Taller de jabón artesanal

En el Centro El Campillo, entre todas las actividades que ofrecemos para asociaciones, público general y otros colectivos, tenemos un eje dedicado a usos tradicionales. Entre ellos, realizamos jabón artesanal.

Seguro que habéis escuchado o leído muchas formas de hacerlo e incluso habréis probado a elaborarlo en algún caso. ¿Se os ha dado bien? Es más fácil de lo que parece, ¿verdad? Hoy os vamos a contar cómo lo hacemos en El Campillo.

Empezamos el taller saliendo al huerto para recolectar algunas hojas de nuestro bancal de plantas aromáticas, que pueden dar olor y decorar nuestros jabones.

aromaticas

Bancal de plantas aromáticas en el huerto del Centro El Campillo.

Cuando ya hemos hecho una buena colecta, vamos a las aulas, donde, para ponernos en situación, hablamos sobre la generación de residuos y nuestro importante papel en su reutilización y separación; porque además de conseguir un producto nuevo, conseguimos reducir un importante impacto que constituye el vertido de aceite: sólo una gota de aceite usado contamina 1000 litros de agua.

Una vez amueblada la cabeza, aprendemos un poco sobre la historia del jabón y algunas de las muchas formas que se han puesto en práctica a lo largo de la historia para conseguir elaborarlo.

Y entonces sí, llega el momento de ponernos manos a la obra. Antes de nada, nos equipamos. En este caso elaboramos jabón con un producto abrasivo: la sosa caústica (NaOH), así que es importante que no entre en contacto con la piel, e intentar no respirar sus vapores.

PesandoSosa

Pesando la cantidad precisa de sosa caústica para la mezcla

El primer paso consiste en mezclar agua con sosa caústica y remover hasta que la sosa se disuelva. En cuanto se mezclan, la reacción comienza y el recipiente coge temperatura. Es una reacción exotérmica.

Una vez la sosa esté bien disuelta, se añade el aceite usado, previamente colado, poco a poco, sin dejar de remover con cuidado y con la protección adecuada. Y llega así el momento de demostrar la paciencia de los y las participantes, hay que remover y remover hasta que la masa veas palidecer, o más bien coger consistencia. Mientras removemos, podemos añadir aceites esenciales para dar olor y alguna buena propiedad a nuestros jabones.

ewmoviendo

Removiendo la mezcla.

Cuando la mezcla tenga consistencia suficiente, la podemos verter en los moldes elegidos, previamente espolvoreados con hojas secas de plantas aromáticas que al finalizar el proceso y desmoldar la masa quedarán en la parte de arriba del jabón. Et voilà, ¡tenemos jabón! Bueno,… casi casi.. nos queda esperar 1 mes para que la reacción de saponificación se haga correctamente y la sosa pierda sus propiedades abrasivas. Es aconsejable dejarlo secar en un lugar oscuro, sin tapar.

vertiendoJabon

Vertiendo la mezcla en los recipientes.

¡Esperamos vuestros comentarios! y volveremos con otros tipos de jabón para lavavajillas, lavadora o de glicerina, porque este es todo un mundo.

jaboncitos

Mezclas listas en los moldes.

Fuentes consultadas:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s