¿Qué les ocurre a los fósiles una vez han sido extraídos?

Seguramente has visitado nuestro Centro El Campillo y has observado los ejemplos de réplicas de fósiles ya tratados y listos para ser expuestos. Pero… ¿sabes qué procesos sufren los fósiles desde que son extraídos del terreno hasta ser depositados en las vitrinas de los museos?

Limpieza y preparación mecánica de fósiles

En primer lugar los fósiles recolectados en el campo se deben limpiar y acondicionar para su posterior estudio. Separar el fósil de la roca en que se encuentra es casi un trabajo artístico, que requiere mucha dedicación, cuidado, paciencia y experiencia. Esta delicada tarea es realizada por un equipo de técnicos especializados y las herramientas y el tiempo empleado varían en función del tamaño del fósil. Entre otros utensilios suelen usarse cinceles, agujas o martillos neumáticos. Además, cuando la naturaleza del fósil o la roca lo permite, el material es limpiado con ácido. Éste “ataca” al sedimento circundante y ayudarán a liberar el fósil contenido en ella.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estudio científico de los fósiles

Una  vez limpios los fósiles pasan a ser estudiados para, entre otras cosas, describir su morfología (aspecto y forma); identificar la especie en cuestión e interpretar su relación con otros fósiles. Si se quiere conocer más el interior del fósil pueden realizarse cortes micrométricos que se observan en diferentes aparatos ópticos (lupas binoculares o microscopios). También se realizan tomografías computadas (técnica de diagnóstico utilizada en medicina) que permiten generar imágenes en las que se observan detalles de la estructura interna de un fósil, como por ejemplo cavidades y conductos, evitando hacer cortes que dañen el material. Posteriormente, los resultados de las investigaciones se publican en diferentes formas y canales. Los más conocidos son las revistas científicas especializadas. De esta manera, otros investigadores pueden valorar, reproducir e incluso cuestionar las conclusiones con el aporte de nuevas evidencias y datos.

sebecus

Corte trasnversal de la mandíbula de un mamífero obtenido con el tomógrafo. Las formas blancas en su parte superior son dientes en los que se aprecian sus raíces. Fuente: http://www.icp.cat/index.php/es/icp/ique-hacemos

Preservación y resguardo de fósiles

Terminada la investigación, los fósiles ingresan en una colección cuyo objetivo principal es asegurar la correcta preservación de los ejemplares y el rápido acceso a los mismos (y a su documentación asociada), permitiendo posteriores estudios y divulgación a través de los años. Por ello los fósiles, se almacenan en salas con condiciones ambientales controladas a fin de evitar deterioros. Una vez catalogados e identificados, se guardan en estanterías metálicas móviles con cajones acolchados deslizantes para que puedan ser inspeccionados, evitando una manipulación innecesaria.

Y debido a su necesidad de conservación, la mayoría de los fósiles encontrados no pueden ser vistos por el público general. Sin embargo, en la galería de los museos paleontológicos, pueden verse muchas réplicas de los originales que nos sirven para descubrir y conocer cómo son los fósiles encontrados por los paleontólogos. Y ese es el caso de nuestro Centro El Campillo, donde podrás conocer algunos de los fósiles más importantes encontrados en la superficie del Parque Regional del Sureste. ¡Te esperamos!

plantilla_foto_campillo horizontal

Reconstrucción del yacimiento donde se encontraron los fósiles del Elephas antiquus.

BIBLIOGRAFÍA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s