Plantas medicinales en el Huerto Caracol (IV)

Son tantas las plantas medicinales que podemos encontrar en la naturaleza  que, aunque ya hayamos hablado de algunas de ellas en nuestro blog, volvemos para referirnos a otras dos especies de este grupo de plantas que puedes encontrar en nuestro huerto caracol: el abrótano hembra y del tagete.

Abrótano hembra (Santolina chamaecyparissus): Es una planta arbustiva perenne de un característico color turquesa nival otorgado por su pilosidad, perteneciente a la familia asteraceae (compuestas). Puede alcanzar hasta los 60 cm de altura y tiene hojas carnosas y algodonosas. Su inflorescencia amarilla está compuesta de flores idénticas tubulares.

Esta aromática, también conocida como guardarropa, hierba lombriguera hembra, hierba piojera, ciprés bajo, cipresillo o manzanillera, desprende un intenso hedor que recuerda a la manzanilla y se dice que su olor agrada a las mujeres y desagrada a los hombres.

Las cabezuelas florales de dicho vegetal son empleadas a modo de tónico estomacal y/o digestivo, al igual que la manzanilla. Además es una planta vulneraria, antiespasmódica, emenagoga y vermífuga. También es usado para repeler polillas y otros insectos.

Tagete (Tagetes erecta): Esta planta, originaria de meso y centroamérica, también es arbustiva y perenne y pertenece a la familia de las flores compuestas (asteraceae). Su característica inflorescencia color amarillo o naranja chillón recuerda al clavel, por lo que en jardines puede emplearse como planta ornamental. Suele medir unos 30 cm de altura y tiene hojas opuestas divididas en segmentos dentados y ciliados.

Su nombre proviene del dios Tages de la mitología etrusca y también se le conoce como clavel de moro, clavelón africano, clavelón de la India, claveles de las Indias, rosa de la India, clavel chino, damasquino, damasquina, clavel de China, clavel turco.

Ilustración de tajete de la Huerta Caracol.

Los tagetes tienen multitud de propiedades y usos tanto en etnobotánica como industriales. Se utilizan como carminativo, antihelmíntico, y para paliar padecimientos como diarreas, cólicos, empachos, vómitos, indigestión y afecciones hepáticas. Además, los carotenoides  presentes entre los compuestos de dicho vegetal se consideran útiles para prevenir enfermedades oculares como las cataratas y degeneración macular, y recientes estudios sugieren que estos pigmentos son útiles para el tratamiento de enfermedades como arterias coronarias, infartos, respuesta inmune, vejez e incluso cáncer.

Por último, y como curiosidad acerca de esta planta, decir que los tagetes se usan en la industria alimentaria como colorante alimenticio y en agricultura para repeler nematodos.

Con este dato nos despedimos hasta la siguiente edición de Plantas medicinales en el Huerto Caracol y os animamos a plantar todas estas especies tan beneficiosas en vuestros jardines.

Bibliografía y recursos:

Anuncios