Plantas medicinales en el Huerto Caracol (IV)

Son tantas las plantas medicinales que podemos encontrar en la naturaleza  que, aunque ya hayamos hablado de algunas de ellas en nuestro blog, volvemos para referirnos a otras dos especies de este grupo de plantas que puedes encontrar en nuestro huerto caracol: el abrótano hembra y del tagete.

Abrótano hembra (Santolina chamaecyparissus): Es una planta arbustiva perenne de un característico color turquesa nival otorgado por su pilosidad, perteneciente a la familia asteraceae (compuestas). Puede alcanzar hasta los 60 cm de altura y tiene hojas carnosas y algodonosas. Su inflorescencia amarilla está compuesta de flores idénticas tubulares.

Esta aromática, también conocida como guardarropa, hierba lombriguera hembra, hierba piojera, ciprés bajo, cipresillo o manzanillera, desprende un intenso hedor que recuerda a la manzanilla y se dice que su olor agrada a las mujeres y desagrada a los hombres.

Las cabezuelas florales de dicho vegetal son empleadas a modo de tónico estomacal y/o digestivo, al igual que la manzanilla. Además es una planta vulneraria, antiespasmódica, emenagoga y vermífuga. También es usado para repeler polillas y otros insectos.

Tagete (Tagetes erecta): Esta planta, originaria de meso y centroamérica, también es arbustiva y perenne y pertenece a la familia de las flores compuestas (asteraceae). Su característica inflorescencia color amarillo o naranja chillón recuerda al clavel, por lo que en jardines puede emplearse como planta ornamental. Suele medir unos 30 cm de altura y tiene hojas opuestas divididas en segmentos dentados y ciliados.

Su nombre proviene del dios Tages de la mitología etrusca y también se le conoce como clavel de moro, clavelón africano, clavelón de la India, claveles de las Indias, rosa de la India, clavel chino, damasquino, damasquina, clavel de China, clavel turco.

Ilustración de tajete de la Huerta Caracol.

Los tagetes tienen multitud de propiedades y usos tanto en etnobotánica como industriales. Se utilizan como carminativo, antihelmíntico, y para paliar padecimientos como diarreas, cólicos, empachos, vómitos, indigestión y afecciones hepáticas. Además, los carotenoides  presentes entre los compuestos de dicho vegetal se consideran útiles para prevenir enfermedades oculares como las cataratas y degeneración macular, y recientes estudios sugieren que estos pigmentos son útiles para el tratamiento de enfermedades como arterias coronarias, infartos, respuesta inmune, vejez e incluso cáncer.

Por último, y como curiosidad acerca de esta planta, decir que los tagetes se usan en la industria alimentaria como colorante alimenticio y en agricultura para repeler nematodos.

Con este dato nos despedimos hasta la siguiente edición de Plantas medicinales en el Huerto Caracol y os animamos a plantar todas estas especies tan beneficiosas en vuestros jardines.

Bibliografía y recursos:

Anuncios

La huerta en Invierno II

Bienvenidos de nuevo a nuestra huerta de invierno. Ya hablamos en otra entrada del blog (La huerta en Invierno I) sobre distintas técnicas propias de la agricultura ecológica para combatir los estragos que las heladas pueden causar en los cultivos en esta época del año. En esta segunda parte nos referiremos a las especies de hortalizas más representativas del invierno y sus características principales.

huerta.invierno.campillo.2018

Nuestra huerta un día de lluvia en invierno: habas, remolachas y manta térmica.

 

Ajo (Allium sativum): Los ajos pertenecen a la familia de las liliáceas (del latín liliaceus que significa “propio del lirio”). Las hortalizas de esta familia taxonómica tiene las hojas alargadas y paralelinervas (con los nervios en paralelo en vez de ramificados como en la mayoría de angiospermas) y son poco exigentes en nitrógeno (excepto el puerro). El ajo prefiere los climas cálidos y secos, aunque soporta bien el frío. Se siembran los dientes directamente en el suelo (reproducción vegetativa) entre los meses de diciembre y enero (en el sureste madrileño). Necesitan un marco de plantación de unos  20 x 10 cm y sus raíces son superficiales (no requieren suelos muy profundos). Asocian bien con la mayoría de hortalizas (menos con las leguminosas), ya que son repelentes de insectos y ratones y previenen de enfermedades causadas por hongos y bacterias . Tambien tiene multitud de propiedades beneficiosas para el organismo humano ya que con su consumo mejora la circulación, es antihelmíntico (previene las lombrices), antibiótico, para diarrea, y corrige la hipertensión y la artioesclerosis.

ajo-blog

Ilustración de ajos trenzados.

 

Remolacha (Beta vulgaris conditiva): La remolacha pertenece a la familia taxonómica de las quenopodiáceas. El nombre significa pata de ganso, aludiendo a la forma de las hojas de alguna de sus especies. Las hortalizas de esta familia son ricas en nitratos y ácido oxálico (poco digestivo) y a este grupo pertenecen también las espinacas y las acelgas. La remolacha prefiere los climas húmedos y soporta mejor el frío y la lluvia que las sequías largas. Se puede plantar en semillero protegido desde enero, se trasplanta cuando tenga 4 ó 5 hojitas y se cosecha de dos a cinco meses más tarde. Tiene una exigencia media de nutrientes y necesita bastante riego. Asocia muy bien con las coles y el pepino.

Remolacha

Remolacha a punto de ser recoelctada. Fuente: http://huertasostenible.blogspot.com.es

 

Coles (Brassica oleraciea):  A esta sección de hortalizas pertenecen el repollo, la lombarda, la berza, el brócoli, las coles de bruselas y los colirrábanos. Son de la familia taxonómica de las crucíferas, nombradas de esta manera debido a sus flores en forma de cruz. Se pueden sembrar en otoño o primavera, pero en el primer caso se cosecharán pasado más tiempo. Soportan bien las heladas y necesitan mucho riego. Son una de las verduras más antiguas de las que se tiene constancia y se les atribuye propiedades anticancerígenas.

 

El compost

Una palabra cada vez más conocida, ¿os suena? El término deriva del latín compositus, que significa “poner junto”, ya que se trata de juntar los restos orgánicos para crear el compost. Posteriormente, se usa como abono en jardinería, paisajismo y agricultura.

compostando2

Echando los restos orgánicos de la comida en la compostera.

El proceso de compostaje consiste en la descomposición biológica, en condiciones aerobias y termófilas, de residuos orgánicos para su transformación en humus. Es decir, es imitar el proceso que la naturaleza realiza con los materiales orgánicos, pero acelerándolo. Al amontonarlo, la temperatura y la humedad se mantienen mejor que si estuviera esparcido por el suelo de manera natural.

restos2

Restos orgánicos en proceso de descomposición en la compostera.

Pero no cualquier resto orgánico vale para elaborar compost, no podemos echar a la pila de compost comida cocinada, ni aceites, por ejemplo, pero sí mondas de frutas y verduras, restos de poda, pelo… Es importante hacer una buena mezcla que mantenga un pH y humedad adecuados, por lo que no vale cualquier proporción de materia y se debe estar atento de humedecer y airear la pila. En la tabla siguiente podéis ver algunas recomendaciones para el compost aunque, como en todo, cada maestrillo tiene su librillo y tendréis que ir haciendo pruebas con vuestro compostaje hasta encontrar el óptimo.

En la pila de material en compostaje, se dan procesos de fermentación en determinadas etapas y bajo ciertas condiciones, pero lo óptimo es que dominen los metabolismos respiratorios de tipo aerobio, minimizando los procesos fermentativos y las respiraciones anaerobias, ya que los productos finales de este tipo de metabolismo no son adecuados para su aplicación agronómica y conducen a la pérdida de nutrientes, sobretodo nitrógeno, en forma amoniacal.

larvacompostera

Larva habitante de nuestra compostera.

Este montón de restos en descomposición son una granja microbiológica en la que habrá que controlar el volumen, el grado de trituración, nutrientes, humedad, pH, oxígeno, temperatura, fitotoxicidad, olor y color. En el proceso están implicados diversos organismos como: bacterias, actinomicetos, hongos, tijeretas, ácaros, escarabajos, hormigas, ciempiés, protozoos y rotíferos que se suceden en el tiempo, cumpliendo cada uno su función.

compostera

Una de las composteras del Centro El Campillo.

Hay, además, muchos tipos de composteras, se puede comprar o fabricar, como las que tenemos en el Centro El Campillo, hechas de madera reutilizada principalmente. Una vez terminado el proceso de compostaje, se criba la mezcla y estará lista para abonar nuestro huerto, macetas o jardín. ¡Os animamos a probarlo!

Bibliografía:

  • Conocimientos, técnicas y productos para la agricultura y la ganadería ecológica. José Luis Reyes Pablos et al. Ed. Juana Labrador – Sociedad Española de Agricultura. 2004.

Jornada Puertas Abiertas “Caserío de Henares” 2017

El pasado domingo 24 de septiembre nuestr@s compañer@s del Centro de Educación Ambiental Caserío de Henares, también situado dentro del Parque Regional del Sureste, celebraron su tradicional jornada de puertas abiertas tras las vacaciones de verano. Tuvimos la suerte de acudir como invitados junto a los compañeros del Centro de Educación Ambiental El Águila y del Arboreto Luis Ceballos.

jornada.puertas.abiertas.caserio

Cartel promocional de la jornada de puertas abiertas en el Caserío de Henares.

La jornada comenzó a las 11 de la mañana y estuvo llena de actividades. Los anfitriones realizaron visitas guiadas a los huertos presentes en sus instalaciones; Arturo Morales Muñiz, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid,  ofreció un taller sobre arqueozoología; y María Vega, de la Fundación Amigos de las Abejas, dio una charla para conocer algunos de los secretos y curiosidades de las abejas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por su parte, Almudena, compañera del Centro de Educación Ambiental El Águila en Chapinería realizó un taller de chapas; nuestros compañeros del Arboreto Luis Ceballos nos enseñaron a elaborar y manejar una guía botánica y nosotros acudimos a la cita con nuestros hornos solares para mostrar cómo se puede cocinar sin electricidad con la tan sólo la ayuda del sol y con nuestro fotosol que utilizaron muchas de las familias. Además, paralelamente a las actividades, se desarrolló un campeonato de petanca, otro de tiro a la rana y una exposición de productos de las huertas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Disfrutamos mucho de esta jornada en familia colaborando con nuestro amig@s del  Centro Caserío de Henares y compartiendo actividad con el Centro de Educación Ambiental El Águila y del Arboreto Luis Ceballos. Esperamos veros allí el año que viene. Y si no os lo queréis perder estaros atentos a la programación de actividades de actividades para fin de semana del  Centro de Educación Ambiental Caserío de Henares.