Rata de agua (Arvicola sapidus)

Uno de los mamíferos más desconocidos y esquivos de la Península Ibérica, y por ende del Parque Regional del Sureste, seguramente sea la rata de agua. Una mal llamada “rata” ya que, aún siendo roedor como ratas y ratones, en realidad está más emparentada con los topillos.

Diapositiva1

Rata de agua nadando entre el carrizo y la enea de nuestra laguna.

Presente en Francia, España y Portugal, este rechoncho animal diurno de cabeza redonda, orejas poco desarrolladas y color marrón o gris, tiene un cuerpo de entre 16 y 23 cm y una cola de hasta 15 cm. De hábitos anfibios, vive entre la vegetación de las riberas de los ríos, arroyos  y humedales en zonas con agua en buen estado y llega a pesar entre 150 y 300 gramos.

Diapositiva2

Siempre esquiva y difícil de ver entre la vegetación palustre.

Su alimentación es principalmente herbívora a base de raíces, brotes tiernos y hojas de plantas acuáticas, aunque puede llegar a comer pequeños animales como crustáceos, larvas o insectos en alguna ocasión. Construye galerías bajo tierra, a poca profundidad, a las que accede por entradas tanto en superficie como bajo el agua y en donde construye un pequeño nido con hierba seca para criar a su descendencia (normalmente 2 camadas al año de 3 ó 4 ejemplares).

Diapositiva3

Ejemplar fotografiado con nuestra cámara trampa en los alrededores de nuestro centro.

Sus principales amenazas son la destrucción y la contaminación de su hábitat. Es presa de depredadores tales como la lechuza, la nutria o el visón y en su día, el hombre también la cazaba y comía formando parte de platos tan tradicionales como por ejemplo la paella (en la Albufera se la conoce como rata de marjal y vive en los arrozales) . Es muy difícil de observar pero, si vienes cargado de paciencia y con algo de fortuna, puedes descubrirla desde el observatorio situado dentro de nuestro recinto. Ven a buscarla y… ¡mucha suerte!

Bibliografía

“Guía de la naturaleza en el Parque Regional del Sureste” Editorial Naumanni. 2005.

http://www.sierradebaza.org

http://www.faunaiberica.org

http://www.sierradebaza.org/Fichas_fauna/05_09_rata-agua/rata-agua.htm

Focha común (Fulica atra)

Uno de los sonidos mas fáciles y característicos de escuchar durante los paseos alrededor de cualquiera de las lagunas presentes en el Parque Regional del Sureste es uno similar al de un martillo de juguete. Y no precisamente porque un niño o niña esté jugando con uno de esos martillos, sino porque ese sonido es el de una de las aves de humedal más común y fácil de observar e identificar en España: la focha común.

Focha.vista.desde.nuestro.centro

Focha observada desde uno de los ventanales de nuestro centro.

Su cuerpo de color negro; su pico y frente (escudete frontal) blancos; sus ojos rojos; sus patas amarillas y sus pies grises con dedos largos lobulados (que facilitan su nado), la hacen una especie difícil de confundir. En vuelo pueden distinguirse las puntas de sus alas (rémiges secundarias) de color blanco.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Suele verse tanto en ríos como en lagunas, bien nadando en el agua o descansando entre la vegetación de sus orillas. Con unos 40 cm de tamaño y entre 600-800 gramos de peso, se alimenta fundamentalmente de animales invertebrados (principalmente acuáticos) que busca buceando (lombrices, moluscos, larvas, escarabajos) y de plantas subacuáticas.

Se puede observar durante todo el año, aunque en los meses de invierno se ven con más facilidad debido al incremento de su población con individuos invernantes del norte de Europa y a su comportamiento gregario en esta estación. El resto del año disminuye su población y, con la llegada de la época reproductora, se vuelve más territorial por lo que no es común verla en grupo, sino en parejas o, durante la época de cría, con sus pollos.

Grupo.de.fochas

Grupo de fochas en la laguna de El Campillo.

Las puestas las realiza en un nido flotador fabricado con tallos de plantas acuáticas y pueden llegar a ser de hasta 9 huevos que incuban, tanto el macho como la hembra, entre 21 y 24 días. Los pollos son nidífugos y es que son capaces de abandonar el nido con 4 días de edad y con 2 meses abandonan el cuidado parental.

Focha.buscando.comida

Individuo buscando comida entre el carrizo.

Con una población de 20.000 parejas en España (unas 700 en el Parque Regional del Sureste) es una especie con un buen estado de conservación. Sin embargo es muy sensible a los cambios en la alteración de su hábitat debido a su dependencia de los humedales. La alteración o desaparición de estos debido a cambios de origen antrópico o producidos por sequías son sus principales amenazas.

Ahora que ya sabes identificarla, solo tienes que venir a darte un paseo por los alrededores de nuestra laguna, cuando termine la cuarentena por supuesto, y disfrutar de esta común y bonita especie.

 

Fuentes:

  • www.seo.org
  • “Guía de la naturaleza en el Parque Regional del Sureste”. Grupo Naumanni. 2005.
  • “Aves de España”. Eduardo de Juana, Juan M. Varela. Editorial Lynx. 20