Gallineta común (Gallinula chloropus)

Hoy hablamos de un ave un poco más tímida que la focha y que podemos encontrar fácilmente durante todo el año por las orillas de las lagunas del Parque Regional del Sureste, aunque se ve más en invierno, cuando se alimenta en zonas abiertas, picoteando en las orillas como una gallina.

La gallineta común (Gallinula chloropus), también conocida como polla de agua, es uno de los rálidos más abundantes y extendidos de Europa. Al igual que sucede en la Península Ibérica, en la Comunidad de Madrid tiene una distribución muy amplia, siempre que haya agua la podemos encontrar en lagunas, graveras, embalses, ríos e incluso en estanques.

Gallineta común (Gallinula chloropus)

Es un ave mayoritariamente sedentaria. En invierno ocupa hábitats similares a los ocupados durante la época de cría, existen además ejemplares procedentes del centro y norte de Europa que utilizan nuestros humedales como zona de paso e invernada. No son grandes voladoras, aún así tienen mucha capacidad de colonización y una facilidad especial para adaptarse a los ambientes transformados por el ser humano.

Tienen preferencia por las graveras, donde utilizan lugares poco profundos o encharcados con zonas de abundante vegetación palustre como el carrizo y la enea o espadaña que constituyen un medio muy cerrado perfecto para utilizarlo como refugio. En los ríos es frecuente encontrarla entre la vegetación de sus orillas y en las islas formadas en su cauce.

Gallineta nadando en la laguna de El Campillo.

En su alimentación omnívora, prefiere el alimento vegetal, por ejemplo la inflorescencia del carrizo es una parte importante en su dieta invernal, a veces incluyen algún pequeño vertebrado, carroña e incluso, puede ingerir ciertas cantidades de basura.

Tonos parduzcos de las alas y plumas blancas en la cola y costados.

Como comentamos al principio, su aspecto nos recuerda al de una gallina. Pero en este caso, el adulto es negro grisáceo de alas parduzcas con el pico rojo de punta amarilla y placa frontal roja en la cabeza. Tiene algunas plumas blancas cerca de la cola y en los costados. Mantiene la cola alta y la sacude al andar y al nadar. Las patas son verdosas y en ocasiones se aprecia una franja roja. Tiene los dedos de las patas muy largos para caminar sobre el barro húmedo o la vegetación flotante. A pesar de que éstos no tienen lóbulos entre ellos, son buenas nadadoras.

En las gallinetas jóvenes, al contrario que los adultos, dominan los tonos marrones con tintes verdosos; además, carecen de escudete frontal. Los pollos tienen espolones en las alas para ayudarse a subir al nido o agarrase a la vegetación.

Familia de gallinetas en el nido construido entre la vegetación palustre.

Aunque en principio no sufren grandes amenazas, pueden tener problemas como consecuencia de la pérdida de humedales o la depredación por parte de especies introducidas.

Fuentes:

  • Guía de fauna del Parque Regional del Sureste. Red de Centros de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid.
  • Atlas de las Aves Invernantes de Madrid 1999 -2001. SEO-Monticola y Comunidad de Madrid.
  • Guía de las aves de España SEO/BirdLife: https://www.seo.org/ave/gallineta-comun/

Avefría europea (Vanellus vanellus)

De todas las especies de aves limícolas, seguramente la especie más fácil de identificar sea el avefría (Vanellus vanellus) la cual tenemos la suerte de tener en la superficie del Parque Regional del Sureste.

Al igual que especies como el petirrojo, podemos verla en la Península Ibérica durante todo el año, pero es más fácil hacerlo en invierno ya que su población aumenta con la llegada de individuos procedentes de Europa central y occidental a partir del mes de noviembre. La presencia de estos individuos invernantes, que permanecerán hasta el mes de marzo en nuestras latitudes, nos avisa de la llegada del frío (de ahí su nombre común Avefría y su nombre científico derivado del latín vannus, que aventa).

Ejemplar de avefría con su característico patrón de coloración.

De mediano tamaño (30 cm de longitud, 70 cm de envergadura, 250 gr de peso) y pico corto, la facilidad en su identificación radica en la cresta de finas plumas negras al final de su cabeza; su vientre y cara blancos; su píleo, frente, garganta y banda pectoral de color negro, y sus alas amarronadas con iridiscencias verdosas de las partes superiores en las mismas. En vuelo se aprecian sus alas largas y redondeadas de color blanco y negro.

Grupo de avefrías descansando en un islote en medio de un terreno inundado.

Especie gregaria, su dieta se compone fundamentalmente de invertebrados terrestres (milpiés, arañas, insectos, moluscos,…) que complementa ocasionalmente con algún pequeño vertebrado (ranas o peces) y algo de materia vegetal (semillas o gramíneas).

Su época de cría comienza en mayo con la puesta de cuatro huevos depositados en una leve depresión a veces cubierta con material vegetal. Tras una incubación de casi un mes, nacen unos pollos capaces de desplazarse y alimentarse por si mismos nada más salir del huevo que en 40 días habrán completado su desarrollo.

Habita preferiblemente herbazales, llanuras encharcables y áreas pantanosas. Sin embargo, muchos de estos hábitats han sido degradados o transformados por el ser humano (desecación, canalización de aguas, intensificación agrícola, graveras,…) por lo que han tenido que adaptarse a ambientes antropizados como pastizales o dehesas. Otras amenazas son la intensificación de la actividad ganadera en sus zonas de cría, los incendios y la depredación por parte de perros, ratas y córvidos.

Fuentes:

Sociedad Española de Ornitología

www.vertebradosibéricos.com

“Guía de la Naturaleza en el Parque Regional del Sureste”. Grupo NAUMANI. 2005.

“Guía de campo de las aves de España y Europa”. Rob Hume. Ediciones Omega. 2002.

Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)

Dentro de la familia de los zampullines y los somormujos en España, el más grande y llamativo de todos es el somormujo lavanco, el cual tenemos como residente en El Campillo. Es frecuente verlo nadar elegantemente por nuestra laguna solo, por parejas o incluso llevando a sus crías encima.

Somormujo 6

Somormujo Lavanco y su cría.

Se trata de un ave de tamaño mediano y cuerpo alargado que se caracteriza por tener un cuello largo y estilizado. Durante la época de cría (primavera y verano) su plumaje es muy vistoso, de la cabeza de color blanco salen unos penachos de plumas a modo de cresta de color negro y de las mejillas salen plumas de color negro y rojo. El cuello, el pecho y el vientre son de color blanco que contrasta con el negro del dorso y los laterales rojizos. Durante el invierno su plumaje es predominantemente oscuro, excepto por la cabeza, el cuello y las partes ventrales.

Macho y hembra son idénticos, sin embargo, los juveniles se distinguen de los adultos por unas líneas negras que presentan en la cabeza.

somor

Es un ave acuática ampliamente localizada en humedales, por lo que es frecuente verlo en las lagunas que conforman el Parque Regional del Sureste. Preferiblemente se asienta en aguas con cierta profundidad, ya que son buenos buceadores, y con presencia de peces, de los que se alimenta. También, y aunque en menor medida, puede alimentarse de insectos y larvas, crustáceos y moluscos.

Algo que llama mucho la atención de esta especie es su particular cortejo, en el que el macho y la hembra realizan una danza con las plumas del cuello y la cabeza hinchadas. Comienza con la pareja enfrentándose uno al otro con el cuello erguido y las plumas erizadas realizando movimientos laterales lentos, después la hembra nada al ras del agua emitiendo un graznido característico de esta especie. También es habitual que ambos pretendientes recojan plantas del fondo y se las ofrezcan juntando el pecho y el cuello y finaliza en la orilla donde agachados con el cuello en horizontal caminan torpemente. Estos cortejos se siguen repitiendo con el territorio ya escogido y se intensifican cuando hay intrusos u otros somormujos cerca.

Una vez emparejados, los somormujos construyen sus nidos flotando en el agua pero cerca de la orilla entre el carrizo. Se compone de hierbas, plantas acuáticas, carrizo seco, palos y ramas y otra vegetación seca o podrida. Ambos progenitores colaboran en la construcción del nido pero son los machos los que ponen más interés. Las puestas varían de 3 a 6 huevos.

El somormujo está catalogado como “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Su principal depredador natural son grandes peces como el lucio que se alimenta de las crías. Además es bastante sensible a la contaminación y degradación de las lagunas donde habita, ya sea por motivos antrópicos o climáticos. Las inundaciones de los nidos y las sequías, que hacen que los nidos queden expuestos a posibles depredadores, son las principales amenazas de esta especie, ya que disminuyen el éxito reproductivo de estas majestuosas aves acuáticas.

Somormujo 2

Somormujo nadando por la laguna de El Campillo.

¡Ya sabes! Si quieres disfrutar de esta magnífica ave, tan sólo tienes que darte una paseo por los alrededores de alguno de los humedales del Parque Regional del Sureste o venir a nuestro centro y observarlos a través de unos prismáticos desde nuestro mirador. ¡Te esperamos!

Fuentes:

http://www.pajaricos.es/mas/massomormujolavanco.htm

https://ebird.org/species/grcgre1?siteLanguage=es_ES        

https://www.objetivonaturaleza.com/somormujo-lavanco/somormujo-lavanco

https://www.pajaricos.es/s/s1/somormujolavanco.htm

https://www.seo.org/ave/somormujo-lavanco/