La huerta en Invierno II

Bienvenidos de nuevo a nuestra huerta de invierno. Ya hablamos en otra entrada del blog (La huerta en Invierno I) sobre distintas técnicas propias de la agricultura ecológica para combatir los estragos que las heladas pueden causar en los cultivos en esta época del año. En esta segunda parte nos referiremos a las especies de hortalizas más representativas del invierno y sus características principales.

huerta.invierno.campillo.2018

Nuestra huerta un día de lluvia en invierno: habas, remolachas y manta térmica.

 

Ajo (Allium sativum): Los ajos pertenecen a la familia de las liliáceas (del latín liliaceus que significa “propio del lirio”). Las hortalizas de esta familia taxonómica tiene las hojas alargadas y paralelinervas (con los nervios en paralelo en vez de ramificados como en la mayoría de angiospermas) y son poco exigentes en nitrógeno (excepto el puerro). El ajo prefiere los climas cálidos y secos, aunque soporta bien el frío. Se siembran los dientes directamente en el suelo (reproducción vegetativa) entre los meses de diciembre y enero (en el sureste madrileño). Necesitan un marco de plantación de unos  20 x 10 cm y sus raíces son superficiales (no requieren suelos muy profundos). Asocian bien con la mayoría de hortalizas (menos con las leguminosas), ya que son repelentes de insectos y ratones y previenen de enfermedades causadas por hongos y bacterias . Tambien tiene multitud de propiedades beneficiosas para el organismo humano ya que con su consumo mejora la circulación, es antihelmíntico (previene las lombrices), antibiótico, para diarrea, y corrige la hipertensión y la artioesclerosis.

ajo-blog

Ilustración de ajos trenzados.

 

Remolacha (Beta vulgaris conditiva): La remolacha pertenece a la familia taxonómica de las quenopodiáceas. El nombre significa pata de ganso, aludiendo a la forma de las hojas de alguna de sus especies. Las hortalizas de esta familia son ricas en nitratos y ácido oxálico (poco digestivo) y a este grupo pertenecen también las espinacas y las acelgas. La remolacha prefiere los climas húmedos y soporta mejor el frío y la lluvia que las sequías largas. Se puede plantar en semillero protegido desde enero, se trasplanta cuando tenga 4 ó 5 hojitas y se cosecha de dos a cinco meses más tarde. Tiene una exigencia media de nutrientes y necesita bastante riego. Asocia muy bien con las coles y el pepino.

Remolacha

Remolacha a punto de ser recoelctada. Fuente: http://huertasostenible.blogspot.com.es

 

Coles (Brassica oleraciea):  A esta sección de hortalizas pertenecen el repollo, la lombarda, la berza, el brócoli, las coles de bruselas y los colirrábanos. Son de la familia taxonómica de las crucíferas, nombradas de esta manera debido a sus flores en forma de cruz. Se pueden sembrar en otoño o primavera, pero en el primer caso se cosecharán pasado más tiempo. Soportan bien las heladas y necesitan mucho riego. Son una de las verduras más antiguas de las que se tiene constancia y se les atribuye propiedades anticancerígenas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s