Búho real (bubo bubo)

Una de las aves más difíciles de ver en el Parque Regional del Sureste es el búho real, su nombre científico proviene de la Edad Media y representa el sonido que hace esta rapaz. Es la más grande de las rapaces nocturnas europeas, con una altura de 60-70 cm, un peso que varia entre 1,5-3 kg y una envergadura de 150-180 cm.

El búho real, posee un plumaje pardo y jaspeado, con distintos tonos de marrón, negro y blanco. Cuenta con dos carismáticos penachos de plumas a los lados de la cabeza en forma de ‘orejas’, los cuales son más erizadas en los machos. Los ojos son lo más llamativo de este animal, pues son de un naranja muy intenso.

Europea Búho Real, Lechuza, Ave De Presa

Ojos naranjas del búho real, imagen de pixabay.

El búho real es un formidable depredador nocturno capaz de alimentarse de una enorme variedad de presas, su preferida son los conejos. En ausencia de esta presa, pueden alimentarse de reptiles, ranas, peces o de algún mamífero abundante como topillos o ratas e incluso de otras rapaces. Se considera que está en lo más alto de la cadena trófica ya que no tiene ningún tipo de depredadores, excepto el ser humano.

Su vuelo es tremendamente silencioso. Los búhos, como otras rapaces, tienen posaderos habituales desde los que otean la actividad a su alrededor, esperando que una presa delate su presencia, momento en el que caen desde el cielo en perfecto silencio.

LOGOCEA

Ala, garra y cráneo del búho real en la exposición del Centro El Campillo

Aunque de carácter reservado y solitario, puede instalarse en hábitats muy diversos, pero prefiere las zonas bravías con abundantes roquedales, tajos y cortados. En el Parque Regional del Sureste habita en las repisas y oquedades del cantil rocoso. Es fuertemente territorial. Suelen formar parejas estables que se mantienen unidas durante todo el año. Presentan cierto dimorfismo sexual siendo las hembras algo más grandes que los machos.

El cortejo y marcaje del territorio comienza aproximadamente en noviembre-diciembre, prolongándose los cantos hasta poco entrado el año. El marcaje del territorio lo realizan emitiendo su canto desde posaderos que lo delimitan, se ha observado que realizan marcación de territorio sobre rocas mediante excrementos.

No construyen nido, poniendo entre febrero-abril normalmente 3 huevos con diferencias de 2 a 4 días entre ellos.  La incubación comienza con la puesta del primer huevo, así el nacimiento de los pollos es asincrónico lo que determina desde el primer momento una jerarquía alimentaria en la pollada. Aunque ambos progenitores se encargan del cuidado de los pollos es la hembra la que dedica más tiempo a las cebas y al cuidado de la prole. Los pollos abandonan el nido a los 28-35 días, sin poder volar aún, y los progenitores continúan alimentándolos durante algún tiempo. A los 60 días ya vuelan. Los búhos jóvenes una vez abandonan el nido no realizan desplazamientos de gran envergadura y raramente se alejan del lugar de nacimiento más de 100 km. 

Durante décadas, el búho real fue duramente perseguido por los supuestos daños que causaba a las especies cinegéticas. Actualmente, aunque han disminuido los ejemplares muertos por disparo, se enfrentan a otras amenazas como los tendidos eléctricos, la proliferación del tráfico rodado y los cambios en la explotación del medio rural.

buhocampillo

Búho real en las instalaciones del Centro El Campillo.

Fuentes y Bibliografía:

“Guía de la Naturaleza en el Parque Regional del Sureste”, Coordinador Manuel Fernández. Grupo Naumanni

https://brinzal.org

Homepage

https://www.faunaiberica.org

Exposición temporal “El maravilloso mundo de las rapaces nocturnas”

Como es habitual, cada cierto tiempo el mirador de nuestro centro cambia, y en estas fechas lo ha vuelto a hacer. Si en su día se pudieron ver las exposiciones “1000 grullas para la paz” y “Un paseo por la apicultura”durante los próximos meses podrás disfrutar de la exposición “El maravilloso mundo de las rapaces nocturnas” que realizamos en colaboración con BRINZAL.

Exposicion2

Vista general de la exposición.

 

Como su nombre indica, la exposición está dedicada exclusivamente a estos impresionantes animales nocturnos y en ella podrás descubrir todas las especies que habitan en España (autillo, búho campestre, búho chico,  búho real, cárabo, lechuza, mochuelo, mochuelo boreal). Te hablamos sobre sus costumbres, cómo viven, los lugares que habitan, qué comen, … a través de un panel explicativo de cada especie. Encontrarás reconstrucciones de un autillo, un búho campestre y dos de lechuza (un adulto y un pollo), para que te hagas una idea más real de como son.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además de las fotografías, los paneles y las reconstrucciones, la exposición se compone de 3 vitrinas. En una de ellas, podrás ver las diferentes plumas de cada una de las especies para aprender a diferenciarlas. En otra, descubrirás las egagrópilas que producen. Y en la tercera, verás huesos que se han encontrado en las egagrópilas y cráneos de estas rapaces. También podrás conocer más sobre los proyectos de conservación y recuperación que están llevando a cabo en BRINZAL.

Así que ya sabes, si te gustan las aves en general, y las rapaces nocturnas en particular, no dejes de venir a visitar nuestro centro para descubrir y aprender de estas sorprendentes aves nocturnas. ¡Te esperamos!

 

Métodos de estudio de egagrópilas

Como ya hablamos en una entrada anterior en nuestro blog, las egagrópilas son un recurso muy útil e importante para el desarrollo de estudios  ornitológicos. Al ser restos de la alimentación de los animales nos ofrecen una valiosa información sobre la biología  y la ecología trófica de cada una de las especies. Es decir, nos informan de la presencia de una especie en una zona determinada y nos permiten saber que es lo qué come esa especie en esa zona y cómo va cambiando su alimentación a lo largo del año. A su vez, y de manera indirecta, nos dan información sobre la presencia de las especie que depreda y de su población relativa.

plantilla_foto_campillo vertical

Ejemplo de egagrópila de cernícalo vulgar diseccionada.

A la hora de estudiar una egagrópila, de manera general, existen dos métodos para su estudio y análisis.

 MÉTODO SECO. Este método se basa en desmenuzar la egagrópila separando los huesos, teniendo especial cuidado con cráneos y mandíbulas. Posteriormente se introducen los restos óseos encontrados en agua oxigenada durante dos horas. De esta manera conseguiremos blanquear los huesos y terminar de separar los pelos. Finalmente se puede usar un tamiz fino para poner los huesos bajo el grifo y conseguir una limpieza total.

plantilla_foto_campillo vertical.jpg 2

Ejemplo de ficha usada para el estudio de la egagrópila

MÉTODO HÚMEDO. Si decidimos utilizar este método lo primero que tenemos que hacer es introducir las egagrópilas en alcohol rebajado en agua (o agua oxigenada, también rebajada). Los pelos flotarán y los huesos permanecerán en el fondo. Con unas pinzas podremos extraer el material sin riesgo a dañarlo. Una vez extraído todo el material (huesos) de la egagrópila, puede introducirse en agua oxigenada con el fin de decolorarlo (quedarán mas blancos), terminar de eliminar el pelo que haya podido quedar y revisarlo. Este método es un poco engorroso porque hay que limpiar cada hueso de pelos mojados individualmente, pero en teoría es más rápido.

Una vez separados los restos óseos presentes en la egagrópila es conveniente realizar una separación del material extraído en grupos en función de sus similitudes (cráneos, fémures, costillas, vértebras, exoesqueleto de insectos…). A continuación, gracias a guías de identificación, puede llegarse a identificar la especie a la que pertenecen esos huesos.

ega

Muestra de restos encontrados en una egagrópila en los alrededores del Centro El Campillo

Si queréis conseguir mas información, en este caso in situ, podeís visitar nuestro Centro ya que en nuestra exposición tenemos varias egagrópilas de Buho (Bubo bubo). Además, desmenuzamos una a través del método húmedo, extrajimos los restos óseos que en ella se encontraban y las ordenamos para que lo pudierais ver.

BIBLIOGRAFÍA

Guía de Identificaciín Huellas y Señales de las Aves de España y de Europa; Roy Brown, John Ferguson, Michael Lawrence y David Lees.

BRINZAL; Centro de Recuperación de Rapaces Nocturnas.

http://ornitologiaynatura.blogspot.com.es/2014/12/analisis-de-egagropilas.html

http://egagropilas.unizar.es/queson.php

https://es.wikipedia.org