¡Hasta siempre, equipo campillero!

Hace dos años y medio recibí un correo donde el mensaje era claro y directo: “Carol, call me, please”. El que iba a ser mi jefe, me proponía una oferta que no podía rechazar: ser coordinadora de un centro de educación ambiental muy especial.

Junto con otras 5 personas, llegamos al centro un mes de junio. El lugar tenía un aura triste, que reclamaba a gritos un cambio de aires. Nuestro jefe de entonces, mis compañeros y yo decidimos apostar por una serie de cambios en la forma de trabajo que se había llevado hasta entonces, en la oferta de actividades al visitante y hasta en la forma de mantener el jardín y recinto. Cambios como introducir el emprendimiento en nuestras actividades, la lengua inglesa, o visitar a pequeños productores locales, hicieron que nos diferenciáramos del resto de ceas.

Desde entonces, el equipo fue moldeándose para llegar a ser la familia que somos ahora, con cambios en el personal, pero siempre una familia, a pesar de que los inicios fueron duros. Y siempre con el apoyo de la Directora Técnica del Centro, MJ, que nos ha echado una mano cuando lo hemos necesitado.

En todo este tiempo, hemos vivido un cambio de empresa, en agosto de este año, varios cambios de horario laboral, y otras modificaciones que fueron duras, pero nuestra intención ha sido siempre saber sonreír al visitante y atenderle como si estuviera en un hotel de 5 estrellas: el servicio tenía y tiene que ser óptimo.

Muchos grupos escolares, universitarios, de senderistas, de la tercera edad, de AMPAS, asociaciones, vecinos de nuestra Comunidad y de otras, etc, han visitado el centro a lo largo de todo este tiempo, y desde aquí agradezco que siempre quieran volver. Esa es la señal de que mi equipo hace un buen trabajo.

Me voy del centro para cumplir mis sueños, pero antes de irme, quiero hacer balance de estos años…

Para mí ha sido un placer coordinar a todas las personas que han trabajado conmigo estos años, pero especialmente dedico estas palabras al equipo actual: Patri y Antonio, que llevan conmigo desde el primer día, Asun, Sergio y Nadia, que aunque se han incorporado más tarde nadie lo diría. Este equipo es el mejor que ha pasado por un centro de educación ambiental en mucho tiempo, y no lo digo yo sola… Lo dicen las altas esferas, lo dicen las encuestas, lo dicen los comentarios en redes sociales, lo dice la gente que pasa por el centro, lo dicen los emails de profes satisfechos con nuestro trabajo… Sobran las palabras cuando hay evidencias tanto en el trabajo de educación ambiental, como en el trabajo de jardinería del centro, donde la labor de nuestro Antonio, el alma del centro, ha sido de sobresaliente. Os felicito a todos!!!

Quiero también nombrar a los vecinos del otro lado de la laguna, especialmente a Sergio y a su cuadrilla, y a Pedro y a los suyos, junto con el Director del PRS, J.M.C. Aunque parece que un centro de estas características lo tiene todo solucionado, cuando trabajas en el campo, hay muchos problemas que son insalvables, y que sin vosotros, habría sido imposible de solucionar.

Quiero dar las gracias a todos los organismos oficiales por sus menciones al centro en redes sociales y por venir a visitarnos, y a todos nuestros visitantes y seguidores. Nombro también al jefe de área de educación ambiental, A.A., a la responsable de Gedesma del centro, D.C., y a MJ, por estar ahí y por su buena acogida.

Y por último, doy gracias a mi equipo y a mi exjefe, B.C., por los buenos momentos vividos en todo este tiempo, por haber aprendido tanto de cada uno de vosotros, por los desayunos campilleros, por los momentos en el tejado, por disfrutar con nuestro trabajo, por saber sacarme sonrisas cuando no tenía energía, por hacerme la vida más fácil, por vuestra motivación e ilusión, y sobretodo porque seguiremos siendo siempre campilleros. Seguid así, equipo, porque sois “crema de la buena”!

Muchas gracias, a todos, por estos dos años y medio en El Campillo. Me despido pero dejo mi testigo de coordinadora a Patricia, y nos veremos en las redes!

equipo bn

Nuestro equipo campillero

equipo

Verdad verdadera

saltos cea

Tras el concurso de hornos solares…

ice bucket challenge

El reto del cubo de agua helada…

laguna

Vista de la laguna un día de invierno

en el tejado

Avistando aves desde nuestra azotea

yo

Viviendo buenos ratos

laguna con gaviotas

Hasta siempre, laguna!

planc

Nos vemos en las redes! 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s