Origen de los cortados yesíferos

Como ya hablamos en nuestro blog, hace 15 millones de años, en un periodo conocido como Mioceno, el sureste de la Comunidad de Madrid estaba totalmente cubierto por un mar interior. Y fue en ese momento cuando los cortados empezaron a formarse.

geologia_terciario

Madrid en la Era Terciaria. Fuente: http://www.elsoto.org

¿Por qué? Porque los yesos que forman los cortados fueron depositándose en el fondo de ese mar interior. ¿Cómo? El agua que formaba ese mar era rica en sulfato de calcio, el cual fue precipitando formando el yeso, a medida que se evaporaba el agua debido a las altas temperatura de la época. De esta manera, se fueron depositando los yesos durante millones de años formando una gran capa de sedimentos de hasta 100 metros de profundidad.

cortados.jarama.titulcia

Cortados en el valle del Jarama en el municipio de Titulcia.

Pero… si los yesos se depositaron en el fondo del mar ¿cómo llegaron a formar los cortados que existen en la actualidad? Pues bien, hace 2 millones de años ese mar interior de la Cuenca de Madrid encontró salida hacia el mar. Fue entonces cuando todo ese agua almacenada (y la que llovió desde entonces) encontró camino hacia el Atlántico (cuenca exorreica) produciéndose un proceso geológico que se denomina “Acción remontante de los ríos”. Al vaciarse, todos los sedimentos del fondo de ese lago (yesos, margas, arcillas, sílex, calizas y abanicos aluviales) quedaron al descubierto a merced de los agentes meteorológicos que han ido conformando el paisaje que hoy podemos contemplar. Uno de ellos, el agua, en su camino al océano Atlántico, fue erosionando los materiales mas débiles formando los valles, pero no pudo con los materiales más duros que resistieron formando cerros (Cerro de los Ángeles, Cerro Almodóvar, Cerro de las Coberteras, La Marañosa, Cerro del Telégrafo). Y es por eso que, cuando subimos a los cortados, estamos pisando el fondo de aquel mar miocénico de hace 15 m.a. que ocupaba gran parte de la Comunidad de Madrid.

lago evolucion.png

Evolución del paisaje de Madrid desde la Era Terciaria hasta la actualidad. Fuente: http://www.elsoto.org

Otros factores que han influido en el modelado de los cortados han sido el viento y el agua de la lluvia, los cuales han hecho que en los cortados aparezcan diferentes formas tales como las chimeneas de hadas y los conos de deyección. Las chimeneas de hadas son columnas que se forman debido a corrientes de agua de lluvia y a las reacciones químicas entre las rocas y el agua o a la fuerza del viento. Los conos de deyección o abanicos aluviales (llamados así por su forma cónica o abanico) aparecen en la parte baja de los cortados y son originados por el desprendimiento de materiales debido a la acción del agua.

formas.geologicas

Torres de yesos en los cortados de El Piul con la laguna de El Campillo al fondo.

Así que cuando vengas a pasear por la laguna El Campillo no te olvides de fijarte en las curiosas formas de los cortados yesíferos para ver las chimeneas de hadas y los conos de deyección.

 

Cortados Yesíferos

lotoño

Cortados desde la laguna Campillo

Desde nuestro Centro podemos apreciar una vista excelente de los cortados yesíferos del río Jarama. Contrastan con la planicie de las llanuras por las que discurre el río e incluso pueden evocarnos ambientes desérticos. Se trata de uno de los parajes más emblemáticos y vulnerables del sureste de la Comunidad de Madrid. Son zonas de calizas y yesos con un alto interés científico, paleontológico y arqueológico, con el más alto nivel de protección dentro del Parque Regional del Sureste (PRS), puesto que están sometidas a importantes amenazas como la actividad extractiva, la inadecuada protección de sus recursos y una serie de factores derivados de su carácter periurbano.

Estos cortados yesíferos se crearon gracias a la evaporación de grandes masas de agua salinas que cubrían los fondos de las depresiones durante el Mioceno y la sedimentación posterior de dichos yesos. Debido al clima mediterráneo y a la erosión de los materiales, se ha dado lugar a un paisaje desértico que podemos encontrar en la Comunidad de Madrid. Dentro del PRS constituyen uno de los rasgos más característicos y llamativos del paisaje, los podemos encontrar a lo largo y ancho de su territorio normalmente cerca de los cursos de los 4 ríos que podemos encontrar en el Parque (Jarama, Manzanares, Henares y Tajuña).

Diapositiva8

Cortados junto al río Jarama

Como resultado del origen de los cortados y el clima seco propio del mediterráneo, obtenemos un suelo bastante pobre y poco desarrollado con alto contenido en sales. Por lo tanto, en este ecosistema podemos encontrar una vegetación muy especializada y adaptada a estas dificultades en la que es fácil encontrar endemismos, que se conoce como vegetación gipsófila. Hay que destacar la predominancia en este ecosistema del jabunal (Gypsofila struthium) como matorral leñoso abundante en la zona que se utilizaba antiguamente por sus propiedades jabonosas, acompañada comúnmente de tomillos (Thymus sp.) y jarillas (Heliantemum sqamatum), entre otras plantas. A parte, podemos encontrar también, en la base de los cerros y depresiones la ontina (Artemisa herba-alba) un arbusto nitrófilo de medio metro de alto. Junto a él aparecen el sisallo (Salsola vermiculata), hármaga (Peganum harmala), efedra (Efhedra fragilis) etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por último, en cuanto a vegetación, es obligatorio hablar de los espartales, en los que son característicos el esparto (Stipa tenacissima) y el albardín (Lygeum spartum). Se trata de gramíneas fácilmente identificables por su significativo “plumero” en las laderas soleadas de los cortados, estos plumeros son las agrupaciones de flores de dichas plantas. Los espartales contribuyen a la formación de humus y protegen el suelo de la erosión.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En lo relativo a la fauna, también muy representativa de este ecosistema, podemos destacar a las aves como el grupo mejor representado con el permiso de los invertebrados. Están presentes entre otras el búho real (Bubo bubo), el halcón peregrino (Falco peregrinus), la chova piquirroja (Pyrrhocorax phyrrhocorax) y los abejarucos (Merops apiaster) como representante estival.  Otro grupo que está bien representado en los cortados es el de los reptiles, pudiendo encontrar fácilmente culebras de escalera (Rhinechis scalaris) y lagartos ocelados (Timon lepidus). En cuanto a los mamíferos podemos destacar a la gineta (Genetta genetta) o al tejón (Meles meles). Por último mencionar también al singular escarabajo avispa (Plagionotus marcorum), endémico de los yesales del centro de la península que está ligado a una única planta de la cual se nutre, la malva (Lavatera triloba).

Senda Espartales en Rivas-Vaciamadrid

Desde el Centro El Campillo realizamos sendas guiadas por los alrededores del área donde nos encontramos. Estamos dentro de los límites del  Parque Regional del Sureste,un enclave natural protegido que presenta gran cantidad de espacios naturales con un alto valor ambiental, dignos de disfrutar.

Encontramos aquí, muchas rutas para el uso y disfrute de senderistas. Describimos a continuación la senda de los espartales para que os animéis a conocerla. Su nombre viene dado por la abundancia del esparto (Stipa tenacissima) en la zona. Esta ruta se inicia en el municipio de Rivas, tiene dificultad baja a pie y es de unos 3,8 km.

cantiles-piul-8

Recorriendo la senda de los espartales

La senda comienza en el camino que sale desde el aparcamiento situado al final de la calle Enebro, es decir,  al pie del parque forestal de “Mazalmadrit“. Este nombre musulmán significa parador de Madrid o de la dehesa de Madrid.

El paisaje por donde se realiza la senda se corresponde con los antiguos páramos de encinas y coscojas que con el tiempo, fueron sustituidos por cultivos de secano. Al principio del camino, nos adentramos en un bosque de pino carrasco (Pinus halepensis). Este es un bosque repoblado con la idea de ayudar a recuperar la vegetación climácica que hemos comentado anteriormente.

Desde ahí, tomamos un camino que baja por un barranco, el barranco de la Barca Vieja. En esta ladera, podemos apreciar los distintos tipos de roca que se forman en un lago salino, como el que había aquí hace aproximadamente unos 20 millones de años. Aquí podremos ver yesos, margas, calizas y sílex. Y encima de todos ellos una delgada y oscura franja de materia orgánica.

dsc02516-r

Formaciones de esparto en el Parque Regional del Sureste

Un poco más abajo, van apareciendo zonas de matorral dominadas por el esparto (Stipa tenacissima),que preservan la esencia de antiguas estepas del sureste.  Estas formaciones también conocidas como atocha, están muy adaptadas a las condiciones de sequía.

Junto al esparto, aparecen plantas típicas habitantes de los yesos como el limonio (Limonium dichotomum)

limonium-dichotomum

Limonio (Limonium dichotomum)

Siguiendo el sendero, entramos en un páramo donde puede localizarse un pequeño cauce que mantiene la humedad durante prácticamente todo el año y en el cual se refugia una pequeña muestra de vegetación. Ahí encontramos olmos, fresnos, chopos y algunos arbustos como el majuelo y el rosal silvestre.

Si avanzamos en el camino, llegaremos hasta los cortados y daremos con unas espectaculares vistas del río Jarama y a la izquierda de lejos, podemos apreciar la  Ermita del Cristo de Rivas. Observando desde este punto, se pueden localizar diferentes especies ligadas al medio acuático: diferentes tipos de anátidas, garzas, fochas y habitando en los cortados, alguna otra rapaz como el halcón peregrino y el búho real.

cantiles-piul-5

Vistas al río Jarama desde los cantiles

Nos damos la vuelta y seguimos el sendero que sale por la izquierda y allí veremos un grupo de juncos churreros  (Scirpus holoschoenus) que nos indican la presencia de humedad en el subsuelo.

En dirección norte continua nuestro camino y volvemos a encontrar un paisaje de pinar. Culmina esta subida en una perspectiva de nuevo al río donde se aprecian con más nitidez las lagunas de Velilla de San Antonio.

Continuamos la senda por el camino marcado entre los pinares donde podremos encontrar algunos de los habitantes de este bosque: carboneros garrapiños, piquituerto, pico picapinos, pinzón vulgar, etc. Desde aquí volveremos a avanzar por el pinar hasta llegar al principio de la senda.

cantiles-piul-11

Vistas a la laguna de El Raso (Velilla de San Antonio)

Fuentes:

Parque regional del sureste

Sepan quantos

Ayuntamiento Rivas rutas verdes y sendas

Desiertos en Madrid

El Parque Regional en torno a los ejes de los cursos bajos de los ríos Manzanares y Jarama, más conocido como Parque Regional del Sureste, contiene notables valores naturales y culturales que le hacen merecedor de su protección (Ley 6/1994, de 28 de junio, sobre el Parque y modificada por la Ley 7/2003, de 20 de marzo).

Todo el conjunto se incluye en el denominado Piso climático mesomediterraneo, lo que supone largos veranos, inviernos fríos y escasas precipitaciones. La evapotranspitación potencial media a lo largo del año, supera el agua de lluvia, por lo tanto, la zona se localiza en un clima en que la degradación de las tierras seria calificable como proceso de “desertificación”.

Diapositiva3
Hace miles de años en las tierras del sureste madrileño dominaban el paisaje vegetal grandes extensiones del encinar manchego, interrumpido por las vegas de los ríos, humedales y zonas salinas. El paisaje del presente ha sido modelado por el clima, los procesos geológicos y la actividad humana.
En toda su extensión de norte a sur a lo largo del Jarama, nos encontramos diferentes ecosistemas como son las llanuras cerealistas, las vegas y cursos fluviales a los que se asocian los numerosos humedales y lagunas, y por ultimo merecen destacarse los cortados y cantiles yesíferos. Y es en estos últimos donde centraremos nuestra atención. Estos cantiles constituyen un elemento único y muy característico del territorio, considerado de alto valor paisajístico.

Diapositiva1
El valor ambiental de estos ecosistemas radica en su singularidad. En la Comunidad de Madrid son estos unos paisajes que calificamos como áreas casi desérticas por la alta xericidad que presentan.
Cuando el espectador observa los cortados de yeso, es un paisaje que puede parecer yermo y que se asemeja a la soledad desértica. No es fácil vivir sobre un suelo cargado de sales y bajo condiciones tan adversas sin embargo, nos encontramos especies arbustivas y arbóreas de gran valor, capaces de vivir asociadas a sustratos yesiferos.

Diapositiva2

Es un entorno con condiciones extremas, lo que favorece la presencia de especies exclusivas o de distribución muy restringida: aquí prosperan algunas de las comunidades vegetales más interesantes desde el punto de vista biogeográfico de la Comunidad de Madrid.
Diapositiva5
Los yesos -de un color grisáceo-, le confieren un colorido particular al entorno. Estos yesos provienen de los sedimentos originados tras la evaporación de enormes masas de agua rica en sales que cubrían el centro de la Península durante el Mioceno. Posteriormente se sedimentaron capas de caliza cubriendo los yesos. Estas diferencias en los sustratos implican la presencia de comunidades vegetales muy diferentes.
Diapositiva4
Especial relevancia tiene también la comunidad de líquenes que habitan en los claros, arbustos y rocas de los cortados, ya que son especies que cumplen un papel decisivo en la protección y mejora del suelo.
Además del valor estético, paisajístico y botánico ya descrito, los cortados tienen un interés alto como lugar de cría para numerosas especies de aves (aves rupícolas), reptiles, anfibios y murciélagos.
Precisamente, toda esta relevancia ambiental de este ecosistema único, queda reflejada en las siguientes figuras de protección de la Red Natura 2000:

– Zona ZEPA – ES0000142: “Cortados y Cantiles de los ríos Jarama y
de protección Manzanares”
– LIC – ES 3110006 “Vegas, Cuestas y Páramos del Sureste de Madrid”
Más recientemente y en cumplimento de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, por Decreto 104/2014 de 3 de Septiembre se declara la zona Zona Especial de Conservación el Lugar de Importancia Comunitaria “Vegas, Cuestas y Páramos del Sureste de Madrid” y se aprueba su Plan de Gestión y el de las Zonas de Especial Protección para las Aves “Cortados y Cantiles de los ríos Jarama y Manzanares”. Esto significa que se toman medidas apropiadas para su gestión.

Cabe destacar que la mayor amenaza para este paisaje singular es la erosión. La erosión es una presión importante en cuanto a la pérdida de suelo, la cual se hace más patente en aquellos tipos de hábitats que se desarrollan sobre laderas, cortados y cantiles. Se produce de forma natural por acción del agua y el viento o debido a la acción humana (recreativa, urbanística, construcción de infraestructuras, etc.)

Diapositiva8

Fuentes:
-Parque Regional del Sureste de la Comunidad de Madrid. Amigos de la Tierra. 1998.

-El Parque Regional del Sureste de la Comunidad de Madrid. Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Regional.1999. B.O.C.M

-Decreto 104/2014 de 3 de Septiembre, del Consejo de Gobierno, por el que se declara Zona Especial de Conservación el Lugar de Importancia Comunitaria “Vegas, Cuestas y Páramos del Sureste de Madrid” y se aprueba su Plan de Gestión y el de las Zonas de Especial Protección para las Aves “Carrizales y Sotos de Aranjuez” y “Cortados y Cantiles de los ríos Jarama y Manzanares”