Martín pescador común (Alcedo atthis)

Nuestro protagonista de hoy se caracteriza porque, a pesar de su pequeño tamaño, es uno de los más vistosos y llamativos de entre toda la avifauna que podemos contemplar en el Parque Regional del Sureste.

El martín pescador (Alcedo atthis) mide tan solo 17 centímetros, en proporción con su cuerpo compacto tiene la cabeza grande, el pico es negro y largo y las alas anchas, mientras que las patas y la cola son cortas. Su plumaje es rojo anaranjado por debajo (región ventral) y de un azul brillante y metalizado por la parte dorsal, a veces torna a tonos verdosos. También tiene una mancha blanca en la garganta y en los laterales del cuello.

La diferencia entre machos y hembras es muy sutil, tenemos que fijarnos en la tonalidad de la parte inferior del pico, que es negra en el macho y anaranjada en la hembra. Igual pasa con los jóvenes, solo se diferencian de un adulto porque su coloración es más turquesa y porque, mientras que los adultos tienen las patas de un rojizo intenso, las de estos son más oscuras.

Martín pescador observado a través del telescopio.

Su distribución es muy amplia por toda Europa, norte de África y Asia central y meridional. A nivel peninsular está bastante repartido y en la Comunidad de Madrid se encuentra de forma irregular, con preferencia por altitudes medias. Normalmente ocupa tramos de ríos y lagunas con aguas claras y no demasiado rápidas, en orillas provistas de taludes y una vegetación palustre más o menos densa. Aunque podemos encontrarlos durante todo el año, se muestran más activos en primavera. Son bastante esquivos pero fáciles de reconocer como un destello azul turquesa que se precipita en el río o la laguna, mientras emite un agudo y penetrante “chii”.

Martín pescador visto desde el mirador de la exposición del CEA El Campillo.

Su nombre nos da una pista sobre el componente fundamental de su dieta, los peces, aunque también se alimenta de renacuajos, pequeños crustáceos e insectos acuáticos. Para pescar se posa sobre ramas en zonas donde el agua está mansa, y gracias a su precisa visión localiza a su presa y con ayuda de la fuerza muscular de sus alas se lanza al agua de cabeza y a gran velocidad. Su pico en forma de cuña le permite penetrar en el agua sin salpicaduras. Luego vuelve a su posadero e ingiere a la presa, primero la cabeza, con las espinas y las escamas a favor para evitar hacerse daño.

Martín pescador pescando a cámara lenta.

Excava su nido principalmente en taludes de ríos, primero hacen una galería de acceso para llegar a una cámara interior donde ponen entre 4 y 8 huevos, que tras aproximadamente tres semanas eclosionan. A veces ponen dos nidadas en un temporada y, raramente, hasta tres.

Martín pescador posado entre la vegetación de la laguna de El Campillo.

El martín pescador está catalogado como especie “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y aparece en el Libro Rojo de las aves de España como “Casi amenazado”. Se ve afectado negativamente por la pérdida de su hábitat ocasionada por las actividades humanas y la contaminación.

Os dejamos un programa de El hombre y la Tierra dedicado a esta espectacular ave:

https://www.rtve.es/alacarta/videos/el-hombre-y-la-tierra/hombre-tierra-fauna-iberica-martin-pescador/3298478/

Fuentes:

Calamón (Porphyrio porphyrio)

De entre todas las aves que habitan el Parque Regional del Sureste puede que una de las más llamativas y curiosas sea el calamón. No solo por su coloración y su comportamiento, sino también porque si quieres ver esta especie en la Comunidad de Madrid tendrás que venir a los humedales de los ríos Jarama, Manzanares y Henares para poder observarlo.

calamon

Ejemplar de calamón en los alrededores de nuestro centro capturado con fototrampeo.

En nuestra Comunidad es una especie dificil de ver debido a su escasa población, no así en otras zonas como el Delta del Ebro o Doñana, pero es fácil de distinguir. Se trata de un ave de cuerpo azul metálico y culo blanco con patas, pico y frente rojos. Es de mediano-gran tamaño (45-50 longitud, 90-100 envergadura, 750-1000 gramos) con forma de gallina. De hecho su nombre en inglés, swamphen, singinfica literalalmente la gallina del pantano (swamp= pantano; hen=gallina).

calamon.dibujo.seo

Dibujo de un calamón en el que se observan muy bien sus colores y forma. Fuente: SEO

Si tratas de avistarlo en nuestro Parque, búscalo entre la vegetación palustre de los humedales y ríos (juncos, carrizo, enea) entre la cual anida, se esconde y de cuyos tallos y brotes se alimenta de una cuiriosa manera. Lo que hace el calamón es usar sus largas patas y largos dedos para comerse el tallo de la enea. Para ello lo agarra con los dedos de sus patas y se lo acerca a la boca para comerlo. Algo parecido a lo que hacemos nosotros cuando nos comemos un muslito de pollo con la mano. También se alimenta, aunque en menor medida, de pequeños invertebrados (lombrices, sanguijuelas, caracoles, escarabajos acuáticos, larvas) y algunos vertebrados (peces, anfibios, culebras, pollos de otras aves acuáticas).

Es una especie con distribución bastante extensa y que en la Penísula Ibérica se puede encontrar en la cuenca del Guadalquivir, en las marismas de Doñana,  en diferentes enclaves de la costa mediterránea y en muchos humedales del interior como Cáceres, Madrid, Toledo y Ciudad Real. Su población se ha recuperado despues de haber estado al borde de la extinción concentrándose el 90% de la población europea en nuestro territorio (en torno a 7.000 parejas). En el parque se estima que hay unas 50 parejas. Sin embargo, algunas de sus amenazas contínuan estando en la naturaleza como la destrucción o alteración de su hábitat y las sequías.

Bibligrafía:

Seo Birdlife

Guía de la naturaleza en el Parque Regional del Sureste. Grupo Naumani

Enciclopedia virtual de los vertebrados españoles