Junco churrero (Scirpus holoschoenus)

Cuando paseamos por los alrededores de la laguna El Campillo es frecuente encontrar una planta conocida por sus usos tradicionales: el junco churrero. Que no se encuentra sólo en esta zona sino  también en otras zonas del Parque Regional del Sureste.

juncoYchurros

Churros engarzados en tallo de junco churrero

El junco churrero es una planta vivaz con tallo de sección circular,  sin hojas; éstas se han reducido a unas vainas situadas en la base, que al envejecer dejan un retículo fibroso. Sus flores carecen de pétalos o sépalos, pero los estambres y los estilos, que se encuentran separados en la mayoría de las especies, están rodeados de una escama pequeña llamada gluma, importante para la identificación.

Los juncos se encuentran en zonas que pueden encharcarse estacionalmente o en suelos próximos a los cursos de agua o lagunas, fuentes, acequias, abrevaderos, charcas o cauces de curso lento, pero también toleran la desecación superficial del suelo en la época estival.

Diapositiva1

Junco churrero cerca del Centro El Campillo (Scirpus holoschoenus)

Los juncales están ampliamente extendidos por toda la Península Ibérica, desde el nivel del mar hasta los 2000 m de altitud. Se suelen encontrar asociados junto a otras plantas de la siguiente manera: junto al esparto basto o atocha  (Stipa tenacísima) en las laderas inferiores y en las terrazas. En las lomas de los yesos y extendido hacia las campiñas de suelos salinos, se encuentra asociado junto al esparto fino o albardín (Lygeum spartum), la grama (Cynodon dactylon) y el lastón (Brachypodium phoenicoides).

UTILIDADES DE LA PLANTA

Se le conoce como junco churrero porque se utilizaba y aún se hace en algunos lugares, para transportar o engarzar los churros o buñuelos. Al igual que el esparto, sus tallos también han sido empleados para hacer asientos de sillas, cestas, etc. Históricamente en Castilla-La Mancha el junco, el carrizo (Phragmites australis) y el albardín (Lygeum spartum) se han empleado como materia prima para diversas artesanías vegetales como trabajos de cestería.  De hecho los pastores hacían chozas y cobertizos con los tallos de carrizo.

churros

Churros insertados  (Fuente: http://www.ajuarportatil.com)

Según la medicina popular de Castilla-La Mancha, de esta planta se ha utilizado prácticamente todo (raíz, tallo y flor) para combatir varias enfermedades como diarreas, dolores de barriga, dolor de hígado, infección de orina, resfriados, tensión alta, reuma o verrugas.

En Ciudad Real, por ejemplo, la raíz cocida se tomaba como infusión para contrarrestar los dolores de barriga; mientras que en Cuenca se usaba el tallo para eliminar las verrugas a través de un curioso método que consiste en arrancar un junco, frotar la base (“lo blanco”) en la verruga y volverlo a plantar al revés, tras lo que después hay que irse sin mirar atrás. También se recolecta la flor del junco churrero para preparar una cocción junto con la flor del cardillo (Scolymus hispanicus) y se toma para cortar diarreas; esta infusión incluso se le suministraba a los animales domésticos con el mismo propósito.

sillon-de-junco-blanco-de-fibra-natural-y-pie-de-forja

Sillón de junco (Fuente: http://www.moai.es)

Fue una de las plantas mas ámpliamente utilizada para techar chozas en la provincia de Córdoba. Igualmente, la presencia de esta especie en el paisaje, es un indicativo de humedad freática bajo el subsuelo, circunstancia que ha servido para realizar pequeños pozos y manantiales, con los que abastecerse de agua.

Diapositiva2

Junco churrero en los alrededores de la laguna de El Campillo

Fuentes:

98 años de Parques Nacionales en España

Hoy dedicamos el espacio de nuestro blog a recordar la declaración de los primeros Parques Nacionales en España, hace 98 años. Con la aprobación de la primera Ley de Parques Nacionales de 1916 ,¡100 años atrás!, España se colocó entre los países pioneros en protección y conservación de la naturaleza del continente europeo y dos años más tarde, en 1918, se declaraban los primeros Parques Nacionales: el Parque Nacional Montaña de Covadonga, que en 1995 pasó a ser el Parque Nacional de Picos de Europa y el Parque Nacional de Ordesa.

lago covadonga

Lagos de Covadonga (Parque Nacional de Picos de Europa). Fuente: Voluntariado en Parques Nacionales.

Desde este primer empujón en 1918 hasta 36 años después no se declaró ningún otro Parque, pero a partir de 1954 se dio un empujón al proceso y en la actualidad contamos con 15 Parques Nacionales en territorio español:

  • Ordesa y Monte Perdido (provincia de Huesca) – 1918
  • Picos de Europa (provincias de Asturias, Cantabria y León) – 1918 (Montaña de Covadonga),  1995
  • Teide (isla de Tenerife, Santa Cruz de Tenerife) – 1954
  • Caldera de Taburiente (isla de La Palma, Santa Cruz de Tenerife) – 1954
  • Aigüestortes i Estany de Sant Maurici (provincia de Lleida) – 1955
  • Doñana (provincias de Huelva y Sevilla) – 1969
  • Tablas de Daimiel (provincia de Ciudad Real) – 1973
  • Timanfaya (isla de Lanzarote, Las Palmas) – 1974
  • Garajonay (isla de La Gomera, Santa Cruz de Tenerife) – 1981
  • Archipiélago de Cabrera (Islas Baleares) – 1991
  • Cabañeros (provincias de Ciudad Real y Toledo) – 1995
  • Sierra Nevada ( provincias de Granada y Almería) – 1999
  • Islas Atlánticas de Galicia (provincias de Pontevedra y A Coruña) – 2002
  • Monfragüe (provincia de Cáceres) – 2007
  • Sierra de Guadarrama (provincias de Madrid y Segovia) – 2013
portada_02_cast_tcm7-272153

Mapa de localización de los 15 Parques Nacionales del territorio español. Fuente: MAGRAMA

Estos 15 espacios protegidos cubren una superficie de más de 380.000 hectáreas, lo que supone algo menos de 1% del territorio nacional (excluyendo las áreas marinas). Y todos ellos están incluidos en la Red de Parques Nacionales, bajo la coordinación del Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN)

Tras la citada Ley de 1916, otras han regulado estos espacios naturales, modificando el concepto y enfoque de las figuras de protección, hasta la última aprobación de la Ley 30/2014 de Parques Nacionales, actualmente vigente. Ésta define los Parques Nacionales como: espacios naturales, de alto valor ecológico y cultural, poco transformados por la explotación o actividad humana que, en razón de la belleza de sus paisajes, la representatividad de sus ecosistemas o la singularidad de su flora, de su fauna, de su geología o de sus formaciones geomorfológicas, poseen unos valores ecológicos, estéticos, culturales, educativos y científicos destacados cuya conservación merece una atención preferente y se declara de interés general del Estado. Así que todos estos requisitos cumplen los 15 espacios declarados en España hasta la fecha, que contienen uno o más sistemas naturales españoles enumerados en el Anexo de la misma ley 30/2014. Y es por todo ello necesaria su protección y conservación, a través de una adecuada gestión y uso de estos espacios y sus componentes.

valle ordesa

Valle de Ordesa (Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido). Fuente: MAGRAMA

Cada Parque Nacional es un pequeño mundo por descubrir y, por eso, os los iremos presentando poco a poco en este blog, para si, aún no habéis tenido la oportunidad de visitarlos, animaros a planificar un viaje próximo a estos enclaves representativos de los ecosistemas españoles, repletos de biodiversidad.

Fuentes consultadas:

Jabalí (Sus scrofa)

La entrada de hoy la vamos a dedicar a este mamífero de tamaño medio que es muy parecido al cerdo doméstico, el cuál podemos encontrar fácilmente por el Parque Regional del Sureste. Este animal posee un pelaje compuesto por cerdas largas (pelos gruesos y oscuros), cabeza grande, cuerpo robusto y patas cortas pero muy resistentes. Pueden llegar a pesar hasta 120 kg. Aunque poseen bastante mala vista lo compensan con un sentido del olfato y del oído muy desarrollados. Que le permite detectar alimento o enemigos a más de 100 metros de distancia, así como, localizar vegetales y animales bajo tierra.

217

Puesto que el jabalí es un animal omnívoro se alimenta hozando en la tierra y levantando con el hocico raíces, invertebrados, además de todo lo que encuentra a su paso. En nuestra zona habitan en casi todos los ecosistemas que tenemos en el Parque Regional, prefiriendo los bosques mediterráneos. Son animales bastante sedentarios por el día, y es por la noche cuando más activos están, pudiendo recorrer grandes distancias. Aunque no son muy fáciles de ver debido a su carácter nocturno, podemos encontrar sus huellas, excrementos, revolcaderos o mechones de pelo por diferentes zonas del Parque.

53

Los principales desventajas que podemos tener con estos animales son: la inexistencia de depredadores naturales y el abandono de los poblamientos humanos de los montes, lo que ha motivado que la especie haya aumentado considerablemente su número. Los daños en los cultivos y plantaciones, así como la incidencia en otras especie de fauna, pueden verse amenazas en su supervivencia por la presencia de jabalíes.

212

Por otro lado, los jabalíes presentan numerosos beneficios para la naturaleza, dado que pueden ejercer control de poblaciones de roedores, insectos y larvas perjudiciales. La labor de enterramiento de semillas, así como la aireación de la tierra con sus hozadas, es otro aspecto beneficioso para la naturaleza.

215

REFERENCIAS

Árboles Singulares de la Comunidad de Madrid

Más de una vez,  recorriendo un bosque, un espacio natural o un jardín, te habrás quedado asombrado y sin palabras ante la presencia de un árbol original o con alguna peculiaridad. Otras, paseando por algún pueblo, habrás querido sacarte una foto junto al árbol de la plaza del ayuntamiento. Estos árboles que por su tamaño, su porte, su edad, su forma y/o su significado histórico, cultural, científico y/o sentimental pueden considerarse excepcionales y merecen algún tipo de reconocimiento.

Ulmusmi_243

“Pantalones”, el olmo mas famoso del Real Jardín Botánico de Madrid. Tiene una altura de 34 metros y unos 220 años. Fuente: http://www.rjb.csic.es

Por ello, para conservar y proteger estos ejemplares excepcionales -que forman parte del patrimonio natural de la Comunidad de Madrid-, se creó en 1992 la categoría de “Árbol singular” mediante el Decreto 18/1992, de 26 de marzo, por el que se aprueba el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres y se crea la categoría de árboles singulares.

Quercusro_235rjb

Ejemplar de roble Quercus robur de 24 metros de alto y 0,8 de diámetro presente también en el Real Jardín Botánico de Madrid.

Todos los árboles protegidos bajo esta figura constituyen el Catálogo de Árboles Singulares. Este Catálogo incluye fichas de cada uno de los Árboles Singulares de la Comunidad de Madrid, en las que figuran datos como el nombre científico y común del árbol en cuestión, su localización y una breve descripción del individuo acompañada de una fotografía del mismo.

ficha.arbol.singular

Tras la publicación de la Orden 68/2015, de 20 de enero, de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se modifica el Catálogo Regional en la categoría de “Árboles Singulares” (ya sea para su ampliación al añadir nuevos ejemplares o por la eliminación de alguno debido a su fallecimiento), se establece un total de 257 árboles singulares en la Comunidad de Madrid. Tras esta modificación, no todos los árboles singulares pueden verse en la última edición del catálogo que aparece junto con el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Fauna y Flores Silvestres, pero sus fichas se están elaborando y se espera que se incorporen en poco tiempo.

portada

En la superficie del Parque Regional del Sureste se encuentra uno de estos árboles singulares: el Chopo de Don Sergio. Pero de su origen, localización y sobre la persona homenajeada, hablaremos en el futuro en una nueva entrada en nuestro blog 😉

Fuentes:

Semillando Sotillo, la Huerta ecológica de Rivas

Desde este pasado invierno en el Centro el Campillo hemos programado nuevas visitas a productores locales de la zona, enmarcadas en nuestro programa “Visitas con sabor”. Nos parecía necesario incluir la agricultura entre la temática de nuestras actividades, ya que está necesariamente conectada con el medio natural. Fue entonces cuando contactamos con algunas de las personas que actualmente trabajan en la huerta de Rivas, centrando nuestra atención en los agricultores ecológicos. Una de estas visitas -que ahora realizamos- es a la huerta ecológica de Semillando Sotillo.

Diapositiva1

Los compañeros de Semillando Sotillo explicando su trabajo

El ayuntamiento de Rivas tomó la iniciativa de poner en marcha un Parque Agroecológico a través de un banco de tierras municipal: el Soto del Grillo.  Y es en este entorno, dónde encontramos la Cooperativa Semillando Sotillo.

Diapositiva1

Vistas desde la huerta a la ermita del Cristo de Rivas

Esta cooperativa nace con un huerto ecológico de autoconsumo hace 5 años. Cuentan con una superficie total de cultivo de huerto ecológico de 2 hectáreas. Y dado que está dentro de un espacio protegido (Parque Regional del Sureste), los agricultores han de cumplir una serie de requisitos, entre ellos la certificación ecológica, la cual poseen desde Octubre de 2013, por la CAEM – Comité de Agricultura Ecológica de la Comunidad de Madrid con el fin de evitar la utilización de productos químicos de síntesis como fertilizantes, plaguicidas, antibióticos, etc.

Diapositiva3

Siembra en el huerto ecológico

Después de dos años cultivando para auto-consumo, formaron un proyecto ecológico, en el cuál continúan trabajando. En esta huerta se tiene en consideración una serie de parámetros para cultivar de un modo sostenible. Por ejemplo, para el riego utilizan el sistema de riego por goteo de un manantial extraído con pozo, para poder ahorrar el máximo de agua posible.

Diapositiva4

Nos explican sus cultivos y métodos de trabajo

Con lo que respecta a la tierra de cultivo, alternan las parcelas según la temporada de verano-invierno para dejar descansar a la tierra y recuperar sus nutrientes. Asimismo, juegan con diferentes asociaciones entre vegetales para protegerse de plagas y no retiran las llamadas “malas hierbas”. Con esto, consiguen mejorar la asimilación de nutrientes, no perjudicar la tierra de cultivo y aumentar su fertilidad.

Diapositiva5

Lechuga de hoja de roble y riego

Tienen distribuido el huerto ecológico de modo que se pueden observar parcelas con las plantaciones de la temporada, otras en barbecho, otras con las camas de cultivo y por último los frutales. Respecto a los frutales, han plantado variedades elegidas por su calidad y sabor. En estos momentos, están cultivando manzano, peral, paraguayo, melocotonero, níspero, higuera, cerezo y ciruelo.

También recogen sus propias semillas para adaptar las variedades a la zona. En el huerto hay numerosas plantas silvestres comestibles y medicinales como el palulu, verdolaga, diente de león, llantén, cardo mariano, uña de gato, ortigas, romero, salvia, etc.

Diapositiva1

Cama de cultivo con zanahoria, perejil y acelga roja entre otras

Cabe destacar el proyecto que están llevando a cabo en colaboración con Brinzal, llamado AgroSOStenible. Este proyecto pretende conciliar la agricultura con el mantenimiento de la biodiversidad y la conservación de las aves que dependen de él.

Si estás interesado en conocer más en detalle su proyecto, os recomendamos que entréis en nuestra programación para saber cuando será nuestra próxima visita a su huerta ecológica.

FUENTES:

Semillando Sotillo

Ayuntamiento de Rivas

Brinzal

Fundación Biodiversidad

Cotorra Argentina (Myiopsitta monachus)

Ya hemos hablado con anterioridad en nuestro blog de las especies invasoras que podemos encontrar en el Parque Regional del Sureste, donde os explicamos qué motivo hace que una especie se convierta en invasora. Pero ahora queremos centrarnos en una especie en concreto, la cotorra argentina (Myiopsitta monachus), una especie de la familia de los loros.

13871318uK

Ejemplar de cotorra argentina. Fuente: http://www.fotonatura.org

Este ave es originaria de Sudamérica, donde es una especie muy común. En España no se empezaron a observar cotorras argentinas hasta 1975. Dado que se trata de un ave muy popular como mascota, sus avistamientos comenzaron debido a escapes o sueltas intencionadas de la especie,  llegando a colonizar gran parte del territorio español.

iberia-natur

Grupo de cotorras argentinas en vuelo. Fuente: http://www.iberia-natur.es

Su plumaje se distingue por sus tonos verdes (alas, cola y zona dorsal de la cabeza  y cuerpo), grises (frente, garganta, pecho y patas) y azules (plumas de las puntas de las alas). Su cola es larga, aunque algo más corta que de la cotorra de Kramer (otra especie invasora en nuestro país pero mucho menos expandida) y su pico es corto y fuerte con forma de gancho.

waste.ideal

Grupo de cotorras argentinas posadas en un árbol. Fuente: http://www.waste.ideal.es

En España la podemos encontrar sobre todo en parques y jardines, aunque es un ave que se adapta bastante bien a todo tipo de ambientes. Es fundamentalmente frugívora, alimentándose de frutos y semillas,  aunque también puede comer puestas y pollos de otras pequeñas aves.

un-nido-de-cotorra-argentina-en-zaragoza

Nido comunal de cotorras argentinas. Cada entrada que se aprecia es un nido. Fuente: http://www.laotracaradezaragoza.wordpress.com

Son aves realmente sociables lo que las hace que puedan instalarse varias parejas muy próximas unas a otras en grandes nidos formados en las ramas de los árboles o incluso las podemos ver asentadas debajo de los nidos de las cigüeñas. Se trata de varios nidos juntos por lo que pueden llegar a ser bastante grandes y pesados. Pueden llegar a poner entre 5 y 8 huevos en cada puesta. Son aves muy ruidosas, están constantemente emitendo reclamos y una amplia variedad de chillidos y graznidos.

Un Paseo Manchego - Cotorra Argentina - Tánger - Africa

Grandes nidos de cigüeña en cuya parte baja construyen sus nidos las cotorras. Fuente: http://www.unpaseomanchego.blogspot.com

Las poblaciones de cotorra argentina están aumentando considerablemente año tras año, lo que hace necesario el seguimiento y control de la especie. Se ha convertido en una especie invasora establecida hasta el momento en varios núcleos urbanos y campos de agricultura de casi toda España, resultando ser una plaga molesta y dañina por varios motivos:

• Es una especie agresiva y compite y desplaza a las especies autóctonas como el mirlo (Turdus merula), la urraca (Pica pica) e incluso el gorrión común (Passer domesticus).

• Ocasiona daños sobre cultivos de cereales y frutales.

• En núcleos urbanos causan daños sobre los árboles de sus alrededores, pues, cortan las ramas para fabricar sus nidos.

• Los nidos llegan a alcanzar grandes dimensiones, pudiendo pesar hasta 100 kg, como se ha visto en algunos casos. Esto resulta ser un riesgo para el árbol y para los viandantes ante un posible desprendimiento de los mismos.

• Al volar en grandes bandadas e instalarse en los árboles formando grandes comunas, los vecinos sufren el ruido que originan sus graznidos que llegan a ser bastante molestos.

En España, se encuentra en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, regulado por el Real Decreto 630/2013, donde podemos encontrar el seguimiento y control que se está llevando a cabo, siendo además una especie cinegética en la Comunidad de Madrid.

Durante el pasado año 2015 la organización SEO/Birdlife convocó a los ciudadanos a participar en un censo de la especie invasora.  Los primeros datos del censo arrojan un número de 20.000 ejemplares. Estos resultados muestran que la cotorra se ha expandido velozmente.

Por eso desde Centro El Campillo hacemos un llamamiento a la responsabilidad para que todo aquel que tenga una mascota, cuando no pueda seguir haciéndose cargo de ella, no la libere en la naturaleza ya que puede ser malo para el animal y para el medio ambiente.

Fuentes:

-ESTUDIO SOBRE LA PLAGA DE COTORRAS ARGENTINAS PARA UNA POSIBLE ACTUACIÓN EN EL SOTO DE LA MORALEJA. Mª Luisa Álvarez Calvo (Graduada en Ciencias Ambientales por la Universidad Autónoma de Madrid)

Centro de Visitantes La Pedriza

CV_pedriza

Centro de visitantes La Pedriza

Hoy viajamos unos kilómetros lejos de El Campillo para daros a conocer el Centro de Visitantes “La Pedriza”. Este Centro está situado en La Pedriza, la formación granítica más grande de Europa, cuya geomorfología es espectacular debido a las formas creadas por el aire y el agua en el granito. Entre las formas más famosas se encuentran “el Yelmo”, “el Pájaro”, “el Elefante” o “la Tortuga”. Ambos, la Pedriza y el Centro, se encuentran en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, que forma parte de la Sierra de Madrid, cerca  del municipio de Manzanares el Real.

elefantesjpg

Formas que el tiempo, el agua y el viento ha esculpido en los granitos de la Pedriza.

Pero no sólo la geología y el paisaje gozan de gran interés en esta zona, sino también el deporte en la naturaleza ya que en la Pedriza hay decenas de rutas senderistas y vías de escalada por descubrir. Estos reclamos atraen a muchos amantes de esas actividades. En invierno puede haber nieve, lo que hace disminuir tanto el número de visitantes como la temperatura, pero permite disfrutar de un paisaje blanco con menos gente.

wwwviajaporlibrecom

Visitante de la Pedriza en invierno. Fuente: viajaporlibre.com

Busques refugio o no para resguardarte del frío, te recomendamos visitar al Centro de Visitantes “La Pedriza”.  Este es uno de los cinco Centros del Parque Nacional y de los cuatro que forman parte del Red de Centros de la Comunidad de Madrid dentro de este espacio protegido. Su objetivo principal es dar a conocer los valores naturales, culturales e históricos de la Sierra de Guadarrama, para que el público los descubra y valore y fomentar así su conservación.

piedras

Elementos del Jardín de Rocas

El recinto del centro es también un lugar por descubrir. En él podemos encontrar la Pequeña Pedriza, un recorrido donde se exponen pequeñas reproducciones de los riscos más emblemáticos y curiosos junto con paneles que explican sus formas y el origen de sus nombres; un Jardín de Rocas, donde se puede observar los diferentes tipos de rocas:granito, gneis, cuarzo, calizas… También tiene un Jardín Ecológico y un Jardín de Aromas, que nos ayudan a conocer más sobre botánica.

Diapositiva2

Imagen del Jardín de Aromas situado en el recinto del Centro de Visitantes.

La fauna de la zona se puede explorar a través de un acuario colonizado de forma natural por invertebrados acuáticos y anfibios. Al lado de este acuario hay un túnel a través del cual tienes la oportunidad de verlo desde abajo y estudiar sus componentes desde una perspectiva diferente. Además hay un observatorio de aves y un área de herpetofauna, que alberga distintas instalaciones como una representación de un laboratorio científico y pantallas táctiles interactivas.

Diapositiva3

Pequeña charca donde podremos observar fauna de la zona, sobre todo invertebrados acuáticos y anfibios.

Esperamos haberos animado a conocer el Centro de Visitantes La Pedriza del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y la emblemática zona de la Pedriza. Aprovechamos para recordaros también que los fines de semana el centro realiza actividades gratuitas. Llama para informarte al 91 853 99 78.

Curso alto del río Manzanares a su paso por La Pedriza poco antes de entrar al pueblo Manzanares el Real

Curso alto de río Manzanares a su paso por la Pedriza

Fuente:

– www.parquenacionalsierraguadarrama.es

-viajaporlibre.com

-manzanareselreal.org/turismo

-madrid.org

Carrascal de Arganda

Si bien el Parque Regional del Sureste es conocido por sus grandes lagunas, sus cortados yesíferos y el bosque de ribera que flanquea los ríos, en las más de 31 mil hectáreas que componen el parque podemos encontrar otros ecosistemas. Uno de ellos es el bosque mediterráneo.

Aunque de manera muy relicta, pero con gran importancia ecológica y paisajística, podemos encontrar este ecosistema en algunos rincones del PRSE. Sin embargo, en su día, este paisaje debió dominar grandes extensiones. La búsqueda de terrenos de cultivo y de pastos y el uso de la masa forestal como madera por parte del hombre hicieron reducir bruscamente su distribución.

dewdwd

Vista panorámica. En primer término, el Carrascal. En segundo, el valle del Jarama. Al fondo la ciudad de Madrid y la sierra de Guadarrama.

Uno de los rincones más importantes de bosque mediterráneo en el PRS es el del Carrascal de Arganda, situado en el término municipal de Arganda del Rey. El nombre de carrascal tiene su origen en el árbol más representativo de este paisaje: la encina, también llamada carrasca.

Al tratarse este bosque de un encinar manchego, propio de suelos básicos, junto con las encinas nos encontraremos otras especies del género Quercus como la coscoja (Quercus coccifera) o el quejigo (Quercus faginea), fácilmente identificables por la diferencia de sus hojas, sus portes y, en el caso del quejigo, por la marcescencia de sus hojas. 

Diapositiva3

Las tres especies originales de el Carrascal presentes en gran parte de su superficie. 1. Coscoja 2.Quejigo 3.Encina

También, y debido a una reforestación en los años 40, nos encontramos con una importante población de pino carrasco (Pinus halepensis) que sirve de cobertura para la recolonización natural de plantas propias de este bosque.

Diapositiva1

Vista general de la zona reforestada donde empiezan a aparecer de manera natural las plantas típicas del bosque mediterráneo.

Acompañando a estas, y variando según las condiciones del suelo, nos encontraremos con un gran surtido de jaras y tomillos, romeros, esparragueras, madreselvas, lavandas y alguna curiosidad botánica como la gayuba (Arctostaphylus uva-ursi).

Diapositiva2

Algunas de las plantas que podemos encontrarnos durante nuestra visita. 1.Hierba pincel 2.Espino negro 3.Madreselva

Entre los animales que podemos encontrar, difíciles de ver por la cobertura arbórea, se encuentran el zorro, el erizo, el conejo, el lirón careto, el jabalí, el alcaudón, el carbonero, el pájaro carpintero, el petirrojo, varias especies de lagartijas y la víbora hocicuda. Sin embargo, lo que si podremos encontrarnos serán los restos y los rastros de alguno de ellos.

Diapositiva5

Piñas comidas por ardillas y roedores fáciles de encontrar en el suelo del Carrascal.

Son muchos los caminos que recorren las mas de 130 hectáreas de este encinar. Os invitamos a visitarlo con nosotros o a perderos por sus senderos en cualquier época del año para descubrir sus secretos.

Senda Soto de las Juntas

Muchos de los “campiller@s” que venís a visitarnos nos preguntáis por rutas que puedan hacerse por el Parque Regional de Sureste. Una de las más accesibles desde Madrid y, en muchos casos, poco conocida, es la senda de El Soto de las Juntas, que rodea la laguna de “Los Veneno”, la cual está incluida en el Catálogo regional de Embalses y Humedales de la Comunidad de Madrid.

Foto laguna.

Panorámica de la laguna de “Los Venenos” desde su zona norte.

El Soto de las Juntas recibe ese nombre porque es la zona del PRS donde se unen los dos ríos más importantes del parque: el río Jarama y el río Manzanares. Es una zona de alto valor paisajístico, natural e histórico que se encuentra en zona de Reserva Natural.

Cortados yesíferos.

Panorámica de los cantiles yesíferos que nos acompañará durante todo el recorrido.

La senda comienza en un parking de tierra del cual sale un camino cerrado con un portón metálico.

Portón.

Portón que hay que atravesar para comenzar el camino. Ya empezamos a ver el tarayal.

Es éste el camino que tomaremos, andando o en bicicleta, para atravesar en un primer término un tarayal que nos llevará hasta un claro desde el que veremos una Estación Automática de Alerta que forma parte de la Red de SAICA.

Estación Automática de Alerta

Estación Automática de Alerta que forma parte de las Red SAICA.

Continuaremos por este ancho camino el cual, tras pasar por un pasillo de árboles ornamentales, se bifurcará. Cogeremos el desvío hacia la derecha para ir flanqueados por el río manzanares a nuestra mano derecha y por la laguna de “Los Veneno” a nuestra mano izquierda. Desde este punto comenzaremos a observar el bosque de ribera que crece junto a la orilla del río, formado por sauces, álamos, fresnos y una importante olmeda; y la vegetación de humedal alrededor de la laguna con sus característicos juncos, carrizos y eneas.

Olmeda

Olmeda que nos encontraremos durante el camino.

El camino continúa hasta volverse a dividir. Si tomamos el camino de la izquierda rodearemos la laguna, mientras que si continúamos recto avanzaremos de frente hasta que el camino gira a la izquierda para encontrarse con el camino que rodeaba la laguna. Será entonces cuando nos acompañe en el lado derecho de nuestro camino el río Jarama, quedando la laguna a nuestra mano izquierda. En este tramo del río podremos ver algún bunker, restos de la batalla del Jarama que se desarrolló en Febrero de 1937, una de las batallas mas importantes de la Guerra Civil. Seguiremos este camino hasta llegar a la primera bifurcación y, posteriormente, retomaremos la zona de árboles ornamentales y el tarayal para llegar de nuevo al inicio de la senda.

Durante nuestro recorrido no nos será difícil observar varias especies de aves que irán cambiando según la época del año. En invierno serán los porrones, las cercetas y los patos cucharas las especies más observadas mientras que en verano lo serán los abejarucos y los milanos negros. Además de estos compañeros estacionales, podremos ver en cualquier época del año fochas comunes, gallinetas, algún somormujo o martín pescador y, los más pacientes, con un poco de suerte, a nuestro amigo el calamón. También se unen a nuestra lista de aves observables durante todo el año el pito real, los carboneros o los petirrojos.

Somormujos

Pareja de somormujos nadando en la laguna de “Los Veneno”.

Os dejamos un vídeo que el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid editó sobre esta senda:

Cómo llegar: salida 19 de la A-3. Llegando desde Madrid, nada más tomar la salida, coger el desvío hacia el Centro Nacional de Formación de Protección Civil. A escasos metros tras coger ese desvío se ve a la izquierda un parking de tierra. Para acceder en transporte público hay que tomar el metro hasta la parada Rivas Vaciamadrid o el autobús 332 (salida desde Conde de casal). Desde la parada, tomar la pasarela que cruza la carretera A-3 y llegar hasta el aparcamiento.