La gineta

Las sombras crepusculares cobran vida en El Campillo y los animales nocturnos salen a jugar, entre ellos, un mamífero poco conocido y difícil de ver: la gineta (Genetta genetta).

plantilla_folllto_campillo horizontal

Familia de ginetas jugando en los alrededores de nuestro Centro. Fotografía tomada mediante fototrampeo.

Este carnívoro de cuerpo alargado, cabeza triangular y cola larga y poblada viste con tonos grises y motas negras por todo el cuerpo, excepto en la cola donde aparecen anillos negros concéntricos. Pese a su aspecto felino, pertenece a la familia de los Vivérridos. Es un animal esquivo, ágil, arbóreo y de hábitos nocturnos que vive, principalmente, en bosques de ribera y encinares . Sus presas favoritas son los pequeños mamíferos, aunque también come aves, reptiles, frutos e insectos.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se cree que llegó a la península con los árabes como animal de compañía y que su nombre proviene de los zenetes o jinetes árabes que portaban pieles de esta especie en sus monturas. También se especula, por el contrario, que fue introducida por los romanos algunos siglos antes y que su nombre proviene de geneta, derivado de jana que significa “hada”.

gineta

Fotografía de una gineta donde se aprecia muy bien el color de su pelaje. Fuente: http://apmarianoplanells.blogspot.com.es/

En cuanto a su estado de conservación, está catalogada en la categoría Preocupación Menor (LC) según la Categoría IUCN global (2015). En cambio la población de Ibiza está catalogada como Vulnerable (VU) debido a la pérdida del hábitat y a la urbanización. Las causas de muerte más habituales son la depredación, los atropellos y la caza furtiva. La llegada del visón americano a la península también provocó la disminución de la gineta. Afortunadamente, existen en España medidas de conservación que incluyen pasos subterráneos situados bajo carreteras y autopista, y espacios protegidos de bosque de alcornoque, encina y árboles ribereños de gran tamaño con grandes cavidades como hábitat de descanso para las ginetas.

En el Campillo tenemos la suerte de tener como vecinas a alguna gineta que, aunque no se dejan ver fácilmente, si que a veces dejan alguna pista de su presencia, como huellas, escarbaduras o algo de pelaje que se queda entre las ramas; además, a veces se dejan ver en las fotos tomadas por nuestra cámara trampa.

 

Referencias:

 

Anuncios

Aves otoñales de la Laguna de El Campillo

Dos de las características más llamativas de la avifauna que podemos observar en la laguna de El Campillo es que es muy diversa y variante. Diversa, debido a los ecosistemas que la rodean (bosque de ribera, cortados yesíferos y campos de cultivos); y variante, ya que, dependiendo de la época del año en que la visitemos, podremos ver unas especies u otras. Por eso, la llegada del otoño no sólo trae consigo un cambio de colores a la laguna sino que también conlleva, en parte, un cambio en sus habitantes.

portada.redes

Una focha cruza la laguna cerca de la orilla con nuestro Centro al fondo.

Sin quererlo, los residentes del sureste de Madrid que se desplazan a sus trabajos cuando está amaneciendo, podrán observar grandes bandos de garcillas bueyeras. Éstas abandonan la laguna de El Campillo donde tienen sus dormideros rumbo al vertedero de Valdemingómez. Justo al contrario, cuando cae el sol, vuelven a la laguna. Estos son los mejores momentos para disfrutar de su vuelo en grandes grupos pero, si queremos verlas posadas, podemos venir antes de que salga el sol o esperarlas en la laguna antes de su llegada.

1509954_889316414476231_7814177569274588194_n

Un bando de garcillas bueyeras a punto de alzar el vuelo.

Otras especies que también realizan esta migración diaria con el mismo destino son las cigüeñas y las gaviotas. Si bien las cigüeñas son por todos conocidas y fáciles de ver durante todo el año, impresiona ver durante la mañana las concentraciones de ejemplares alzando el vuelo en círculos (como hacen los buitres) aprovechando las corrientes de aire caliente. Así como su vuelta al anochecer a sus nidos situados encima de las antenas o torres eléctricas por encima de la Marañosa.

varios

Varias de las especies que podemos observar en estos meses. 1. Gorrión moruno (Passer hispaniolensis) buscando comida entre los álamos. 2. Pato cuchara (Anas clypeata) nadando en la laguna de El Campillo. 3. Cigüeña (Ciconia ciconia) alimentándose en el río Jarama

Por su parte, las gaviotas comienzan a llegar a comienzos del otoño y descansan en mitad de la laguna. A éstas se las suele ver regresar a la laguna a media mañana y, es tal la cantidad de individuos que llegan que, cuando sobrevuelan la laguna, lo convierten en uno de los espectáculos más impresionantes que pueden verse.

gaviotaslaguna

Bando de gaviotas llegando y ocupando parte de la superficie de la laguna de El Campillo.

Otros de los invernantes mas fáciles de ver y reconocer son el cormorán grande y el pato cuchara. El cormorán sobrevuela la laguna y el río Jarama con sus negros y metálicos colores, descansando sobre las ramas de los árboles del bosque de ribera. Por su parte, el pato cuchara nada tranquilamente sobre las aguas de la laguna, muchas veces con su pico entreabierto alimentándose del plancton y los restos orgánicos que flotan en la superficie de las lagunas.

cormoranes

Dos cormoranes (Phalacrocorax carbo) descansando en las ramas del bosque de ribera.

Una de las especies más difíciles de ver en el Parque Regional del Sureste, no sólo por ser invernante sino por su escasez, es el milano real. Afortunadamente, durante algunas semanas del mes de noviembre, hemos podido observar una pareja sobrevolando los cortados de El Piul en búsqueda de alimento.

milanoreal

Milano real (Milvus milvus) sobrevolando los cortados.

A estas especies que podemos observar durante el otoño se suman otras que residen durante todo el año en esta zona de Madrid. Nos referimos, entre otras, a las fochas, las gallinetas, el martín pescador, el petirrojo o el carbonero común. Y otras como las grullas que pudieron verse durante noviembre surcando los cielos del sureste durante su viaje a las zonas de invernada.

grullas

Bando de grullas sobrevolando la laguna.

Todas estas aves, y muchas más, te están esperando en el camino que rodea la laguna de El Campillo. Puedes venir a recorrerla por tu cuenta con tus prismáticos o venirte con nosotros para descubrir más sobre  sus aves y sus secretos. Échale un ojo a nuestra programación y apúntate a nuestra próxima senda guiada por la laguna de El Campillo. ¡Te esperamos!

III Concurso “Renueva tu energía”

El pasado 29 de Mayo de 2015 se celebró en nuestro Centro El Campillo la III Edición del Concurso “Renueva tu Energía”. Este año participaron 182 alumnos y alumnas de secundaria de los centros educativos: Colegio Malvar (Arganda del Rey), IES Antares (Rivas-Vaciamadrid), IES Grande Covián (Arganda del Rey), IES Madrid Sur (Madrid) y SIES Anselmo Lorenzo (Morata de Tajuña). En total se presentaron 13 hornos solares a concurso, diseñados y fabricados por el propio alumnado siguiendo las bases del concurso.

El concurso no sólo es una competición para saber quién ha construido el mejor horno solar casero, sino que es un encuentro lúdico festivo en el que se realizan muchas actividades y es una perfecta ocasión para relacionarse con personas de otros centros, tanto los alumnos, como los profesores y los trabajadores de nuestro centro.

cartel

Cartel del concurso que fue entregado a todos los profesores responsables con el programa de actividades y distribución de las mismas.

Colocación de los hornos solares en la zona de concurso

Los institutos participantes fueron citados a las 9:30 de la mañana y, según iban llegando, fueron siendo divididos en grupos, acreditados y colocaron su horno en la zona de concurso.

Diapositiva1

Participantes del concurso colocando los hornos en la pasarela.

Diapositiva2

Cada horno estaba numerado, con su informe previo y el presupuesto impreso, junto a la tabla de medición de temperatura.

Mientras los hornos estaban “ganando” temperatura los participantes realizaron actividades, todas ellas relacionadas con el sol, entre las 10 y las 12. Estas actividades fueron desarrolladas por los alumnos y profesores del Vivero Escuela Río Guadarrama. De hecho, una de las actividades fue diseñada y desarrollada por ellos mismos. Pero… ¿cuáles fueron estas actividades?

Diapositiva3

Las cuatro actividades que realizaron los alumnos participantes.

Demostración panel solar

En esta actividad se les explicó a los alumnos como funciona una placa solar. Y qué mejor manera de verlo que la práctica. Gracias a la placa solar de nuestra exposición de energías renovables y un par de bombillas de coche, los alumnos pudieron experimentar cuando funcionan y cuando no estas placas.

Diapositiva14

Explicación del funcionamiento de la placa solar.

Reloj solar

Es este taller, cada uno de los alumnos construyó su propio reloj solar y aprendieron a utilizarlo gracias a las explicaciones de los monitores. Este año, además, ante la gran cantidad de participantes, cada grupo realizó la actividad en dos turnos de manera que, mientras unos construían su propio reloj solar, los otros participaban en juegos dinamizados por otro de los monitores y luego se cambiaban.

Diapositiva4

Construyendo el reloj solar

Carrera de saltamontes solares

La competencia sana se dejó ver en esta carrera de saltamontes movidos por la energía del sol gracias a la presencia de una pequeña placa solar situada en su espalda. 3,2,1…y a correr! ¿Quién ganará? ¡El saltamontes más rápido!

Diapositiva6

A sus puestos, saltamontes preparados, sol… ¡y a correr!

Explota y contesta

La novedad se convirtió en éxito y, seguramente, en tradición. En este juego de carreras de relevos cada equipo tenía que coger un globo, explotarlo de diferentes maneras y responder a una pregunta relacionada con las energías renovables que estaba en su interior. Ejercicio, trabajo en equipo y conocimiento en esta divertida prueba diseñada y desarrollada por los  los alumnos y profesores del Vivero Escuela Río Guadarrama. ¡Enhorabuena!

Diapositiva5

Los “gusanos” de Explota y contesta preparados para una ronda de preguntas.

Ganando temperatura

Mientras los cuatro grupos de participantes iban haciendo las diferentes actividades, los hornos estaban situados en la Zona de Concurso ganando temperatura y siendo minuciosamente analizados por los miembros del jurado que anotó los datos de temperatura de los hornos cada 10 minutos y evaluó los materiales y presupuestos de cada uno de ellos. Todos estos factores fueron los que determinaron el horno ganador.

Diapositiva7

Jurado y responsables de los hornos tomando notas durante la mañana.

Entrega de premios

Tras una jornada llena de conocimiento, diversión y trabajo en equipo, el momento mas esperado llegó: la entrega de premios. Los momentos previos dejaban ver los nervios de los participantes para conocer el resultado final.

Diapositiva10

Todos los presentes esperando el comienzo de la entrega de premios.

Tras la valoración del jurado los hornos ganadores recibieron sus premios gracias a los patrocinadores del concurso (Taniwa Sun, Aquópolis de San Fernando de Henares y el Museo Nacional de Ciencias Naturales). Este año los ganadores y sus premios fueron los siguientes:

PRIMER PREMIO: Clase 1º de la ESO B del Colegio Malvar (Arganda del Rey). Horno solar portátil de Taniwa Sun y entradas para el Aquópolis de San Fernando de Henares

Diapositiva12

Ganadores del primer premio.

SEGUNDO PREMIO: Clase 3º ESO A del IES Grande Covián (Arganda del Rey). Horno solar portátil de Taniwa Sun y entradas para el Museo Nacional de Ciencias Naturales.

TERCER PREMIO: Clase 3º ESO B de del IES Grande Covián (Arganda del Rey). Horno solar portátil de Taniwa Sun y entradas para el Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Diapositiva13

Alumnos del IES Gran Covián, ganadores del segundo y tercer premio.

Además de estos premios, los tres hornos ganadores tendrán el honor de ser usados este verano  en el Museo Nacional de Ciencias Naturales para su programa de actividades de verano.

Diapositiva8

Durante el desarrollo del concurso, nosotros también pusimos en marcha los hornos solares del Centro El Campillo, preparando un suculento aperitivo al sol, para que todos los participantes pudieran ver cómo funciona.

Eso si, como el mayor premio es aprender y apostar por las energías renovables, todos los centros participantes recibieron una selección bibliográfica de medio ambiente de la Comunidad de Madrid. Donde estaban incluidos el mapa del Parque Regional del Sureste y el libro El Parque Regional del Sureste madrileño

Diapositiva11

Entrega de la selección bibliográfica a los profesores responsables de cada centro educativo: Juan Ranz, Mercedes Ruiz, Juan Manuel Collado, José Luis Lombardero y Juncal Blanco.

Por supuesto, durante la entrega de premios, también hubo momento para agradecer y poner en valor el trabajo desarrollado por los alumnos y profesores del Vivero Escuela Río Guadarrama. ¡Sin su ayuda el concurso no hubiese podido salir adelante!

entrega

Alumnos y profesores del Vivero Escuela Río Guadarrama recogiendo su regalo por su colaboración. ¡Muchas gracias equipo!

Diapositiva9

Alumnos y profesores del Vivero Escuela Río Guadarrama posando en la entrada de nuestro centro.

Y gracias también a todas esas personas que colaboraron de una u otra manera en el concurso (miembros de la Consejería de Medio Ambiente, compañeros de otros CEAS, personal del Museo Nacional de Ciencias Naturales) así como a “nuestro” ingeniero solar Alberto García.

¡Muchas gracias a tod@s! Y nos vemos el año que viene 😉

I Encuentro Fotográfico en el Centro de Educación Ambiental El Campillo

¡Campilleros! Con motivo del XV Aniversario del Centro, os invitamos a participar en el I Encuentro Fotográfico en el Centro de Educación Ambiental El Campillo, cuya finalidad es la divulgación de los valores naturales, culturales, históricos y paisajísticos del Parque Regional del Sureste en el entorno de nuestro Centro y la laguna de El Campillo.

Para ello os dejamos aquí las Bases de Participación para el I Encuentro Fotográfico en el Centro de Educación Ambiental El Campillo.

———————————————————–

BASES DE PARTICIPACIÓN “I ENCUENTRO FOTOGRÁFICO EN EL CENTRO DE EDUCACIÓN AMBIENTAL EL CAMPILLO”

Objetivos.

– Hacer un repaso histórico del Centro de Educación Ambiental El Campillo y de la laguna de El Campillo, así como de su entorno.

– Divulgar los valores los valores naturales, culturales y paisajísticos del Parque Regional del Sureste.

Participantes

Podrán participar en el encuentro fotográfico todas las personas interesadas.

Temática

El tema del I Encuentro Fotográfico del Centro El Campillo es la evolución del Centro de Educación Ambiental El Campillo, la laguna de El Campillo y los aledaños de estos a través de su flora, fauna, geología, paisaje, historia, recursos, estructuras, etc.

Presentación de fotografías

Las fotografías deberán presentarse en formato jpg o png con un peso máximo de 5 Megabytes y deberán ir con el nombre del autor impreso en su margen inferior derecho.

Las fotografías podrán enviarse desde el 18 de Abril de 2015 hasta el 1 de diciembre del 2015 a la siguiente dirección de correo centrocampillo@gmail.com indicando en el asunto “I Encuentro Fotográfico”.

Se podrán presentar un máximo de 5 fotografías por participante.

La persona participante deberá proporcionar los siguientes datos:

– Nombre y apellidos de la persona participante

– Dirección de correo electrónico de contacto

– Teléfono de contacto

– Breve explicación de la fotografía

– Año en que fue tomada la foto (si es posible)

Los datos proporcionados deberán ser verdaderos, vigentes, exactos y auténticos.

Exposición de las fotografías

Todas las obras que cumplan con los requisitos establecidos serán expuestas en el Centro El Campillo desde su recepción hasta el 31 de diciembre de 2015.

La exposición de las fotografías será en formato digital y serán proyectadas en una de las salas del Centro El Campillo.

La organización se reserva el derecho de rechazar aquellas fotos cuyo interés temático no se adecue a los requisitos de la muestra, así como el derecho de excluir una fotografía de la muestra si se detectan irregularidades (piratería informática, fotografía de otro autor, etc.)

Derechos sobre las fotografías

Las fotografías presentadas al I Encuentro Fotográfico en el Centro de Educación Ambiental El Campillo podrán ser utilizadas por el organismo convocante a través de cualquier medio gráfico o digital con fines educativos o divulgativos no lucrativos indicando el nombre del autor, sin recibir por ello honorarios u otra compensación.

Aceptación

La participación en el I Encuentro Fotográfico en el Centro de Educación Ambiental El Campillo implica la aceptación total de las bases aquí expuestas.

———————————————————–

En resumen, nos gustaría hacer un repaso histórico a través de vuestras fotografías de nuestro centro y de los alrededores y para ello necesitamos vuestra ayuda. Así que nos gustaría recibir fotografías como estas 😀

Diapositiva3

Imagen de la paserala de acceso al centro y jardines

Diapositiva1

Imagen tomada de nuestro mirador con la orilla de la laguna descubierta de vegetación.

 

Diapositiva2

Playa cercana al parking con los cortados yesíferos al fondo.

¡Animaos a participar!

Esperamos vuestras fotos 😉

El equipo técnico de El Campillo

Marzo en el Campillo

Como ya contamos en una entrada anterior en este blog, el invierno no es sólo una estación fría y con pocas horas de luz. El invierno es una época en la que parte de la naturaleza se prepara para la primavera. Y eso es lo que ha seguido pasando durante este mes de marzo en el Parque Regional del Sureste. Por eso los principales árboles presentes en el bosque de ribera “campillero” han seguido con su incontrolable actividad cambiando de aspecto cada día que pasaba. Las flores del olmo se han dado prisa y ya hemos podido observar las primeras sámaras, es decir, sus frutos. De hecho, a finales del mes, gran parte del verde que se observa en el bosque de ribera es por las sámaras.

Diapositiva1

Ramas de un olmo repletas de sámaras.

Los almendros, uno de los árboles mas “madrugadores”, continuaron su camino y durante este mes ya florecieron todos, las flores comenzaron a caerse y las hojas terminaron de   desarrollarse.

Diapositiva2

Los almendros, con sus flores y sus hojas totalmente desarrollados.

En los álamos blancos, los amentos masculinos terminaron de desarrollarse, cayéndose muchos a lo largo del mes con algunos de los vientos.

Diapositiva3

Ramas de un álamo blanco repletas de amentos.

De hecho, en palabras de los niños de los colegios que nos visitaron este mes: “el camino estaba lleno de orugas”. Y no les faltaba razón, ya que los amentos caídos en el suelo, con su forma alargada y ese color rojizo parecían un ejercito de orugas buscando un lugar donde esconderse.

Diapositiva5

Amentos caídos en el suelo “aparentando ser” orugas.

Por su parte los amentos femeninos de esta especie comenzaron a verse por el camino de nuestra laguna durante este mes.

Diapositiva8

Amentos femeninos del álamo blanco.

Además, las yemas foliares, comenzaron a formar las hojas.

Diapositiva4

Distintos estadios de desarrollo de las hojas de un álamo blanco a partir de las yemas foliares.

Los álamos negros, con sus yemas ya desarrolladas en febrero, poco a poco fueron desarrollando sus amentos y también sus hojas.

Diapositiva7

Amentos de un álamo negro.

Diapositiva1

Detalle de las hojas de álamo negro, con sus característica forma de pica.

Los fresnos no iban a ser menos y a finales de mes algunos de ellos ya mostraban casi todas sus ramas llenas de sus imparipinnadas hojas compuestas.

Diapositiva3

Pie de fresno con sus ramas llenas de hojas.

Diapositiva2

Detalle de las hojas compuestas de los fresnos.

Y sin darnos cuenta, la primavera llegó, con muchas flores ya desarrolladas, pero con muchas sorpresas más por descubrir que os iremos contando en este nuestro blog.

¡Hasta siempre, equipo campillero!

Hace dos años y medio recibí un correo donde el mensaje era claro y directo: “Carol, call me, please”. El que iba a ser mi jefe, me proponía una oferta que no podía rechazar: ser coordinadora de un centro de educación ambiental muy especial.

Junto con otras 5 personas, llegamos al centro un mes de junio. El lugar tenía un aura triste, que reclamaba a gritos un cambio de aires. Nuestro jefe de entonces, mis compañeros y yo decidimos apostar por una serie de cambios en la forma de trabajo que se había llevado hasta entonces, en la oferta de actividades al visitante y hasta en la forma de mantener el jardín y recinto. Cambios como introducir el emprendimiento en nuestras actividades, la lengua inglesa, o visitar a pequeños productores locales, hicieron que nos diferenciáramos del resto de ceas.

Desde entonces, el equipo fue moldeándose para llegar a ser la familia que somos ahora, con cambios en el personal, pero siempre una familia, a pesar de que los inicios fueron duros. Y siempre con el apoyo de la Directora Técnica del Centro, MJ, que nos ha echado una mano cuando lo hemos necesitado.

En todo este tiempo, hemos vivido un cambio de empresa, en agosto de este año, varios cambios de horario laboral, y otras modificaciones que fueron duras, pero nuestra intención ha sido siempre saber sonreír al visitante y atenderle como si estuviera en un hotel de 5 estrellas: el servicio tenía y tiene que ser óptimo.

Muchos grupos escolares, universitarios, de senderistas, de la tercera edad, de AMPAS, asociaciones, vecinos de nuestra Comunidad y de otras, etc, han visitado el centro a lo largo de todo este tiempo, y desde aquí agradezco que siempre quieran volver. Esa es la señal de que mi equipo hace un buen trabajo.

Me voy del centro para cumplir mis sueños, pero antes de irme, quiero hacer balance de estos años…

Para mí ha sido un placer coordinar a todas las personas que han trabajado conmigo estos años, pero especialmente dedico estas palabras al equipo actual: Patri y Antonio, que llevan conmigo desde el primer día, Asun, Sergio y Nadia, que aunque se han incorporado más tarde nadie lo diría. Este equipo es el mejor que ha pasado por un centro de educación ambiental en mucho tiempo, y no lo digo yo sola… Lo dicen las altas esferas, lo dicen las encuestas, lo dicen los comentarios en redes sociales, lo dice la gente que pasa por el centro, lo dicen los emails de profes satisfechos con nuestro trabajo… Sobran las palabras cuando hay evidencias tanto en el trabajo de educación ambiental, como en el trabajo de jardinería del centro, donde la labor de nuestro Antonio, el alma del centro, ha sido de sobresaliente. Os felicito a todos!!!

Quiero también nombrar a los vecinos del otro lado de la laguna, especialmente a Sergio y a su cuadrilla, y a Pedro y a los suyos, junto con el Director del PRS, J.M.C. Aunque parece que un centro de estas características lo tiene todo solucionado, cuando trabajas en el campo, hay muchos problemas que son insalvables, y que sin vosotros, habría sido imposible de solucionar.

Quiero dar las gracias a todos los organismos oficiales por sus menciones al centro en redes sociales y por venir a visitarnos, y a todos nuestros visitantes y seguidores. Nombro también al jefe de área de educación ambiental, A.A., a la responsable de Gedesma del centro, D.C., y a MJ, por estar ahí y por su buena acogida.

Y por último, doy gracias a mi equipo y a mi exjefe, B.C., por los buenos momentos vividos en todo este tiempo, por haber aprendido tanto de cada uno de vosotros, por los desayunos campilleros, por los momentos en el tejado, por disfrutar con nuestro trabajo, por saber sacarme sonrisas cuando no tenía energía, por hacerme la vida más fácil, por vuestra motivación e ilusión, y sobretodo porque seguiremos siendo siempre campilleros. Seguid así, equipo, porque sois “crema de la buena”!

Muchas gracias, a todos, por estos dos años y medio en El Campillo. Me despido pero dejo mi testigo de coordinadora a Patricia, y nos veremos en las redes!

equipo bn

Nuestro equipo campillero

equipo

Verdad verdadera

saltos cea

Tras el concurso de hornos solares…

ice bucket challenge

El reto del cubo de agua helada…

laguna

Vista de la laguna un día de invierno

en el tejado

Avistando aves desde nuestra azotea

yo

Viviendo buenos ratos

laguna con gaviotas

Hasta siempre, laguna!

planc

Nos vemos en las redes! 😉

Ademo, Aspadir y Manantial en el Centro “El Campillo”

El Centro El Campillo lleva a cabo actividades con asociaciones cuya misión es la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias, así como las que tienen como función la atención integral de las personas con trastorno mental grave.

Es el caso de las asociaciones Aspadir, Fundación Ademo y Fundación Manantial, que han venido a nuestras instalaciones para realizar una visita guiada al Centro y un taller de reutilización de residuos, con el objetivo de que los participantes tomen conciencia de su medio y adquieran los conocimientos y la voluntad que los haga capaces de actuar en la resolución de los problemas ambientales, en este caso la generación y gestión de los residuos.

En primer lugar, se da la bienvenida al grupo de participantes, y comenzamos con una introducción sobre los valores naturales, culturales y paisajísticos del Parque Regional del Sureste (PRS).

Introducción a los valores del PRS

Posteriormente, se realiza una visita guiada al Centro El Campillo, recorriendo todas sus instalaciones.

Reconocimento de las plantas aromáticas y medicinales

Más tarde nos dirigimos con el grupo a las aulas del centro, donde se va a llevar a cabo el taller de reciclaje.  En primer lugar, se realiza una presentación sobre los distintos tipos de residuos y donde se debe depositar cada uno, y su gestión posterior. Se incide en nuestra responsabilidad en el cumplimento de la regla de las 3 R (reducir, reutilizar y reciclar). Posteriormente, se dan diversas ideas sobre cómo se pueden reutilizar los residuos para fabricar nuevos objetos para la casa, decoración, juguetes, el huerto, etc.

Presentación sobre los residuos y su gestión

Por último, los participantes se ponen manos a la obra.  A partir de bricks de leche usados, fabrican sus propios monederos.

Los participantes, muy concentrados en su labor

Los asistentes fabrican su monedero a partir de un brick de leche

Los grupos asistentes han mostrado motivación y entusiasmo durante la actividad, participando en todo momento.  además, ¡se han llevado un recuerdo fabricado por ellos mismos a casa!

Foto de grupo y despedida del Centro El Campillo