Focha común (Fulica atra)

Uno de los sonidos mas fáciles y característicos de escuchar durante los paseos alrededor de cualquiera de las lagunas presentes en el Parque Regional del Sureste es uno similar al de un martillo de juguete. Y no precisamente porque un niño o niña esté jugando con uno de esos martillos, sino porque ese sonido es el de una de las aves de humedal más común y fácil de observar e identificar en España: la focha común.

Focha.vista.desde.nuestro.centro

Focha observada desde uno de los ventanales de nuestro centro.

Su cuerpo de color negro; su pico y frente (escudete frontal) blancos; sus ojos rojos; sus patas amarillas y sus pies grises con dedos largos lobulados (que facilitan su nado), la hacen una especie difícil de confundir. En vuelo pueden distinguirse las puntas de sus alas (rémiges secundarias) de color blanco.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Suele verse tanto en ríos como en lagunas, bien nadando en el agua o descansando entre la vegetación de sus orillas. Con unos 40 cm de tamaño y entre 600-800 gramos de peso, se alimenta fundamentalmente de animales invertebrados (principalmente acuáticos) que busca buceando (lombrices, moluscos, larvas, escarabajos) y de plantas subacuáticas.

Se puede observar durante todo el año, aunque en los meses de invierno se ven con más facilidad debido al incremento de su población con individuos invernantes del norte de Europa y a su comportamiento gregario en esta estación. El resto del año disminuye su población y, con la llegada de la época reproductora, se vuelve más territorial por lo que no es común verla en grupo, sino en parejas o, durante la época de cría, con sus pollos.

Grupo.de.fochas

Grupo de fochas en la laguna de El Campillo.

Las puestas las realiza en un nido flotador fabricado con tallos de plantas acuáticas y pueden llegar a ser de hasta 9 huevos que incuban, tanto el macho como la hembra, entre 21 y 24 días. Los pollos son nidífugos y es que son capaces de abandonar el nido con 4 días de edad y con 2 meses abandonan el cuidado parental.

Focha.buscando.comida

Individuo buscando comida entre el carrizo.

Con una población de 20.000 parejas en España (unas 700 en el Parque Regional del Sureste) es una especie con un buen estado de conservación. Sin embargo es muy sensible a los cambios en la alteración de su hábitat debido a su dependencia de los humedales. La alteración o desaparición de estos debido a cambios de origen antrópico o producidos por sequías son sus principales amenazas.

Ahora que ya sabes identificarla, solo tienes que venir a darte un paseo por los alrededores de nuestra laguna, cuando termine la cuarentena por supuesto, y disfrutar de esta común y bonita especie.

 

Fuentes:

  • www.seo.org
  • “Guía de la naturaleza en el Parque Regional del Sureste”. Grupo Naumanni. 2005.
  • “Aves de España”. Eduardo de Juana, Juan M. Varela. Editorial Lynx. 20

 

 

 

 

Autillo Europeo (Otus scops)

Si eres visitante habitual de nuestro centro, seguramente recuerdes que hace aproximadamente un año tuvimos en nuestro mirador la exposición temporal “El Maravilloso Mundo de las Rapaces Nocturnas” en colaboración con el Centro de Recuperación de Rapaces Nocturnas BRINZAL. En ella pudiste observar, entre otras recreaciones, la de un ave rapaz de apenas 20 cm de longitud y 50 cm de envergadura, dimensiones que la convierten en el ave rapaz más pequeña de España: el autillo.

Expo Brinzal

Reconstrucción de un autillo, parte de la exposición de Brinzal.

Este pequeño búho se caracteriza por su plumaje en tonos grises y pardos que, junto a sus patrones de líneas y franjas, les permite pasar totalmente inadvertidos sobre las ramas de los árboles. Sin embargo su potente camuflaje no les sirve de mucho cuando los machos emiten su reclamo, que suena como una flauta, y que repiten de forma regular en intervalos de 2 segundos. Como la mayoría de rapaces, el autillo presenta unos grandes ojos de color amarillo brillante como adaptación a la vida nocturna. Además presenta unos penachos de plumas de color marrón grisáceo en la cabeza a modo de “falsa oreja” muy representativos.

Habitan principalmente en zonas abiertas donde puedan cazar con facilidad y zonas arboladas no muy densas, tales como sotos fluviales, jardines y parques, olivares y también en bosques de fronda, cercanos a las poblaciones, con árboles de troncos huecos. En la Península Ibérica y Baleares los ejemplares pertenecen a la subespecie mallorcae, la mayoría de los cuales migran hacia zonas africanas en invierno y vuelven sobre marzo para criar.

Insectívoros de hábitos nocturnos, suelen cazar desde posaderos capturando a sus presas en el suelo. Su alimento principal son invertebrados grandes (grillos, saltamontes, polillas, etc.) aunque en ocasiones pueden cazar pequeños roedores, pájaros, reptiles y anfibios, lo que le convierte en un gran aliado para el control de plagas en campos de cultivo.  

Los autillos se emparejan de por vida y anidan en agujeros de árboles. Las puestas son de 3 a 6 huevos, e incluso a veces pueden hacer varias. La hembra es la que incuba los huevos y los protege durante 24 días. Cuando nacen, los autillos presentan un plumaje que se denomina primer plumón de color blanco, según van creciendo van cambiando al plumaje definitivo, que se renueva anualmente, pasando por el plumaje lanoso de transición.

Suelta brinzal3

Ejemplar de Autillo europeo liberado en colaboración con BRINZAL

Es una especie muy sensible a la transformación del paisaje donde reside, siendo la pérdida de hábitat y de presas las principales amenazas para esta especie. Además, la destrucción de sus nidos o los atropellos afectan a las poblaciones, de ahí que aunque la especie no está amenazada, sí está incluido en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Es por eso que cuidar y restaurar los paisajes y las zonas de bosque degradadas donde suelen habitar estos pájaros es fundamental para proteger a este curioso y escurridizo ave. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otra manera que tenemos de cuidar del autillo es colaborar con alguna entidad que trabaje directamente en su conservación. Nosotros nos enamoramos del autillo durante  una actividad de liberación de tres individuos que realizamos en los alrededores de nuestro centro junto con Brinzal y durante la cual descubrimos la posibilidad de apadrinar individuos (de autillo u otras especies de rapaces nocturnas) que recuperan en su centro para poder liberarlas posteriormente. Y eso es lo que hemos hecho: ¡hemos apadrinado un autillo! Tras su recuperación, como madrina o padrino, serás el encargado de liberar el individuo de la especie elegida. En nuestro caso, hemos decidido apadrinar un individuo irrecuperable os presentamos a…

¡¡Capitán Scops!!

20200131_110238

Os Centro de Educación Ambiental (1)_page-0004

Y tú, ¿te animas a apadrinar un autillo para ayudar a la especie? 

 

Fuentes:

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)

Probablemente una de las aves más populares y emblemáticas del Parque Regional del Sureste sea la Cigüeña blanca. Ave originariamente migradora transahariana, ha ido adaptándose a la vida en las ciudades, donde busca alimento y protección. Afortunadamente cada vez es más común, en los núcleos urbanos, la presencia de este majestuoso pájaro y de sus elaborados nidos. En los últimos años contamos con colonias nativas que invernan en la Península Ibérica, un signo claro de la recuperación que en los últimos años ha experimentado esta especie.

Cigueña en Titucia

Ejemplar de Cigüeña blanca en Titulcia (Municipio del Parque Regional del Sureste).

Las cigüeñas son aves de gran tamaño, pudiendo llegar a alcanzar una longitud de entre  95-110 cm y 180-218 cm de envergadura. Su plumaje es predominantemente de color blanco excepto por las plumas de vuelo que son negras. La forma del pico es alargada y puntiaguda y el color varía desde negro en los polluelos hasta rojizo anaranjado en los adultos, pasando por rojo en los ejemplares juveniles. Las alas son anchas y largas lo que les permite planear, además durante el vuelo estira sus largas patas rojas y su cuello, formando una silueta característica y fácil de reconocer.

Imagen3

Cigüeña blanca volando por los alrededores del Soto de las Juntas.

Quizás hayas tenido la oportunidad de escuchar a las cigüeñas emitiendo un sonido muy particular producido por el choque de las mandíbulas, es el “crotoreo”, el cual realizan a modo de saludo para sus parejas.

Nidifican en zonas altas y los nidos, que pueden llegar a medir hasta 100 cm de altura y 140 cm de diámetro, están compuestos principalmente de ramas, palos y raíces mezclados con tierra, estiércol y algunas plantas, aunque desgraciadamente en algunas ocasiones utilizan papeles, plásticos y otros residuos de origen humano. Las cigüeñas suelen poner de 3 a 5 huevos que incuban durante 33 días y que son cuidados por ambos progenitores.

Nido de Cigüeña1

Representación de un nido de cigüeña en el Centro de Educación Ambiental El Campillo

En cuanto a su alimentación, es variada y depende mucho de los recursos del hábitat. Por lo general se alimenta de grandes artrópodos e invertebrados, concretamente de lombrices de tierra. Pero también, en menor medida, se alimenta de crustáceos, anfibios, pequeños mamíferos, polluelos de otras aves y, más recientemente, de basura.

Imagen1

Cigüeña alimentándose en el río Jarama

A pesar del declive que sufrió la población antiguamente, y gracias a los programas de reintroducción en Europa y a la gran capacidad que tienen para adaptarse al entorno, actualmente la especie está catalogada según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) como preocupación menor.  No obstante el Catalogo Nacional de Especies Amenazadas las cataloga como “De Especial Interés” gracias al elevado valor faunístico, histórico y social de esta especie.

Fuentes:

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo)

1Muchas de las personas que vienen al Parque Regional del Sureste en invierno se sorprenden al ver a esta ave marina sobrevolando alguna de las lagunas en pleno centro de la península. Estas grandes aves pescadoras poseen un plumaje oscuro y puede recordar a un pato grande. Son excelentes nadadoras y buceadoras, y cuando se las ve posadas suelen estar con las alas abiertas para secar sus plumas. Su vuelo es pesado con el cuello ligeramente encogido.

4

De adultos su plumaje es negro con destellos metálicos y azules. En primavera, durante la época reproductora, la garganta se torna blanca y también le aparecen manchas blancas por el cuerpo y la cabeza. Su pico es grueso y termina en forma de gancho, con una mancha amarilla alrededor que le llega hasta el ojo. Los juveniles suelen ser pardos y con las partes ventrales blancas.

3

El cormorán se alimenta de peces que captura bajo el agua sumergiéndose e impulsándose con sus poderosas patas. La pesca suele ser cooperativa y la suelen realizar entre varios ejemplares. Por eso es muy común verlo nadando en las lagunas durante el invierno y cuando sale del agua se posa en árboles o rocas. Suele anidar en los árboles, aunque también anida en acantilados. Habita tanto embalses como grandes ríos,  lagunas, estuarios, deltas, albuferas… En el parque forma grandes dormideros o posaderos en árboles cerca del agua.

2.jpg

Durante la época de cría, de abril a mayo, crea voluminosos nidos hechos con ramas en los que deposita entre 3 y 4 huevos. Los cormoranes que invernan en el parque migran hacia la costa antes de la temporada reproductora, aunque ya hemos podido comprobar que algunos individuos se quedan a pasar todo el año. Los que no se quedan, regresan en verano a zonas del norte de Europa, como las islas Británicas, Países Bajos o Dinamarca.

Otra ave marina muy similar es el cormorán moñudo, más pequeña y esbelta que se distingue fácilmente del cormorán grande porque que en la época de cortejo desarrolla una pequeña cresta en la frente. Además, la distribución del moñudo se reduce a la costa y no se encuentra en el interior como el grande. Así que al venir a pasear por el parque no hay duda, al que vas a encontrar es al cormorán grande.

cormoran

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Guia de la naturaleza en el Parque Regional del Sureste. Grupo Naumanni.
  • Guía de aves de SEO/Birdlife.

Garcilla bueyera (Bubulcus ibis)

Con la finalización del verano los carrizos de nuestra Laguna Campillo se llenan al atardecer de Garcillas bueyeras (Bubulcus ibis). Esta pequeña garza es la menos acuática y es especialista en acompañar a grandes animales para picar los insectos que levantan del suelo, por eso la vemos de manera frecuente junto a vacas, bueyes, ovejas…De ahí el nombre de “bueyera”.

F112_Dibujo_01

Fuente: SEO/Birdlife

Esta ave se reconoce por su característico color blanco, casi sin diferencias entre la hembra y el macho. Tiene el cuello, las patas y el pico cortos y son de color anaranjado intenso. Cuando el individuo adulto se encuentra en época nupcial, se pueden apreciar tonos anaranjados y ocres en el píleo, la nuca, el pecho y la espalda. En vuelo es muy blanca y tiene la forma compacta de las garzas. Utiliza como dormideros grandes árboles cercanos a los ríos e incluso carrizales.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta ave es residente en la península ibérica, aunque puede realizar grandes desplazamientos en torno a las colonias de cría. Es una experta en colonizar nuevos territorios, ya que en los últimos años su área de cría se ha extendido. La subespecie que habita en nuestro país es ibis, con distribución africana, europea y americana.

La garcilla bueyera es poco exigente en cuanto a su alimentación ya que se adapta a lo que dispone, aunque en su dieta predominan los insectos como saltamontes, langostas, chicharras, libélulas… Puede comer también pequeñas lagartijas, anfibios y micromamíferos. Es frecuente verlas en vertederos, junto a los tractores cuando aran o junto a ganado bovino.

En época de reproducción se puede juntar con otras garzas o cigüeñas. Sus colonias de cría pueden estar formadas por miles de parejas. Ubica sus nidos en árboles en la vegetación más próxima al agua o incluso alejadas de las masas de agua. Realizan la puesta entre mayo y finales de junio, que puede variar de 3 a 9 huevos, siendo lo más común 4 huevos. Tanto el macho como la hembra son los encargados de incubar los huevos. Una vez pasados los 20 días ya se puede ver a los pollos por las ramas cercanas al nido.

Si aún no las conoces, puedes acercarte a nuestra Laguna Campillo coger tus prismáticos y…¡A disfrutar!

 

Fuentes consultadas:

  • https://www.seo.org/ave/garcilla-bueyera/
  • Guía de bolsillo. Aves. Autores: Jonathan Elphic; John Woodward
  • Aves de España. Descubrir la naturaleza. Autores: Eduardo de Juana; Juan M.Varela. SEO Birdlife.

Herrerillo Común (Cyanistes caeruleus)

Uno de los paseriforme de pequeño tamaño (no mayor de 12 cm de longitud), muy común en nuestros bosques pero de una belleza incomparable es el herrerillo común. Como podéis observar en la imagen, este herrerillo presenta una llamativa coloración azul verdosa en el dorso y amarilla en el pecho y vientre, con las mejillas blancas y un dibujo azul cobalto oscuro en forma de boina y perfilando desde los ojos hasta la perilla. Suele presentar una lista central negra que destaca sobre el vientre amarillo.

HerrerilloBlog

Ejemplar introduciendo material para construir el nido en una de nuestras cajas nido.

Esta ave emite trinos muy variables, que en ocasiones pueden confundirse con los del carbonero común, aunque resultan un tanto más apagados. Su canto principal es un silvido martilleante (tiiiii-tiiii-tutututu) mientras que los reclamos y alarmas alternan sonido más chasqueantes.

El Cyanistes caeruleus se puede observar durante todo el año en la Península Ibérica, su población es abundante y se encuentra en auge (según estudios del CSIC desde 1998 a 2006). Su hábitat más frecuente son los sotos y dehesas, prefiere bosques frondosos  para la nidificación y huecos de árboles, por lo que es una de las especies beneficiarias de la instalación de cajas nido. Es una especie sedentaria, sin grandes migraciones de población y tiende a evitar los bosques oscuros de coníferas. Estas migraciones, se dan debido a la necesidad de alimento ya que su alimentación se basa principalmente en insectos, aunque también puede comer frutos, brotes y semillas. En nuestro Parque Regional del Sureste lo podemos encontrar principalmente en el ecosistema de bosque de ribera y, con menos afluencia, en la Dehesa El Carrascal (ecosistema de bosque mediterráneo) y los carrizales del ecosisitema de humedal.

herrerillo

Herrerillo en los alrededores de nuestro centro.

El herrerillo suele generar una única puesta anual, aunque en ocasiones pueden producirse dos. Ésta es incubada enteramente por la hembra y suele constar de 6 a 12 huevos blancos con moteado rojo durante unas dos semanas. Los polluelos tardan aproximadamente tres semanas en echar a volar y alcanzar su independencia.

Puesta herrerillo

Puesta herrerillo por Sergio Martínez Nebreda (Fuente: Seo Montícola)

Para despedirnos os dejamos con una curiosidad acerca de la etimología de algunos de sus nombres vernáculos: Herrerillo, Herrero, Herreruelo, Calderero  que se cree que hacen referencia al canto de este ave se asemeja al ruido que produce el martillo del herrero al golpear con el yunque.

Bibliografía y otras fuentes:

-“ENCICLOPEDIA VIRTUAL DE LOS VERTEBRADOS ESPAÑOLES”
(Sociedad de Amigos del MNCN – MNCN – CSIC).

https://www.canto-pajaros.es

http://www.seomonticola.org

-https://www.seo.org

-“Guia de bolsillo. AVES” Jonathan Elphick y John Woodward (Ediciones OMEGA).

-“Aves de España” Eduardo de Juana, Juan M. Varela (Ed. Lynx).

Avetorillo Común (Ixobrychus minutus)

Una de las aves más comunes en los ecosistemas de laguna es el avetorillo común. Esta ave presenta un marcado dimorfismo sexual. El macho adulto del avetorillo común tiene la parte superior de la cabeza y el dorso del cuerpo de color negro verdoso brillante, que contrasta con el cuello pardo ocráceo claro y la gran mancha pardo amarillenta o rosada de las alas. Mientras que la hembra tiene sus partes superiores de color marrón y sus manchas alares apenas son visibles. La parte superior de la cabeza también es muy oscura y todo su plumaje tiene tonos ocráceos con dibujo estriado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ambos sexos tienen los ojos amarillos y el pico es alargado y del mismo color con la base rojiza durante la reproducción. Las patas y pies son verdes o pardo verdosos. Los jóvenes del año tienen un plumaje muy parecido a las hembras. El avetorillo posee costumbres discretas y esquivas. Cuando está en posición de alarma adelgaza su cuerpo y se estira, levantando el pico en una línea vertical perfecta con el cuello también rígido y estirado, de forma que queda casi tan fino como los carrizos entre los que se oculta. Su alimentación es fundamentalmente insectívora aunque a veces pesca pequeños peces también, y caza pequeños mamíferos, ranas, lagartos y tritones.

avetorillo2

Avetorillo macho entre el carrizo desde el mirador del Centro Campillo.

Esta especie no es gregaria, aunque no es raro verlos en pequeños grupos. El avetorillo es de costumbres crepusculares, aunque en época de cría es posible verle activo en mitad del día. El macho de avetorillo suele construir varios nidos a medio hacer, después la hembra escoge uno de su agrado y lo completan juntos. Normalmente se trata de una ligera estructura que contiene juncos secos, raíces y tallos de carrizos forrado con hierba seca y hojas. A veces esta estructura está sujeta a los tallos bajos de los carrizos u otras plantas y su altura es variable en función de la marea de las aguas donde esté posicionado, en aras de salvaguardar el nido de inundaciones. Esta ave suele criar a finales del mes de mayo. A la semana de vida ya salen del nido y suben hasta la cima de los carrizos con la agilidad de pequeños ratones. Del mismo modo que ambos adultos se alternaban en la incubación, simultanean también la alimentación de los jóvenes.

La voz del avetorillo en las noches primaverales es bien conocida por todo el mundo, pero no todas las personas la identifican como perteneciente a un pájaro. Probablemente una escasa minoría sabe que un croar bajo y ronco que podríamos expresar como «¡¡joug!!» y que repite incansablemente desde el anochecer a intervalos de 2 ó 3 segundos, es la voz de un macho de avetorillo común.

De manera general, si quieres ir en busca de este pequeño ser en España tendrás que hacerlo entre abril y septiembre, ya que después migran a África. Sin embargo llevamos unos años viéndole en los alrededores de nuestra laguna durante todo el año.

avetorillo distribucion

Distribución del avetorillo. Fuente: https://www.seo.org/ave/avetorillo-comun/

Fuentes:

http://www.pajaricos.es/a/a1/mas/avetorillocomun.htm

Con las Aves por la Comunidad de Madrid. Javier Rico. Consejería de Medio Ambiente y ordenación del territorio. Comunidad de Madrid. SEO/BirdLife www.seo.org

Aves de España. Eduardo de Juana. Juan M. Varela. SEO/BirdLife

Pájaro moscón (Remiz pendulinus)

Durante el invierno,  los árboles de las riberas de los ríos y lagunas del Parque Regional del Sureste, se encuentran desprovistos de sus hojas, y con ello quedan al descubierto unas curiosas estructuras, los nidos de pájaro moscón (Remiz pendulinus).

Pajaro-moscon

Este diminuto y discreto pajarillo se reconoce fácilmente por la llamativa máscara facial negra, algo menos patente en la hembra y grisácea en los juveniles, que resalta vivamente sobre la coloración blanco-grisácea de la cabeza y se prolonga desde la zona baja de la frente hasta la región auricular. Su dorso es castaño, aunque las partes inferiores, tanto de las alas como de la cola son ocres.

Vive con preferencia durante la época de la cría en riberas arboladas, en especial donde abunden los álamos blancos, Populus alba, que parece ser su árbol favorito para la nidificación. Se le puede ver durante todo el año aunque con más facilidad durante la época de cría, primavera y verano. Esta ave se alimenta de insectos, arañas y en ocasiones de semillas.

PMosconSEONido

Macho de pájaro moscón en el nido. Fuente: SEO/Birdlife.

Lo más característico de este ave es su nido, utiliza el “algodón” de los chopos principalmente y de otras plantas junto con otras fibras vegetales para construir su nido. Se trata de uno de los nidos más complejos de nuestras aves ibéricas. Tiene forma de globo que pende de las ramas de los árboles, posee una abertura en forma de tubo por la que se accede al interior del nido.

Si quieres conocerlo puedes venirte con tus prismáticos para intentar verlo en los alrededores de nuestra laguna y jugar a localizar sus nidos 😀 ¡Te esperamos!

Garza imperial (Ardea purpurea)

De entre las más de 120 especies de aves presentes en el Parque Regional del Sureste, una de las más llamativas por su tamaño, sus colores y su majestuosidad es, sin duda alguna, la garza imperial. Esta especie pertenece a la familia Ardeidae en la cual hay incluidas más de 70 especies. No solo otras especies de garzas (garza real, garza azulada,…) sino también sus parientes: garcetas, garcillas, martinetes y avetorillos. Todos ellos se caracterizan por ser aves zancudas de patas, picos y cuellos largos en relación a su cuerpo y por vivir cerca de núcleos de agua ya sea dulce o salada.

garza.en.el.agua

Individuo de garza imperial recorriendo las zonas menos profundas de nuestra laguna.

La garza imperial mide unos 70-90 cm de longitud y tiene una envergadura de 110-145 cm llegando a pesar hasta 1,2 kg. Sin casi dimorfismo sexual (la única diferencia es que las hembras son un poco más pequeñas) viste colores grises y púrpuras en su espalda, oscuros en el píleo de su cabeza de la que salen un par de plumas oscuras y largas, castaños con bandas blancas y negras en el cuello y vientre oscuro. Cazadora al acecho, aunque a veces lo hace de forma mas activa, se alimenta  principalmente de peces que complementa con anfibios, insectos y micromamíferos. Aunque caza en solitario, nidifica en colonias en el carrizal poniendo entre 4 y 5 huevos color azul verdoso por puesta.

garza.con.lagarto.en.pico

Garza imperial con un lagarto recién capturado.

Las especies con las que puede confundirse en el Campillo son: la cigüeña y la garza real. Para diferenciarla de la primera, hay que fijarse en su cuello mientras vuela ya que,  como el resto de ardeidas, vuela con el cuello encogido en forma de S. Para no confundirla con la segunda hay que fijarse en los colores ya que la garza imperial es más oscura que la garza real (y un poco más pequeña, aunque eso es más difícil de observar). Además, si vienes en invierno, a la que verás es a la garza real ya que la garza imperial es una especie estival, es decir, solo pasa con nosotros la primavera y el verano.

comparacion.garza.real.e.imperial

Diferencias morfológicas entre la garza imperial (izquierda) y la garza real (derecha).

Se estima que en España hay una población de unas 2.000 parejas, viviendo más de la mitad de ellas en las marismas del Guadalquivir y en el delta del Ebro, de las que tan solo unas 26-28 en el Parque Regional del Sureste. Incluida en la categoría de “Preocupación menor” en el Libro Rojo de las Aves de España y en la “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, sus principales amenazas son: la alteración de su hábitat, las sequías y el uso indiscriminado de plaguicidas.

Bibliografía:

SEO Birdlife

Guía de la Naturaleza en el Parque Regional del Sureste. Grupo NAUMANNI. 2005

Calamón (Porphyrio porphyrio)

De entre todas las aves que habitan el Parque Regional del Sureste puede que una de las más llamativas y curiosas sea el calamón. No solo por su coloración y su comportamiento, sino también porque si quieres ver esta especie en la Comunidad de Madrid tendrás que venir a los humedales de los ríos Jarama, Manzanares y Henares para poder observarlo.

calamon

Ejemplar de calamón en los alrededores de nuestro centro capturado con fototrampeo.

En nuestra Comunidad es una especie dificil de ver debido a su escasa población, no así en otras zonas como el Delta del Ebro o Doñana, pero es fácil de distinguir. Se trata de un ave de cuerpo azul metálico y culo blanco con patas, pico y frente rojos. Es de mediano-gran tamaño (45-50 longitud, 90-100 envergadura, 750-1000 gramos) con forma de gallina. De hecho su nombre en inglés, swamphen, singinfica literalalmente la gallina del pantano (swamp= pantano; hen=gallina).

calamon.dibujo.seo

Dibujo de un calamón en el que se observan muy bien sus colores y forma. Fuente: SEO

Si tratas de avistarlo en nuestro Parque, búscalo entre la vegetación palustre de los humedales y ríos (juncos, carrizo, enea) entre la cual anida, se esconde y de cuyos tallos y brotes se alimenta de una cuiriosa manera. Lo que hace el calamón es usar sus largas patas y largos dedos para comerse el tallo de la enea. Para ello lo agarra con los dedos de sus patas y se lo acerca a la boca para comerlo. Algo parecido a lo que hacemos nosotros cuando nos comemos un muslito de pollo con la mano. También se alimenta, aunque en menor medida, de pequeños invertebrados (lombrices, sanguijuelas, caracoles, escarabajos acuáticos, larvas) y algunos vertebrados (peces, anfibios, culebras, pollos de otras aves acuáticas).

Es una especie con distribución bastante extensa y que en la Penísula Ibérica se puede encontrar en la cuenca del Guadalquivir, en las marismas de Doñana,  en diferentes enclaves de la costa mediterránea y en muchos humedales del interior como Cáceres, Madrid, Toledo y Ciudad Real. Su población se ha recuperado despues de haber estado al borde de la extinción concentrándose el 90% de la población europea en nuestro territorio (en torno a 7.000 parejas). En el parque se estima que hay unas 50 parejas. Sin embargo, algunas de sus amenazas contínuan estando en la naturaleza como la destrucción o alteración de su hábitat y las sequías.

Bibligrafía:

Seo Birdlife

Guía de la naturaleza en el Parque Regional del Sureste. Grupo Naumani

Enciclopedia virtual de los vertebrados españoles