LA HUERTA EN INVIERNO I

A pesar del creciente interés en la agricultura ecológica durante los últimos años en el mundo divulgativo, en la época invernal se suele dejar ligeramente aparcada dicha materia. Si bien es cierto que el huerto tiene su actividad más baja en esta época, ello no implica que dicha tarea carezca de importancia. Por ello, pasamos a enumerar algunas de las principales tareas del huerto del sureste madrileño en invierno.

campillo-inv

Ilustración del Centro el Campillo en invierno.

El primer cambio que hay que tener en cuenta con la llegada del invierno, son las heladas. Para que éstas no hagan estragos en nuestra cosecha utilizaremos mantas térmicas que colocaremos encima de los cultivos que permanecerán en tierra durante los días más fríos del año. Y, en caso de que alguna sección de los conductos utilizados para el riego esté compuesta de un material no flexible como puede ser el metal, será recomendable retirar el riego durante la temporada invernal.

huertaInviernoCampillo

Ilustración de manta térmica.

Otra forma de combatir el frío invernal, o adelantarse a la primavera y comenzar con semilleros antes de su temporada es la técnica de la cama caliente. Está basada en la generación de energía, y por tanto de calor de los microorganismos encargados de la descomposición de la materia orgánica. La manera más sencilla de conseguirlo es cavar un rectángulo de unos 50 cm de profundidad, donde se rellenará una primera capa de estiércol fresco, otra más fina de arena de río y en la superficie, una capa de unos 25 cm de profundidad de sustrato apto para semilleros (no compost fresco, que todavía sea ácido y caliente ya que podría quemar las raíces).

camacaliente

Ilustración esquemática de cama caliente.

De esta forma el calor generado por los microorganismos del estiércol fresco se traspasa al sustrato sin llegar a alcanzar temperaturas excesivamente elevadas para las raíces incipientes de las hortalizas gracias al aislamiento parcial de temperatura que supone la barrera de arena de río. Con este tipo de técnicas el hortelano se puede asegurar hasta 20 o 25ºC en la tierra de plantación durante un mes. Cuanto más pretendamos adelantarnos a la primavera más necesario se hará reforzar dichas técnicas con otras como las mantas térmicas que hemos visto anteriormente o plásticos o cristales a modo de invernadero.

En la próxima entrada seguiremos hablando de nuestra huerta de invierno. ¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s