Como observar fauna de una manera responsable

Son muchas las personas amantes de la naturaleza en general, y de los animales en particular, que pasan horas y horas en el campo para intentar observar esa especie de pájaro que se nos resiste, buscando entre todos los árboles algún nido o esperando pacientemente en un observatorio. Sin embargo, en esas largas jornadas de campo, no vale todo. Por muchas ganas que tengamos de ver al animal, observar su comportamiento y hacerle una fotografía, no podemos hacer todo lo imposible por conseguirlo. Hay una serie de normas y comportamientos que debemos seguir para hacer de nuestras jornadas de campo, unas jornadas de naturaleza responsable.

senda.miralrio

Observando aves en la laguna de Miralrío en las zonas destinadas a esta actividad.

Ante la creciente afición y desarrollo del turismo de observación de naturaleza, y el aumento de la posibilidad de ver ciertos animales, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente publicó hace unos meses el libro “Buenas prácticas para la observación de oso, lobo y lince en España” que se suman al “Código ético del observador” de aves de SEO/Birdlife. Si bien en muchas partes de España no existe la posibilidad de ver a osos, lobos y linces por su distribución, el decálogo puede ser aplicado en la observación de todas las especies de fauna.

manualoso

Portada del libro “Buenas prácticas para la observación de oso, lobo y lince en España” publicado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Algunas de estas normas son de sentido común e incluyen el cumplimiento de la legislación vigente, el respeto a los animales y a los ecosistemas, siendo el bienestar de éstos lo primero; el comportamiento cordial con el resto de usuarios  y los propietarios del medio natural, y pasar desapercibidos ante los animales sin interferir en su comportamiento natural. Por su parte, en caso de elegir un punto de observación, éste debe elegirse con prudencia, sin atraer ni perturbar a los animales deliberadamente y sin realizar observaciones de crías de corta edad, madrigueras o refugios o ir acompañados de perros. Además, si se localiza algún nido/madriguera de alguna especie, no debe de compartirse públicamente su localización (sólo con personal técnico especializado) y siempre debe de ponerse en conocimiento de las autoridades pertinentes el encuentro con algún animal herido y los comportamientos inadecuados que supongan riesgo para las personas o perturben a los animales.

mirador

Grupo de escolares dentro del observatorio de aves situado en el interior del recinto de nuestro Centro.

Aunque a veces el ímpetu de conseguir nuestro objetivo nos haga pensar en infligir alguna de estas normas, debemos ser conscientes de lo que estamos haciendo y ser responsables de nuestros actos. Por mucho que pensemos que “nosotros somos amantes de la naturaleza, que lo haremos con cuidado y que si lo hacemos sólo nosotros no va a afectar al animal” tenemos que ser conscientes de que estamos haciéndolo mal. Es por esto que debe prevalecer el bienestar del animal por encima de nuestra satisfacción personal siendo parte del disfrute de la jornada de campo no sólo la observación del animal, sino la interpretación del medio natural, el patrimonio de la zona,…

fauna

Fauna observada desde los distintos puntos de observación presentes en el recinto del Centro El Campillo. De izquierda a derecha y de arriba abajo: martín pescador, pareja de patos cucharas (macho y hembra) y galápago de Florida.

Fuente:

Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

SEO Birdlife

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s