas de un río o arroyo para abastecimiento, regadíos, usos hidroeléctricos y otros>>. Los embalses en Madrid se sitúan en las cuencas altas y medias de los ríos que nacen en la sierra. Aquí se han desarrollado ecosistemas asociados al agua, que han servido de refugio a una gran variedad de especies y han coexistido aprovechamientos y actividades agrícolas y ganaderas de la sierra.

Los embalses incluidos en el Catálogo deben contar con un Plan de Ordenación, es decir,  una serie de limitaciones de protección particularizadas para cada uno de ellos.

dsc02937

Son humedales (definidos según la Ley la Ley 7/1990) <<las zonas pantanosas o encharcadizas y en particular, las turberas o aguas rasas, ya sean permanentes o temporales, estén integradas por aguas remansadas o corrientes y ya se trate de aguas dulces o salobres, naturales o artificiales, así como los márgenes de dichas aguas>>.

Los humedales son un conjunto de ecosistemas de gran valor y de elevada riqueza natural que actúan como refugio de la biodiversidad, modulan las condiciones climáticas y el ciclo hidrológico y permiten conservar valores paisajísticos y socioculturales asociados. Su singularidad botánica, hidrológica o geológica, su interés científico o recreativo, así como la presencia de fauna de especial interés (aves, reptiles o anfibios), han sido algunas de las razones para proteger estas zonas.

DSC04247.JPG

A su vez, estos humedales han sido incluidos en el Inventario Nacional de Zonas Húmedas (INZH), regulado por el Real Decreto 435/2004, de 12 de marzo.

Todos los humedales incluidos en el Catálogo de Embalses y Humedales de la Comunidad de Madrid deben contar con un Plan de Actuación, que recoja las medidas de intervención o gestión adecuadas para asegurar su conservación. El Plan de Actuación sobre Humedales Catalogados fue aprobado por Decreto 265/2001, de 29 de noviembre.

dsc04639

En el caso de la laguna de El Campillo, al encontrarse inmersa en un espacio protegido – El Parque Regional del Sureste-, ya cuenta con instrumentos de planificación y gestión propios para su conservación y tiene un régimen de protección especial.

Fuentes:

 

Pato cuchara

Una de la especies de aves invernantes más comunes y fáciles de identificar en el Parque Regional del Sureste es la que os vamos a presentar hoy: el pato cuchara (Anas clyppea). Este pato, también llamado cuchara común, de unos 44-52 cm de largo y 500-700 gr de peso, recibe ese nombre por su característico pico en forma de cuchara.

grupo_cucharas

Grupo de patos cucharas alimentándose en la Laguna de El Campillo

Este pico está perfectamente diseñado para la filtración del agua y conseguir todo tipo de materia vegetal y pequeños animales (insectos, larvas, crustáceos, moluscos…). Su alimentación es uno de los comportamientos más comunes y curiosos de observar. El pato cuchara sitúa el pico de manera horizontal sobre el agua y la va filtrando para conseguir el alimento. Sin embargo, cuando se encuentra en aguas más profundas, se alimenta como el resto de patos. Además, puede pastar en campos de cultivo, arrozales o pastizales, donde suele agruparse en grandes bandos.

Diapositiva3

Una hembra arrascándose la cabeza. Se observa muy bien la forma del pico que tiene esta especie.

La identificación, al menos la del macho, es muy sencilla por el patrón de coloración que presenta en su plumaje nupcial (en invierno): pico oscuro y largo, cabeza verde brillante, pecho blanco, laterales y vientre marrones, dorso negro y popa blanca y negra. En verano el macho pierde esta coloración que cambia a tonos oscuros y canelas. La hembra, por su parte, es parda y pueden diferenciarse de otras hembras por la forma del pico.

Diapositiva5

Una pareja de patos cuchara descansando en la vegetación que crece alrededor de la laguna. Se observa muy bien el dimorfismo sexual que existe en la especie.

Diapositiva4

Detalle de un macho con su típica coloración nupcial.

Otro de los comportamientos de esta especie más fáciles de observar en nuestra laguna es el comportamiento nupcial. Durante esta época, los machos se concentran en la laguna y nadan en grupo alrededor de las hembras esperando a ser el elegido. 

pareja_baile

Hembra y macho de pato cuchara nadando en círculo.

En el mes de abril, la hembra deposita en el nido (una acúmulo de vegetación forrada con abundante plumón) entre 9 y 11 huevos que eclosionan simultáneamente tras 22-24 días de incubación. Los pollos son capaces de volar a los 40-45 días.

Diapositiva2

Un macho y una hembra nadando en los alrededores de nuestro centro.

La especie en España no suele reproducirse, aunque si es fácil de observar durante el invierno y muy a menudo formando bandos mixtos con otras especies de anátidas como el porrón común. En el Parque Regional del Sureste se concentran 1.500 individuos invernantes y en su mayoría proceden del norte de Europa.

Diapositiva1

Grupo mixto de patos cucharas y porrones europeos, fácilmente observables desde el mirador de nuestro centro.

Seguro que si habéis visitado nuestra laguna durante el invierno ya les conocéis  Sino, aún estáis a tiempo de verles antes de que migren al norte a pasar el verano.

Bibliografía:

  1. http://www.seo.org/ave/cuchara-comun/
  2. Guía de la Naturaleza en el Parque Regional del Sureste. Grupo NAUMANI. 2005.
  3. Atlas de las aves en invierno en España 2007-2010. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente-SEO/BirdLife. Madrid. 2012.
  4. Guía de campo de las aves de España y Europa. Rob Hume. Ediciones Omega. 2002.

De gravera a ecosistema

La gran mayoría conoceréis la Laguna El Campillo y seguramente, otras de los 123 humedales que forman parte del Parque Regional del Sureste, algunas de ellos incluidas en el Catálogo de Embalses y Humedales de la Comunidad de Madrid. Y probablemente, también conozcáis su origen, ¿verdad?

Hace mucho tiempo, las tierras que acompañaban al Río Jarama en su curso, estaban cubiertas de árboles:

bosque

Corte transversal de la vega del Jarama

Este paisaje se transformó en tierras de cultivos cuando los asentamientos humanos así lo necesitaron para su abastecimiento:

Cultivos

Corte transversal de la vega del Jarama

Más tarde, ya en las décadas de los 60 y 70 del pasado siglo XX, la gran demanda de materiales de construcción en la ciudad de Madrid, supuso importantes extracciones de gravas en las riberas del Río Jarama, donde existían acumulaciones de materiales sedimentarios.

corte

Corte transversal del valle del Jarama

Estas actividades dieron lugar una marcada transformación del paisaje.

image056

Imagen aérea del Río Jarama y sus riberas entre Rivas-Vaciamadrid y Arganda del Rey.

En el área que ahora conocemos como Laguna El Campillo, la maquinaria de la gravera alcanzó el nivel freático durante el proceso extractivo, y tras el abandono de ésta (en la década de los 80), el agua emergió de los niveles inferiores para dar lugar al llenado del “agujero”.

8030734-concepto-de-mineria-gravera-con-diversos-mecanismos

Extracción de áridos en activo

Esta situación que podría parecer, a priori, desalentadora, pronto sorprendería a todos los visitantes y habitantes de la zona.

miralrío

Abandono de la extracción de áridos

Con la ayuda de algunas labores de restauración como el suavizado de orillas, algunas plantaciones de especies vegetales, el tratamiento de los fondos de laguna… y el gran potencial de colonización de la naturaleza y los flujos ecológicos que se establecen gracias al entorno más cercano, hoy podemos disfrutar de este ecosistema establecido tan cerca, tan diverso y con tantas oportunidades: La Laguna de El Campillo.

Campillomarzo2011(3)

Laguna El Campillo